BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Lunes 21 de octubre de 2019
NOTICIAS
De Narváez insiste en pedir “mano dura” para el delincuente
“Dentro de la ley”, aclara el legislador y candidato a la reelección, quien recordó que de cada mil delitos denunciados, sólo seis llegan a juicio.
22 de octubre de 2013
El primer candidato a diputado de la agrupación “Unidos por la libertad y el trabajo”, Francisco de Narváez, insistió en pedir que “dentro de la ley” se trate con “mano dura” al delincuente, por lo que reclamó que “las penas se cumplan sin atenuantes”.

“Todas las ciudades de la provincia de Buenos Aires están azotadas por la inseguridad, no solamente el conurbano. Hoy el delincuente tiene ventaja sobre la fuerza de seguridad, la justicia penal y el sistema carcelario. Por eso, he dicho ‘dentro de la ley, mano dura’”, indicó el postulante peronista.

En declaraciones a la prensa, De Narváez indicó que “de mil delitos que se denuncian, sólo seis llegan a juicio. Y de los que llegan a juicio, sólo dos son condenados. La ventaja está del lado del delincuente”.

“Mucha gente te dice ‘al final, el que va por el camino del delito la lleva mejor que el que trabaja y se esfuerza honestamente’. Por eso, tenemos que producir un 'shock' en términos de la seguridad. Que las penas se cumplan sin atenuantes. Las fuerzas tienen que estar articuladas y nosotros, como legisladores, proveer la mejor legislación”, evaluó. Dijo que, dentro de un programa integral de seguridad, “hemos planteado, por ejemplo, la baja de la edad de imputabilidad en los menores. La planteamos en marzo de 2010 sin ninguna especulación electoral”.

“Hay personas a favor y otras en contra. Nosotros lo planteamos porque creemos que un menor de 14 años es consciente si le quita la vida a otra persona”, dijo.

En ese marco, exhortó a que el Estado “tenga los establecimientos para contener a los menores, que es la mejor forma de proteger su vida, no devolviéndolos al ámbito donde probablemente haya mayores que los llevan a cometer delitos. Este debate se tiene que dar y el oficialismo no quiere hacerlo”.