BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Martes 23 de mayo de 2017
SU OPINIÓN VALE
¿Francisco o Trump?
Por Máximo Luppino
18 de abril de 2017
Los dieron a llamar “Los señores de la guerra”, una peligrosa trilogía de mandatarios que parecen empujar al mundo hacia una apocalíptica Tercera Guerra mundial. Quizás la última y definitiva noche oscura de la humanidad. Nos referimos a Donald Trump por EEUU, Vladimir Putin por Rusia y quizás el más inestable de los tres: Kim Jong de Corea del Norte.

El presidente de Estados Unidos de Norteamérica ya lanzó “La madre de todas las bombas” en Afganistán, cumpliendo sus oscuros deseos de “exterminar al mundo musulmán”. Una pretensión que por infame y cruel haría sonrojar a la conciencia humana más elemental, pero Trump la proclama con un carente y sórdido sentido humanitario.

Horas atrás, el mismo Donald Trump ordenó marchar hacia Corea a la poderosa flota de combate naval que consta con el portaviones nuclear Carl Vinson junto a un séquito de acorazados, destructores y fragatas misilíticas.

El Carl Vinson lleva 60 aviones de combate de última generación, unos 20 helicópteros de guerra y unos 5000 soldados, más múltiples pertrechos bélicos de altísimo poder destructivo.

El Muro infame con México, la deportación masiva de latinos y musulmanes, la detonación de la “madre de las bombas”, más la misión de la flota del Carl Vinson nos habla a las claras hacia qué lugar de azufre y muerte quiere Trump llevar al planeta.

Los pares de opuestos imperan como ley de equilibrio y compensación universal. A la obsesión de las cavernas del presidente de EEUU se opone una formidable gigantesca voluntad humanista llena de misiles de AMOR y solidaridad, nos referimos al ARGENTINO, jefe del Vaticano, el Santo Padre FRANCISCO que nos dice que: “El verdadero poder es el servicio”.

Parece una caprichosa dualidad, una confrontación Karmica dilecta de los tiempos que corren. Los Estados Unidos de Norte América, con su presidente, encarnan la guerra y la destrucción. América latina y la sociedad sensible busca PAZ, equilibrio y justicia de la mano del Papa FRANCISCO. El mismo que dentro de su indiscutido universalismo lleva ondeando gloriosamente nuestra celeste y blanca.

ARGENTINA, una vez más, está del lado adecuado. Siempre recordamos al “SANTO DE LA ESPADA”, al padre de la patria, que conformó ejércitos para LIBERAR pueblos hermanos. NO para invadir y someter. El legado de Don José de San Martín es compartido por el jefe de la cristiandad.

Trump habla de MUROS que separan, Francisco de PUENTES que unen y comunican.

Trump mira al extranjero como una amenaza a someter, FRANCISCO nos muestra al hermano de todas las nacionalidades que hay que comprender y ayudar.

Donald dice no ser amigo de México, los trata de violadores y asesinos; FRANCISCO nos recuerda a la Virgen de Guadalupe y la devoción amorosa del pueblo hermano de México.

Trump es tétrica noche oscura, FRANCISCO es LUZ de un mundo con un nuevo amanecer de AMOR y justicia.

Donald Trump habla el lenguaje de las armas de destrucción, FRANCISCO es discípulo de nuestro señor JESUCRISTO quien sólo predica el AMOR entre la creación TODA.

¡TRUMP es norteamericano, FRANCISCO es ARGENTINO!

Máximo Luppino