Liderazgo sin límites

Con la nueva motorización, el completo SUV de la legendaria marca americana agranda la oferta en el mercado para seguir liderando en el segmento.

Por Roberto Nemec

El Compass Turbodiésel Limited es el que viene a completar la oferta de este SUV del segmento compacto cuya última generación fue presentada en nuestro medio en 2017, con unidades producidas en Brasil.

Su característica esencial es el bajo consumo, propiedad que será apreciada por aquellos usuarios que recorren gran cantidad de kilómetros. Por otro lado es sobresaliente en equipamiento, tanto en cuanto a elementos de seguridad como de comodidad. Llega a la Argentina en sus dos versiones: la Trailhawk y la Limited; esta última, es la que probamos en esta oportunidad.

PAE

El interior no es de los más generosos en cuanto a espacio, si bien cuatro de los ocupantes se sentirán muy cómodos, ya que el quinto sufrirá por las limitaciones que resultan del túnel de la transmisión. El baúl de 438 litros de capacidad tampoco es el más amplio, pero no deja de ser razonable. En este aspecto la percepción de calidad es positiva y más aún por tratarse de un vehículo de procedencia Mercosur. La posición de manejo ideal se consigue prontamente, por la doble regulación de la columna de dirección y por las ocho posibilidades que ofrece la de la butaca del piloto, de manera eléctrica. El tablero de instrumentos es muy claro en el cuentavueltas y no tanto en el velocímetro; entre ambos instrumentos la computadora de siete pulgadas complementa con un sinfín de datos. Abundan los guardaobjetos, en especial los de las bebidas.  El motor es el turbo Diesel Multijet de cuatro cilindros en línea y 1.956 cm3 de 16 válvulas comandadas por correa, que eroga 170 Cv a 3.750 rpm y tiene un par de 37 Kgm a 1.750 rpm. Es el mismo con el que equipa a la pick-up Toro y a las versiones gasoleras del Renegade. Tiene filtro de partículas sólidas (DPF).

Se asocia a una excelente caja automática de nueve marchas, la que incluye el 4WD Low, un recurso que reemplaza a la primera de baja mecánica. En marcha normal, la conexión al sistema 4×4 es automática. Para cambiar a otros modos específicos (nieve, barro o arena) se dispone del Selec Terrain, a través de un dial circular. En el modo semiautomático las marchas pueden cambiarse desde la selectora convencional o con las levas ubicadas detrás el volante.

En las pruebas de campo no se revelaron desempeños llamativos: logramos llevarlo hasta una máxima de 180,5 Km/h y en cuanto a aceleración, lo mejor que obtuvimos fue de modestos 12,6 segundos en la prueba de 0 a 100 Km/h. En este caso, utilizando la caja en Drive. En cuanto al frenaje, son discretísimos los 47 metros para detenerlo desde los 100 Km/h, pese a que el auto cuenta con cuatro discos de freno.

En cambio resulta muy buena la economía de operación: el consumo detectado a 90 Km/h fue de 19,8; a 130, 14 kilómetros y en el tránsito urbano de 10,8 kilómetros, también por litro.

No hay nada que reclamarle al desempeño dinámico del Compass TD; pese a su porte, mantiene un comportamiento casi neutro y trasmite confianza a velocidades legales y más allá. Con suspensiones independientes en ambos trenes (McPherson adelante, multibrazo y resortes atrás) ofrece confort, tirando hacia el lado de la blandura americana. La dirección, asistida eléctricamente, se adapta magníficamente a toda circunstancia.

En cuanto a las posibilidades fuera de camino, sus ángulos son: 28° de entrada y 32° de salida, a los que se suman los 21,8 cm de despeje.

Lo que sí son sobresalientes en el Compass TD Limited son los equipamientos, dignos de un premium.

En seguridad, especialmente. Cuenta con airbags frontales, laterales y de cortina delanteros. También airbags de rodilla para el conductor, y de cortina en sector trasero; ABS con distribución electrónica de fuerza de frenado, controles de estabilidad, de tracción, de mitigación de rolido y de arranque y descenso en pendiente. Completan anclajes Isofix, detector de punto ciego, alerta de tránsito cruzado, alerta de cambio de carril, asistente de frenado pre-colisión, control crucero adaptativo, cierre centralizado sensible a la velocidad, sistema automático de luces altas, control de presión de neumáticos, sensores crepuscular y de lluvia, cierre centralizado sensible a la velocidad, faros antiniebla delanteros y traseros, luces diurnas de LED (DRL), faros de xenón, faros traseros LED, y otros tantos elementos.

En lo que hace al confort, anotamos entre otros ítems, volante y selectora tapizados en cuero, comandos satelitales al volante, tapizados de cuero, control de velocidad crucero adaptativo, salidas de ventilación en plazas traseras, espejos laterales con comando interno eléctrico y plegables eléctricamente, cuatro levantavidrios de un toque, asiento trasero bipartido y rebatible, techo solar panorámico eléctrico con black-out, freno de estacionamiento eléctrico, arranque por botón, sin llave y climatizador automático bi-zona.

Suma además un útil tomacorriente de 220V, central multimedia Uconnect, conectividad auxiliar/USB/Bluetooth, conectividad Apple CarPlay/Android Auto, sistema de sonido Premium marca Beats, cámara en retroceso, etc.

Afortunadamente, La rueda de auxilio que está ubicada debajo de la alfombra del baúl es del mismo tamaño que las cubiertas titulares (235/45 R19).

El precio sugerido para  este Jeep Compass 2.0 Turbodiésel Limited Plus AT9 4WD, es de unos elevados, pero competitivos 5.349.500 pesos, lo que le permitirá colaborar a que los Compass sigan liderando las ventas del segmento en la Argentina. La garantía es por tres años ó 100.000 kilómetros.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password