BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Lunes 26 de junio de 2017
NOTICIAS
Compromiso de diputadas para actuar por la salud de todas las mujeres
Se proponen erradicar la violencia obstétrica, disminuir los embarazos no planificados en la adolescencia e impedir que haya más mujeres criminalizadas por aborto.
6 de junio de 2016
Una docena de diputadas nacionales de diferentes bloques adhirieron este lunes al compromiso impulsado por la Fundación para Estudio e Investigación de la Mujer – FEIM y la diputada Carla Carrizo para asegurar la salud de las mujeres en tres aspectos fundamentales: erradicar la violencia obstétrica, disminuir los embarazos no planificados en la adolescencia e impedir que haya más mujeres criminalizadas por aborto, como la joven presa actualmente en Tucumán y se trate en el Congreso la despenalización del aborto.

La apertura del debate sobre el aborto en el Congreso de la Nación es uno de los puntos centrales del documento, que sigue abierto a adhesiones.

Las diputadas Carrizo (UCR) y Gabriela Troiano (PS) participaron de la reunión realizada en el edificio anexo de la Cámara de Diputados de la Nación y otras legisladoras enviaron sus adhesiones a la actividad: Araceli Ferreyra (FpV), Brenda Austin, Karina Banfi, Olga Rista, Alejandra Martínez (UCR-Cambiemos) , Carla Pitiot, Cecilia Moreau (FR), Victoria Donda (Libres del Sur), Lucila Duré (PS) y Margarita Stolbizer (GEN).

La diputada Carrizo recordó que “hay ocho provincias que aún no cumplen con tener protocolos de atención a los abortos legales de acuerdo a lo establecido por el fallo F.A.L. Allí las mujeres no tienen derechos ni justicia”, dijo. “Hay políticas que existen pero no se cumplen, debemos transformar las leyes en políticas públicas efectivas que lleguen a las mujeres”, sostuvo la diputada radical y luego informó que el 14 de junio se presentará nuevamente el proyecto de ley para legalizar la interrupción voluntaria del embarazo, que este año contará con 60 firmas, dijo. “Tenemos que defender el derecho a debatir este tema”, concluyó.

Mabel Bianco, titular de FEIM y candidata por Argentina a integrar el comité de expertas de la CEDAW, comentó que esa jornada reunía los reclamos de dos fechas importantes para la fundación que preside hace 27 años y la lucha por los derechos de las mujeres: el 28 de mayo, que fue el Día de acción por la salud de las mujeres, y el 3 de junio, un día que se instaló en el calendario para reclamar por el fin de la violencia de género. “Ambas fechas están muy relacionadas”, dijo Bianco y detalló las tres prioridades para asegurar la salud de las mujeres.

“La violencia obstétrica es una de las violencias que aún es difícil de hacer entender, aunque es terrible porque muchas veces las mujeres mueren en el parto y también porque no se respetan la decisiones de las mujeres en ese momento”, explicó Bianco y reclamó pleno respeto a la ley de parto humanizado. La segunda prioridad que comentó fue la disminución del embarazo no planificado en la adolescencia. Al respecto, Bianco cuestionó que “la educación sexual integral aun no llega a todos los colegios y esto es grave porque las chicas y los chicos siguen en la ignorancia”. La presidenta de FEIM mencionó que la maternidad precoz forzada está vinculada a la cruda realidad del matrimonio infantil en el mundo, un tema que será abordado en la próxima Reunión de alto nivel sobre VIH/sida, en Nueva York.

“El gran tema pendiente es la definición de este Congreso Nacional para debatir la despenalización del aborto”, sostuvo Bianco y explicó que “desde 1921 está permitido interrumpir el embarazo en algunas situaciones pero no se han podido incluir otras, como las complicaciones de embarazos anencefálicos inviables con la vida”. “En la ciudad de Buenos Aires, estos casos se resolvieron obligando a las mujeres a llevar esos embarazos hasta el séptimo mes. Esto es una tortura para la mujer y la familia”, exclamó la presidenta de FEIM y dijo: “Las leyes tienen que estar hechas para permitir, no para obligar por acción u omisión. Las fuerzas que representan a la ciudadanía deben discutir esto en el Congreso”.

La diputada Troiano señaló que “las temáticas de las mujeres son siempre postergadas por algo más importante” y, por ejemplo, recordó que “la edad jubilatoria se debate rápido pero cuando está en juego la salud de las mujeres (el tratamiento en el Congreso) ya no es tan rápido”. “Por eso –continuó la diputada socialista-, son muy importante estas reuniones de mujeres de distintos bloques, para juntarnos por nuestros temas y también hacer que se cumplan las normas ya redactadas que no se realizan por falta la voluntad política”.

Participaron de la actividad representantes de organizaciones de la sociedad civil, de universidades nacionales y periodistas.