BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Lunes 22 de julio de 2019
NOTICIAS
El Congreso se meterá de lleno en las facultades delegadas
Las casi dos mil leyes que reglamentan las atribuciones que el Congreso le viene cediendo al Poder Ejecutivo vencen el próximo 24 de agosto y se aguarda una definición en el tema. Acuerdo mediante, la oposición aceptaría una extensión acotada.
18 de julio de 2009
El Poder Ejecutivo cuenta desde hace años con facultades delegadas por el Parlamento y a partir de 2006, ello fue en forma permanente. Pero cuando se tomó esa última determinación, también se acordó que esa extensión se diera por tres años, los cuales obviamente vencen el mes que viene.

Así es que serán los diputados nacionales los que se tengan que ocupar de lleno del tema a partir de la primera semana de agosto, cuando retornen de este extenso receso invernal y Gripe A mediante. Lo que los diputados aprueben, deberá ser luego refrendado por el Senado nacional.

El tema fue tratado en el desayuno de trabajo que protagonizó el titular de la Cámara de Diputados, Eduardo Fellner, con los jefes de todos los bloques de ese Cuerpo, donde se acordó que las facultades delegadas ocuparán un lugar central en la agenda parlamentaria resuelta ese día.

Según se ha dicho, se podría acordar una nueva extensión para esas facultades, pero ya no por tres años, sino por menos tiempo. De seis meses a un año es e lo que se habla y se debatirá en forma separada el Código Aduanero que fija los derechos de exportación.

Al respecto, el jefe de bloque del Frente para la Victoria, Agustín Rossi, señaló ante Parlamentario.com que “el Presupuesto ingresa la primera semana de septiembre y luego se trata en comisión. Además, junto con el Presupuesto se tratará seguramente la ley de Administración Financiera, mal llamada de superpoderes”.

Con respecto a las cuestiones impositivas, Rossi afirmó que “también se tratarán porque tienen que ver con el ingreso. Entre ellos, el impuesto al Cheque, el tabaco y todos los temas impositivos que tratamos todos los años”.

Sobre el vencimiento de las facultades delegadas que vencen el próximo 24 de agosto, el jefe de la bancada K, comentó que “la oposición planteó que una cosa es todo el paquete de las facultades delegadas, donde estamos en falta nosotros como parlamentarios en no haber hecho el digesto y la clasificación, y otro muy distinto es el tratamiento del Código Aduanero”.

En este sentido, Rossi explicó que los jefes de la oposición con respecto a los derechos de exportación expusieron que “una cosa es el tratamiento del paquete de facultades de leyes delegadas y otra es la mirada con respecto al Código Aduanero”.

Ante este posicionamiento de la oposición, donde el PRO y la Coalición Cívica adelantaron que no avalarán las retenciones al agro, el diputado oficialista dijo que “se podría poner un límite superior donde el Ejecutivo no pueda aumentar y superar ese tope” de retenciones. “Pero igualmente es un tema para analizar”, agregó.

Además, el líder del oficialismo afirmó que se charló sobre varios temas más que también “nos preocupa como el ingreso universal a la niñez, que si bien no es un tema coyuntural hay que armar una agenda alrededor de esto”.

“Acordamos que van a empezar a reunirse las comisiones en esta semana de Julio. Sobre la sesión especial pedida para tratar el Código Aduanero, acordamos que justamente este tema se comenzará a tratar en la Comisión de Asuntos Constitucionales, cuando se debata la prórroga de las facultades delegadas porque en el marco de éstas está incluido el tema del Código Aduanero”, aseveró Rossi a Parlamentario.com

Al ser consultado sobre si hay un cambio de actitud en la relación entre el oficialismo y la oposición, el diputado santafesino manifestó que “la reunión con los presidentes de todos los bloques fue interpretar adecuadamente el resultado electoral que indico un mapa político más plural, fragmentado que indica que necesariamente hay que trabajar en base al consenso”.

“Nosotros le dijimos a la oposición que el oficialismo no quiere usar una mayoría circunstancial hasta el 10 de diciembre, queremos lograr niveles de consensos y acuerdos porque lo que hagamos hoy, lo desarman en marzo; entonces no tiene ningún tipo de sentido porque cambian las mayorías. Por lo tanto, lo lógico es analizar y buscar niveles de consensos con la oposición”, concluyó Rossi.

Si bien en 1999, el Congreso debía haber analizado todas las leyes que delegaban atribuciones, eso no ocurrió, por lo que se acordó extender su vigencia en 2002, 2004 y 2006.

En 2002, y en plena crisis de la Argentina, se sancionó prácticamente sin debate la ley 25.645, que fue una réplica de la anterior, sólo que estableció un plazo de dos años y un artículo adicional para fijar que la norma entrara en vigencia el 24 de agosto de 2002, es decir, el día en que vencía el plazo de caducidad.