BUSCAR FACEBOOK TWITTER
Lunes 18 de junio de 2018
NOTICIAS
Dirigentes del PJ bonaerense fueron a darle su apoyo a Milagro Sala
Tras visitar a la líder de la Tupac Amaru, sostuvieron que en Jujuy “no hay Estado de Derecho ni se respetan las garantías constitucionales”.
1 de febrero de 2017
Tras visitar a Milagro Sala, un grupo de dirigentes del PJ bonaerense afirmaron que “en Jujuy no hay Estado de Derecho” y exigieron al Gobierno nacional “cumplir con el reclamo de Naciones Unidas que reclamó al Estado Argentino liberar en forma inmediata a la diputada del Parlasur”. También anunciaron que realizarán una presentación ante organismos internacionales para “denunciar la situación que se vive en la provincia”.

La delegación estuvo encabezada por Fernando “Chino” Navarro y Julián Domínguez; los intendentes Verónica Magario y Gabriel Katopodis; los diputados nacionales Leonardo Grosso y Remo Carlotto; el senador provincial Fernando Moreira; la exsenadora María de los Ángeles Higonet y Francisco Gutiérrez, de la CGT.

A la salida del encuentro con la dirigente social en el que también participaron Gladys Díaz, Mirta Aizama, Mirta Guerrero y Graciela López, quienes están detenidas junto a Milagro Sala en el penal, los dirigentes del PJ reclamaron que “se eliminen las celdas de castigo conocidas como 'chanchos'” y denunciaron que varias presas comunes fueron golpeadas por la guardia en los últimos días.

Por otra parte, los dirigentes ratificaron todos los términos del documento emitido por un grupo de trabajo de Naciones Unidas en el que se sostiene que la detención de Milagro Sala es arbitraria. "El Gobierno nacional tiene que tomar urgentes medidas para concederle la libertad en forma inmediata", señalaron.


Por último, denunciaron que en el ingreso a la cárcel una oficial preguntó a los diputados nacionales por el partido político de procedencia y señalaron que de ninguna manera ese dato tiene relación alguna con la visita a cualquier preso. En ese marco indicaron que “es repudiable que eso suceda en un estado democrático”.

Los dirigentes del peronismo alertaron a través de un comunicado sobre “la posibilidad que Jujuy sea una suerte de laboratorio de lo que Mauricio Macri podría querer hacer a nivel nacional”.

“La ví muy bien de ánimo, muy fuerte y es un ejemplo de lucha para pelear contra este gobierno de ajuste y empobrecimiento que lidera Macri”, manifestó el diputado provincial “Chino” Navarro, que agregó que con respecto a la comitiva que “los compañeros que vinimos estamos plenamente convencidos que Milagro tiene que recuperar su libertad de inmediato”.

En el mismo sentido, Remo Carlotto indicó que “el caso de Milagro es la búsqueda de disciplinamiento de las organizaciones políticas en Argentina”. Y ratificó los señalamientos de organismos internacionales: “Creemos que hay una total injerencia del poder ejecutivo en el poder judicial”.

Leonardo Grosso, vicepresidente de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara baja, expresó que “Jujuy atraviesa una situación deplorable en materia de derechos humanos. Si la justicia tiene que investigar, que investigue pero no se puede vulnerar el derecho de la presunción de inocencia. Milagro está detenida arbitrariamente porque tendría que estar esperando el proceso penal en su casa”.