BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Viernes 17 de noviembre de 2017
OPINIÓN
Una usina plural con jerarquía parlamentaria
Por Daniel Basile. El nuevo presidente del Círculo de Legisladores de la Nación expresa sus aspiraciones para mejorar la calidad institucional argentina.
7 de noviembre de 2017
Soplan “nuevos vientos” en la República, y el Círculo de Legisladores no puede quedar afuera de este proceso que esperamos que sirva para enriquecer la calidad institucional de la República.

Hace apenas unas semanas que asumimos esta responsabilidad de conducir los destinos de la institución y ya estamos trabajando para superar las diferencias del pasado, y trabajar junto a todos los legisladores, sin importar su pertenencia partidaria, para que el Círculo sea un modelo de convivencia democrática.

La primera tarea a la que estamos abocados, es la de dotar al Círculo de Legisladores de la Nación de la jerarquía propia de una institución parlamentaria, dado su carácter de dependencia del Congreso Nacional, conforme su creación por Ley de la Nación.

El proyecto que esperamos llevar adelante en el corto plazo, es el de Incluir al Círculo en el proyecto de la Manzana Legislativa, y solicitar dependencias para instalar nuestra sede en el edificio de la confitería del Molino, para que funcione, como indica la Ley 20.894, en dependencias del Congreso nacional.

Las distintas secretarías están trabajando en hacer una amplia convocatoria de asociados para incluir a todos los legisladores del país, teniendo como objetivo principal el de poner en valor el activo intangible de la formación y experiencia de los legisladores mandato cumplido, para convertir al Círculo de Legisladores en una usina plural y actualizada de pensamiento político al servicio de la agenda nacional. Reconociendo de este modo, la indirecta inversión de fondos públicos con que el país ha contribuido para la creación de este activo compartido, hoy por debajo de su potencial.

Asimismo, estamos llevando a cabo diversas gestiones para acordar una agenda común con las Cámaras del Congreso para que el Círculo sea un soporte activo y eficaz para la generación de proyectos normativos y para la actividad de las comisiones legislativas.

Varios equipos de legisladores están desarrollando un plan de modernización institucional para dotar al Círculo de los adelantos tecnológicos que coadyuven a optimizar los beneficios de los socios facilitando el acceso a la información, las comunicaciones y el contacto frecuente.

Otra de las tareas que tenemos por delante es la de constituir nuevas estructuras para dar respuestas a las necesidades de mejorar la calidad institucional argentina. En ese sentido está programada la creación del Instituto de Derecho Parlamentario para formar y capacitar dirigentes y funcionarios en todos los niveles de la Administración Pública. La creación de comisiones de trabajo sobre Energías Renovables, Preservación Ambiental, Desarrollo Humano y Economía, entre otras.

La agenda de la Comisión de Economía está programada para ser desarrollada en varias áreas específicas, conjuntamente con instituciones públicas y privadas, tales como Evolución de Precios, Mercado de Capitales, Presupuesto Nacional, Economías Regionales y Área Metropolitana.

Un objetivo que nos hemos planteado en el corto plazo es el de crear una Comisión de Políticas para la Unión Nacional, cuya misión estará dirigida a generar contenidos para la formulación de Políticas de Estado sobre la base de estrategias de largo plazo, que trasciendan las posiciones ideológicas, la crítica, el diagnóstico y la mera manifestación de deseos. Esta comisión tendrá un fuerte perfil prospectivo en el sentido científico de investigar y explorar para anticipar posibles escenarios y tender un puente al futuro.