BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Lunes 20 de febrero de 2017
LEGISLATURA PORTEÑA
Internas en la Legislatura por la prohibición de bolsas plásticas
La medida se comenzó a implementar desde este domingo y buscará reducir la contaminación ambiental y las inundaciones en la zona.
2 de enero de 2017
En septiembre del pasado año la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires aprobó la resolución que establece que a partir del pasado domingo se prohibirán en hipermercados, supermercados y autoservicios porteños, las bolsas plásticas que se entregaban habitualmente en este tipo de comercios y los clientes deberán optar por otras opciones reutilizables.
La propuesta impulsada por el gobierno de la Ciudad tiene como objetivo “reducir la contaminación en la Ciudad, disminuir el riesgo de inundaciones y evitar el daño a la flora y la fauna”. En este sentido, el ministro de Ambiente y Espacio Público, Eduardo Macchiavelli, explicó que “tenemos que acostumbrarnos a usar nuestras propias bolsas reutilizables y desde la Ciudad vamos a acompañar a los vecinos para que implementen este cambio cultural”.
El gobierno porteño entregó desde septiembre hasta fines del 2016 más de un millón de bolsas reutilizables, en diferentes puntos de alto transito y centros de consumo, para que los vecinos pudieran acceder a una opción sustentable a la hora de hacer las compras. Esas bolsas están hechas con materiales reciclables y permiten cargar la misma cantidad de productos que habitualmente se transportan en 3 bolsas plásticas.
Pese a que la ley se aprobó en el 2016, se estipulo que la vigencia de la misma comenzará este año para que los grandes comercios pudiesen liquidar el stock de las bolsas livianas con las que ya contaban, además de permitirle a otros rubros como las farmacias, cafés y casas de comida, sumarse a la medida.
Según informó el boletín oficial “se entregan más de 500 millones al año entre hipermercados, supermercados y autoservicios”, lo que equivale a un sendero de 275.000 kilómetros, en la misma línea afirmó que “las bolsas de plástico tienen un promedio de 15 minutos de uso y tardan 150 años en descomponerse”.
Un problema sin solución
Pese a que la iniciativa propuesta por el gobierno tiene un objetivo noble, la gran incógnita será ¿de qué manera desecharan los vecinos sus residuos?, dado que hasta el momento el uso habitual que se le daba a las bolsas livianas que repartían los comercios se utilizaban para tal fin.
El presidente de la comisión de Protección y uso del espacio público, Gabriel Sahonero, explicó que “esta nueva iniciativa que estamos impulsando desde el gobierno, es claramente en un sentido de cuidar nuestro planeta, la ciudad en la que vivimos y el espacio público” ya que “a veces no nos damos cuenta de la cantidad de bolsas de residuos que circulan, esto afecta a nuestro planeta, es tan dañino y no nos damos cuenta a corto plazo”.
De esta manera aseguró que “estas pequeñas medidas simpáticas para el momento, son en realidad una apuesta para mejorar la ciudad en la que estamos” y destacò “cada comercio tendrá su impronta y optaran por vender su bolsa reutilizable, pero en realidad lo que nosotros esperamos es que cada vecino de la Ciudad pueda acercarse a los comercios con su bolsa y tomar conciencia de la importancia que le damos al medio ambiente”.
No obstante reconoció que “es un proceso que va a ser un poco difícil al principio pero lo que nosotros queremos es que puedan utilizar dos bolsas de basura según el color de reciclado, en lugar de las miles de bolsas que usamos todos los días en el supermercado”.
Por su parte, el vicepresidente primero de la comisión de Ambiente, Marcelo Depierro, no se mostró tan entusiasmado con la medida y sentenció que “me parece que son de esas grandes ideas que después terminan resultando mal; primero por lo breve del plazo, y segundo porque lo que no se busco es una alternativa a este sistema, porque en general la gente con la bolsa del supermercado lo que hace es tirar la basura dentro de su casa o edificio”.
“Acá lo que no se dio es una alternativa, lo que pasa acá es que no va a haber posibilidad de remplazo de las bolsas, en muchos lugares del mundo existen alternativas para lo que son las bolsas de plástico, utilizan bolsas que son recicladas o que se pueden seguir reutilizando, acá lo que se perdió es la alternativa sobre como tirar la basura”, aseveró el legislador de Confianza Pública y añadió que “la larga lo que va a terminar pasando como pasó en otros municipios o lugares donde se prohibió el uso de las bolsas de plásticas, es que bajo cuerdas se va a seguir utilizando porque el comerciante en alguna forma va a tener que cumplir con el servicio de embolsado de la mercadería que la gente compra”.
Sobre la misma línea, Depierro especificó que uno de los problemas con el que se chocará la medida es “el gasto en el que va a incurrir la gente” por lo que “llegado el caso va a haber un incentivo al uso de esas bolsas de basura comerciales con alguna reducción de impuestos”. De esta manera detalló que “acá el problema está más de fondo que cambiar una bolsa de basura, lo que falta es un trabajo de los vecinos para separar la basura, un trabajo de los encargados de los edificios para no mezclar los desechos y un trabajo de los recuperadores urbanos”.
“Lo que se está remplazando es el problema y estamos cambiando el hecho de quien se tiene que hacer cargo de comprar las bolsas, en este caso el comercio era el que las proporcionaba y ahora es la gente quien las va a tener que comprar”, insistió el legislador y recalco que “la basura va a seguir estando dentro de las bolsas de nylon porque no le damos una alternativa a la gente como para que lo pueda hacer, hay tipos de plástico biodegradables, por eso nosotros tendríamos que darle una alternativa a la bolsa de plástico actual y no prohibirlas”.
Finalmente expresó que “lo que se genera es que se van a seguir utilizando las bolsas, no las va a entregar el comerciante pero las va a terminar comprando el vecino, por lo que el problema lo vamos a seguir teniendo porque el plástico va a seguir estando” y sentenció que “no se está brindando ninguna solución de fondo a este problema”.