BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Viernes 1 de agosto de 2014
NOTICIAS
Advierten que podría perderse la Cuota Hilton
Un senador radical alertó sobre lo que podría pasar si no se cumple con los envíos de carne a la Unión Europea.
19 de marzo de 2010
El senador nacional Juan Carlos Marino expresó su preocupación por la forma en que se está poniendo en riesgo un ingreso de gran importancia de la ganadería argentina, al no dar cumplimiento a los embarques que se deberían haber previsto para cumplir con las obligaciones ante la Unión Europea, relacionados con la cuota que con tarifas diferenciadas ésta concede para importar carne desde nuestro país. Ello se produce como consecuencia del desacertado manejo que lleva adelante la Secretaría de Comercio y la ONCAA.

“La modificación de las condiciones de distribución de la Cuota Hilton, además de poseer un manto de sospechas acerca de su adjudicación, encamina a nuestro país a un seguro incumplimiento que puede derivar en la pérdida de la misma, dijo Marino ayer al presentar un pedido de informes sobre el tema al Poder Ejecutivo.

Según explicó el radical, ello se debe a la demora en la adjudicación de la misma lo que le permitió a la ONCAA transferir cuota en forma directa y anticipada a algunos frigoríficos. Mencionó, asimismo, que existe la duda sobre las condiciones en que se encuentran las plantas adjudicatarias para cumplir con las exigencias que se habían planteado previamente en el decreto 906/09.

“Estando de por medio el secretario de Comercio Guillermo Moreno, cualquier cosa es posible”, dijo el pampeano.

El legislador señaló además que de la cuota correspondiente al período que va del 1° de julio de 2009 al 31 de junio de 2010, aún falta embarcar 18 mil toneladas, “una cifra de la cual podemos decir que hay certeza de que no se llegarán a embarcar, porque hay imposibilidad material de hacerlo además que aún no se ha producido la distribución de la cuota”, afirmó.

Marino agregó también que: “hoy quedan 10 semanas para cumplir la distribución porque hay que embarcar antes del 1° de junio ya que al transportarse en barco no llegaría en tiempo y forma si se lo hace después de esa fecha. “Debemos tener en cuenta que sólo se exportan tres cortes: cuadril, bife angosto y lomo, lo que representa el 7 por ciento del animal, o sea 18 Kg. De ello resulta que para satisfacer las 18 mil toneladas faltantes se deberían faenar en 10 semanas 900.000 novillos. Esto es totalmente imposible gracias a la desastrosa política que llevó adelante el gobierno nacional y cuyo brazo ejecutor fue Guillermo Moreno ante el silencio cómplice de los responsables de la cartera de agricultura y ganadería”.

Además, agregó Marino, la errática política ganadera llevó a que el martes conociéramos la decisión de suspender exportaciones y al día siguiente esa medida quedaba sin efecto. “La excusa era la necesidad de abaratar la carne en el mercado interno, cosa que no ocurrirá de ninguna manera porque la realidad es que el faltante de carne no puede ser cubierto y es la demanda la que presiona los precios”. “Por el contrario, si no se ve el problema en toda su dimensión y se instrumentan medidas que permitan recomponer los rodeos y la producción carnea la situación seguirá agravándose y se puede llegar a consecuencias inimaginables”.