BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Jueves 19 de septiembre de 2019
NOTICIAS
“Yo no estuve en Brasil”
El ex legislador Remo Costanzo, implicado en el caso de soborno, negó el encuentro que denunció su ex secretaria Montero.
18 de abril de 2007
El ex senador nacional Remo Costanzo desmintió los dichos de su ex secretaria Sandra Montero sobre un supuesto encuentro entre ambos en enero en Brasil porque “mi condición de imputado en la causa por el pago de sobornos para la aprobación de la reforma laboral me impide salir del país”.

Constanzo expresó que “las expresiones de Montero son un disparate total, porque no estuve en Brasil en esa oportunidad y además una gran cantidad de amigos y familiares pueden dar testimonio de que no salí de Viedma en todo el verano”.

Montero realizó una denuncia de amenazas por parte de otros senadores imputados en la causa y detalló que a mediados de enero de 2007, en la ciudad brasileña de Gramado, en cercanías de Porto Alegre, donde vive actualmente, "fue concertada una cita" entre Costanzo y la mujer "por motivos específicamente personales" y vinculados con la seguridad de su hijo Jonathan quien vive con ella.

"No solamente no hablé con ella, sino que nunca pude haber viajado a Brasil, porque mi condición de imputado en la causa conocida por todos me impide salir del país sin autorización judicial", insistió Constanzo.

Costanzo afirmó que "las expresiones de la señora Montero son un disparate total y desmiento cualquier forma de comunicación en la cual yo habría opinado que las amenazas que dice recibir provienen de ex colegas del Senado y un ex funcionario nacional".

"Tengo el absoluto convencimiento de que tanto los ex senadores (Alberto) Tell y (Agusto) Alasino, como el ex secretario de Inteligencia (Fernando de) Santibáñez son absolutamente incapaces de usar ese tipo de metodologías" dijo.

En su denuncia, Montero aseguró que las amenazas "provenían" de los ex legisladores Alasino y Tell y del ex titular de la central de inteligencia delarruista, Fernando de Santibañes.

El ex senador del PJ rionegrino sostuvo: "No creo que existan esa amenazas, aunque no alcanzo a comprender cuáles pueden ser las motivaciones de esta señora para incursionar en un tema que se desmiente por las propias circunstancias".

Señaló también que "no hubo ningún tipo de recomendación para que su hijo no vuelva al país, ni contacto personal o por terceros entre mi persona y Sandra Montero".