BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Jueves 13 de diciembre de 2018
LEGISLATURA BONAERENSE
Galmarini y las Madres del Grooming contra el ciberacoso sexual infantil
Lanzaron una campaña contra los delitos sexuales contra menores a través de las redes sociales.
10 de mayo de 2015
El senador provincial Sebastián Galmarini y la Asociación Civil Mamá en Línea pusieron en marcha en San Isidro la campaña de lucha contra los delitos sexuales contra menores a través de las redes sociales, también conocido como Grooming.

El lanzamiento se realizó en el Teatro Auditorium de San Isidro mediante la presentación de la obra “Una ventana al infierno”, en una sala llena docentes, jueces, especialistas en minoridad y vecinos, y otros referentes de la política local, como la presidenta del bloque de concejales del Frente Renovador, Marcela Durrieu y el dirigente de ConVocación, Luis Riva.

Roxana Domínguez preside Mamá en Línea y conoce la problemática del Grooming mucho más de lo que ella quisiera. “Todos somos vulnerables frente a Internet, más aún los chicos. Hay gente preparada psicológicamente para inducir a los chicos por medio de juegos. Le pasó a mi nena, es impactante darse cuenta de los riesgos que se esconden detrás de esos cables y esa pantalla que uno mismo introduce en su hogar. Cuando nos dimos cuenta habían pasado 4 meses. Ella era adolescente, ahora va a cumplir 22 años y no se ha recuperado totalmente. Internet, con ese click, le robó su inocencia, le sembró miedo, atormentó a toda la familia”, dijo.

Actualmente hay un proyecto de ley provincial contra el grooming que cuenta con media sanción en el Congreso de la Provincia de Buenos Aires. “El senador Sebastián Galmarini junto con la senadora Micaela Ferraro presentaron un proyecto de ley para generar mecanismos de prevención y de castigo de este delito. Ya logramos la media sanción en la Cámara de Senadores y ahora estamos poniendo todo nuestro empeño en convencer a los diputados para que se den cuenta que este es un problema que debemos resolver entre todos”, agregó Domínguez.

Galmarini explicó los objetivos de la campaña contra el grooming: “La sociedad tiene que reaccionar ante este delito gravísimo. Y tal como lo plantean desde Mamá en Línea, el arte es una herramienta ideal que sensibiliza y despierta la conciencia ante situaciones muy cotidianas pero no tan conocidas. Lo que nos proponemos es prevenir, informarles a los padres para que estén atentos al uso que hacen los chicos de las redes sociales, los juegos de on line. En Internet existen los mismos riesgos que están en la calle".

Respecto de la situación en San Isidro, Roxana Domínguez contó que "Grooming Buenos Aires es una de las ONG que tiene ciberestadísticas. En San Isidro ya hay registradas 30 denuncias por semana de casos de grooming. Es sumamente alarmante. El delito genera un gran impacto psicológico y emocional. Muchas veces la situación trasciende la pantalla y terminamos en delitos peores como el abuso concretado e incluso la muerte".

"Una ventana al infierno" relata la historia de las madres que iniciaron la lucha contra el abusos sexual infantil a través de las redes sociales. La obra cuenta con la actuación del grupo teatral "Las estatuas", los actores Gonzalo Urtizberea, Cecilia Blanco y la participación especial de Hugo Arana. El director Diego Goethe comentó que "el estatuismo es un homenaje al las Madres del Grooming, que se encadenaron al Congreso para pedir por la ley contra el grooming, por eso la obra empieza con una representación de las estatuas", y agregó "no conocía la problemática del grooming hasta que conocí a Roxana y Leandro. Literalmente traduje la charla a la obra, Roxana me pidió que fuese explícita, que impacte, que la gente sepa de qué se trata el grooming".

“El grooming es un delito en expansión. En la Argentina hemos avanzado mucho gracias a la lucha que llevan adelante mamás como Roxana. Desde noviembre de 2013 se tipificó el delito dentro del Código Penal, pero aún queda mucho por hacer para evitar que se multipliquen los casos de grooming, que en muchas ocasiones son la ventana al abuso sexual, la pedofilia y trata de personas. En San Isidro hay un altísimo nivel de conectividad a las redes, por eso ya nos comprometimos para llegar a cada casa, para cuidar la seguridad de nuestros niños y adolescentes”, concluyó Galmarini.