BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Domingo 24 de junio de 2018
NOTICIAS
Lousteau sostuvo que cada mujer “es la que está en mejores condiciones de decidir sobre su cuerpo”
El diputado de Evolución Radical habló de “tres impactos notorios” que tiene la clandestinidad. Además, expresó que “el valor de la vida” es una “construcción social” y no algo “supremo”.
13 de junio de 2018
El jefe del bloque Evolución Radical, Martín Lousteau, apoyó el proyecto de despenalización del aborto y sostuvo que cada mujer “es la que está en mejores condiciones de decidir sobre su cuerpo”.

Al comienzo de su discurso en la sesión de este miércoles, el legislador reconoció que “lo que hay es un dilema. Ojalá hubiera una solución fácil, pero no hay una solución fácil, es una cuestión compleja”.

Al ponderar la “gesta de mujeres” reclamando por un “derecho postergado”, reflexionó que “quizás no lo percibimos de la misma manera porque son mujeres y somos una sociedad machista”.



Lousteau señaló que “la criminalización da lugar a la clandestinidad”, la cual “tiene por los menos tres impactos notorios”. “Una decisión ya difícil, ya traumática, compleja, con consecuencias, encima es transformada en un calvario”, apuntó y dijo que en segundo lugar “reduce los ámbitos de reflexión” y que además “hace peligroso el procedimiento médico”.

El diputado cuestionó que quienes se oponen al aborto legal “no han presentado un proyecto alternativo…entonces sugieren que sigamos como estamos”, y que también ponen “el valor de la vida como valor supremo”, pero aunque eso “suena bien” en la práctica “no es así”. Ejemplificó que “en litigios civiles hay una indemnización por muerte”, por ende “el valor de la vida es un valor que viene de una construcción social”.

“Como hombre nunca voy a menstruar, nunca me voy a embarazar, nunca voy a vivir cambios abruptos en mi cuerpo, nunca voy a vivir esos cambios hormonales (…), nunca voy a dar a luz y nunca voy a estar en la horrible disyuntiva de si abortar o no”, manifestó el legislador.

Por eso, consideró que “este no es un tema de solamente rechazar la criminalización, sino de algo más profundo que es confiar en que cada una de las mujeres es la que está en mejores condiciones de decidir sobre su cuerpo”. “Y el Estado debe estar si así se lo requiere, para poner a disposición un procedimiento seguro, legal y gratuito”.

Finalmente, aseguró que si la ley no saliera en esta oportunidad, “lo será más adelante, porque el futuro es difícil de detener”.