BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Lunes 22 de julio de 2019
NOTICIAS
Rosenkrantz soportó preguntas sobre su vínculo con Clarín, Ledesma y el cupo femenino en la Corte
El kirchnerismo planteó sospechas sobre la posible actuación del candidato para la Corte en estas empresas. El postulante reveló que no hubiera asumido “en comisión” por la polémica que generó el decreto. Nuevas objeciones por la disparidad de género en el máximo tribunal.
10 de marzo de 2016
En la segunda audiencia pública por la cobertura de vacantes en la Corte Suprema de Justicia, el candidato del Poder Ejecutivo Carlos Rosenkrantz se presentó este jueves ante la Comisión de Acuerdos del Senado, donde afrontó preguntas sobre su vínculo con empresas y el cupo femenino en el máximo tribunal.

En un debate tranquilo y sin cruces, Rosenkrantz respondió durante casi cinco horas las inquietudes de los legisladores, luego de que el otro candidato, Horacio Rosatti, hiciera lo propio la semana pasada.

La comisión que preside el senador Rodolfo Urtubey (FpV) volverá a reunirse el próximo martes para cerrar la discusión y firmar los dictámenes, que en recinto requieren del voto favorable de los dos tercios de la Cámara alta.

El encargado de abrir la ronda de preguntas fue el jefe del bloque kirchnerista, Miguel Pichetto, quien abordó a Rosenkrantz por su pasado como abogado patrocinante del Grupo Clarín, aunque sin nombrar al multimedios.

“¿Qué pasa si usted es designado juez de la Corte y si alguno de esos clientes que formaron parte de su estudio tuviera un litigio en el marco de la Corte? ¿Cuál sería su actitud?”, lo interrogó el rionegrino.

La respuesta de Rosenkrantz fue directa: “En los casos en los que he intervenido, me excusaré. En el caso Clarín me excusaré porque hay razones de decoro, aun cuando no dudo en modo alguno de la imparcialidad con la que puedo analizar los casos”.

El candidato a juez de la Corte explicó que había sido contratado por Cablevisión “a los efectos de asesorar en el proceso de fusión con Multicanal que se dio en el año 2006”, luego de que la camporista Virginia García, cuñada de Máximo Kirchner, intentara acorralarlo con el mismo cuestionamiento.

Otra senadora de la agrupación kirchnerista, Anabel Fernández Sagasti, quien le consultó si tenía vinculo con la familia Blaquier y con la empresa Ledesma, que dona fondos a la Universidad de San Andrés, de la cual Rosenkrantz es rector.

“No tengo ningún vinculo. Recaudé de las empresas para ponerlo al servicio de los docentes y becas”, aclaró el abogado, quien explicó que “Nelly Blaquier fue donante del fondo Juan Bautista Alberdi para que estudiantes del interior del país pudieran estudiar en la universidad”.

Según indicó, su rol era “conseguir la mayor cantidad de dinero posible para ponerlo a la mejor causa”, y por lo cual una de las aulas lleva el nombre de la mujer de Pedro Blaquier.

Por otra parte, y al igual que Rosatti, los senadores de la oposición tocaron el tema del nombramiento de jueces “en comisión” por parte del presidente Mauricio Macri, quien finalmente envió los pliegos al Congreso.

Ante las insistentes preguntas, Rosenkrantz confesó que no hubiera asumido en esa condición, es decir, por decreto. “Dadas las circunstancias, la asunción no hubiera sido una posibilidad para mi”, expresó el abogado al responder a la pregunta de Nancy González (FpV).

En otro orden, dijo ser “sensible” a la temática de género, a raíz de que, de aprobarse ambos pliegos para la Corte, habrá una sola mujer –Elena Highton- en ese tribunal. El abogado repasó sus teorías sobre la desigualdad y violencia de género, que definió como uno de los “problemas” más preocupantes de la sociedad argentina, ante la consulta de Magdalena Odarda (Coalición Cívica).