Nuevo proyecto antitabaco

Diputados presentaron otra iniciativa contra el cigarrillo, pero en esta oportunidad consensuaron el mismo, y hasta lo firman, con senadores.

Ingresó un nuevo proyecto de ley “antitabaco” en la Cámara de Diputados. La iniciativa lleva la firma del presidente de la Cámara, Ismael Passaglia, y la del diputado del FpV Eduardo Fox y, lo que constituye un hecho inédito en la historia legislativa de la Provincia, también lo suscriben dos senadores del FpV: el presidente de la bancada, Osvaldo Goicoechea, y el presidente de la Comisión de Salud de la Cámara alta, el también frentista Julio Salemme.

Las negociaciones en la legislatura estaban en un “punto muerto” sobre esta cuestión. La historia comenzó en el Senado cuando se aprobó un proyecto del senador José María Eseverri que pretendía regular la venta de cigarrillo y los lugares donde se podría fumar. Pero cuando el proyecto llegó a la Cámara baja se lo desestimó y se aprobó otro que surgía de la fusión de dos proyectos de diputados, uno del radical Luis Bruni y otro del presidente de la Comisión de Salud, Eduardo Fox.

Al ingresar ese proyecto en el Senado, luego de trinar por la pérdida de la “ética legislativa”, los senadores mandaron al archivo de la Comisión de Salud y aprobaron otro del titular de esa comisión, el senador del FpV Julio Salemme.

Ahora, a instancias de los diputados, se encontró este atajo para presentar un proyecto nuevo en la Cámara baja con la firma de senadores y evitar así los problemas de “cartel” que, sin duda, tiene este tema.

Proyecto

En lo que respecta estrictamente a la iniciativa, voceros legislativos informaron “que es un poco más duro que el de la ciudad autónoma de Buenos Aires y menos que la ordenanza que se aprobó en el Concejo Deliberante de Mar del Plata”.

El proyecto de ley tiene 36 artículos y está dividido en 7 capítulos; y se plantea, como objetivo general, regular los aspectos relativos al consumo, exposición, comercialización del tabaco y/o sus derivados en todo el ámbito de la provincia de Buenos Aires, a fines de la prevención y asistencia de la adicción al tabaco como un problema de salud pública.

En tanto que, como objetivo específico, estipula crear un ambiente saludable para todos, no propicio para la práctica adictiva de fumar; reducir el consumo de productos elaborados con tabaco; reducir al mínimo la exposición a los efectos nocivos del humo de tabaco en las personas y prevenir al fumador pasivo; prevenir el inicio de la adicción tabáquica; lograr en la población el abandono del consumo de tabaco, especialmente en mujeres embarazadas y madres lactantes, resaltando los riesgos que representa fumar para la salud de sus hijos; regular la comercialización de los productos del tabaco; investigar permanentemente todos los temas que sean pertinentes al mejor control del tabaquismo y al abandono del consumo; organizar campañas de prevención en establecimientos educativos de todos los niveles y modalidades, orientadas principalmente a fomentar nuevas generaciones de no fumadores; instrumentar campañas educativas a través de todos los medios de comunicación social, ONG´s y demás instituciones vinculadas con la lucha antitabáquica.

Cifras

En nuestro país, según estimaciones efectuadas por el Ministerio de Salud de la Nación, 40.000 personas mueren por año como consecuencia de enfermedades producidas por el consumo de tabaco.

En la República Argentina fuma aproximadamente el 40% de la población que tiene entre 16 y 64 años, constituyendo uno de los índices más altos del continente americano. El 35% de los fumadores son mujeres. Es importante destacar que 6 de cada diez adolescentes han fumado alguna vez y que uno de cada tres continúan haciéndolo.

Las pruebas sobre mortalidad y morbilidad acumuladas durante los últimos decenios hacen imperiosa la necesidad de que los gobiernos reglamenten los productos del tabaco.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password