BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Domingo 16 de diciembre de 2018
COYUNTURA
Falta de confianza
Con el objetivo de despejar las dudas que existen sobre la Argentina y su capacidad de pago de vencimientos de deuda, el Gobierno apura negociaciones con bancos centrales y entidades financieras de otros países para reforzar las reservas.
29 de agosto de 2018
Pese al anuncio que formuló el presidente Mauricio Macri sobre el adelantamiento de los desembolsos del FMI para calmar la tensión en el mercado local, diversos operadores coincidieron en que con ese anuncio no basta para calmar la desconfianza que hay sobre la Argentina y se necesita otro acuerdo para que haya más asistencia financiera que asegure el cumplimiento.

Un importante funcionario del gabinete económico admitió que “en el mercado se percibe que el valor del dólar aún no llegó a un punto de equilibrio que pueda hacer reducir los déficit comercial y de balanza de pagos”.

“Por lo pronto, nosotros continuamos analizando día a día esa evolución y lógicamente queremos evitar una corrida aunque tampoco nos vamos a exponer a perder reservas monetarias en un esfuerzo por tratar de bajar la cotización del dólar”, aseguró el funcionario.

El dólar en la semana volvió a subir con fuerza. En este salto incidió la situación de incertidumbre política de Brasil, pero también se admite que los números de cuenta corriente y comercial no son hasta el momento los que se esperaba.

En junio hubo un déficit comercial de 789 millones de dólares, un 5,5% más en el mismo mes del año pasado, aunque hay que considerar que en ese momento hubo un paro de camioneros de 21 días en Brasil, lo cual trabó las ventas externas hacia ese país.

En Hacienda admiten que la cifra de ese déficit no cayó bien en el mercado y generó desconfianza de nuevo, lo que significó una mayor presión sobre el dólar.

En el Gobierno admiten que el nivel de la cotización de la divisa estadounidense podría ubicarse un poco más arriba y que el nivel de inflación de este año va a estar cerca de lo que ocurrió en 2016.

“Lo que no vamos hacer, salvo en caso de extrema urgencia, es perder reservas monetarias. Por el contrario, es factible que se concreten nuevos acuerdos para reforzarlas”, resaltó otro funcionario del equipo económico.

De allí es que se espera que en los próximos días se encaren negociaciones esenciales con ese objetivo.

Hay que considerar que hace ya varios días que circula el rumor de que el Gobierno estaba trabajando con bancos centrales de otros países y con grupo de entidades financieras del exterior para suscribir acuerdos que permitan reforzar las reservas.

En principio, ya se cerró un acuerdo con el Banco Central de China por un acuerdo swaps de 4.000 millones de dólares y la posibilidad de ampliar el mismo hasta unos 10.000 millones.

Pero al margen de las conversaciones con grupos de bancos, en el Gobierno anticipan que es factible que inicien gestiones con la Reserva Federal de los Estados Unidos.

El objetivo concreto del Gobierno es conformar “un colchón” financiero, de carácter preventivo, que se oriente a mostrar más recursos disponibles y de esa forma despejar las dudas que existen sobre la Argentina y su capacidad de pago de vencimientos de deuda.

Esa desconfianza ha hecho que en las últimas semanas el riesgo país trepara por encima de los 700 puntos básicos, es decir, a los niveles similares al año 2015.