BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Miércoles 26 de septiembre de 2018
NOTICIAS
En Diputados, Dietrich debió afrontar chicanas del kirchnerismo por FlyBondi y Avianca
El ministro asistió a un plenario de comisiones por el proyecto de simplificación y desburocratización en infraestructura. Defendió su gestión y el Frente para la Victoria lo acorraló con preguntas incómodas.
13 de marzo de 2018
El ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, debió afrontar este martes una serie de chicanas de diputados del Frente para la Victoria-PJ por los problemas en el funcionamiento de la aerolínea “low cost” FlyBondi y el supuesto negocio de la familia Macri con la compra de Avianca a MacAir.

Dietrich asistió a un plenario de las comisiones de Transporte y Legislación General para defender el proyecto de ley de simplificación y desburocratización en el área de infraestructura, aunque el funcionario dedicó la mayor parte de su exposición a defender su gestión.

En ese contexto, el kirchnerista Martín Doñate aprovechó para enumerar al menos siete episodios de irregularidades en el servicio de FlyBondi, comenzando por una falla técnica que frustró su vuelo promocional el 23 de enero.

Doñate recordó además que el 9 de febrero, un avión de FlyBondi tuvo que desviarse y aterrizar de emergencia en Ezeiza en lugar de hacerlo en El Palomar, debido a las lluvias. Y además, mencionó que el 5 de febrero la empresa tuvo que despachar por camión el equipaje en un vuelo de Bariloche a Córdoba.

Doñate repasó en detalle otras fallas en ruedas, en pérdida de líquido hidráulico y hasta en “parte del motor”, que habrían ocasionado demoras e interrupciones en el servicio. “¿A usted le parece que esto representa una ‘revolución de los aviones’?”, le preguntó, con ironía, a Dietrich.

Tomás Insausti, responsable de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) fue el encargado de responderle a Doñate, y precisó que “FlyBondi hoy tiene tres aviones Boeing 737-800, el avión más utilizado por las líneas aéreas en el mundo”.

Según el funcionario, “los aviones de FlyBondi cuentan con todos los sistemas de seguridad operacional de cualquier país”, por lo que “no hay ningún riesgo para ningún pasajero en Argentina”.

Dietrich, en tanto, insistió en que “la normativa argentina es muy exigente” en materia de circulación de aviones y aseguró que el Gobierno “vela por la seguridad” de los pasajeros.

“La suerte que tenemos ahora es que cada uno puede elegir en qué compañía quiere volar. La consecuencia de esto es que hay más empleo en el sector y más argentinos que viajan”, destacó el ministro, y negó un intento de “vaciar” Aerolíneas Argentinas, que según precisó “duplicó su cantidad de pasajeros” a pesar de la convivencia con las “low cost”.

Por su parte, el camporista Juan Cabandié, le preguntó a Dietrich “cuál fue el valor de venta de MacAir, la empresa de aviación de la familia del presidente, a Avianca”. “Lo hemos convocado para que dé explicaciones sobre esto y nunca vino. Es el ministro de Transporte, no el ‘secretario de bicicleta’”, lanzó.

Sin embargo, Dietrich se limitó a responder que se trata de “una transacción privada entre dos empresas”.

La novedad de los “bitrenes”

Otro de los temas que dominó la reunión, y que está incluido en el proyecto de ley, fue la autorización para circular “en algunos corredores viales” de los llamados “bitrenes”, esto, es, megacamiones con doble acoplado, en los cuales se necesitan menos choferes.

Según explicó el director de Vialidad Nacional, Javier Iguacel, se trata de “facilitar herramientas para que los transportistas puedan transportar más a menor costo, sin dañar la ruta”.

“Derribamos el mito de que el peso total es lo que afecta la ruta. Un camión en vez de llevar 45 toneladas podrá llevar hasta 60 toneladas sin romper la ruta”, resaltó Iguacel, y agregó que eso se hará “prácticamente con el mismo combustible, en el mismo tiempo y con muy poca inversión adicional sobre los camiones que hoy existen”.

El diputado Facundo Moyano (Frente Renovador), hijo del líder de Camioneros, Hugo Moyano, planteó que “a simple vista, con la circulación de los bitrenes se pierden puestos de trabajo”, pero Guillermo Campra, de la Dirección Nacional del Transporte Automotor de Carga, garantizó que “las fuentes laborales no corren riesgo”.

“La baja de costos logísticos lo que genera es la posibilidad de producir más, por lo que habrá más trabajo y más para transportar”, sostuvo Campra.

El proyecto

La iniciativa que se trató en el plenario de comisiones es una de las tres particiones del polémico Decreto de Necesidad y Urgencia 27/18, que incluyó modificaciones en más de un centenar de leyes. La oposición volvió a cuestionar que esa disposición se encuentre en vigencia mientras se discuten en paralelo las tres normas.

Entre otras cosas, el proyecto unifica la prestación de servicio de tráfico aéreo en la Empresa Argentina de Navegación Aérea Sociedad del Estado (EANA S.E.), que se crea bajo la órbita del Ministerio de Transporte, dejando de lado la competencia que tenía Defensa.

Se suman nueve aeropuertos a su sistema de control: Tandil, El Palomar, Reconquista, Villa Reynolds, Moreno, Río Cuarto, Termas de Río Hondo, Río Gallegos y Sauce Viejo.

En lo que respecta a puertos, se elimina la exigencia de un decreto presidencial para habilitar puertos, ya que actualmente muchos puertos públicos, construidos o licitados por el Estado nacional, no se encuentran habilitados por este motivo.

Las licencias de conducir tanto para conductores comunes como profesionales, que antes eran emitidas por dos organismos distintos, se unificarán en la Agencia Nacional de Seguridad Vial. “Esto es fundamental, porque será una base de datos única que incorporará tecnología”, destacó Dietrich, y añadió que “se mejorará el proceso de examinación de los conductores profesionales”.

A su vez, el proyecto implementa un registro para circular con cuatriciclos, los cuales deberán cumplir con una verificación técnica.