“El 82 por ciento móvil aprobado es una bomba de tiempo”

El secretario general de APOPS, Leonardo Fabre, defendió enfáticamente las políticas aplicadas por el Gobierno nacional y criticó el proyecto para instituir el 82 por ciento móvil. Asimismo resaltó los destinos que se le dan a los fondos previsionales y calificó a la ANSeS como “una empresa recuperada”.

Palabra autorizada para hablar del 82 por ciento móvil, es el titular de la Asociación del Personal de los Organismos de Previsión Social Leonardo Fabre, quien cuestionó fuertemente ante Parlamentario el proyecto convertido en ley por la oposición, vetado por la Presidenta. Obviamente respaldó esa medida y le adjudicó intencionalidad política a la medida aprobada.

– ¿Coincide con la presidenta Cristina Fernández en los argumentos que usó al vetar el 82% para los jubilados?

– Primero hay que decir que quién puede estar en contra de las mejoras de los haberes jubilatorios y mucho menos va estar en contra un Gobierno que en los últimos siete años lo que ha hecho ha sido mejorar el sistema. Nuestro gremio, APOPS, fue parte de eso, sin ser oficialista, porque somos el gremio específico de la previsión social, tenemos 51 años de vida, y seguramente cuando este Gobierno sea un recuerdo, nosotros seguiremos luchando por la seguridad social. Es evidente que los avances que se han logrado en estos últimos años no tienen comparación con ningún gobierno de la democracia, ni tampoco antes. Habría que llegar a los gobiernos del general Perón para encontrar algo parecido.
En el 2003 teníamos tres millones de jubilados y hoy tenemos el doble, seis millones.
Puede llegar a ser criticable la forma como se accede al beneficio, porque la mayoría de estos tres millones de jubilados no tenían los aportes necesarios, sin embargo ello significaba la rémora, el resultado de un modelo económico social que se había aplicado en la Argentina durante toda la década del 90 e inclusive con el gobierno de Fernando de la Rúa. Casualmente durante el gobierno de Menem y el de De la Rúa, el mentor económico de ambos gobiernos fue el mismo ministro de Economía: Domingo Felipe Cavallo. El resultado de ese modelo todo el mundo ya lo conoce, pero desde el punto de vista previsional, fue un verdadero genocidio porque dejó afuera de todo a casi tres millones de ancianos.

– ¿Qué hizo entonces el gobierno de Kirchner?

– Dijo: levanto las jubilaciones de tres millones o igualo a todos los ancianos del país en una jubilación básica. Y tomó esta decisión estratégica, y si me permite, una decisión evidentemente peronista. Pensó primero en los que más necesitaban, obviamente también se compró un problema a futuro.

– ¿Cuál es ese problema?

– La proporcionalidad de las jubilaciones, es evidente que no puede percibir lo mismo alguien que aportó realmente los 30 años que otro ciudadano que recibió un beneficio por una decisión política, más allá de que fue a través de una moratoria que están devolviendo como pueden ese dinero.

– ¿Cómo se arregla este tema?

– Ya se hizo una reforma de fondo, que fue la estatización del sistema, pero ahora hay que hacer reformas que tienen que ver con el reconocimiento con justicia de los aportes de cada jubilado. Esto significa que la pirámide ya no va ser tan chata como es hoy, sino que hay que empezar a reconocer derechos. Para esto hay que trabajar sobre un proyecto de ley con técnicos previsionales. Con el mayor de los respetos, la mayoría de los legisladores, tanto diputados como senadores -pese que hay algunos que saben-, la mayoría ignora el derecho previsional. Hay que trabajar en un proyecto de ley que prevea este derecho previsional.

– La oposición sostiene que la ANSeS tiene plata para pagar el 82% móvil, pero el Gobierno la usa para otros gastos.

– En realidad se refiere al Fondo de Garantía, es decir al Fondo de Garantía de Sustentabilidad del sistema. Este fondo tiene 156 mil millones de pesos, de los cuales el 90% está en bonos públicos, acciones y algún tipo de inversión bursátil que hemos heredado del viejo sistema privado. ANSeS no salió a comprar estas cosas, las heredó, tiene por ejemplo el 20% de las acciones de las empresas eléctricas, de las empresas gasíferas, hasta tienen el 8% del Grupo Clarín. Pero todo esto son papeles; en plata invertible no hay más del 8% de esos 156 mil millones. Por eso el artículo 12 de este proyecto de ley que presentó la oposición dice que el fondo no debe tener un monto superior a lo que paga anualmente; otro gravísimo error, porque hoy tiene 156 mil millones con estas características que yo expreso, y lo que pagamos anualmente está en alrededor de los 85 mil millones en jubilaciones y pensiones. Si nosotros debiéramos hacerle caso a la ley, tendríamos que sacarnos de encima 70 mil millones de pesos en bonos de deuda, en acciones de empresas. Esto sería una catástrofe económico-financiera que no sólo afectaría a la ANSeS, afectaría a todas las empresas a las cuales me he referido y por supuesto afectaría al país a través de la baja de los valores de los bonos de deuda en la Argentina.

– ¿A qué atribuye que se haya propuesto de esta forma este artículo 12?

– El que escribió este proyecto no lo escribió pensando en los jubilados, una bomba de tiempo debajo de la política económica del Gobierno, que no sólo perjudicaría a un gobierno definitivamente, sino que perjudicaría al pueblo argentino. Los legisladores tienen que tener la responsabilidad de rever el texto de esta ley. El 82 por ciento móvil aprobado es una bomba de tiempo. Esto no significa que no tiene que haber un proyecto, tienen que haber un proyecto del oficialismo y de la oposición, consensuado que sería lo ideal., pero no un proyecto de estas característica que sabotea toda la economía nacional. Esto por un lado, por otro lado es verdad que ANSeS tiene ese 8% de dinero contante y sonante lo invierte en plazos fijos direccionados.

– ¿Qué significa plazos fijos direccionados?

– Son aquellos direccionados hacia la industria, fomentar el trabajo, por ejemplo en Atucha II, que estaba paralizada y la estamos terminando, y digo la estamos terminando porque soy parte de la institución y represento a la CGT en el Fondo de Garantía, además del ser el secretario general de este gremio, y yo veo en que se está invirtiendo.

– ¿Qué otro ejemplo puede citar al respecto?

– Si ANSeS en el 2008 no hubiera invertido en la fábrica Chevrolet, que quebró en todo el mundo, menos en la Argentina. En 2010 la Chevrolet ya devolvió lo que ANSeS le prestó, más los intereses que se le cobraron y además tomó 500 nuevos empleados. Hoy por hoy hay una sola empresa que no ha cumplido con su pago que es una empresa estatal de energía (EPEC de Córdoba) a la que ahora le estamos refinanciando la deuda. Nosotros como empresa estatal apreciamos mucho y quizás fue una de las pocas que se salvaron. En general todas las demás empresas han devuelto estos préstamos y el Gobierno pudo salvar miles de puestos de trabajo. Cristina no inventó nada, simplemente utilizó la misma metodología que se utilizaba cuando nace el sistema previsional en 1946, donde el presidente Perón tenía ocho aportantes por cada jubilado.

– Se impulsó la Ley de Movilidad Jubilatoria que permite el ajuste semestral, hasta llegar hoy a una mínima de 1.060 pesos, pero esto no le alcanza a los jubilados. ¿Cómo se podría implementar un sistema previsional sustentable?

– Tendríamos que tener a todos los trabajadores en blanco. Kirchner cuando asume se encuentra con el 24% de trabajadores en blanco y un 76% en negro. Hoy con un gran trabajo del ministro Carlos Tomada se logró con la colaboración de la ANSeS y la AFIP llevar los trabajadores en blanco al 54% pero todavía tenemos el 46% en negro.

– ¿Cómo se soluciona esto?

– No va a haber solución si el empresariado argentino no colabora con las políticas de gobierno, si siguen evadiendo por supuesto que vamos a seguir teniendo este problema, para encontrar una solución de fondo necesitamos al menos un 80% de trabajadores en blanco. Es decir tener tres trabajadores en blanco por cada jubilado, hoy se sabe que tenemos un trabajador y medio por cada jubilado.

– ¿Cuál sería el desafío de APOPS para lograr una mejor y segura cobertura social?

– El desafío es ideológico, siempre pasa primero por las ideas y nosotros hemos impuesto una idea que estaba muy observada por el mundo financiero, nosotros decimos que la única jubilación segura es la del Estado y muchos argentinos pensaban que no era así, que un banco podía garantizar mucho mejor que un Estado nacional. Ahora, cuando los bancos tuvieron que blindarse para que la gente no los rompieran, se dieron cuenta que el único que responde, a veces tarde, pero que responde, son los estados nacionales. Entonces esto que en su momento nos pasó a nosotros en el 2001-2002 le pasó al mundo en el 2008-2009. Nosotros tuvimos la suerte de elegir bien, y humildemente este sindicato en absoluta soledad en 1994 y recién en 1999 con la vieja CGT disidente, la aparición de Hugo Moyano como líder gremial nacional y la ayuda de Lorenzo Miguel, que aún vivía, logramos instalar una idea colectiva para salvar las jubilaciones.

– ¿Hoy qué es la ANSeS?

– Es una de las empresas recuperadas, es una empresa de primer nivel con un sistema informático, posiblemente un de los mejores del país, con una respuesta inmediata, no sólo pagamos jubilaciones y pensiones, pagamos asignaciones familiares universales a once millones de chicos., es decir entre las universales y las otras que ya estaban. Nos preocupamos del ciudadano desde que nace hasta que muere, el subsidio por nacimiento y hasta el subsidio por fallecimiento, es decir ANSeS ocupa todo ese espacio. Pero solos no podemos, necesitamos que la política no sólo nos cuiden, sino que además recupere las cosas que nos han robado y que todavía nadie se ha preocupado de traer.

– ¿Qué se necesita para eso?

– Legisladores que piensen en estas cosas y no simplemente en las elecciones próximas, es decir faltan dirigentes políticos que piensen humildemente como pensamos los trabajadores organizados que tenemos metas a largo plazo, no para enfrentar la elección del año que viene, lo que necesitamos son políticos que piensen en políticas de estado y que vengan a romper lo que el otro hizo. Las asignaciones familiares Cristina no se las va a llevar a El Calafate, van a quedar acá para todos los argentinos, igual que las jubilaciones y pensiones, tenemos que irlas mejorando pero no con proyectos como el que presentó la oposición, sin financiamiento y fundamentalmente sin capacidad técnica previsional.

– ¿Quién será el candidato a la presidencia: Cristina o Néstor?

– Me parece que Cristina Fernández de Kirchner está haciendo un gobierno excepcional y hasta por una cuestión cronológica me parece que Cristina debería tener un mandato más, esta es mi opinión personal.

– Sin embargo la oposición sostiene que el modelo está agotado…

– Este modelo tiene dos grandes basamentos, uno es político y otro es sindical, como nunca antes hay una convivencia político-sindical tan fuerte, con un instrumento en el medio que es esencial para mantener el equilibrio económico y el salario, desde la economía doméstica hasta la relación internacional económica del país, que son las comisiones paritarias.
Por eso digo que este modelo vino para quedarse, este es el modelo peronista de gobierno, donde al trabajador se lo escucha y el trabajador discute también los destinos del país.

– Pero Moyano parece que quiere ser presidente de la Nación…

– No, esas son cosas que él dice por una cuestión de cintura política… pero nosotros queremos un secretario general de la CGT con poder como lo tiene este secretario que hoy tenemos.

– Usted manifestó que este es un gobierno peronista, sin embargo otros sostienen lo contrario y dicen que este es un gobierno kirchnerista.

– El kirchnerismo o el duhaldismo, y algún otro “ismo” no tienen mucho valor histórico, acá lo que tienen valor histórico es lo que fundó Perón y Eva Perón. Ellos nos enseñaron que el peronismo es revolucionario, es decir provoca cambios en la sociedad. Me parece que muchos compañeros extrañan a Menem, extrañan la pizza y el champán y eso se acabó, ellos tienen que comprender que ese viva la pepa se acabó, ahora hay que trabajar como quería Perón y como quería Evita.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password