BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Sábado 20 de julio de 2019
NOTICIAS
Desde La Cámpora proponen elevar el cupo femenino al 50%
A través de la diputada Mayra Mendoza se propone equiparar el cupo de hombres y mujeres en las listas electorales.
8 de marzo de 2016
La diputada nacional del FpV-PJ, Mayra Mendoza, presentó en el Día de la Mujer un proyecto de ley que propone equiparar la representación de mujeres y hombres. La iniciativa apunta a que se asegure el acceso a cargos electivos en igualdad de condiciones, posibilitando una alternancia regular de ambos sexos en las listas de candidatos, para así “profundizar el camino de la inclusión e igualdad de derechos y oportunidades”.

De aprobarse, se dejaría atrás el cupo femenino del 30% existente en la actualidad. La Ley 27.120, promulgada en 2015, incorporó el artículo 60 bis al actual Código Electoral Nacional, que dispone que las listas “deberán tener mujeres en un mínimo del 30% de los candidatos a los cargos a elegir y en proporciones con posibilidad de resultar electas, de acuerdo a lo establecido en la Ley 24.012 y sus decretos reglamentarios. En el caso de las categorías senadores nacionales para cumplir con dicho cupo mínimo, las listas deberán estar conformadas por dos personas de diferente sexo, tanto para candidatos titulares como suplentes”.

Sin embargo, según Mendoza, “cuando hablamos, en términos generales, de ‘igualdad de oportunidades’, nos referimos a una igualdad del 50 a 50 y no que quede librado a la suerte de quien arma las listas, ya que en muchos casos solo se busca llegar a cumplir con ese 30% mínimo para que puedan ser aprobadas”.

“Pretendo que se asegure el acceso a cargos electivos en igualdad de condiciones, posibilitando una alternancia regular de ambos sexos en las listas de candidatos, en la representación de la voluntad del pueblo”, agregó la legisladora.

El proyecto de ley pretende modificar el artículo 60 bis para que las listas se presenten conformadas por idéntico número de hombres y mujeres, ubicando a los candidatos de forma intercalada, uno a uno, por sexo.

Además dispone que en caso de que un candidato tenga que ser reemplazado lo sea por uno del mismo sexo, para así garantizar la igualdad real entre mujeres y hombres. En el mismo sentido, se cambian los artículos 157 y 164 del Código Electoral Nacional, para que en caso de muerte, renuncia, separación, inhabilidad o incapacidad permanente de un diputado o senador nacional lo sustituyan los candidatos del mismo sexo que sigan de conformidad con la relación consignada en la lista.

Asimismo, se invita a las provincias y a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires a adecuar sus legislaciones para garantizar la igualitaria representación de mujeres y hombres.

Mendoza expresó: “Con este proyecto de ley se pretende equiparar, igualar, eliminar las diferencias absurdas entre ambos géneros. La ley del cupo femenino surgió para reparar una situación de inferioridad hacia la mujer. Hoy, nosotras, las mujeres, tenemos un rol participativo y activo en la política”. Y añadió: “Avanzar en una sociedad igualitaria implica trabajar en las reformas necesarias que hagan de las relaciones sociales verdaderas relaciones entre iguales, y no entre individuos con más o menos chances en base a la diferencia de género. Nos debemos un cambio paradigmático: que no haya cupo mínimo, sino una representación igualitaria. Que las diferencias entre hombres y mujeres sean solamente las biológicas y las físicas. Con esto vamos a reforzar la democracia. Toda la sociedad argentina tiene que trabajar por construir una patria de iguales”.