BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Jueves 17 de octubre de 2019
OPINIÓN
La visita del ministro de Relaciones Exteriores de Israel a la Argentina
Por Juan Carlos Vega
23 de julio de 2009
Se cumplen 5 años de la condena de la Corte Internacional de Justicia por el vergonzoso muro de 700 km que separa Israel de Palestina. La Corte declaró que el muro viola el Derecho Internacional Humanitario y de Derechos Humanos (Opinión Consultiva del 9 de julio 2004 por el cual Israel tiene el compromiso de poner fin a la violación de sus obligaciones internacionales). Sin embargo, hoy 2009, Israel continúa con la construcción del muro.

A su vez, los asentamientos en territorio palestino apoyados o ejecutados por el Estado de Israel, han recibido unánime condena de la comunidad internacional. Israel continúa hoy con esta política. Nuestro visitante, el ministro de Relaciones Exteriores, Avigdor Lieberman, vive en un asentamiento.

Los inmensos aportes del pueblo judío a la humanidad en el campo de la cultura y de la ciencia no permiten ni merecen que personajes como Lieberman expresen a ese pueblo. Israel es un modelo de democracia y de eficacia gubernamental. Lieberman expresa un discurso de violencia racial.

Argentina debe tomar una posición clara en el conflicto y ello comienza por reconocer la realidad de los hechos violatorios de la legalidad internacional.

Creemos que nuestro país al igual que todas las democracias modernas en el mundo debe pronunciarse clara y contundentemente. Urgir la apertura de un diálogo entre Israel y Palestina con agenda abierta y con una sola condición: el pleno respeto al Derecho Internacional y a la Legalidad Supranacional de Derechos Humanos.

Juan Carlos Vega es diputado nacional Coalición Cívica-Córdoba

Nota: Juan Carlos Vega fue invitado por diputados israelíes la semana pasada al Estado de Israel donde mantuvo reuniones con representantes judíos y palestinos. En particular, con el Comité Israelí Contra la Demolición de Viviendas Palestinas. Y fue invitado como experto a proponer un diseño jurídico de denuncia de las violaciones a Derechos Humanos en territorio palestino.