BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Jueves 19 de abril de 2018
NOTICIAS
Preocupación por el aumento de la canasta básica en los barrios Rosario
Un nuevo informe elaborado por el CESO en colaboración con el equipo de la diputada nacional Lucila De Ponti arrojó un aumento del 2,5 % en la canasta básica en los barrios de Rosario. Al respecto la legisladora expresó que “la situación es preocupante en nuestra región”.
6 de febrero de 2017
Un nuevo relevamiento realizado en conjunto entre el Centro de Estudios Scalabrini Ortiz – CESO– y el equipo de la diputada nacional santafesina por el Movimiento Evita Lucila De Ponti, arrojó una variación del 2,5% entre el mes de noviembre y diciembre de 2016, sobre el costo de la canasta de necesidades básicas que comprende: alimentos, vestimenta, servicios de vivienda y transporte, educación y salud. Dado que las pautas de consumo se modifican en las distintas estaciones del año, la canasta básica de costos de vida de verano en los barrios populares de la ciudad de Rosario trepó a $15.330.

Teniendo en cuenta que la medición todavía no cuenta con el nuevo aumento de tarifas dispuesto por el gobierno nacional, la legisladora De Ponti aseguró que: “Durante los meses de verano las familias aumentan el consumo de algunos alimentos y bebidas, así como el consumo de energía eléctrica. Si tenemos en cuenta que entre el mes de enero y marzo la electricidad en nuestra provincia va a alcanzar un aumento de más del 40%, es fácil deducir que el aumento del costo de vida va a ser mucho más pronunciado”

El informe que arroja datos medidos en los barrios Casiano Casas, La Sexta, La Lagunita y Mangrullo, asegura que el aumento de los alimentos fue del 3,15%, donde se destaca la suba de los lácteos en un 7,78%. “La situación económica y social es preocupante en nuestra región, teniendo en cuenta la crisis que atraviesan sectores productivos como la lechería, el comercio y la metalurgia. Ejemplo de eso son los 180 puestos que están en riesgo en la empresa Mefro Wheels, devastada por la apertura de las importaciones. El gobierno de Macri tiene una política deliberada de destrucción de la producción y el trabajo argentino” puntualizó la legisladora nacional.

Para finalizar, Lucila De Ponti sostuvo: "El año pasado sancionamos por unanimidad la ley de Emergencia Social, para que los sectores populares de todo el país contaran con herramientas que les permitieran defenderse frente a las consecuencias de esta situación económica. Necesitamos que el gobierno nacional acelere los plazos de la reglamentación y la implementación de la misma, porque los tiempos de la pobreza y el hambre no son los mismos que los de la política”.