BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Lunes 24 de noviembre de 2014
NOTICIAS
La Presidenta volvió a denunciar maniobras destituyentes
Desde El Calafate, habló de “palos en la rueda” y dijo que la embestida contra Mercedes Marcó del Pont apuntaba por elevación contra su Gobierno.
12 de marzo de 2010
La presidenta Cristina Fernández de Kirchner embistió contra los senadores opositores, a los que endilgó que “lo único que les interesaba era hacer una maniobra destituyente con Mercedes Marcó del Pont, que en definitiva era contra el Gobierno”.

Según la mandataria, “algunos parecen querer un segundo default en la Argentina”.

“Quienes creen que agraviando me van a hacer decaer, no me conocen”, advirtió la Presidenta, que aclaró que “es lo que me da más fuerza, saco energías de las tripas si es necesario”.

“Podrán obstruir y poner palos en la rueda” dijo, pero aseguró que “de esos insultos no se va a acordar nadie, en cambio de las cosas que estamos haciendo se van a acordar todos”.

Desde El Calafate, donde se encuentra desde su regreso de Chile, Cristina sostuvo que “el trato que sufrió la licenciada Marcó del Pont, que fue a explicar y no le preguntaron nada, no habla bien ante el mundo porque en el mundo cuando uno es cuestionado es preguntado por el Parlamento y a nadie le interesaron las explicaciones”.

Aseguró que “nadie le preguntó nada e igual le dijeron que no le iban a votar el pliego. Lo único que les interesaba era hacer una maniobra destituyente con la licenciada que, en definitiva, era una maniobra destituyente frente al Gobierno”.

Cristina habló en el acto de apertura de sobres para la licitación de las obras del tramo sur del interconectado nacional y la construcción de la línea de transporte eléctrico de alta tensión Pico Truncado-Río Gallegos-Río Turbio.

Allí llamó a “replantearse el debate político en la Argentina y comenzar a discutir las cosas de fondo”, y se preguntó si “se escucha discutir sobre políticas. ¿Se escuchó una alternativa mejor que la que hemos propuesto de pago con reservas de la deuda?”.

“Todo el mundo da conferencias de prensa, pero nadie hace nada a través de un proyecto de ley concretos”, reclamó, agregando que “nadie paga deudas con discursos, algunos querrán ingresar en un segundo default, no les bastó con el 2001, que es la razón por la cual Argentina no consigue financiamiento internacional, porque una vez le dijimos al mundo muy sueltos de cuerpo que no íbamos a pagar la deuda y el Parlamento se paró y aplaudió. Casi como una medida épica”.

Respecto a las críticas opositoras sobre el Presupuesto, Cristina recordó que el mismo “fue aprobado por el Parlamento con una brecha de financiamiento de 55 mil millones de pesos y una autorización al Gobierno a endeudarse en 110.000 millones de pesos”, por lo que subrayó que “estaba claro que con los recursos que había no alcanzaban para pagar las obras ni para pagar la deuda”.