Quilmes compró la bodega Dante Robino

De esta manera la empresa cervecera entró de lleno en la industria vitivinícola, sin dejar de lado su principal producto.

El Grupo Quilmes decidió ampliar -aún más- su portafolio de negocios al comprar la tradicional bodega Dante Robino. La operación incluye las instalaciones, los productos y los viñedos. La bodega cuenta con una capacidad de producción de 11,5 millones de litros. Cuenta con 74 empleados, que seguirán trabajando en la nueva empresa.

Al respecto, el presidente de Cervecería y Maltería Quilmes, Martín Ticinesi,  expresó que “con esta operación reafirmamos nuestro perfil de grupo de bebidas, aunque la cerveza sigue siendo nuestro principal producto”.

Cabe resaltar que el consumo de vinos per cápita está en los niveles más bajos de la serie histórica, tras tocar el mínimo de 19 litros en 2018. En 2013 la cifra era de casi 26 litros por cabeza.

Pese a este contexto negativo del mercado del vino, Quilmes apunta a jugar con las marcas de Dante Robino, cuyo vino de mayor gama es el Gran Dante, que según variedad y año de cosecha cotiza entre los $700 y los $3.000.  Sin dudas, el más conocido  de la marca es Novecento junto a etiquetas como Capriccio y Atelier, entre otras. Igual, el 30% de la producción de la bodega se exporta, sobre todo a Estados Unidos que es el principal comprador de vinos argentinos. Dante Robino está ubicada en Luján de Cuyo, Mendoza.

Quilmes con la compra de la bodega amplia su negocio, sumando ahora entre sus productos de  aguas minerales, jugos, isotónicos y gaseosas y toda la línea de Pepsi.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password