Quieren crear un registro de Inhabilitados por Delitos contra la Integridad Sexual

La norma es impulsada por la diputada Estela Regidor, quien advirtió que “la pedofilia no tiene cura y es fundamental tomar medidas efectivas de prevención contra este delito”.

La diputada nacional Estela Regidor (UCR Corrientes) presentó un proyecto de ley para crear el Registro Nacional de Inhabilitados por Delitos contra la Integridad Sexual de Menores, el que funcionará en el ámbito del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación. El Registro se creará como una medida de prevención para los casos de pedofilia, principalmente, y otros y almacenará y sistematizará la información de las personas inhabilitadas para cargos, empleos, oficios o profesiones ejercidos en el ámbito de la educación o que representen una relación directa y habitual con menores de edad y para el ejercicio de la guarda de un menor.

“El abuso sexual contra niños, niñas y adolescentes es una de las peores formas de violencia contra la niñez y la adolescencia y a pesar de ser un problema que crece en el mundo, la mayoría de los casos no son detectados ni denunciados”, señaló Regidor y añadió que “resulta útil e indispensable que se adopten las medidas necesarias para garantizar que los empresarios, al contratar a una persona para realizar actividades profesionales o de voluntariado que impliquen contactos directos y regulares con menores, tengan derecho a solicitar información oficial, de si existe algún tipo de inhabilitación para ejercer esas actividades”.

En Argentina, las estadísticas del Ministerio de Justicia del año 2018 muestran que hubo 2.094 niños, niñas y adolescentes víctimas de abuso sexual, pero los especialistas aseguran que esos números representan una ínfima parte de lo que sucede en la realidad. La pedofilia es un trastorno psiquiátrico complejo, que genera gran alarma social y clínicamente se define por la presencia de necesidades sexuales intensas y recurrentes, y fantasías que producen excitación y que comprenden alguna forma de actividad sexual con un niño generalmente de 13 años o menos.

“El pedófilo no tiene cara ‘de’. El 99,9% de los imputados son varones, heterosexuales, adaptados socialmente, pueden ser exitosos, tener esposas e hijos. Además, si hasta hace poco tiempo se consideraba a la pedofilia como un problema puramente masculino, hoy se sabe que esta desviación sexual toca también a las mujeres, aunque de una manera menor”, explicó la diputada radical.

Agregó la diputada radical que “la pedofilia es algo que no tiene cura, en el mejor de los casos, un pedófilo con mucho compromiso puede intentar controlar sus conductas pedófilas, que además de ser conductas que tienen que ver con un trastorno, se convierten en un delito. Pero, debido a la peligrosidad o los posibles riesgos de reincidencia en las infracciones en estas clases de delitos, no tenemos dudas que los delincuentes condenados deben ser inhabilitados con carácter permanente para el ejercicio de actividades que impliquen contactos directos y regulares con menores”.

“Los empresarios tienen derecho a ser informados, cuando contraten personal para un puesto que implique tales contactos directos y regulares con menores, de las condenas por infracciones sexuales contra menores que consten en los antecedentes penales, o de las inhabilitaciones vigentes”, afirmó Estela Regidor y agregó finalmente que “el registro no es para estigmatizar a nadie sino para prevenir que nuestros niños, niñas y adolescentes no sean víctimas de pedofilia, pornografía infantil y otros aberrantes delitos de índole sexual”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password