BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Domingo 16 de diciembre de 2018
COYUNTURA
Ajustando los cinturones
Con el objetivo de lograr un mejor balance fiscal y retomar la iniciativa económica, el Gobierno aceleró el ajuste como dejar sin efecto la baja de retenciones para subproductos de la soja y la reducción de los reintegros a los sectores exportadores.
15 de agosto de 2018
El Gobierno anunció esta semana medidas orientadas a generar un ahorro fiscal adicional en lo que va del año y para 2019 de unos 65.000 millones de pesos, con el claro objetivo de acelerar el mejoramiento del balance de las cuentas públicas y de esa manera generar condiciones para fomentar una recuperación de la economía antes que termine 2018.

En diálogo con un grupo de medios, entre los cuales estuvo parlamentario.com, Guido Sandleris, viceministro de Economía, aseguró que “el contexto internacional actual más los problemas que se siguen arrastrando en la economía local justificaron las últimas medidas”, como son dejar sin efecto la baja de retenciones para subproductos de la soja y la reducción de los reintegros a los sectores exportadores.

El propio funcionario, en esa conversación con periodistas, admitió que se revisará de nuevo la proyección de la actividad económica para este año y admitió que la corrección sería fijada en cero por ciento de crecimiento.

Igualmente, en el gabinete económico aseguran que las últimas decisiones adoptadas, más un posible descenso de la inflación a partir de septiembre marcarían hacia fin de año que la economía reinició una senda paulatinamente de mejora.

Por lo pronto, todos estos temas fueron motivo de un profundo análisis entre los integrantes del gabinete económico con la misión del FMI que se encuentra en Buenos Aires, tras el acuerdo stand by firmado con el organismo multilateral, con el fin de analizar la evolución y grado de cumplimiento del mismo.

La misión, encabezada por Roberto Cardarelli, jefe de supervisión del FMI para el caso argentino, ha puesto énfasis en el balance de las cuentas públicas y el grado de cumplimiento de las mismas de aquí hasta fin de año.
Hay que recordar que el Gobierno se comprometió a obtener este año un déficit fiscal primario del 2,7 por ciento del PBI y una inflación tope del 32 por ciento.

En el caso de la meta fiscal, los analistas consideran que es factible cumplirla, aunque dudan con relación a si la inflación de todo el año se ubicará dentro del parámetro máximo comprometido.

Sin embargo, algunas consultoras consideran que hay una “sobreactuación fiscal” por parte del Gobierno y que el recorte que se debe encarar para el próximo año es menor a lo que ha estimado el Gobierno.

En líneas generales el Ejecutivo contempla un ajuste fiscal global de unos 297 mil millones de pesos, pero el Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf) considera excesiva esa cifra y la ubica en un máximo de 139 mil millones de pesos para 2019.

“Las estimaciones del Iaraf sugieren que la baja necesaria en 2019 debería ser igual a 139 mil millones de pesos con respecto al estimado para el cierre anual del mismo gasto de 2018, con lo cual la diferencia no es menor”, puntualiza el informe del Iaraf.

En ese sentido, el Instituto sostiene que “manteniendo los valores oficiales, si el ajuste efectivamente llevado a cabo en 2019 fuese de 297,7 millones de pesos se sobrecumpliría la meta fiscal, a tal punto, que el déficit primario en 2019 resultaría de apenas 54,6 millones de pesos y equivaldría a 0,3 por ciento del PBI”.