Santilli recorrió la etapa final de las obras del Puente Lacarra

El vicejefe de Gobierno porteño visitó la obra que facilitará la circulación de más de 300 mil vehículos que circulan a diario por la Ciudad.

El vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli, participó del montaje de vigas del Puente Lacarra, que está llegando a la etapa final de su construcción. La obra facilitará la circulación de más de 300 mil vehículos que ingresan y egresan todos los días de la Ciudad, dado que conectará el centro de Lanús con la autopista Cámpora.

Al respecto de la obra, Santilli explicó que “lo que estamos haciendo es conectar e integrarnos” e indicó que la construcción “también incluye al puente La Noria y el puente Alsina”. Asimismo, remarcó que “los vecinos podrán ir de sus casas al trabajo y del trabajo a sus casas en menos tiempo y más seguros” y consideró que “estas obras son trascendentales y fundamentales porque proyectan calidad de vida”.

En la recorrida estuvo presente el intendente de Lanús, Néstor Grindetti, quien señaló que tiene “muchos años relacionado con las obras de los sectores público y privado” pero que nunca vio “cómo desde la nada, en enero de 2016, se han cumplido exactamente los plazos”. Además, afirmó que “es una maravilla y un sueño para todos los lanusenses, hacía 50 años que esperábamos este puente”.

El nuevo cruce conectará el centro de Lanús con la autopista Cámpora, empalmando con la 25 de Mayo, la Perito Moreno y la Dellepiane, generando así una nueva conexión entre el sur de la Ciudad y la Provincia de Buenos Aires.

El proyecto, llevado adelante por el ministerio de Desarrollo Urbano y Transporte en conjunto con AUSA, conectará el barrio de Villa Soldati con las avenidas Coronel Osorio y Manuel Castro, de la localidad de Lanús.

Además aliviará la circulación en el puente Alsina y facilitará el acceso de camiones a la Red de Autopistas Urbanas, contribuyendo a sacar el tránsito pesado de los barrios. La construcción del puente también tiene como premisa minimizar el escurrimiento de aguas pluviales y de crecientes del Riachuelo.

El proceso de montaje de vigas es una de las etapas cúlmines del proyecto. A lo largo de varios días se van a ensamblar, desde los dos lados del puente, las estructuras metálicas que conectan las columnas de soporte con ambas orillas.

Una vez terminado este trabajo se montarán sobre esas vigas las prelosas, un esqueleto liviano para soportar la armadura de acero sobre la que se realizará el hormigonado final. En total se colocarán 6.400 metros cúbicos de hormigón armado.

De la recorrida participó el ministro de Desarrollo Urbano y Transporte porteño, Franco Moccia; el presidente de Autopistas Urbanas Sociedad Anónima (AUSA), Carlos Frugoni; la directora operativa de Comunicación y Modernización de AUSA, Camila Suárez, y la presidenta de Corporación Buenos Aires Sur, Karina Spalla.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password