BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Martes 21 de mayo de 2019
ENTREVISTAS
“La Pampa necesita un gobernador diferente”, considera Marino
El senador radical, que en 2019 aspira a competir nuevamente por la provincia, enfatiza que es necesario “apostar a la educación como factor de desarrollo”. Además propone ir en una fórmula única con el Pro y evitar así una interna en Cambiemos.
23 de noviembre de 2018
Juan Carlos Marino quiere volver a competir en las urnas para lograr la gobernación de La Pampa. El desdoblamiento de los comicios en esa provincia, que elegirá al sucesor de Carlos Verna dentro de seis meses, acelera los tiempos y, por ende, las definiciones.

Sin embargo, por estos días todavía se esperan los resultados de una encuesta para ungir al candidato de la Unión Cívica Radical. Es que por ese espacio no solamente Marino tiene aspiraciones, sino también el diputado nacional Daniel Kroneberger y el exlegislador Francisco Torroba.

El actual senador considera que “La Pampa necesita un gobernador diferente” que “apueste a la educación como factor de desarrollo” y centre sus políticas en la juventud. “Quiero ser gobernador de La Pampa porque estoy preparado para eso, porque entiendo que me he formado, que me he capacitado, que estoy en el mejor momento de mi vida y tengo un gran equipo”, expresó en diálogo con Parlamentario.

Para el exintendente de Miguel Riglos, su provincia “necesita un gobernador que se ocupe de los jóvenes”. “Hoy tenemos una emigración de los jóvenes desde los pueblos a las grandes ciudades, y cuando llegan allí piensan que van a encontrar lo que no encontraron en los pueblos y ahí es donde se frustran. En realidad nuestra provincia no solo tiene una ubicación perfecta, en el centro de la República, sino también es importantísimo lo que producimos; el problema es que se está poniendo muy poco valor agregado. Por eso los jóvenes se van y no vuelven, y tenemos poblaciones envejecidas. Si esto sigue así dentro de 10 años vamos a inaugurar geriátricos, porque sería una locura inaugurar jardines maternales”, analizó.

Además, Marino habló del desafío de empezar “a combatir la droga; son terribles los problemas de droga que tenemos. En una provincia que tiene 400 mil habitantes podemos saber perfectamente quiénes son los que les están destruyendo la vida a nuestros jóvenes. A esos hay que meterlos presos, pero también hay que ocuparse de los jóvenes, y no sólo del que tiene una adicción sino de aquel que no la tiene. Contenerlos desde la educación y en el tiempo libre desde el deporte”.

“Quiero ser un gobernador que no vaya a imponer cosas a los pueblos, sino que por el contrario se siente con los intendentes, con los concejales. No ir a imponer obra pública, sino ir a ver qué obra pública necesita ese pueblo”, agregó.

Sobre la definición de la interna dentro del radicalismo, Marino explicó que “la Convención nos pidió a los tres precandidatos que busquemos un mecanismo para elegir a uno, o de lo contrario cuando la Convención -que pasó a un cuarto intermedio- se vuelva a reunir, determinará mediante un voto secreto cuál es el único candidato que tiene que tener el radicalismo. Se encargó una encuesta a pedido del diputado Kroneberger, así que hay que ser respetuosos en esperar los resultados”.

“Pasado ese tema se dará la conversación con el Pro y otras fuerzas políticas, porque yo quiero hacer un frente muy amplio y además quiero ser gobernador. Estoy trabajando para ser gobernador. En la propia encuesta que estamos haciendo se mide también al candidato del Pro (Carlos Mac Allister) y creo que sería una buena medida llegar a un acuerdo, a una fórmula consensuada. De todos modos si el Pro no acepta esto, competiremos”, dijo sobre la oferta electoral de Cambiemos.