BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Domingo 9 de diciembre de 2018
NOTICIAS
El Senado se encamina a votar la anulación del recargo extra de gas
Tras la marcha atrás del Gobierno, la Cámara alta se dispone a votar un proyecto de comunicación para dejar sin efecto la resolución de la Secretaría de Energía. Cristina Kirchner reclamó que sean las empresas las que costeen el costo total del impacto devaluatorio.
10 de octubre de 2018
Luego de que el Gobierno reculara con el aumento extra en la tarifa de gas para compensar a las empresas prestadoras por la devaluación, el Senado se encamina a aprobar un proyecto de comunicación por el cual se deja sin efecto la resolución y se encomenda al Poder Ejecutivo a buscar una solución sin recargo sobre los usuarios.

El proyecto fue unificado entre cinco iniciativas de diferentes bloques y se sometió a debate tras una reunión que los jefes de bloque mantuvieron con el ministro de Interior, Rogelio Frigerio, quien informó que el Estado costeará parte del costo, y las empresas se harán cargo de la parte restante.

El texto acordado consta de dos artículos: el primero consiste en “dejar sin efecto” la resolución 20/2018 de la Secretaría de Energía, mientras que el segundo se convoca al Gobierno a buscar una solución que no recaiga sobre el bolsillo de los consumidores.

“Hemos acordado que la resolución se deja sin efecto. El Estado nacional se hará cargo en una negociación con las empresas sin ningún costo sobre los usuarios”, ratificó el jefe del bloque Justicialista, Miguel Pichetto, al abrir el debate.

Pichetto calificó a la medida tomada por el secretario de Energía, Javier Iguacel, como “una resolución tremenda que significaba hacerle pagar el costo de la devaluación en materia tarifaria a los usuarios que vienen soportando tarifas altísimas con un impacto demoledor en el bolsillo”.

El legislador rionegrino consideró que “es un hecho institucional muy importante que el Senado haya intervenido y haya forzado una resolución inteligente y prudente. Por primera vez vemos que hay un abordaje de la realidad. Todavía existe alguna cuota de reacción sobre lo que está pasando en la realidad social argentina”.

Quien tomó la palabra a continuación fue la expresidenta Cristina Kirchner, que si bien coincidió con la necesidad de anular la polémica resolución, opinó que debía hacerse por ley en lugar de dar una “señal” a través de un proyecto de comunicación: “No somos semáforos. Tenemos que tener pronunciamientos claros”, dijo.

Cristina enfatizó que “las empresas productoras y las empresas distribuidoras han obtenido ganancias multimillonarias con los tarifazos”, por lo cual pidió “que sean ellas las que solventen la diferencia del impacto devaluatorio como lo han hecho todas las demás empresas del país”.

La exmandataria, autora de uno de los proyectos, puntualizó que “hay un modus operandi muy claro denominado ‘si pasa, pasa’”, vinculado a distintas decisiones del gobierno de Mauricio Macri, como por ejemplo la designación en comisión de los jueces de la Corte.

“Durante más de un mes, los que producen el gas discutieron con los que lo distribuyen quién iba a pagar el impacto que había tenido en sus balances de la devaluación del tipo de cambio, y como no se pusieron de acuerdo, Iguacel, exvicepresidente de una petrolera, tomó la decisión de que se hicieran cargo los usuarios”, relató.

Por eso, Cristina se preguntó: “¿Quién piensan que es el Estado? ¿Quién va a sacar la plata de su bolsillo? ¿Macri? ¿Iguacel? El Estado también son los usuarios”.

La legisladora del Frente para la Victoria-PJ aseveró: “Rescato la intención dialoguista para solucionar los problemas, pero por favor no agravemos un problema con algo que aparece como solución y que después los gobiernos que vienen quedan sujetos a la teoría de los propios actos del Estado nacional”.

Por último, llamó a una “pesificación definitiva” de las tarifas de servicios públicos y a “declarar la emergencia” en la materia.

En tanto, el jefe del interbloque Cambiemos, Luis Naidenoff, explicó que la resolución fue dictada en el marco de “una legislación vigente en Argentina de 1992” y “en una situación compleja de volatilidad y depreciación de la moneda”.

“Los ciudadanos vienen realizando un enorme esfuerzo y el Gobierno así lo ha entendido”, destacó el radical, y sostuvo que “el compromiso del Senado es de un respaldo político importante”, que tiene que ver con “encontrar sentido común sin ningún tipo de especulación”.

Además, el senador aclaró que “la resolución no está vigente porque requiere la ratificación del ENARGAS”.

Naidenoff también aprovechó para contestarle a Cristina, al señalar que “en esta idea de que los gobiernos cambian y el Estado sigue, uno de los grandes déficit de la Argentina tiene que ver con la matriz energética”, ya que “se perdió autoabastecimiento energético” y “en 2008 se importó gas por 15 mil millones de dólares”.