BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Jueves 25 de mayo de 2017
ENTREVISTAS
“Vamos a cumplir un plan estratégico para que la AGN sea un organismo federal”
El jefe de la AGN Oscar Lamberto en el estreno de su despacho mantuvo una entrevista con Parlamentario en la que abordó los cursos de acción del organismo a su cargo, la política partidaria, la gestión del actual Gobierno y estimó que ha llegado la hora de la renovación del PJ y la construcción de un mejor Estado.
2 de septiembre de 2016
Por Agustín Alvarez Parisi y Luis Soria

Exdiputado nacional, exsenador nacional y exsecretario de Hacienda Oscar Santiago Lamberto fue auditor hasta el año pasado y el candidato elegido por el justicialismo para ser el nuevo presidente de la Auditoría General de la Nación, tras la renuncia forzada a principios del pasado mes de agosto de Ricardo Echegaray.

Lamberto cuando asumió en su cargo dijo que la corrupción es “el cáncer de la democracia” y sostuvo que “para combatirla es necesario construir un mejor Estado”; lo que señaló como objetivo primario del organismo. Sobre el tema aclaró que “no es función de la AGN perseguir funcionarios, mucho menos encubrir conductas o actos de los agentes”.

En diálogo con Semanario Parlamentario, Lamberto manifestó que tiene la intención de hacer cumplir el plan estratégico previsto para que la AGN sea un organismo con presencia federal. Enfatizó que es imprescindible la transparencia en un sistema democrático. En otro tramo de la entrevista resaltó que la renovación del peronismo es necesaria e inevitable

- Hace casi 25 años siendo diputado usted votaba la aprobación de la Ley de Administración Financiera, donde en uno de sus capítulos creaba la Auditoría General de la Nación y ahora acaba de ser designado por su partido para estar al frente de este organismo. ¿Qué significa esto para usted?

- Bueno, primero una sorpresa, porque después de estar ocho años fuera de toda actividad, nunca imaginé ser presidente de la AGN y menos en estas condiciones. Volver a una actividad tan importante con tanta responsabilidad a una edad que la gente generalmente juega al dominó en la plaza. Tendremos que adaptarnos a esta nueva realidad.

- En el acto de su asunción quien le dio la bienvenida fue el Auditor General, Jesús Rodríguez, quien resaltó la presencia de hombres y mujeres de la democracia argentina y de todos los partidos políticos y manifestó que su designación es un reconocimiento a su trayectoria…

- Como decía el expresidente de Chile, Ricardo Lagos, a veces los viejos necesitamos algunos mimos, pero en realidad no corresponde a mí que lo diga... Estoy acá por una propuesta del Partido Justicialista y por un mandato de la Constitución que establece que este cargo tiene que ser para el partido de la oposición que tenga mayoría.

- ¿Cómo piensa desarrollar su tarea…?

- Trataré de aplicar todo lo que aprendí a lo largo de estos años, vinculado a la administración del Estado. Fui durante ocho años parlamentario, fui presidente de la Comisión de Presupuesto, la Comisión Revisora de Cuentas y estuve ocho años como auditor. Todo esto significa que hay que ponerse en marcha para que esto funcione.

- En su discurso anunció que proyecta un Plan Estratégico Federal. ¿Qué significa?

- Fundamentalmente que la AGN está muy centrada en la Ciudad de Buenos Aires, la mayor parte del gasto público se hace en el interior del país y nosotros auditamos en Buenos Aires. Esto significa que la AGN tendría que tener agencias en los lugares del país donde hay más necesidades que haya presencia de auditorías.

- ¿Qué otros objetivos se propone al frente de la Auditoría?

- La Auditoria trabaja en base a planes, en realidad no hay grandes sorpresas porque se hace un plan el año anterior con temas muy concretos y donde hay organismos que se auditan todos los años como pueden ser la AFIP, el Banco Central, Anses y después organismos que se incorporan por muestras, esto lo aprueba el Congreso de la Nación y el plan no se altera, salvo que el Congreso lo cambie.

- ¿Hasta aquí como ha venido funcionando la Auditoria General de la Nación tras la renuncia de Echegaray?

- En estos meses que la AGN no ha tenido presidente, pero siguió funcionando con la presidencia de Javier Fernández como decano, siguieron saliendo los expedientes y se va a cumplir el plan hasta fin de año. Después empezaremos a preparar el plan para el año que viene y que tendrá que votar el Congreso. Esto hace que el organismo trabaje independientemente de inquinas personales o de caprichos. La idea es que sea lo más objetivo posible y esto se hace solamente si interviene mucha gente, tiene muchas miradas y de hecho también tiene la mirada del Parlamento que es el que aprueba el plan.

- Hay que adaptarse a los tiempos modernos y trabajar con informática…

- Sí, hoy todos los procesos están más en la red que en los papeles y nosotros no podemos ser ajeno a eso, el objetivo es poder llevar la Auditoría a la far from, es decir todos los datos de todo el tiempo y en cualquier momento, y esto es posible hacerlo pero hay que avanzar en la firma digital y en el proceso de informatización y en el trabajo para que en cualquier lugar usted pueda entrar y salir y esto es perfectamente posible.

- ¿Y usted cómo anda con las redes sociales?

- Bien, me llevo bien…

- ¿Cómo se inserta la Auditoria en el ámbito internacional?

- Nosotros pertenecemos a dos organizaciones internacionales que son la Organización Latinoamericana de Organismo de Control (OLACEFS) y el INCOSAI que es el organismo mundial, un organismo tan grande que es el segundo organismo más grande en el mundo después de Naciones Unidas. Nosotros formamos parte activa de INCOSAI, ahora presidimos una Comisión de Deudas, recientemente designado y en la OLACEFS hemos cumplido roles importantes en todas las comisiones. En estos días estoy recibiendo llamadas de distintos organismos de control de América latina felicitándonos por la designación.

- Cuando asumió en su discurso usted manifestó que la corrupción es el cáncer de la democracia. ¿Pondrá mucho énfasis en combatir la corrupción?

- La forma de combatir la corrupción es teniendo un Estado que funcione, que sea transparente con control de posición de intereses, que la gente pueda saber de qué se trata. Cuando usted prende la luz sobre el Estado todo el mundo tiene la posibilidad de ver que la corrupción es mucho menor. Por aquello que decía Perón que todos somos buenos, pero si nos controlan somos mucho mejores, es absolutamente cierto.

- ¿Cómo observa tantas denuncias sobre corrupción que se le están haciendo al ex gobierno kirchnerista?

- Hay causas judiciales que son por hechos posteriores que están en todos los diarios y muchas de las causas que hoy están en los tribunales basadas en informes de la AGN y que se han seguido trabajando sobre el Gobierno pasado y se seguirá con el actual Gobierno. Nosotros informamos lo que vemos.

- ¿Qué sintió a ver a José López tirando bolsos con millones de dólares en un convento?

- Sentí lo que hemos sentido todos los argentinos, son hechos muy agresivos, son cosas que no tienen explicación. El otro día leía que en Estado Unidos habían detenido a cinco miembros de la familia mafiosa por actos delictivos y una de las evidencias de estos actos delictivos era porque había uno de estos personajes que tenía 30 mil dólares en su casa. Entonces, si en Estados Unidos es tapa del primer mundo porque alguien tiene 30 mil dólares en su casa y alguien tiene nueve millones, me imagino la visión del mundo.

- ¿Cómo afecta esto al peronismo?

- Para el peronismo es un golpe muy duro y que va a llevar mucho tiempo para demostrar que nosotros no tenemos nada que ver con eso.

- ¿Cree que Cristina no estaba al tanto de todo esto?

- No sé, uno ve los hechos, las interpretaciones las hace cada uno.

- ¿De Vido tenía que estar al tanto del accionar de López?

- En el tema esto no lo sé, pero en las decisiones del Estado siempre hay más de una firma, nunca el acto lo hace una sola persona. Ahora este tema no sé de donde viene, si tiene que ver o no con el Gobierno.

- ¿Cómo va auditar la gestión de Macri?

- Igual que todas, nosotros trabajamos de la misma manera sin ningún prejuicio, la misión del auditor es ver evidencias. Si usted ve que el vidrio está roto, el vidrio está roto. Después tendrá que explicar el Gobierno quien lo rompió y si lo van a arreglar. Esto es la auditoría.

- ¿La auditoría se hace sobre año vencido?

- Sí, nosotros vamos a comenzar a auditar a partir del primero de enero próximo.

- ¿Cree que es posible la transparencia?

- No solamente posible, sino que es imprescindible en un sistema democrático. No puede haber un Estado secreto. Puede haber áreas del Estado que hacen a la seguridad nacional que pueden ser más o menos públicas, pero en general todo tiene que ser público.

- En sus 50 años como peronista, ¿cuáles fueron los mejores años que vivió con el peronismo?

- El peronismo gobernó de los últimos 50 años 33, creo que tiene que hacer una autocrítica de su gestión. Cuando empecé mi vida política en la universidad había un tres por ciento de pobres y nosotros queríamos cambiar el mundo y ahora después de 50 años hay más de 30 por ciento de pobres, evidentemente algún error cometimos. Generalmente uno asocia los mejores años a la juventud, con muchos sueños, expectativas, muchas ilusiones que después no eran reales nuestras imaginaciones o la realidad fue mucho más dura que lo que nosotros pensamos. Cuando uno ve lo que pasó en la Argentina con el proceso militar diría que hay una generación que está entre los que desaparecieron los que sobrevivieron una marca para siempre, y eso fue un proceso muy duro que marcó a la Argentina para toda la vida.

Otro proceso muy duro y traumático fue el 2001 la crisis fue muy grave y las huellas quedan, nadie pasa por una crisis de la magnitud que pasó la Argentina sin secuelas.

- ¿Qué mirada tiene esta Argentina del Bicentenario?

- Se da un cambio de color político del Gobierno que cuando uno pierde una elección, siempre que hay una derrota electoral hay un debate interno y una formulación de propuestas y dirigentes, todo esto está en construcción y por otro lado hay un Gobierno nuevo que tienen ocho meses que tomó algunas medidas que eran esperadas, otras que creo fueron mal manejadas sobre todo el tema tarifario, con un escenario de una economía que no crece lo que tendría que crecer con pérdida de puestos de trabajo que esperamos que el gobierno le encuentre la solución. Los errores de los gobiernos lamentablemente siempre los paga la gente.