BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Viernes 19 de diciembre de 2014
NOTICIAS
Los radicales se reivindican como "única garantía de equilibrio"
Así se definieron jefes legislativos en su paso de campaña por Santa Fe. Allí volvieron a advertir sobre la necesidad de centrar la estrategia en el Parlamento.
22 de septiembre de 2011
El titular del Comité Nacional de la UCR, Ernesto Sanz, pasó por Santa Fe junto a los titulares de los bloques del Senado, Gerardo Morales, y de Diputados, Ricardo Gil Lavedra, donde expresaron que el partido es "la única garantía de equilibrio" de poder en Argentina.‹

En la capital santafesina participaron del relanzamiento de la lista de candidatos a diputados que encabeza Federico Pezz y allí también se reunieron con el intendente Mario Barletta y la vicegobernadora, Griselda Tessio.

Durante una conferencia hablaron sobre una "posible desaparición del Congreso", en caso de reiterarse en octubre los resultados de las elecciones primarias del 14 de agosto y volvieron a alentar así una estrategia centrada en el Parlamento,

Sanz sostuvo que "los comicios nacionales han tenido como una sensación de elección general, si bien en nuestro partido no vamos a cambiar acerca de lo que veníamos diciendo". Agregó que tienen una "visión que el Gobierno tiende a una concentración muy grande de poder y a una pobreza institucional marcada".

"El 50 por ciento votó por la continuidad del actual modelo, pero la mitad de los argentinos está dispuesta a votar por un cambio y dispersó su voto en las diferentes variantes de la oposición", señaló Sanz, puntualizando que "ahora hay un 23 de octubre que encuentra al radicalismo en un escenario donde somos la única fuerza nacional con representatividad en cada uno de los rincones del país; con dos bloques nacionales que son la principal oposición".

El jefe radical recalcó que "vamos a seguir buscando más adhesiones en un panorama en el cual pareciera que dentro de la oposición hay mucha dispersión" y subrayó que en la UCR "no hay reacomodamientos ni desplazamientos: tenemos una visión del país, sus problemas, y qué habría que corregir tratando de mejorar".

A su turno, Gil Lavedra admitió que hubo "una mala percepción a cerca de la eficacia del pacto que Alfonsín selló con De Narváez". Señaló al respecto que "la cuestión con De Narváez no ha dado hasta ahora todos los resultados esperados y se debe intensificar a ver si se puede mejorar la performance en las elecciones generales".