BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Lunes 16 de septiembre de 2019
NOTICIAS
Cuestionan desde la oposición el nombramiento de Granados
Legisladores opositores criticaron la política de seguridad en el ámbito bonaerense y atribuyeron las últimas medidas a parte de “la interna” partidaria.
6 de septiembre de 2013
Conocido el desdoblamiento del Ministerio de Justicia y Seguridad bonaerense, y la designación de Alejandro Granados al frente de una de las nuevas carteras, legisladores de la oposición cargaron sobre la política de seguridad bonaerense.

En conferencia de prensa brindada en Bahía Blanca, los diputados Margarita Stolbizer y Ricardo Alfonsín dijeron que “no se puede seguir jugando con la seguridad en la provincia de Buenos Aires. Llevan 25 años gobernando, con politicas erráticas, marchas y contramarchas, sin resolver y agravando los problemas”.

Sobre la posibilidad de que el oficialismo impulse una baja en la edad de imputabilidad, consideró que “es otra de las medidas efectistas” y que “el Frente para la Victoria viene cajoneando” el proyecto referido a un nuevo régimen penal juvenil, dijo Stolbizer.

Para la legisladora del GEN, Scioli y el Frente para la Victoria han perdido el rumbo en un tema tan grave y sensible como la seguridad. “No se puede gestionar con reacciones espasmódicas y medidas superficiales. La derrota electoral los ha hecho perder el rumbo definitivamente”, cuestionó. Y respecto al nombramiento de Granados, la candidata del Frente Progresista expresó que “no tiene ningún tipo de experiencia”, y agregó que el nombramiento es un coletazo del pase de la hermana de Granados al massismo. Todo lo juegan en función de su interna partidaria. No tienen seriedad. Debieron haber pensado en mejorar la capacidad técnica del responsable del Ministerio. Esto es un verdadero retroceso. Los antecedentes de Granados son de los peores. Se arrepiente de no haber acertado cuando disparó con su revólver y se ufana del uso de armas, llamando a la violencia. Diría que es casi un escándalo esta designación”.

Ricardo Alfonsín afirmó que “le preocupa que las políticas de seguridad se inclinen hacia posiciones conocidas eufemísticamente como de mano dura, cuyos fracasos y graves consecuencias ya conocemos. Con políticas de seguridad y conducción policial inspiradas en esas ideas, temo que en adelante además de tener miedo a los malos, empecemos también a tener miedo de los buenos”.

Alfonsín recordó que el oficialismo “se ha negado sistemáticamente a tratar todos los proyectos que hemos presentados respecto a la seguridad y no tienen autoridad para plantear este tema. En estas elecciones se están armando las alternativas para el 2015. El PJ se reunificará detrás de Massa con visiones noventistas. La nuestra es la única fuerza republicana demócrata y progresista”.

Por su parte, el diputado nacional Juan Pedro Tunessi dijo con respecto a la seguridad, que “más que anuncios grandilocuentes, solo motivados en necesidades electorales, es imprescindible elaborar un régimen legal que sea respetuoso de las garantías constitucionales y resguarde derechos de los menores, sancione las transgresiones con un sistema punitivo adecuado y permita a los que han entrado en conflicto con la ley penal, una rápida y eficaz resocialización, evitando que puedan ingresar en una nefasta espiral delictiva”.

A su vez, la diputada Victoria Donda se manifestó “alarmada” por lo que estimó “el endurecimiento de la línea en seguridad que el kirchnerismo propone para la provincia de Buenos Aires, cuando está totalmente comprobado que esto no da ningún resultado positivo y vulnera derechos humanos de miles de ciudadanos. Por un lado, el nombramiento de Granados, que supera a su antecesor Casal en sus planteos abiertos y desmesurados de mano dura; justificando incluso la tenencia de armas en las casas para la defensa por mano propia; y por otro, el planteo en esa sintonía de Martín Insaurralde, quien dijo que va presentar un proyecto para bajar la edad de imputabilidad de los menores, son hechos totalmente desacertados y preocupantes”.

La dirigente de Libres del Sur agregó: “En el 2009 una amplio espectro de actores de diversos sectores políticos; incluidos sectores del oficialismo que ahora se han dado vuelta con estas posiciones, armamos los ‘10 puntos por la Seguridad Democrática’, como un compromiso de establecer un piso a partir del cual nadie plantearía medidas oportunistas electoralistas, porque sabemos que la seguridad es un tema sensible. Las políticas de mano dura no han reducido el delito sino que han aumentado la violencia, ya que la delegación de la seguridad en las policías mafiosas, el incremento de las penas, el debilitamiento de las garantías y las políticas centradas en el encarcelamiento masivo como ejes principales, son meras respuestas facilistas y autoritarias que han consolidado todo estos años la ineficacia policial, judicial y penitenciaria”.

A su vez, el diputado del GEN Omar Duclós sostuvo que “con los nuevos cambios ministeriales el gobernador Daniel Scioli reconoce el fracaso de la política de seguridad llevada a cabo pero no avanza en la búsqueda de soluciones de fondo”.

“Más allá de las contradicciones y la improvisación en los cambios de la estructura burocrática del estado y del perfil del nuevo ministro, lo relevante es la ausencia de una política integral y eficaz que aborde el funcionamiento de todas las instituciones públicas involucradas (policía, justicia, servicio penitenciario y patronato de menores) con la adecuada articulación de los distintos niveles del estado (Nación, provincia y municipios)”, dijo el legislador.

Para el diputado del GEN Gerardo Milman, esta “es una etapa intermedia para que arriben luego de las elecciones sectores del peronismo disidente que están refugiados en otras listas, y a las cuales la sociedad va a descartar en las próximas elecciones de octubre" y agrego que “el sciolismo arma un nuevo gabinete con estos peronistas disidentes de concepción noventista como una alternativa de centro derecha rumbo al 201”