BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Martes 16 de julio de 2019
NOTICIAS
Solicitan la emergencia agropecuaria en zonas afectas por la helada
Laura Montero le pidió al Ejecutivo nacional que acelere la medida y advirtió que en Mendoza habrá 35.000 puestos de trabajo menos en esta cosecha.
4 de octubre de 2013
La senadora nacional Laura Montero (Mendoza-UCR) presentó dos proyectos con la finalidad que la Casa Rosada acelere la declaración de la emergencia agropecuaria tendiente a paliar la situación de los productores de 28.000 hectáreas que fueron afectadas por las heladas en Mendoza.

Montero explicó que el fenómeno climático provocó “la pérdida del 100 por ciento de los cultivos de damasco, cerezo, durazno (para consumo e industria) y ciruela (para consumo)”.

“Dichos frutos estaban en el momento de la floración y cuaje avanzado, por lo que el daño es grande. También la helada perjudicó a algunas de las variedades vitícolas como chenin y chardonnay del Este y a las almendras de esa región. Del oasis norte resultaron dañados, además de los frutales y algunos viñedos, los cultivos de melones y otras variedades hortícolas”, precisó.

Montero señaló que “el dato definitivo de la cantidad de hectáreas dañadas y las pérdidas cuantificadas en pesos surgirá de las tasaciones de daños que se hagan finca por finca, previa denuncia de los productores agrícolas en las delegaciones de la Dirección de Agricultura y Contingencias Climáticas”.

En base a estos datos se podrá recibir la cobertura que la provincia ofrece a través del sistema de compensación por daños de contingencias climáticas (que se aplica mediante el Fondo Solidario Agrícola) y la cobertura de la Nación a través de la ley Nacional de Emergencia Económica.

Sin embargo, Montero explicó que “como los procesos administrativos son extensos, es imprescindible dar la máxima celeridad a las acciones encaminadas y poner en práctica soluciones ya existentes para paliar las gravísimas consecuencias que dejaron el frío y las heladas”.

“Es por esta razón que presento estas propuestas solicitando al Gobierno Provincial y Nacional que aceleren a fondo los procedimientos tendientes a la declaración de emergencia agropecuaria en las zonas afectadas”, fundamentó su proyecto.

Al ser consultada sobre las consecuencias en materia laboral, la senadora de la UCR por Mendoza indicó que “el impacto en el empleo es contundente: se estima que al menos habrá 33 mil puestos de trabajo menos durante la cosecha en el polo de frutales de carozo en el Valle de Uco y en la vendimia de las variedades chenin y chardonnay en San Rafael”.

“A la estimación mencionada, sumemos los casi 3 mil trabajadores en los galpones de empaque, que no tendrán materia prima suficiente como la ciruela, durazno y cereza temprana o primicia que se exporta a Estados Unidos y Alemania, entre otros mercados y otros 1.000 empleos estables en San Rafael, anualmente vinculados a la vendimia temprana de uvas blancas que también se verán afectados por los brotes quemados de chenin y Chardonnay. Como se puede advertir, una situación realmente muy grave”, agregó.
1