BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Lunes 21 de octubre de 2019
NOTICIAS
Una plaza por la memoria, la verdad y la justicia
Este sábado a las 11, será inaugurada en el barrio porteño de Balvanera la plaza Julio César Fumarola, reportero gráfico, militante social y una de las primeras víctimas de la organización parapolicial Triple A.
22 de agosto de 2008
Durante el acto hablarán Taty Almeida, de Madres de Plaza de Mayo-Línea Fundadora, Ana María Mateu, viuda de Fumarola; Miguel Germino, director del periódico barrial "Primera Página", quien lo hará en nombre de los vecinos de Balvanera y de Almagro, el subsecretario de Derechos Humanos del Gobierno porteño, Helio Rebot, y el diputado Facundo Di Filippo, autor de la ley por la que se impone el nombre de Julio César Fumarola a ese espacio público.

También participarán dirigentes de la Unión de Trabajadores de Prensa de Buenos Aires (UTPBA), de la Asociación de Reporteros Gráficos de la República Argentina (ARGRA), de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH), de la coordinadora Memoria y Justicia en los Barrios y de otras organizaciones de derechos humanos y sociales.

La plaza está ubicada en Tte. Gral. Juan Domingo Perón y Jean Jaurés, en el barrio de Balvanera de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

En la ocasión se descubrirá una placa con la siguiente leyenda: Para mantener viva la memoria que nos permita construir un futuro basado en la verdad y la justicia, el pueblo y la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires rinden homenaje al vecino del barrio de Balvanera y reportero gráfico Julio César Fumarola, asesinado el 6 de febrero de 1974 por la Triple A.

La imposición del nombre de Julio César Fumarola a ese espacio público es por la ley 2.446 (promulgada el 22/10/07 por decreto Nº 1.489 y publicada en el BOCBA Nº 2.798 del 29/10/07).

Fumarola nació en el barrio de Balvanera, en una vivienda de 24 de Noviembre al 100, y desde joven se comprometió con las causas populares y sociales y con todas aquellas otras luchas guiadas por el ideario de que democracia y libertad deben conjugarse con justicia social. El poeta y librero Alfredo Carlino, quien ocupa la casa donde nació Fumarola, también lo recuerda como "un joven solidario, puro, luchador social, un hombre inteligente, un revolucionario", hijo de uno de los primeros sastres del barrio, y que solía recorrer cámara en mano barrios carentes para retratar la vida cotidiana de quienes -al decir del periodista y escritor uruguayo Eduardo Galeano- han sido siempre "ninguneados".

Los vecinos de Balvanera y de Almagro no sólo lo recuerdan por su militancia política, sino también porque fue un destacado fotógrafo publicitario. Se había iniciado como reportero gráfico de revistas de actualidad, donde supo reflejar con imágenes de exquisita calidad los rostros ocultos del país, especialmente de aquellos sectores sociales sometidos por el poder económico.

En su libro "Matar al mensajero", el periodista Franco Salomone también se ocupa del asesinato de Fumarola, un crimen nunca esclarecido, como tantos otros de la organización parapolicial Triple A.