BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Sábado 23 de junio de 2018
COYUNTURA
Encuentros para generar climas de negocios
Expectativa en el gabinete económico por las reuniones que se harán en el marco de las jornadas del G-20. La idea es mostrar una imagen de país distinto para atraer inversiones.
15 de marzo de 2018
Con el inminente inicio del megaencuentro de ministros de Economía y Finanzas y presidentes de los bancos centrales del denominado G-20, el grupo de países que integran los mayores PBI del mundo, en el Gobierno aseguran que será una excelente oportunidad para “vender” una imagen distinta del país, al tiempo que se realizarán reuniones con el fin de lograr atraer inversiones.

Después de la polémica vivida con los dirigentes de la Unión Industrial Argentina (UIA), los funcionarios del gabinete económico coinciden en que la realización de la cumbre del G-20 será una excelente oportunidad para empezar a generar un mejor clima de negocios.

“El hecho que el G-20 se haga por primera vez en nuestro país, en un momento donde el país está de a poco normalizando su economía, su funcionamiento después de todo lo vivido en años anteriores, sin dudas que es una oportunidad muy buena y especial”, resaltó un funcionario del gabinete económico.

En Hacienda admiten que “particularmente serán trascendentes algunos encuentros que vamos a tener, como por ejemplo con Christine Lagarde (titular del FMI)”.

Pero las conversaciones con el FMI no es el plato más fuerte que están pensando los funcionarios del gabinete económico para este megaevento, que será preparatorio de la Cumbre de presidentes del G-20 que se realizará en Buenos Aires a fin de año.

“Uno de los temas que seguramente se hablará en varios de los encuentros es el comercio, el intercambio comercial y el objetivo que tenemos en la Argentina de ampliar las posibilidades de conseguir nuevos mercados y nuevos acuerdos de complementación”, puntualizó otra fuente del equipo económico.

El tema comercial quizás adquiera en este momento una gran trascendencia en esta reunión de ministros y bancos centrales del G-20, en función del cambio de panorama internacional que está implementando la política del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, con su esquema cada vez más proteccionista.

De hecho, en la última semana se confirmó la aplicación de Estados Unidos de aranceles especiales al ingreso de acero y aluminio importado, un tema que sumado a los otros que adoptó Trump para proteger los sectores productivos estadounidenses están planteado de a poco una guerra comercial.

Es más, quizás el tema comercial, que es vital para la inversión y la generación de empleo, pueda constituirse en poco tiempo en una reedición de la guerra fría, pero en este caso en materia de comercio a nivel global.