BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Sábado 17 de noviembre de 2018
LEGISLATURA PORTEÑA
“El equilibrio fiscal es uno de los objetivos primarios de este Gobierno”
La presidenta de la Comisión de Presupuesto, Paula Villalba, dialogó con Parlamentario para explicar el Presupuesto 2019, la cual tiene como principales ejes: déficit cero, fuerte inversión social y bajas en los Ingresos Brutos. La medida también contempla un fuerte aumento en dicho impuesto, aunque habrá beneficios para quienes paguen por débito automático.
31 de octubre de 2018
Por Daiana Zunino

En el marco de la ronda de presentación del Presupuesto 2019 para la Ciudad, la presidenta de la Comisión de Presupuesto, Hacienda, Administración Financiera y Política Tributaria y legisladora de Vamos Juntos, Paula Villalba, dialogó con Parlamentario para explicar los puntos centrales de la iniciativa impulsada por el Gobierno porteño, cuyos ejes se basan en el déficit cero, fuerte inversión social y bajas en los Ingresos Brutos.

Al igual que el Presupuesto nacional para el próximo año, la propuesta del Ejecutivo del distrito capitalino proyecta una variación de la actividad económica de -0,5%, un tipo de cambio promedio de 40,1 pesos y un nivel de inflación de 23%. En cuanto a los recursos totales, aumentarán en un 26% respecto del cierre estimado para 2018, alcanzando los 321.457 millones de pesos.

Además, se calcula que 314.976 millones corresponden a ingresos corrientes, lo que representa el 98% del total de los recursos; el 2% restante, es decir 6.482 millones, corresponde a recursos de capital. Asimismo, se prevé para 2019 un superávit económico primario de 71.589 millones y un superávit primario de 25.815 millones.

- El ministro de Economía y Finanzas, Martín Mura, destacó en varias oportunidades que se trata de un presupuesto con déficit cero, ¿considera que esto es así? ¿Por qué?

- El equilibrio fiscal es uno de los objetivos primarios de este Gobierno y el año venidero no será la excepción. La norma presentada por el Poder Ejecutivo para su consideración y aprobación por esta Legislatura, prevé un presupuesto equilibrado, con un superávit económico primario de 71.589 millones de pesos que implica en sí un ahorro y al cual se le suma en un aspecto fiscal un superávit primario de 25.815 millones de pesos.

El manejo ordenado de los recursos sumado a una política responsable de endeudamiento, nos garantiza cuentas públicas saludables. Y también nos permite, continuar destinando mayores recursos para sostener y desarrollar políticas públicas sustantivas para la Ciudad, con un presupuesto realista y sin desequilibrios financieros ni fiscales.

El equilibrio en las cuentas fiscales es importante pero también lo es el hecho de que gracias a nuestra Ley 70 el Poder Ejecutivo no tiene superpoderes, sino por el contrario cada vez que los presupuestos tienen variación en los recursos previstos o en el caso mismo que se debe solicitar crédito para afrontar algún gasto en particular, el Gobierno debe venir a esta Legislatura a solicitar autorización. Muestra de ello, son por ejemplo las ampliaciones que se debieron presentar este año.

- En lo que respecta a los recursos de la Ciudad, la medida prevé un incremento del 26% en los mismos; sin embargo, la inflación proyectada se estipula que será del 23%. ¿A qué se debe esto?

- No todos los recursos van en línea con la evolución inflacionaria. Podríamos pensar que los ingresos tributarios sí, pero incluso en ese caso hay que considerar si se corresponden al mismo período de tiempo. Por ejemplo, algunos recursos no se calculan con la estimación de los parámetros del año calendario, como el caso de patentes y ABL. O incluso en el caso del Impuesto a los Ingresos Brutos que se sustenta en los supuestos macroeconómicos, este impuesto puede prever porcentajes distintos, a la variación del índice de precios, al contemplar otros aspectos como los resultados de la aplicación de políticas públicas diseñadas para disminuir la evasión y mejorar la eficiencia en la administración tributaria realizadas por la AGIP.

Por su lado, algunos gastos varían con la inflación (compra de insumos, inversión del Gobierno) y otros no. Así que en definitiva, y siguiendo con lo que me consultaste en la anterior pregunta, el efecto de la inflación sobre el déficit/superávit fiscal dependerá de la estructura de recursos y gastos del Gobierno.

- ¿Están previstas en el Presupuesto 2019 medida que ayuden a potenciar a las PyMES y que favorezcan la cadena productiva?

- Las pymes dan 7 de cada 10 puestos de trabajo, en la Ciudad. Por ello en pos de seguirlas fomentando y fortaleciendo es que habrá simplificación de trámites burocráticos, reducción de tasas bancarias, medidas de alivio fiscal y maximización del potencial productivo, entre otras medidas. El objetivo final es reducir la presión impositiva sobre la cadena productiva y contribuir a la generación de actividad económica.

En ese camino, recordemos que comenzó a regir la eliminación del SIRCREB por 180 días para todos los contribuyentes que hayan presentado una facturación menor a los diez millones de pesos en el año 2017.

Esta medida permitirá que durante los seis meses de vigencia, más de 50 mil contribuyentes queden excluidos de este pago de sus declaraciones mensuales de Ingresos Brutos y se sumen a los 192 mil que ya contaban con el beneficio al estar incluidos en el Régimen Simplificado de IIBB. Es claro que el alivio fiscal es una prioridad para dar fuerza a las PyMEs porteñas para posicionarlas en el mercado nacional y global ya que son el motor de la economía y la empleabilidad de la región.

- Por otra parte, el texto prevé un incremento promedio del 34% en el ABL, estableciéndose un tope del 38%. ¿A qué se debe este aumento?

- En 2011 se estableció por ley un sistema que permite ajustar la base imponible a lo largo de varios años, que preveía aumentos de hasta 100%. Esto resultó necesario, ya que había que reducir la brecha entre los valores fiscales y los valores reales y consecuentemente alcanzar mayor progresividad del sistema. En este marco, para el año 2019, se prevé un aumento promedio del 34% con tope del 38% respecto de lo determinado en el período fiscal anterior, para los tributos que recaen sobre los inmuebles radicados en la CABA.

Estos incrementos estarán por debajo de la evolución de la inflación proyectada para este 2018 y del incremento de los valores de las propiedades. Por lo que el 65% del padrón de contribuyentes recibirá incrementos inferiores a los $150 mensuales.



- ¿Habrá algún tipo de beneficio para los vecinos que mantengan los pagos al día?

- Si, se darán facilidades a los vecinos, que no tienen deuda en este impuesto y adhieran al débito automático, se les bonificará la última cuota 2019. También la Ciudad continuará con la bonificación de 10% para aquellos que cumplan el pago al día por ser buen contribuyente.

- ¿Habrá cambios en los Ingresos Brutos?

- Con el objetivo final de reducir la presión impositiva sobre la cadena productiva y contribuir a la generación de actividad económica, se continuará con el plan de disminución gradual de las alícuotas del impuesto a los Ingresos Brutos,que tiene una incidencia del 54% de los recursos tributarios de la Ciudad, y es el impuesto más regresivo y distorsivo de la estructura tributaria de la ciudad. Esta decisión representa para el año 2019 un esfuerzo fiscal de siete mil millones de pesos en línea con lo acordado en el Consenso Fiscal con el Gobierno Nacional y busca fomentar el crecimiento genuino de la economía. En detalle, el costo fiscal para el año 2019 será por la Industria Manufacturera y el sector del Transporte y Comunicaciones de 2.900 millones y por la Construcción implica alrededor de 1.300 millones. Durante el 2018, la Ciudad llevó adelante esta reducción sobre los sectores de la Construcción, la Industria Manufacturera y el sector del Transporte y Comunicaciones, lo que representará un costo fiscal superior a los 4.300 millones, un 3,5% del presupuesto total.

- El Presupuesto establece que más de un 50% se destinarán a “servicios sociales”. ¿Cómo se repartirán las partidas y en que se invertirán?

- Hace más de 10 años que en la gestión en la Ciudad se sigue priorizando la inversión en servicios sociales. En ese camino es que el año próximo se destinarán a ellos el 51% del gasto total, pues se prevé asignarle un crédito de 162.340 millones de pesos y crecerá en términos reales por encima de la variación de precios proyectada para el próximo año. Por su parte, Educación, Salud y Promoción y Acción Social tienen previsto aproximadamente entre un 30% y 34% más con respecto al año 2018, lo cual pone en evidencia que los servicios sociales crecen por encima de la inflación proyectada para el año 2019. De esta forma se ratifica el compromiso del gobierno con la provisión de bienes y servicios públicos destinados a la atención social.

- El Gobierno nacional y la Ciudad acordaron que el distrito comenzará a hacerse cargo de los subsidios en transporte, el servicio de agua y luz, y la eliminación del Fondo Federal de la Soja. ¿Cómo hará el Gobierno local para absorber esos gastos?

- A partir de 2019, con motivo de la adenda del consenso fiscal firmada recientemente entre el Gobierno nacional y las provincias. Se acordó que la Ciudad de Buenos Aires asuma el traspaso de los siguientes subsidios: al transporte de colectivo por un importe de 4.100 millones de pesos; tarifa social de agua por un importe de 380 millones; tarifa social de electricidad por un importe de 700 millones. Asimismo, en el marco de dicha adenda debe registrarse la eliminación del Fondo Federal Solidario por un importe de 870 millones de pesos. En total, el traspaso de estos subsidios, más la eliminación del Fondo Federal Solidario, representará para la Ciudad de Buenos Aires un costo adicional de 6.050 millones de pesos.

- En materia de seguridad, ¿Cuáles son las medidas previstas para combatir la inseguridad y que partida presupuestaria se destinará a esa área?

- Son varias las medidas que se prevén en el marco del Plan de Seguridad Integral. Por un lado en infraestructura se destinarán 4.100 millones, para la construcción de nuevas comisarías, mantenimiento integral de los edificios policiales, más equipamiento, instalación e integración de cámaras de video vigilancia al sistema público de monitoreo y compra de vehículos, entre otras. En cuanto al personal se incorporarán 1800 nuevos efectivos que egresarán de la escuela de Policía de la Ciudad. Dichas medidas, como las de protección de los alumnos en la entrada y salida de los establecimientos escolares mediante el sistema de Senderos Seguros, implican un aumento del presupuesto en más del 30 % que para el corriente año, por lo que del total proyectado para el próximo ejercicio el 14,5% se destinará a seguridad para continuar atendiendo una de las principales preocupaciones de los vecinos y vecinas.

- ¿Cuál será el plan de inversiones para el próximo año? ¿Cómo se financiarán esas obras?

- Todas las obras que están en el plan de inversiones 2019 tienen el financiamiento previsto, pero su ejecución no siempre coincide con el año calendario. Se marca la diferencia; porque en algunos casos el financiamiento es para menos meses de ejecución. Pero la conclusión de las obras sigue el plan que estaba previsto. La Ciudad tiene un nivel histórico de inversión de infraestructura, y este año no será la excepción, por lo que ascenderá en más de 50 mil millones de pesos, con una incidencia del 16% en el gasto total.

Dentro del plan de inversiones, quiero destacar que seguimos ejecutando la mayor inversión en infraestructura social de la historia de la ciudad, impactando en la vida cotidiana de miles de familias. Esto incluye no solo la construcción de viviendas y la urbanización, sino también acciones de integración social y urbana y mejoras en las condiciones de habitabilidad de los barrios 31, 31 bis, 20, 21-24, Camino de Sirga, Fraga y Rodrigo Bueno. En el caso del barrio Papa Francisco, las primeras familias se están mudando a sus nuevas viviendas, y en el Barrio “Padre Carlos Mugica”. Acá en la Legislatura aprobamos, en primera lectura, la nueva ley de re-urbanización del Barrio. En cuanto a educación, se prevé culminar el Plan de construcción de más de 50 escuelas y la nueva sede del Ministerio, al igual que otras obras de relocalización de oficinas gubernamentales.

También en el marco del Plan Buenos Aires sin barreras seguimos avanzando en la construcción de los nuevos viaductos de los ferrocarriles Mitre, San Martín y Belgrano Sur, la apertura de calles, el mejoramiento del entorno para que sean más seguros los cruces. Desde el primer día de esta gestión se trabaja por una integración social plena, que fomente la equidad de oportunidades y derechos en pos de satisfacer las diferentes necesidades individuales y colectivas de todos los ciudadanos.

El desarrollo del sur de la Ciudad de Buenos Aires sigue siendo una prioridad. A la reconversión de la Villa Olímpica como un complejo de viviendas de carácter permanente, destinadas a reducir el déficit habitacional en la ciudad, se le suma un hito histórico como la demolición del Elefante Blanco. Esto no solo supondrá una transformación urbana radical, sino fundamentalmente una mejora sustancial en la calidad de vida de los habitantes del barrio 15.

La gestión de Horacio (Rodríguez Larreta) es transformadora de la Ciudad, por obras icónicas que beneficiarán a esta generación y a las futuras