BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Martes 11 de diciembre de 2018
LEGISLATURA BONAERENSE
Ferrari anunció envío de proyecto de ley para reformar el sistema de apelaciones
El ministro de Justicia, Gustavo Ferrari, anunció que enviará a la Legislatura provincial, a pedido de la Gobernadora María Eugenia Vidal, un proyecto de ley para reformar el sistema de apelaciones en la Provincia de Buenos Aires.
25 de enero de 2017
El Gobierno bonaerense enviará a la Legislatura bonaerense un proyecto de ley con el cual buscará reducir las instancias de apelaciones en las causas judiciales de la provincia con el fin de “evitar dilaciones”, que “generan injusticias”.

"Queremos corregir un evidente abuso en las posibilidades de revisión de resoluciones judiciales”, sostuvo el ministro de Justicia de la provincia de Buenos Aires, Gustavo Ferrari, a modo de introducción y detalló que “por caso, para que una prisión quede firme puede haber cinco instancias” de apelación en la Justicia provincial.

“Incluso con el exceso actual del Régimen de Habeas Corpus pueden llegar a ser ocho” continuó el ministro de Vidal que “a través de nuestro proyecto”, según explicó “exigiremos sólo dos resoluciones confirmatorias, tal como lo exigen los tratados internacionales, asegurando la doble instancia, pero sin continuar con un sistema que dilata y genera injusticias”, dijo Ferrari.

Concretamente, según explicó el funcionario, se trata de un "proyecto donde se cambia el sistema de apelaciones en la provincia de Buenos Aires, en el que aspiramos a que, cuando hay una determinación doblemente confirmada, esta persona quede detenida".

El proyecto de reforma elimina respecto de los fiscales y las víctimas el límite objetivo establecido para recurrir condenas en función del monto de pena impuesta. Al mismo tiempo, se busca reformar el régimen de competencia correspondiente al Hábeas Corpus, ordenando las condiciones de ejercicio de este instituto.

"El régimen actual del Hábeas Corpus es anárquico, está totalmente desmadrado en la Provincia, y esto tiene una decisiva incidencia en la situación de colapso en que se encuentra el Poder Judicial de la provincia", agregó Ferrari, que a la vez sostuvo que "ocho instancias son un absoluto exceso, y esto permite aumentar la discrecionalidad de los jueces, que en muchos casos -a veces por creatividad y en otros por ceñirse estrictamente a una interpretación garantista de la ley- determinan libertades permanentemente".

"Las sucesivas reformas legales a esta norma provocaron una completa desnaturalización del instituto de Habeas Corpus, contribuyendo al desorden del sistema recursivo en el ordenamiento procesal penal de la Provincia. Es inadmisible el uso de esta vía excepcional para cuestionar una decisión de los jueces naturales de la causa", amplió el ministro Ferrari.

El proyecto de Ley propone la modificación del artículo 164 del Código Procesal Penal, estableciendo que la prisión preventiva o su cese sólo pueden ser impugnables mediante recurso de apelación, y se proponen modificaciones al recurso de Casación, que tienen ese mismo objetivo de racionalizar y ordenar el sistema recursivo.

Con ello, también se reduce la competencia del Tribunal de Casación Penal, limitando su intervención a la revisión de las sentencias definitivas, la que se llevará a cabo a través del recurso de casación, pero manteniendo su intervención como garantía para las víctimas cuando la cámara resuelve sobreseer por extinción de la acción y de la pena.