BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Lunes 24 de noviembre de 2014
NOTICIAS
Quieren que Scioli diga quiénes son los infiltrados
Un senador provincial solicitó al gobernador presiones sobre los incidentes en Baradero o lo denunciarán por “cómplice”.
23 de marzo de 2010
El senador por el Pro de la provincia de Buenos Aires Ricardo Zamperetti le solicitó Daniel Scioli que dé los nombres y denuncie ante la justicia "a los agitadores políticos " que según el propio gobernador "se expresan aprovechando el dolor y la buena fe e indignación de mucha gente" de Baradero.

Zamparetti señaló que en caso de que el gobernador no denuncie a los infiltrados "lo vamos acusar por encubrimiento".

"No puede ser que el gobernador Scioli no se haya echo cargo que la provincia de Buenos Aires es un desastre total. ¿En qué país vive Scioli, en el virtual o en el real?”, se preguntó Zamperetti, para contestarse a continuación: “por su desgobierno, parece ser que en ninguno de los dos”.

"Scioli dijo una verdad a medias. Es verdad que siguió minuto a minuto lo que sucedió en Baradero, pero lo hizo por televisión -agregó-. Es verdad que Baradero es una comunidad de muy buena gente, gente emprendedora, trabajadora, gente que quiere la paz social. Ahora habría que preguntarle al Gobernador si sabe donde queda Baradero, sobre que ruta nacional y si sabe llegar sin GPS a la ciudad fundada en el año de 1615", dijo Zamperetti

Agregó que "las muertes de Miguel Portugal y Giuliana Giménez merecen el respeto de todos. Por eso le pedimos al señor gobernador que deje de hacer política con el hecho. Lo más denigrante que puede hacer un dirigente político y sobre todo un gobernador es utilizar las muertes de los ciudadanos a los que debe proteger y no hacerse cargo de sus deberes de funcionario público".

Zamperetti dijo que son "lamentable las declaraciones del gobernador Scioli. que tiene instalado en su discurso la matriz del matrimonio K, porque utiliza los mismos argumentos para echarle la culpa a los otros y no hacerse cargo de su desgobierno en la provincia de Buenos Aires".

Zamperetti dio más datos de las puebladas durante el gobierno de Daniel Scioli: "El 18 de noviembre, centenares de vecinos de Wilde exigieron seguridad tras el crimen de la arquitecta Renata Toscano, asesinada por resistirse al robo de su auto. Se instalaron frente a la comisaría y, para pedir explicaciones, la coparon. Sólo un mes antes, unos doscientos vecinos de Tigre habían cortado la avenida del Libertador para expresar su furia por el crimen de Santiago Urbani, el chico de 18 años asesinado tras un asalto en la casa de su familia”.

Continuó enumerando: “El 15 de abril de 2009, la pueblada fue en Valentín Alsina, como respuesta al asesinato de Daniel Capristo a manos de un adolescente de catorce años. Un ladrón lo baleó y huyó, pero algunos vecinos lo atraparon y lo entregaron a policías que pasaban en patrullero. Como la ambulancia tardaba, ellos mismos lo trasladaron al hospital, pero ya había muerto. En esa ocasión la furia vecinal se descargó en el fiscal de menores, Enrique Lazzari".

Se preguntó por último “¿cuánto hechos más deberemos esperar para que Daniel Scioli se de cuenta que es gobernador de la provincia de Buenos Aires?”.