BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Viernes 17 de noviembre de 2017
NOTICIAS
Ley anti-monopolios: el broche de oro para un fin de año recargado en el Congreso
Tras las elecciones, Cambiemos apuró las negociaciones con la oposición para avanzar antes de fin de año con una nueva Ley de Defensa de la Competencia, que será tratada la semana próxima en comisiones. El oficialismo quiere dar una señal fuerte de combate a la inflación y buscará castigar con más dureza la cartelización.
10 de noviembre de 2017
Por Carolina Ramos

En un fin de año cargado de debates en el Congreso, el oficialismo se guardó hasta último momento la frutilla del postre: tras intensas negociaciones a puertas cerradas, intentará avanzar en la Cámara de Diputados con la denominada “ley antimonopolios”, que busca impedir los abusos de posición dominante de los formadores de precios y castigar con más firmeza la cartelización, en busca de dar una señal positiva de combate a la inflación.

Después de las elecciones, el oficialismo apuró el diálogo con el resto de los bloques para avanzar con un proyecto unificado entre propuestas de Mario Negri (UCR) y Elisa Carrió (Coalición Cívica). Dado que el plazo para dictaminar vence el próximo 20 de noviembre, en Cambiemos dan por descontado que el presidente Mauricio Macri incluirá el tema en la convocatoria a sesiones extraordinarias.

El oficialismo se entusiasma con firmar dictamen el próximo martes, en un plenario de las cuatro comisiones donde fueron girados los proyectos: Defensa del Consumidor, Presupuesto, Legislación General y Comercio. Dos de esos cuerpos están en manos de la oposición -Defensa del Consumidor es presidida por la massista Liliana Schwindt, y Comercio, por la kirchnerista Liliana Mazure-, pero ya acuerdo para la convocatoria.

“Sin dudas va a ser la ley más importante del año, porque es una herramienta institucional contra la inflación”, se envalentonó una alta fuente del oficialismo ante parlamentario.com, al recordar que durante la gestión del kirchnerismo “no hubo Ley de Defensa de la Competencia porque eran socios de los supermercadistas”.

Algo de esa idea ya sugirió, en un adelanto del debate que se viene, la propia Carrió. “(Guillermo) Moreno hacía los acuerdos con los grandes supermercados fundiendo a todos los productores”, alertó la diputada este miércoles, en uno de los pasajes del discurso que hizo enfurecer a la oposición y que puso fin a la sesión de manera abrupta.

La iniciativa en discusión crea nuevas estructuras para detectar y sancionar con más fuerza las conductas que violen la competencia y tiendan a la cartelización, las cuales impactan en el bolsillo del consumidor. Así, se prohíben todos los actos que influyan negativamente en las condiciones de mercado -posición dominante, concentración y fusión de empresas-.

El 30 de mayo pasado, Schwindt abrió el debate en su comisión con la presencia de Esteban Greco, presidente de la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia, quien explicó que con la ley actual “el nivel de las sanciones es tan bajo para las grandes cadenas que es casi una invitación a infringir la ley”.

El massismo se mantiene en la misma posición que en aquella oportunidad: acuerdan con la ley a nivel general, pero tienen disidencias. En particular, pelearán por introducir aspectos de su propuesta de “ley de góndolas” para evitar una predominancia de las grandes marcas y obligarlas a competir. “Dentro de esta ley, el tema prácticamente no está planteado”, señaló Schwindt a parlamentario.com.

Puntos principales

Se crea la Autoridad Nacional de la Competencia, como organismo descentralizado e independiente en el ámbito del Poder Ejecutivo, que estaría conformada por el Tribunal de Defensa de la Competencia, el titular de la Secretaría de Instrucción de Conductas Anticompetitivas y el titular de la Secretaria de Concentraciones Económicas.

A su vez, se prevén multas según tres criterios objetivos: el del monto del beneficio ilícito -la sanción podría ser hasta el doble-; el porcentaje de volumen de negocios del grupo económico; y multas de hasta 200 millones de Unidades Móviles (equivalentes a tres mil millones de pesos ajustables por IPC).

Otro punto importante es la creación de un Programa de Clemencia, que exime de sanción al primer integrante de un cartel que aporte las pruebas necesarias para detectarlo y sancionarlo; y reduce la multa entre el 20% y el 50% para algún otro miembro que aporte una prueba adicional.

El proyecto de Cambiemos también crea una Subsecretaría de Fomento a la Competencia, en el ámbito de la Secretaria de Comercio de la Nación, que tendría a cargo la administración de un fondo específico para cumplir con los objetivos de la ley.