BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Jueves 13 de diciembre de 2018
INFORMES
Paridad I: marcado crecimiento de la representación femenina en recintos bonaerenses
Un relevamiento llevado adelante por el Observatorio Social Legislativo que depende de la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires, cuantifica el impacto de la aplicación de la ley de paridad en la Legislatura provincial.
28 de agosto de 2018
La provincia de Buenos Aires es la más densamente poblada de nuestro país. Concentra el 39% de la población total, lo que se ve refl­ejado en su peso electoral, pues representa el 37,1 % del padrón electoral nacional.

La Ley 14.848 de participación política equitativa entre géneros para todos los cargos públicos electivos de la Provincia de Buenos Aires fue sancionada en octubre de 2016 y se aplicó por primera vez en las elecciones legislativas de 2017.

Esta legislación se erigió como superadora de la Ley 11.733, la primera ley denominada de “Cupo Femenino”, de discriminación positiva, como se decía.

Así, la llamada ley de paridad, estableció que las listas deberán respetar para los cargos de cuerpos colegiados en todas las categorías, una equivalencia del cincuenta por ciento (50%) del sexo femenino y otro cincuenta por ciento (50%) del sexo masculino.

Como se sabe, la Legislatura bonaerense cuenta con dos cámaras: Diputados y Senadores. La primera está conformada por 92 miembros y la segunda con 46.

En el año 2016, previo a la sanción de la Ley 14.848, la representación femenina en ambas Cámaras apenas era del 26,1%; esto es 24 diputadas de un total de 92 y 12 senadoras de 46.

Así, podemos apreciar, en el año 2018, los porcentajes se incrementaron a 34,8 % las bancas ocupadas por diputadas, lo que equivale a 32 diputadas y a 32,6 % en el Senado, es decir 15 senadoras.

El crecimiento de la representación de las mujeres en ambas cámaras re­fleja la aplicación efectiva de la Ley 14.848.

No obstante, debido a la renovación por mitades de las mismas cada dos años y otros factores tales como la dificultad de acceso de las mujeres que participan en fuerzas políticas minoritarias a cargos de representación, donde generalmente quien encabeza la lista es un hombre; los efectos progresivos podrán estimarse con mayor precisión en próximos períodos eleccionarios.

En el mismo sentido, si bien la Ley 14.848 habla sólo de garantizar el acceso equitativo a cargos públicos electivos, resulta interesante observar las características de la participación femenina en las instituciones legislativas, considerando la existencia de estereotipos de género y “techos de cristal” en el acceso a puestos de mayor autoridad.

Esta última cuestión y otras, serán abordadas en detalles en nuevas entregas que iremos realizando a partir de un seguimiento de la aplicación de esta nueva normativa en el ámbito de la provincia de Buenos Aires.