BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Miércoles 23 de octubre de 2019
INFORMES
Cuáles fueron las figuras de 2018
Como cada año, Parlamentario elaboró un listado de los personajes más destacados del año legislativo. Muchos por su trabajo parlamentario, otros muy a su pesar.
18 de enero de 2019
MAURICIO MACRI

Al inaugurar por tercera vez un período de sesiones ordinarias, el presidente de la Nación anunció que “lo peor ya pasó y ahora vienen los años en los que vamos a crecer”. No resultó así y se lo facturaron todo el año. En ese contexto anunció una agenda de género, pero ya había puesto la frutilla al habilitar al oficialismo para dar el debate en el Congreso sobre el aborto.

EMILIO MONZO

El presidente de la Cámara de Diputados fue sin dudas una de las figuras salientes del Congreso en 2018, y sacudió el mundo político cuando en abril dejó trascender su decisión de -más allá de una eventual reelección de Mauricio Macri- dejar el cargo una vez cumplido su mandato. El anuncio, confirmado inmediatamente por el jefe de Gabinete, se dio justo cuando arrancaba la corrida cambiaria que se extendió durante meses, y en ese contexto Monzó fue habilitado para volver a la “mesa chica” -al menos una de ellas-, al igual que el ministro Rogelio Frigerio. Sin embargo, sobre el final del año ratificó su decisión irrevocable, y hasta deslizó la posibilidad de alejarse de Cambiemos.

Había arrancado el año detectando a través de un sistema de control biométrico de asistencia de personal la presencia de cientos de ñoquis y otras irregularidades entre el personal que se desempeña en la Cámara baja. Y ya entre marzo y abril resolvió poner un límite a la cesión de tramos aéreos de los diputados y eliminó el canje de pasajes a cambio de un plus por movilidad.

En julio falleció su madre, y así y todo, luego del sepelio, asistió al Parlamento para presidir la sesión que allí se desarrollaba.

Durante el debate del Presupuesto, pudo evitar que la sesión se desmadrara. Tras ser reelecto -por última vez- al frente de la Cámara, reivindicó “la rosca” política. “En base a ella se generan los acuerdos, las leyes, para lograr sacar al país adelante”, señaló.

GRACIELA CAMAÑO

Personaje central en los dimes y diretes legislativos, la presidenta del bloque massista de la Cámara baja fue una encendida opositora a la posibilidad de que el Frente Renovador pudiera jugar junto al kirchnerismo en las presidenciales. De hecho, arrancó el año asegurando que no estarían “al lado de personas que tengan en la mochila cuentas pendientes con la Justicia”, postura que mantuvo todo el año. Pero además fue muy crítica del Gobierno, y retrucó los dichos del presidente en la Asamblea Legislativa, señalando que “lo peor está pasando en este momento”.

Militó contra la suba de tarifas, pidió la eliminación “por un tiempo” del IVA en las mismas, y en una de las visitas del jefe de Gabinete a la Cámara le entregó un informe sobre lo que definió como el “troll-center” de Cambiemos.

Sobre el final del año trabó un acuerdo por el cual se convirtió en miembro del Consejo de la Magistratura, asestándole junto al resto de la oposición un duro golpe al oficialismo.

MARIO NEGRI

El titular del interbloque oficialista en Diputados fue como siempre pieza clave de Cambiemos en el Congreso. Cada cierre de debate legislativo fue una magistral pieza oratoria, y puertas adentro también jugó como factor aglutinante. En ese sentido pidió que Cambiemos estuviera unido y que abriera sus puertas; puso paños fríos en las peleas con Elisa Carrió y llamó a “cuidar Cambiemos”. Se trenzó fuerte con la oposición más de una vez, como cuando respondió a las críticas de Agustín Rossi diciendo que el kirchnerismo está “a la vanguardia del atraso”. Ganó el Premio Parlamentario 2018.

JOSE LUIS GIOJA

Muy crítico del Gobierno, sorprendió la decisión de la jueza María Servini de Cubría de intervenir el Partido Justicialista que el sanjuanino preside, decisión que previsiblemente endilgó al Gobierno, y que revirtió más tarde la Cámara Nacional Electoral.

AIDA AYALA

La diputada chaqueña estuvo todo el año en jaque por sus problemas judiciales en el Chaco, luego de que en el mes de abril la jueza federal Zunilda Niremperger pidiera su desafuero y detención, en el marco de una investigación de lavado de dinero. Ella se puso a disposición de la Justicia, pero previsiblemente el tema desembocó en la Comisión de Asuntos Constitucionales, donde el oficialismo aparecía muy condicionado por la manera como actuó en 2017 con Julio De Vido. Ante las dilaciones de Cambiemos, Agustín Rossi denunció la “doble moral” del oficialismo, contrastando su actitud con el “trámite exprés” con De Vido. Cuando la Cámara Federal de Casación Penal revocó la eximición de prisión, el tema se descomprimió en la comisión, pero cuando la Cámara Federal de Apelaciones de Resistencia confirmó el procesamiento, la suerte de Ayala pareció juzgada, pues la “doctrina” Cambiemos establece que cuando hay doble ratificación de la justicia corresponde avanzar con el desafuero. Sin embargo sobre el cierre del año la exintendenta de Resistencia pareció que zafaba cuando la Sala IV de la Cámara Federal de Casación Penal anuló la prisión preventiva, aunque ya este año la Cámara de Resistencia ratificó la preventiva original.

ALFREDO OLMEDO

Alentado por el ejemplo del presidente Jair Bolsonaro en Brasil, con quien logró fotografiarse luego de que fuera electo presidente, el pintoresco salteño lanzó su candidatura presidencial, para la cual de paso también trabó un acuerdo con los evangelistas, con los que protagonizó un blooper viral cuando lo bendijeron y se desplomó el escenario en el que estaban.

En materia legislativa, dio la nota cuando se sentó para dar quórum para una sesión especial pedida por la oposición para tratar el tema tarifas, y se retiró justo antes de que llegara el diputado 129, por lo que la sesión se cayó y lo culparon a él.

Tras el decreto modificatorio del rol de las FF.AA, sugirió movilizarlas porque “estamos en guerra con el narcotráfico”, y en el debate del Presupuesto 2019 se diferenció del Gobierno al votar en contra.

En noviembre, protagonizó un choque en el que murió una persona en la autopista Delleppiane, prometió condecorar a los policías que maten delincuentes, insistió con la castración química de los violadores y fue el único diputado que votó en contra de la Ley Micaela.

GABRIELA BURGOS

Fue un año muy activo de la presidenta de la Comisión de Legislación Penal, pero no del todo productivo, habida cuenta de la frustración que sufrió cuando sobre el cierre del período ordinario quedó fuera el tratamiento del proyecto de juicio por jurados, en el que trabajó muchísimo y que se cayó a instancias del propio oficialismo. Tampoco pudo refrendar la aprobación de la ley contra las barras, fracaso que atribuyó al “oportunismo político de la oposición”.

También fue una de las caras visibles durante el debate del proyecto de interrupción voluntaria del embarazo, como presidenta de una de las comisiones en las que se debatió el tema durante las multitudinarias audiencias.

GABRIELA MICHETTI

Tomó protagonismo cuando el proyecto sobre el aborto con media sanción de Diputados llegó a la Cámara alta. Ahí ella tomó las riendas para disponer la remisión del mismo a cuatro comisiones, lo que despertó críticas de parte de los “verdes”, que veían una intención dilatoria detrás de esa actitud, que ella defendió negando que pretendiera retrasar el debate pues todas esas comisiones trabajarían juntas. A la postre, en un fallo salomónico resolvió que fueran tres comisiones. Al cerrar la sesión en la que se rechazó el proyecto, dio la nota con un “vamos todavía” que lanzó a micrófono abierto.

LUIS CAPUTO

Bombardeado durante toda la primera parte del año desde la oposición con pedidos para que renunciara, por informaciones que daban cuenta de su supuesta condición de accionista de cuentas en sociedades offshore antes de asumir en la función pública, el entonces ministro de Finanzas terminó concurriendo a la reunión de la Comisión Bicameral de Seguimiento de la Deuda Externa, donde afirmó que tener sociedades offshore no es un delito y aseguró tener “todo bien declarado”. Minimizó su inclusión en los Paradise Papers y expresó que él mismo le había solicitado a la Justicia que acelerara la investigación.

La reunión terminó con escándalo, por un insólito incidente con Gabriela Cerruti. “Reaccioné como padre, pido disculpas”, aclaró luego.

FEDERICO PINEDO

Hombre clave para el oficialismo en la Cámara alta, el presidente provisional del Senado ofició además frecuentemente de vocero del Gobierno. Conocida su postura sobre el tema, diagnosticó con precisión lo que sucedería en el Congreso aun antes del ingreso del proyecto, cuando el 27 de febrero anticipó una votación “reñida” en Diputados y una mayoría “en contra” en el Senado.

Ganador del Premio Parlamentario por su papel en la Cámara de Senadores, Pinedo dejó una definición contundente contraria a la grieta cada vez más profunda: “El diálogo es el camino y no las piedras”, señaló en un evento organizado por la Pastoral Social.

MIGUEL PICHETTO

Para muchos, el dueño de las llaves del Senado; sin dudas para el Gobierno un personaje fundamental para la gobernabilidad. El presidente del bloque Justicialista le marcó la cancha al Poder Ejecutivo a principios de año, luego de que el oficialismo sufriera de manera impensada para aprobar las leyes a fines de 2017: “El Gobierno tiene que gobernar con las leyes que tiene”, señaló. En otra oportunidad, le dijo al jefe de Gabinete al cabo de un informe de aquel: “No pretendan que los opositores hagamos de oficialistas. Eso no va a ocurrir”, para señalar en otra oportunidad que “nosotros no co-gobernamos, somos una oposición responsable”.

Con representantes del massismo, en abril lanzó en Gualeguaychú el “peronismo federal”, y tomó distancia de Cristina Fernández de Kirchner, a quien dijo no temerle, pero consideró la suya como “una etapa concluida”. Y su candidatura, dijo, “convalida el triunfo de Cambiemos”.

A fines de septiembre, formalizó junto a Juan Schiaretti, Sergio Massa y Juan Manuel Urtubey un espacio alternativo para pelear la presidencia este año, y él mismo lanzó su precandidatura presidencial.

Tras la aprobación de la ley de leyes, que apoyó convencido de que “lo peor que le puede pasar al país es que no haya Presupuesto”, promovió una modificación en Bienes Personales. Cerró el año logrando mantener la mayoría por el Senado en el Consejo de la Magistratura, haciéndose incluso de una banca en ese organismo.

ADOLFO RUBINSTEIN

Durante el debate sobre el aborto, el ministro de Salud tomó decidida posición a favor del proyecto. En sus valiosas presentaciones en los plenarios de ambas cámaras, les dijo a los legisladores que “el aborto es un problema que tenemos que abordar y que ustedes tienen que decidir”, aportó cifras oficiales y aseguró que en los países que no han legislado sobre la problemática “aumentaron” los abortos inseguros. En su presentación ante el Senado, destacó cómo la legalización de la interrupción voluntaria del embarazo reduciría la mortalidad de las mujeres, y precisó que el Misoprostol costaría 30 veces menos si es adquirido por el Estado.

LEOPOLDO MOREAU

Hipercrítico del Gobierno, nunca pasaron desapercibidas sus intervenciones, y llegó a decirle al jefe de Gabinete que debería haberse ido por la corrida cambiaria, igual que Federico Sturzenegger. Al menos exceptuó de esa decisión a Macri, simplemente “porque nadie puede pedir que se vaya el presidente de la Nación”. Y sobre Luis Caputo, disparó: “Pasó de ‘lobo de Wall Street’, a ‘bobo de Wall Street’, porque todavía se están riendo de las ganancias que obtuvieron por las torpezas del equipo económico en la Argentina”.

Fue procesado y embargado por vincular a su colega Waldo Wolff con la Mossad, comparó a Miguel Pichetto con Jair Bolsonaro por sus opiniones en materia migratoria, y derrapó cuando en la agitada sesión del Presupuesto que como otros de sus pares intentó interrumpir, buscó probar la “infiltración” de fuerzas de seguridad durante las refriegas mostrando una foto en la que se veía a un supuesto policía al que citó con nombre y apellido. Dijo que había sido uno de los encapuchados que participaron de los incidentes, pero la foto no correspondía a los hechos del Congreso, sino que era del año anterior.

GRACIELA OCAÑA

La diputada oficialista arrancó el año proclamando que Amado Boudou es “un delincuente que tiene que estar preso”, pero inmediatamente la emprendió contra Hugo Moyano, al que denunció por enriquecimiento ilícito. El camionero le replicó llamándola “cucaracha”, y ella a su vez ratificó su denuncia y pidió la intervención de la obra social de Camioneros por maniobras “fraudulentas” realizadas con los aportes a las prepagas de los afiliados. En ese marco, dijo tener “temor” por el líder camionero, porque dentro del grupo de compañías que le adjudicaba había varias empresas de seguridad.

También denunció líder del gremio de los encargados de edificios (SUTERH), Víctor Santa María.

MAYRA MENDOZA

Al participar del Foro Euroasiático de Mujeres junto a su colega Magdalena Sierra, y la senadora María Inés Pilatti Vergara, la diputada camporista logró acercarse al presidente ruso Vladimir Putin, al que le planteó que Cristina Fernández de Kirchner era “víctima de LawFare”, y que la quieren meter presa para que no vuelva a ser presidenta, entregándole en ese cruce un papel con su denuncia.

SILVIA LOSPENATTO

Fue una de las grandes protagonistas principales de la media sanción conseguida en Diputados del proyecto de interrupción voluntaria del embarazo. Dio un recordado discurso en la histórica sesión en la que fue aprobado, en el que emocionó al recordar a las mujeres que impulsaron el aborto legal. “Ninguno de nosotros es el mismo que era antes de empezar este debate”, señaló.

ELISA CARRIO

La líder de la Coalición Cívica fue protagonista todo el año, que arrancó tildando a Hugo y Pablo Moyano de “criminales”, y llamó a dar batalla contra la “mafia sindical”, a lo que el líder camionero respondió denunciándola por “incitación a la violencia”.

Citada al tope de los diputados que más pasajes canjearon por dinero, Lilita defendió el sistema y se justificó señalando que se trataba de “viáticos”, por cuanto ella recorre el país en auto.

En tren de denuncias, insistió con el juicio político contra Ricardo Lorenzetti, y volvió a pedir investigar al titular de la AFI, Gustavo Arribas.

En el debate sobre el aborto, se pronunció decididamente en contra y tras la media sanción en Diputados deslizó un sugerente: “Esto es lo último que hago para preservar la unidad de Cambiemos”.

En el marco de la corrida cambiaria, salió en defensa del Gobierno nacional, justificó las negociaciones con el FMI y dijo que la oposición ponía “en jaque” la confianza del país. Habló de “golpe cambiario”, y sugirió que en tiempos de crisis la gente no dejara de dar propinas y propiciar changas. Aclaró una y mil veces que no iba a romper Cambiemos, y reveló que la habían contactado desde el PJ para que rompiera con la coalición. “Me sacan muerta de la Casa Rosada”, exageró en un pasaje en el que volvió a emprenderla contra “los golpistas”, asegurando que “yo viva no salgo (de la Casa Rosada) y Macri tampoco”.

“Estoy harta de Durán Barba”, aseguró allá por marzo, se distanció de Emilio Monzó tras la votación del aborto, y chicaneó a la UCR diciendo que los manejaba desde afuera. El partido le contestó con dureza: “Aporta menos a Cambiemos que las propinas que deja”, le dijeron en un comunicado. También se distanció de la ministra Patricia Bullrich al criticar al protocolo de seguridad: “No vamos a ir al fascismo”.

Se ilusionó con presidir la bicameral encargada del control del Ministerio Público, pero al final la oposición vació la reunión en la que iban a promoverla y ella denunció “proscripción”. A continuación, la emprendió contra el ministro Germán Garavano, luego de que éste expresara sus reparos hacia la detención o el pedido de detención de un expresidente, por lo que ello representa para un país. “No volvamos al pasado”, le pidió a Macri, quien respaldó al titular de Justicia, al que Carrió pidió el juicio político. Llevó la situación a un extremo cuando al cabo de una semana signada por los cortocircuitos advirtió que había perdido la confianza en el presidente. Se llamó a silencio hacia fin de año, insistiendo eso sí con que no rompería Cambiemos.

INES WEINBERG DE ROCA

El presidente Mauricio Macri anunció en el programa de Mariana Fabbiani el nombre de quien proponía para reemplazar a Alejandra GilsCarbóal frente de la Procuración General de la Nación. La jurista sorteó sin sobresaltos la audiencia en la Comisión de Acuerdos del Senado, pero al cabo su pliego quedó congelado en esa Cámara, ante la falta de consenso para alcanzar los dos tercios necesarios para su designación.

PABLO KOSINER

El presidente del interbloque Argentina Federal fue clave en la Cámara baja a la hora de anudar acuerdos que le permitieran al Gobierno avanzar con las leyes que más necesitaba. Así y todo encabezó junto al resto de la oposición movidas como la del proyecto sobre las tarifas, finalmente vetado.

De cara al reordenamiento partidario sostuvo que “el PJ tiene que ser la columna vertebral de un frente en 2019”, pero se diferenció de otros sectores de la oposición al puntualizar que “no queremos ningún club del helicóptero”. Asimismo abogó porque la Argentina salga de la grieta.

JUAN CARLOS MARINO

El senador pampeano fue elegido para presidir la Comisión Bicameral Administradora de la Biblioteca, en reemplazo de la kirchnerista María Teresa García. Asimismo fue ratificado al frente de la Bicameral de Inteligencia, lo que significó una revalorización de su trabajo legislativo. Quería ser candidato a gobernador de su provincia, pero finalmente dio un paso al costado por desaveniencias en el seno de Cambiemos.

Cerró el año de la peor manera, con una denuncia de acoso de una empleada legislativa y militante radical, Claudia Guebel, que él negó enfáticamente. “Soy una persona absolutamente inocente”, se defendió en el recinto al leer un breve descargo en elque dijo estar “sometiéndose a la justicia”, y aclaró que ponía a disposición sus fueros.

AGUSTIN ROSSI

El presidente del bloque Frente para la Victoria-PJ en Diputados profundizó la dureza del kirchnerismo con el Gobierno, reclamó la unidad de la oposición y se propuso como candidato presidencial. “¡Tienen un gobierno que está más sucio que los baños de Retiro!”, disparó durante una sesión. También fue muy crítico del senador Miguel Pichetto, al que llegó a ubicar “a la derecha de Macri”, y calificó de “co-responsable de la crisis”.

CRISTINA KIRCHNER

Jaqueada por las causas judiciales, la exmandataria pidió ir a juicio oral y público en la causa de la obra pública que se tramita en el juzgado de Julián Ercolini, mientras que Claudio Bonadio elevó a juicio oral la causa por el Memorándum con Irán. Fue procesada junto a su hijo Máximo en la causa Hotesur, y luego también en la causa Los Sauces.

Nunca llegó a tratarse en el Senado el desafuero de Cristina Kirchner pedido por el juez Bonadio -devenido prácticamente en abstracto-, y demandó semanas la autorización del allanamiento a sus propiedades, también solicitado por ese magistrado en la causa de los cuadernos, causa en la que también pidieron su detención al considerarla jefa de una asociación ilícita. En la sesión en la que se autorizaron los allanamientos, ella expresó: “Si creen que con Bonadio me voy a arrepentir, ¡no!, no me arrepiento de nada de lo que hice”.

En el Congreso, la senadora propuso un bono a jubilados para recomponer “la pérdida por el ajuste”, y presentó un proyecto para suspender los aumentos en las tarifas de luz, agua y gas. En un cambio radical respecto de su postura durante su gobierno, votó a favor del aborto legal. “Me hicieron cambiar de opinión las miles de chicas que se volcaron a la calle”, explicó.

En vísperas del G20, encabezó una “contracumbre” en Ferrocarril Oeste en la que exhortó a crear “una nueva categoría de frente social, cívico, patriótico, en el cual se agrupen todos los sectores que son agredidos por las políticas del neoliberalismo”.

Encumbrada en las encuestas, cerró el año con un video en el que se proclamó “segura de que podemos volver a construir un país mejor”.

MAXIMO KIRCHNER

El hijo de los Kirchner fue muy crítico del Gobierno, al que acusó de querer quebrar la autoestima del pueblo. “Si el FMI vuelve a ingresar a la Argentina no vamos a tener más presidentes”, llegó a advertir. En otro discurso afirmó que “el presidente no da la talla”.

Hizo campaña durante el año en el conurbano, y es una fija que encabezará la lista de diputados de la principal oposición en la provincia de Buenos Aires. También estuvo complicado en causas judiciales e incluso debió prestarse a indagatoria en la causa de los cuadernos.

LUCIANO LASPINA

El presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda fue central para el Gobierno en el Congreso, donde también se cruzó no pocas veces con el kirchnerismo, como cuando durante el debate por las tarifas impulsado por la oposición sostuvo que “los autores ideológicos del proyecto son los que nos llevaron a esta situación catastrófica”. Le tocó defender el ajuste emprendido por el Gobierno, advirtiendo que de lo contrario, el ajuste lo termina haciendo “la crisis que cada siete años tenemos” en el país.

“El Congreso es un desfiladero de gente pidiendo un cheque del Estado”, sostuvo al exponer en el 54° Coloquio de IDEA, donde se refirió a la necesidad de “equilibrar las cuentas públicas”.

DANIEL LIPOVETZKY

Fue la cara visible del debate del aborto en la Cámara de Diputados, pues como presidente de Legislación General presidió el análisis en comisión de ese proyecto. También manejó el debate de la nueva ley de alquileres, que finalmente no llegó al recinto.

AXEL KICILLOF

En un año signado por la crisis económica, el exministro de Cristina Kirchner fue un actor muy activo desde la oposición en el Congreso. En el recinto negó que hubiera habido una crisis energética durante la era K, cosa que calificó como “bolazo” para justificar los aumentos que a su juicio tuvieron por objeto beneficiar a las empresas. “No solucionaron nada, empeoraron todo”, señaló sobre el Gobierno al cargar contra la política económica, y llamó a cambiar el programa del Gobierno. Sobre la crisis, sostuvo que esta fue “la corrida cambiaria peor manejada de la historia”.

Respecto del acuerdo con el Fondo, acusó a Mauricio Macri de haberle cedido el gobierno al FMI, y culpó de la crisis a “la impericia y el mal plan económico” de esta administración. En una reunión de la Comisión de Presupuesto, el ministro Nicolás Dujovne lo cruzó al recordarle los pronósticos fallidos del último Presupuesto de la gestión kirchnerista.

En materia política, se espera que este año sea protagonista en las elecciones, en el ámbito de la provincia de Buenos Aires. Se sabe que es el preferido de Cristina para ser candidato a gobernador; él solo dio por descontado que figurará en las listas, aunque no precisó para qué cargo, mientras recorre la provincia.

LUIS NAIDENOFF

Cuando se propuso el debate sobre el aborto, sugirió una consulta popular sobre el tema. A favor de esa iniciativa, durante buena parte del debate estuvo ausente porque le tocó sufrir una terrible tragedia personal, cuando hallaron muertos a su esposa e hijo, como consecuencia de la inhalación de monóxido de carbono.

Como presidente del interbloque Cambiemos en la Cámara alta, fue un personaje central para el Gobierno.

NICOLAS MASSOT

El titular del bloque Pro de la Cámara alta fue clave como siempre en las negociaciones del oficialismo con la oposición para lograr aprobar las leyes promovidas por el Gobierno. Pero también fue protagonista de no pocas polémicas, como cuando propuso una “reconciliación” a la sudafricana, y organizaciones de derechos humanos y dirigentes de la oposición salieron a fustigarlo duramente. También llamó la atención cuando admitió que “hubiera pensado dos veces el desafuero de De Vido”, a partir de que esperaba “un trámite mucho más expeditivo” por parte de la Justicia.

En oportunidad del debate del Presupuesto se trenzó con Leopoldo Moreau en el recinto y luego tuvo que salir a negar que lo hubiera invitado a pelear. También enfureció al bloque FpV-PJ en una sesión cuando hizo referencia a Néstor Kichnerdurante el debate de un proyecto para liberar el precio del papel prensa.

Totalmente crítico del aborto, sostuvo que el proyecto propuesto representaba “una legalización irrestricta”.

JOSE MAYANS

Como presidente de la Bicameral de Deuda, el formoseño tuvo protagonismo cuando la visita del ministro Luis Caputo. Sobre el tema, pidió un informe completo sobre la deuda, y alertó que “si no ponemos límite (en el tema), esto no va a terminar bien”.

Promediando el año se distanció de Miguel Pichetto y llegó a admitir “diferencias muy fuertes dentro del bloque”, y que había “mucho enojo” dentro de esa bancada. “Hay varios que estamos disconformes”, disparó.

GABRIELA CERRUTI

La diputada kirchnerista protagonizó un escándalo que generó el final abrupto de la esperada presentación de Luis Caputo en el Congreso, cuando estalló al recibir un papelito enviado por el entonces ministro en el que le decía: “Mis hijas tienen 11 y 13 años. No seas tan mala”.

OSCAR AGUAD

Dos veces se presentó en el Congreso el ministro de Defensa para exponer en torno a la desaparición del submarino ARA San Juan. Ante la Comisión Bicameral investigadora señaló en la primera oportunidad que “buscaremos el submarino el tiempo que sea necesario”, afirmó que “hace cinco meses que no tengo otro tema que no sea éste”, y aseguró que “objetivamente, el barco estaba en condiciones de navegar”.

Tras la aparición de la nave, volvió a presentarse el 4 de diciembre, afirmando entonces que “creemos que tenemos las causas de la desaparición del ARA San Juan”. Y remarcó: “Mal que les pese a algunos, lo encontramos”.

CARLOS MENEM

El expresidente presentó en el Senado su autobiografía titulada “Mi vida y mi historia política”. Lo acompañó Miguel Pichetto, a quien alentó como candidato presidencial. “Conoce cuáles son las necesidades de nuestra Patria. Si se lo mete en el alma y en el cuerpo, puede llegar a la Presidencia”, señaló el senador.

En materia judicial reabrieron una causa contra él y su exesposaCecilia Bolocco por presunto enriquecimiento ilícito, y en octubre fue absuelto por la venta de armas a Ecuador y Croacia en un polémico fallo en el que la Cámara de Casación consideró excedido el “plazo razonable” para definirse en torno a la apelación y dio por prescripta la causa.

VICTORIA DONDA

La diputada se alejó de Libres del Sur y armó una nueva agrupación denominada “Somos”, con la que piensa participar en estas elecciones en el marco de una unidad amplia de la oposición. Su expartido la acusó de propiciar un acercamiento al kirchnerismo. Tuvo un papel central en el debate sobre el aborto.

LEONARDO GROSSO

Junto a Victoria Donda lanzó un nuevo espacio político integrado por otras fuerzas políticas. Encolumnó luego su bloque del Movimiento Evita junto a un interbloque encabezado por Felipe Solá denominado Red x Argentina.

El día de la Marcha del Orgullo Gay, blanqueó su condición: “Soy marica y así elijo nombrarme”, expresó el legislador sobre el final de una conmovedora declaración en su cuenta de Instagram, en la que advertía que “al closet no nos empujan nunca más”.

ROGELIO FRIGERIO

El papel del ministro del Interior fue fundamental para el Gobierno, pues fue el encargado de anudar los acuerdos con los gobernadores que garantizaron la aprobación de las leyes que más necesitaba el Gobierno.

Cuando estalló una nueva polémica en torno a las tarifas, por el pago en 24 cuotas anunciado por Javier Iguacel, se manifestó “abierto” a discutir “medidas para amortiguar” la suba del gas, y luego fue el encargado de informarles a los jefes de bloques del Senado la decisión del Gobierno de frenar ese pago que había puesto a la oposición en guardia.

EDUARDO COSTA

El radical santacruceño tuvo varias señales de diferenciación con el Gobierno nacional, por ejemplo al salir a criticar la suba del gas: “Los usuarios no pueden afrontar un aumento semejante”, expresó. Pero el extremo lo marcó cuando fue el único oficialista en no votar el Presupuesto 2019, argumentando luego que no lo había hecho “porque defiendo los intereses de los santacruceños”, quejándose de que la ley no contemplaba “las obras fundamentales que necesita la provincia”. También se mostró molesto cuando la Corte no hizo lugar a su planteo contra la Ley de Lemas en Santa Cruz.

FELIPE SOLA

El exgobernador bonaerense se convirtió en uno de los más encendidos críticos del Gobierno, y con el objetivo de “ganarle a Macri” se mostró partidario de una unidad sin exclusiones. Cristina Kirchner incluida, claro. Con ella volvió a reunirse, especulando con que la exmandataria no sea finalmente candidata y esa posibilidad recaiga en él.

Luego del acuerdo entre Sergio Massa, Miguel Pichetto, Juan Manuel Urtubey y Juan Schiaretti para armar un peronismo alternativo, Solá respondió que en la foto peronista “no pueden faltar la expresidenta y los kirchneristas”, y poco después se alejó del Frente Renovador, armando con otros que también se fueron con él, como Facundo Moyano y Daniel Arroyo y el Movimiento Evita, el interbloque Red x Argentina.

También presentó su libro “Peronismo, Pampa y Peligro”.

ABEL ALBINO

El fundador de CONIN se presentó en el Senado para apostrofar contra el aborto. “Me dan ganas de llorar tener que venir a la Cámara de Senadores a pedir por favor que no maten a los chicos”. Pero el médico derrapó cuando ante una pregunta de la senadora radical Pamela Verasay sobre cómo trabajar frente a la presentación del embarazo no deseado contestó que había que “educar para el amor, no para el sexo animal”. Trascartón pidió a los chicos que entiendan que “el profiláctico no protege de nada. Porque el virus del SIDA atraviesa la porcelana. ¡El virus del SIDA atraviesa la porcelana!”. El senador Mario Fiad, que presidía el plenario, advirtió que “Albino se fue a la banquina”, en tanto que el ministro de Salud consideró “una barbaridad” semejantes expresiones.

JOSE ALPEROVICH

El senador tucumano mantuvo la incógnita sobre su voto respecto del aborto legal hasta el día de la sesión, finalmente pronunciándose en contra. En otro orden, el exgobernador confirmó a fines de octubre que sería candidato a gobernador por fuera del PJ, rompiendo con el gobernador Juan Manzur, que buscará la reelección. En ese marco, Alperovich se alineó con la expresidenta al señalar que “no se puede excluir a Cristina, es la que más votos tiene”, y calificó de “funcionales a Macri” a los justicialistas que buscan alejarse de la figura de la senadora.

Así, Alperovich y su comprovinciana Beatriz Mirkin se alejaron del bloque Justicialista que conduce Miguel Pichetto.

EDUARDO AMADEO

Más allá de su activa participación legislativa, el diputado del Pro sufrió el 6 de agosto un paro cardiorrespiratorio, producto de una crisis de asma severa, cuando volvía en auto desde Entre Ríos a Buenos Aires. Nació de nuevo. Según contó cuando semanas después ya estuvo recuperado, “estaba cargando nafta en la autopista Buenos Aires-Rosario cuando la válvula que corta la nafta se trabó y me tiró encima 10 litros de nafta; eso para un asmático es mortal, y me produjo un paro cardiorrespiratorio”. Un médico rescatista que estaba tomando un café en la confitería de la estación lo vio, e inmediatamente corrió a auxiliarlo. “Yo me moría y me salvó un médico”, relató Amadeo, que tuvo la suerte también de que en ese momento pasaba por la autopista una ambulancia vecinal que justo tenía las dos cosas que necesitaba para que él sobreviviera: cortisona y oxígeno.

INES BLAS

El voto contrario de la senadora catamarqueña terminó transformándose en el que hizo irreversible el resultado del proyecto sobre el aborto. Lo anunció el último día de julio. Días después, dijo estar siendo sometida a presiones para que cambiara su voto, y el día de la sesión ofreció su renuncia a la presidencia de la Banca de la Mujer, pero ratificó su rechazo al aborto legal. Aseguró que “siempre trabajó por los derechos de la mujer”, pero consideró que con el proyecto en debate “se vulnera el derecho a la vida”. Tras ello, su lugar al frente de la comisión que reúne a todas las mujeres del Senado fue cubierto por la pampeana Norma Durango.