BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Lunes 20 de mayo de 2019
NOTICIAS
Prat-Gay justificó el pago de la deuda con los buitres con nueva deuda: “Es para evitar el peor ajuste”
"Es una gestión poco agradable pero que hay que hacer porque sin esto no volvemos a crecer”, reconoció el ministro de Hacienda y Finanzas. Reveló que desde 2002 se triplicó el monto de la deuda en default. El nuevo compromiso sería por 15.000 millones de dólares, a pagar en 15 años con una tasa del 3%. Advirtió que beneficiaría a los gobernadores.
4 de marzo de 2016
El ministro de Hacienda y Finanzas de la Nación, Alfonso Prat Gay, presentó ante un plenario de comisiones de la Cámara de Diputados el proyecto de “normalización de la deuda pública” por el cual el gobierno de Mauricio Macri busca ponerle fin al litigio con los fondos buitre para que Argentina pueda volver a tomar deuda.

Ante las comisiones de Presupuesto y Hacienda y de Finanzas, el funcionarios macrista reveló que la deuda en default es de 18.800 millones de dólares, esto es, tres veces más que el monto de la deuda original desde la cesación de pagos en 2002, durante el gobierno de Eduardo Duhalde.

Según Prat Gay, “el costo del paso del tiempo” fue que “estos 6.100 millones de dólares se han transformado, a través de los litigios, en una deuda 18.800 millones de dólares”.

No obstante, el ministro estimó que el Gobierno podrá lograr una quita de un total de 38 por ciento del capital y del 56 por ciento de los intereses.

Prat Gay aseguró que esta deuda en default tiene “fortísimas consecuencias en el funcionamiento de la economía” y que “hay que resolverlo pronto, de la mejor manera posible”.

“Es una cuestión de Estado. Si no resolvemos esto no estamos resolviendo algo que nos impide volver a crecer”, planteó el funcionario, cuyo plan es que se cierre el litigio con los holdouts para que el país vuelva a tomar deuda, y a una tasa baja, para financiar el déficit fiscal, entre otras cuestiones.

Vale recordar que para el Gobierno de Cambiemos el proceso inflacionario tiene como causa la emisión monetaria del Gobierno anterior, utilizada para financiar el déficit.

En este marco, Prat Gay reconoció que “para evitar el ajuste” necesitamos “acceso al crédito, también necesitamos revitalizar obras de infraestructura que no se han hecho en los últimos 20 años”.

Así, ratificó la intención del Gobierno de pagarle a los holdouts en efectivo pero no con reservas del Banco Central sino por medio de la toma de nueva deuda.

En esta línea, atento a las objeciones del peronismo para votar a favor del proyecto, el ministro indicó que “esto también se aplica a los gobiernos provinciales, que están deseosos de hacer obras públicas y que no pueden cumplir promesas de campaña por las que han llegado a ser gobernadores”. “Es una cuestión federal y muy sensible para los gobernadores, de distintos signo político”, acotó.

Atento a la quita mencionada, Prat Gay sostuvo que el Gobierno necesita emitir deuda por 11.684 millones de dólares para pagar la deuda en default. Sin embargo, aclaró que la intención oficial es que el crédito sea por 15.000 millones “para ser prudentes” y con el objetivo de financiar también “otros vencimientos” y el déficit fiscal.

El crédito se terminaría de pagar en 15 años, con una tasa cercana al tres por ciento anual, según precisó.

Para el ministro, de esta manera el país pasa de una “situación de agobio financiero a una totalmente diferente que nos permita ir adelante, financiarnos para evitar el peor ajuste que es el ajuste del gasto o financiamiento vía inflación, que ha sido la estrategia de los últimos años”, en alusión al kirchnerismo.

“Entendemos que esto es una gestión poco agradable pero que hay que hacer porque sin esto no volvemos a crecer”, concluyó Prat Gay.