BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Martes 30 de mayo de 2017
NOTICIAS
Declaración del Bicentenario de legisladores de la oposición
Los senadores Giustiniani, Sanz y la diputada Stolbizer difundieron un comunicado con motivo de la celebración de los 200 años de la Patria, en el que hacen votos por la unidad de todos los argentinos.
21 de mayo de 2010
“Con motivo de la celebración de los 200 años de la Revolución de Mayo, acompañamos todos los actos de conmemoración que se realizan en la extensión de nuestro territorio nacional, y hacemos un llamado a la unidad y cooperación política para contribuir a la afirmación ética y democrática que necesita la Argentina para avanzar en la justicia social y la libertad”.

Así comienza la declaración pública de los presidentes de tres partidos que la semana anterior se juntaron en Mar del Plata: Margarita Stolbizer, presidenta del partido GEN; Ernesto Sanz, titular de la UCR, y Rubén Giustiniani, presidente del PS.

Allí proponen “rescatar la gesta emancipadora y revolucionaria de 1810” y resaltan que “corresponde que todos trabajemos bajo los valores que la inspiraron, en la construcción de una Nación libre y soberana, donde todas las personas puedan alcanzar el objetivo del progreso social y colectivo. Y para eso, el ejercicio de los derechos fundamentales y de las libertades públicas, constituye una condición insoslayable como responsabilidad y garantía del Estado”.

Entre las propuestas, sugieren “aprovechar las oportunidades del contexto mundial, para promover el desarrollo económico, social y cultural de la Argentina”, advirtiendo que “la crisis del imperialismo colonial de aquella vez, la crisis financiera internacional de hoy, y el surgimiento de nuevos centros de poder en diversas regiones del mundo nos ofrecen oportunidades a los países de América Latina, en primer lugar, para profundizar nuestra unión y fundar un nuevo orden mundial, profundizando el multilateralismo y oponiendo a la globalización financiera con alta concentración en pocas manos, la globalización de la política y la ética, y en segundo lugar, un proyecto político, económico y cultural que establezca las bases de un desarrollo en la región, que cambie las profundas desigualdades en las que convivimos nuestros compatriotas y hermanos de la región”.

“Proponemos imbuir, como a los revolucionarios de Mayo, de los principios de 1789: Libertad, Igualdad y Fraternidad”, destacan también, señalando que “bajo la dimensión ética, hacia una nueva cultura política que tenga a la igualdad por su horizonte, porque solamente son libres los ciudadanos y ciudadanas iguales. Es necesario trabajar bajo esos principios para asegurar a las generaciones que vendrán las mejores oportunidades dentro de un proceso de desarrollo humano, social, económico y cultural, que promueva el industrialismo incluyente y sustentable, una nueva ruralidad y el acceso y uso de las nuevas tecnologías para asegurar el crecimiento equitativo de las regiones a través de un federalismo justo, transparente y cooperativo”.

También proponen “recuperar el sentido de la política como acción con otros, como ejercicio permanente del conflicto, el diálogo y el consenso”, con el fin de “recuperar la política y darle el sentido de lo justo a la acción de los partidos políticos, de los grupos de interés, las entidades de bien público y las empresas, los aparatos del Estado y los ciudadanos en general”.

“Proponemos a todos los ciudadanos y ciudadanas volver a hacer lo que los hombres de Mayo aprendieron a hacer”, dicen también, sugiriendo “forjar en nuestro país una casa común en la que todos tengamos derecho a perseguir nuestros sueños y posibilidades efectivas de lograrlos. Somos responsables de la sociedad y del tiempo en que nos toca actuar. Y nos comprometemos desde las ideas y principios de nuestros respectivos partidos, pero con la mirada puesta en esa casa común que es la Argentina, a través de la acción cooperativa y constructiva, a mirar para atrás sólo para honrar la historia, creando las mejores condiciones en el presente para avanzar hacia un futuro mejor”.