BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Lunes 21 de octubre de 2019
NOTICIAS
Cristina: “El kirchnerismo es algo más que una persona”
Entrevistada por Jorge Rial, la presidenta elogió a Macri “por decir lo que piensa”, aclaró que “Massa no es del palo” y aseguró que nunca le perdió la confianza a Daniel Scioli. Insistió en la necesidad de una “democratización de la Justicia”, y resaltó las pocas leyes que vetó durante su gestión.
5 de octubre de 2013
La segunda parte de la entrevista con Cristina Kirchner concedida a Jorge Rial arrancó por la pregunta de su escala en Seychelles, que había quedado pendiente en la emisión anterior. La presidenta detalló la “gira kilométrica” que había realizado en esa oportunidad, que arrancó en Cuba adonde fue a visitar a Hugo Chávez, siguió por Emiratos Arabes, Indonesia y Vietnam.

“Y de Vietnam hicimos escala en Seychelles de 13 horas, porque los pilotos necesitaban dormir las 8 horas reglamentarias”, señaló, recordando que el vuelo se realizó en una compañía inglesa y dijo haberse enojado “muchísimo, porque desde la escala africana teníamos que estar aquí en 8 horas y tardamos 12 horas… Me pidieron disculpas, no cumplieron con lo prometido”.

La presidenta negó que hubiera habido misterio alguno, pues había salido publicado en el Boletín Oficial y consideró que se trató de “un escándalo mediático armado”. Habló de un traspaso de los límites en ese sentido.

Consultada sobre la sucesión en el kirchnerismo y ante la mención puntual de Daniel Scioli, dijo nunca haber perdido la confianza en el mandatario provincial. Previamente se le habían recordado las críticas desde el mismo kirchnerismo que le lanzaban a Scioli y hasta se le recordó lo dicho por la diputada Juliana Di Tullio respecto de “aguantar los trapos”, que le enrostró al gobernador bonaerense, frase que la presidenta ponderó.

La mandataria admitió ser una mujer desconfiada. “Yo desconfío de todo el mundo, salvo mi hijo, mi hija, todo el mundo es desconfiado”, señaló. Aclaró que “falta mucho para 2015” y aseguró que “el kirchnerismo es algo más que una persona, sino sería muy fácil”.

Tras diferenciar al kirchnerismo con otros sectores que lideraron al peronismo, Cristina dijo creer que “el kirchnerismo es una construcción política muy fuerte, que abreva fundamentalmente en el peronismo, pero que también incorpora a sectores que no lo son, ni lo van a ser, pero que se sienten identificados con un modelo y una cosmovisión de un país”.

Cristina negó haber pensado en la reelección, “como tampoco pensé en este lugar que estoy ocupando ahora”. Evocó a continuación el fallecimiento de su esposo y tras contar que no quería traer el cuerpo a Buenos Aires, sino trasladarlo directamente a Río Gallegos, pero después aceptó que el pueblo pudiera despedirlo, dijo emocionada que le había prometido que “lo iba a hacer quedar bien”. Señaló en ese sentido que “pensé mucho, mucho” ir por la reelección, aseguró haber dudado mucho, lo consultó con sus hijos y que ellos le dijeron que hiciera lo que quisiera, aunque su hija -a la que definió como “Kirchner con polleras”- le dijo que pensaba que debía presentarse.

Respecto de las PASO, dijo que en 2009 De Narváez ganó elección y no pasó nada, y remarcó en cambio que el FpV sigue siendo “la primera fuerza del país”. ¿Duele que haya sido primero un tipo como Massa, que es del palo?, le preguntó Rial, a lo que la presidenta retrucó: “No, no es del palo, es opositor. Si no es opositor, yo soy la Mona Lisa… Los que son del kirchnerismo están dentro del palo…”, y no quiso seguir hablando del intendente de Tigre.

Negó pelearse con Mauricio Macri, y señaló que “de todos los opositores le reconozco una inmensa virtud: dice lo que piensa. Dice el modelo de país que le gustaría, que no es el mío, evidentemente. No es de los que después te dicen ‘si diría lo que iba a hacer no me hubieran votado’”.

Aclaró que no estaba reivindicándolo, pero señaló que “me gusta la gente que dice lo que piensa, que no se disfraza para sacar votos”, aunque insistió respecto del jefe de Gobierno que no comparte nada de lo que piensa, y terminó emparentándolo con las políticas de los 90.

“Massa no es del palo, es opositor. Los que son del kirchnerismo o del palo, están adentro del palo. Este no es un espacio en el que yo hable de Massa, pero obviamente no es del palo, no por decisión mía, es una decisión de él de ser opositor al Gobierno”, dijo la mandataria. La Presidente completó que Massa es, como otros candidatos “opositor a mi Gobierno, sin ninguna duda”.

Se trata de la cuarta emisión del ciclo “Desde otro lugar”, que comenzó con el reportaje del periodista e historiador Hernán Brienza, desglosado en dos tramos y emitido en simultáneo por la TV Pública y Radio Nacional. La primera parte del diálogo entre Cristina Kirchner y Rial fue transmitido el domingo pasado y ahora se espera la continuación.

Acerca de la falta de reuniones de gabinete tradicionales en los gobiernos de Néstor y ella en ese sentido dijo que “en nuestro gobierno lo importante no son las reuniones de gabinete sino lo que hemos hecho en el gobierno”.

“Pocas personas deben haber sido tan investigadas como Néstor y yo”, dijo ante la referencia a los casos de corrupción en los que se mezcló a la pareja presidencial, enfatizando que todos los datos fueron publicados en sus declaraciones juradas. Atribuyó a “un modus operandi de los últimos tiempos” la aparición de testigos “que después niegan todo ante la justicia”.

Según Cristina, ese modus operandi se utiliza en los últimos tiempos, desde la aplicación de restricciones al dólar.

En ese sentido, Cristina Kirchner sostuvo que el caso Skanka “fue una causa entre privados” y recordó que el juez de esa causa fue el actual ministro de Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires, Guillermo Montenegro.

Respecto de la Justicia insistió con la necesidad de su democratización. “La Justicia, como poder del Estado, tiene una deuda muy grande con la sociedad”. Y la comparó con otros poderes. Del Legislativo dijo que “decían que yo iba a vetar tantas leyes”. Se comparó con Macri, que “lleva vetadas más de cien, ¿y yo cuántas debo haber vetado? Tres, cuatro, cinco leyes… Decían que iba a ser ‘Vetina’, en lugar de Cristina”.

Sobre la demanda de una mejor justicia respecto a la problemática de la seguridad, señaló que “hay gente que entra tres o cuatro veces al año y sale por la otra puerta”, y consideró que “es mentira que no haya leyes para hacerlo”, ya que “cada juez puede denegar la excarcelación aun cuando el delito así lo sea, si considera que la persona es peligrosa”.