BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Martes 11 de diciembre de 2018
NOTICIAS
Inés Blas ofreció su renuncia a la Banca de la Mujer, pero ratificó su rechazo al aborto legal
Aseguró que “siempre trabajó por los derechos de la mujer”, pero consideró que con el proyecto en debate “se vulnera el derecho a la vida”.
8 de agosto de 2018
Inés Blas, una de las últimas senadoras en tomar partido sobre el aborto legal, puso a disposición su renuncia a la Banca de la Mujer, pero ratificó su rechazo al proyecto aprobado en la Cámara de Diputados, al advertir que “se vulnera el derecho a la vida”.

“Desde mi condición de militante siempre trabajé en defensa de los derechos de la mujer, y lo seguiré haciendo. Sin embargo, y a efectos de despojarme de las presiones que intentan ejercer para que cambie el sentido mi voto, pongo a disposición mi renuncia a la comisión”, anunció Blas, del bloque Justicialista, en el recinto.

Igual, aclaró: “Ejercer el cargo de presidenta de la Banca de la Mujer no condiciona de ninguna manera mi voto. No me obliga a votar en un único sentido. Soy lo suficientemente responsable para evaluar una iniciativa, emitir una opinión y definir si acuerdo o no con ella”.

Tras recordar que el proyecto ni siquiera tuvo giro a su comisión -lo que ella misma consintió para no dilatar el debate-, la catamarqueña consideró que “la interrupción del embarazo es una tragedia” que “puede evitarse”, y “en este país contamos con las herramientas necesarias para hacerlo”.

“Tengo la absoluta seguridad de que también defiendo los derechos de la mujer si defiendo el derecho a la vida, pero también creo que es necesario el acompañamiento y protección del Estado a las mujeres en situación de vulnerabilidad social, que pese a las dificultades deciden llevar adelante el embarazo”, dijo, y adelantó que presentará un proyecto para crear un “Sistema de Protección de la Mujer en Estado Gestacional”.

Blas insistió en que “entre todos los derechos, el derecho a la vida es el primero”, y “los legisladores debemos cumplir con la obligación de protegerla” porque, opinó, “nadie puede ser privado de la vida arbitrariamente”.

“Queda claro que el proyecto en debate vulnera el derecho a la vida”, subrayó, aunque finalmente destacó que se haya abierto la discusión: “Si no fuera ley, el debate fue abierto, y el tema ha dejado de ser tabú en la República Argentina”.