BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Jueves 14 de noviembre de 2019
NOTICIAS
Sandra Mendoza acusó de “misógino” a Mario Negri
En un pasaje de los primeros tramos de la sesión, la diputada chaqueña presentó una cuestión de privilegio contra el titular del interbloque Cambiemos, al que acusó de gritarle. La enfática respuesta del radical cordobés.
19 de octubre de 2016
Fiel a su estilo, Sandra Mendoza se hizo notar a la hora de expresar su discurso. Pero no lo hizo por un proyecto puntual, sino para presentar una cuestión de privilegio contra el diputado Mario Negri. Lo hizo en términos para nada convencionales…

“Porque me tiene repodrida de que nos grite”, disparó advirtiendo “lo violento que son sus dichos… No solo él, hay otros, pero realmente este hombre no puede representar a un hombre (sic). ¡Estoy diciéndole a usted que es un violento, un misógino! Si él piensa, que me tiene cansada, que el Frente para la Victoria somos corruptos… Hooola, ¿cómo les va a ustedes?… ¿Pero dónde están para juzgarnos?”.

Sandra Mendoza continuó en el mismo tenor: “A mí usted, Mario Negri, no me va a gritar más, porque cada vez que me grite le voy a hacer una cuestión de privilegio. Y mida sus palabras”. Agregó que “en todos los ámbitos nadie masca agua bendita”.

Luego aclaró que igual que el resto de su bloque ella iba a parar a las 13, aunque aclaró: “No soy la mejor, tampoco soy feminista”.

Precisamente cuando Mario Negri pudo contestar, con otra cuestión de privilegio, el bloque Frente para la Victoria acababa de retirarse del recinto, a las 13 en punto. “Me gustaría que se quede, a los efectos que tenga la valentía de escuchar lo que voy a decir”, dijo en referencia a quien acababa de atacarlo.

Tras aclarar que “no ofende el que quiere, sino el que puede”, Mario Negri advirtió que “nunca pensé que los alaridos de Sandra Mendoza durante los últimos 5 años en esta Cámara tuviesen la intención de agredir a alguien; siempre pensé que tenían que ver con su personalidad. Y la escuchamos siempre”. Luego pidió “tener cuidado con el uso de la lengua”, se manifestó “muy lejos de ser misógino”, aclarando que “nací con un pensamiento plural que no tiene nada que ver con la pasión que uno le ponga. Pero está claro que nunca ofendí a nadie en términos personales”.

“Está claro que no se respetan los acuerdos parlamentarios”, se quejó, en referencia a la salida del recinto de parte de los diputados que decidieron sumarse a la marcha. Lamentó en ese sentido “no poder tener un mínimo de acuerdo de funcionamiento”, y agradeció a los bloques que buscan acuerdo a pesar de no coincidir con determinadas cuestiones.

“Nos bancamos lo que quieran, pero venir a hablar de misoginia… Están totalmente equivocados, lo que pasa es que han estado acostumbrados a ser los dueños del dedo de la verdad. Pero de la verdad de ellos, y en democracia no hay una sola verdad”, remarcó, y reclamó a la presidencia la necesidad de que se respeten los acuerdos pactados en Labor Parlamentaria.