Senadores de UP recibieron firmas en contra de las privatizaciones que propone la ley Bases

En la previa de la sesión que tratará los proyectos impulsados por el Gobierno, trabajadores de las empresas involucradas se acercaron hasta las puertas del Congreso. 

En la previa de la sesión en el Senado en la que se tratarán los proyectos impulsados por el Gobierno, trabajadores de empresas que se proponen privatizar acercaron más de 100 mil firmas en contra de la ley Bases y fueron recibidos por senadores de Unión por la Patria. 

La entrega de las adhesiones se realizó este martes en la puerta del Senado, sobre la calle Hipólito Yrigoyen. “Junto a ellos ratificamos nuestro compromiso de cuidar el patrimonio del Estado y el trabajo de miles de argentinos y argentinas”, expresaron los legisladores opositores. 

Entre los solicitantes estuvieron trabajadores de Radio Nacional, TV Pública, Agencia Télam, Correo Argentino y Aerolíneas Argentinas. Según trascendió, la aerolínea de bandera podría ser quitada del listado por el oficialismo. 

La ley de Bases prevé la privatización de nueve empresas en total: Nucleoeléctrica Argentina Sociedad Anónima, Yacimientos Carboníferos Río Turbio, Aerolíneas Argentinas, Energía Argentina, Radio y Televisión Argentina e Intercargo S.A.U., AySA, el Correo Oficial, Belgrano Cargas, Sociedad Operadora Ferroviaria y Corredores Viales.

Parrili afirmó que los 33 senadores de UP votarán en contra de la ley Bases: “No hay quiebre”

El senador kirchnerista sostuvo que se opondrá “no por un capricho” sino porque las propuestas que contiene el proyecto oficialista “ya fracasaron”.

Luego del avance de los dictámenes de la ley de Bases y el paquete fiscal en el Senado, el kirchnerista Oscar Parrilli afirmó que los 33 integrantes de Unión por la Patria votarán en contra de las leyes impulsadas por el Gobierno y que en esto “no hay quiebre” en el bloque.

“No es por un capricho o porque queremos que le vaya mal a (Javier) Milei, sino porque estas medidas que se están implementando y se proponen (en la ley Bases) ya se ejecutaron en Argentina. Todo esto ya se implementó y ya fracasó”, expresó.

Además, el legislador cuestionó que ahora “están los mismos actores: (Federico) Sturzenegger, la gente de (Domingo) Cavallo y (Luis) Caputo“, y sumó la cuestión de “la economía bimonetaria, la deuda y los acuerdos con el FMI”.

El neuquino aseguró que ellos estarían dispuestos a debatir “una ley de incentivo para las inversiones, pero que proteja los intereses del Estado; estamos dispuestos a discutir el rol de las empresas públicas y cuáles pueden incorporar capitales privados, una modernización de las relaciones laborales, una ley de blanqueo y una ley de reforma impositiva”, pero no como plantea la ley Bases, donde “cambian hasta lo que anda bien” como la Ley de Hidrocarburos, apuntó.

El senador cristinista alertó que con el Régimen de Incentivos a las Grandes Inversiones, las empresas multinacionales “se van a llevar los recursos naturales de una manera ostentosa y obscena y no traer los dólares”. “El capital viene no porque le bajes las leyes laborales o los impuestos, viene si hay negocio, si hay plata. La mayor inversión minera fue en la época de Néstor y Cristina (Kirchner)“, agregó.

En declaraciones a Radio Con Vos, el opositor coincidió con el radical Martín Lousteau: “La lectura de él fue muy parecida a la nuestra. Es verdad que todas las modificaciones que le habían introducido son cosméticas, son pavadas. Nosotros queremos ver el dictamen de Lousteau, si hay cosas razonables estamos dispuestos a apoyarlas”.

Sobre el presidente Javier Milei, Parrilli opinó que “es un ideólogo, no sabe de economía, en realidad lo que hace es relatar ciertas teorías”. “Nos entretiene, con esos temas del viaje, parece que fuera Alicia en el país de las maravillas, viajando por el mundo, que salta, baila, se enoja con un presidente, nos distrae, pero lo más grave es foto del Llao Llao, son los grupos empresarios que nos están esquilmando y como buitres robándose todo lo que pueden del Estado”. “Si llega el momento y fracasa, (Milei) le va a echar la culpa a la gente”, advirtió.

Por otra parte, respecto de la candidatura de Ariel Lijo a la Corte Suprema, ante la posibilidad de que Unión por la Patria acompañe ese pliego, el legislador contestó: “No lo hemos analizado. No es solo Lijo, son dos, todavía no ha ingresado, cuando ingrese lo veremos”.

Reforma laboral en la ley Bases: UP pide convocar a sindicalistas

Las tres centrales sindicales nacionales expresaron su rechazo al nuevo proyecto de ley ómnibus y al paquete fiscal, en la reunión que mantuvieron este martes con integrantes del interbloque de senadores nacionales de Unión por la Patria en el Palacio Legislativo.

Foto: Archivo

En el arranque del debate de la ley de Bases en el Senado, y además en la previa del paro general, representantes sindicales de todos los sectores se reunieron este martes con senadores de Unión por la Patria y pidieron ser escuchados en las comisiones.

Según anticipó la jefa de Unidad Ciudadana -uno de los dos bloques del principal interbloque opositor-, Juliana Di Tullio, pedirán mediante una nota que se convoque al plenario a representantes de las centrales obreras y también de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Para el próximo jueves está previsto un paro general de la CGT y una de las consignas es el rechazo a la ley de Bases que impulsa el Gobierno y que contiene un capítulo sobre reforma laboral.

Si bien Di Tullio no aclaró para qué día esperaban que se los invite a las comisiones, a la salida del encuentro con los senadores de UP, el líder cegetista Héctor Daer sostuvo que aguardaban asistir la próxima semana. Según los planes del oficialismo, la semana siguiente quieren ya dar la discusión en el recinto.

Al respecto, el presidente del interbloque UP, José Mayans, comentó que en el encuentro del que participaron representantes de la CGT, la CTA de los Trabajadores, la CTA Autónoma y de distintas organizaciones sindicales se analizó “el tratamiento de la Ley Base y del Paquete Fiscal y cómo afectan al trabajo en la República Argentina y al sistema previsional”.

También, los sindicalistas expresaron preocupación por la reforma del impuesto a las Ganancias, que puede volver a impactar sobre una masa de trabajadores que se habían beneficiado con la eliminación del pago de la cuarta categoría. “Para nosotros el salario no es ganancia y no la vamos a acompañar, como ya ocurrió en diciembre pasado”, explicó el formoseño.

Además de Mayans y Di Tullio, de la reunión participaron la presidenta del bloque Unidad Ciudadana, la senadora tucumana Sandra Mendoza; su comprovinciano Juan Manzur, el porteño Mariano Recalde, el bonaerense Eduardo “Wado” de Pedro, el chaqueño Antonio Rodas, los santiagueños José Neder y Gerardo Montenegro, la rionegrina Silvina García Larraburu, el riojano Fernando Rejal, el sanjuanino Sergio Uñac y el neuquino Oscar Parrilli.

Por la CGT dijeron presente Héctor Daer, Carlos Acuña, Andrés Rodríguez, Gerardo Martínez, José Luis Lingeri, Cristian Jerónimo y Jorge Sola. En tanto, por la CTA de los Trabajadores hicieron lo propio Hugo Yasky, Rodrigo Borras y Edgardo Llano; y por la CTA-Autónoma Hugo Godoy, entre otros.

Los sindicalistas expresaron también su preocupación por la precarización laboral, que sostuvieron que se pretende presentar como modernización laboral, así como de la pérdida del poder adquisitivo del salario como consecuencia de la devaluación del 120 por ciento aplicada por el Gobierno al asumir y la inflación acumulada que alcanza al 90 por ciento desde diciembre pasado.

Otro elemento que genera intranquilidad en las filas sindicales es el aumento de la desocupación, como ocurre en gremios como la UOCRA como consecuencia de la paralización de la inversión y la obra pública en todo el país.

En el encuentro, los referentes de las tres centrales obreras se comprometieron a conversar con los dirigentes de las distintas organizaciones sindicales de las provincias para unificar el discurso y la acción frente a la embestida legislativa del Gobierno.

UP pidió una sesión en el Senado para tratar el proyecto que pone tope a los sueldos de funcionarios

La solicitud, presentada luego del foco que hubo sobre la Cámara alta por el aumento de las dietas, incluye proyectos relacionados al presupuesto universitario y tarifas. La cita es para el próximo 2 de mayo. 

Luego de la polémica en el Senado por el aumento de dietas, el interbloque de Unión por la Patria presentó un pedido de sesión para el próximo 2 de mayo, con la intención de debatir sobre un proyecto de ley que pone un tope máximo a los sueldos de funcionarios públicos de los tres poderes, órganos extrapoderes, organismos descentralizados y empresas y sociedades del Estado. 

La iniciativa fue presentada en marzo pasado por el formoseño José Mayans pero, al igual que el resto del temario, no posee dictamen de comisión, con lo cual requeriría de dos tercios de los votos para su tratamiento sobre tablas. 

Además, la solicitud incluye proyectos referidos a la situación presupuestaria de las universidades nacionales. Uno de ellos busca declarar la emergencia durante 2024 y elevar la inversión pública en el sistema universitario hacia 5,8 billones de pesos para este año. 

La otra iniciativa propone un incremento progresivo y sostenido del presupuesto nacional destinado a la educación universitaria, para llevar al 1,4% del PBI en 2032. 

Finalmente, el tercer tema tiene que ver con anular los aumentos de las tarifas de electricidad dispuestos por el Gobierno nacional en febrero, a través de la resolución 7/2024, y reglamentar el precio de la adquisición de la energía por parte de las distribuidoras de energía a CAMESA S.A. 

“El tratamiento urgente de estos proyectos se motiva por la acuciante situación económica por la que están atravesando gran parte de los habitantes de la Argentina, siendo necesaria la intervención de este Cuerpo para paliar cuanto menos en parte la misma”, sostuvieron en el pedido. 

 

Senadores de UP defendieron la Estación Espacial china y rechazaron una relación de “sumisión” con EE.UU.

A propósito de la visita de la generala Laura Richardson a la Argentina, el interbloque opositor pidió que “los intereses argentinos sean respetados y contemplados”.

Richardson al encabezar el acto de entrega del avión Hércules donado por EE.UU.

Desde el interbloque de senadores de Unión por la Patria se refirieron este viernes a la visita a la Argentina de la jefa del Comando Sur del Departamento de Defensa de Estados Unidos, Laura Richardson, y defendieron la Estación Espacial china instalada en Neuquén, al tiempo que pidieron no tener una relación “sumisa” con el país norteamericano.

A través de un comunicado, los legisladores de la principal bancada opositora remarcaron que la generala “será bienvenida a nuestro país en calidad de representante militar y, a todas luces, diplomática de EE.UU. siempre y cuando los intereses argentinos sean respetados y contemplados por sus funcionarios en igual jerarquía a los estadounidenses”.

“Observamos con alerta la agenda dispuesta para su visita oficial, así como los dichos expresados por el embajador estadounidense en Argentina, Marc Stanley, en relación a la Estación de Espacio Lejano ubicada en la provincia de Neuquén y su posible uso militar por parte de las Fuerzas Armadas chinas”, señalaron.

En ese sentido, desde el bloque kirchnerista/peronista sostuvieron que “históricamente Argentina ha propiciado la articulación de proyectos de cooperación científico-tecnológica de índole pacífica con terceros Estados, en pos de cumplir con nuestros objetivos de desarrollo socioeconómico soberano. Esto incluye necesariamente al sector espacial argentino”.

“En ese marco, a partir del 2012 se impulsaron una serie de acuerdos interinstitucionales entre la China Satellite Launch and Tracking Control General (CLTC) y la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE), incluyendo posteriormente a la provincia de Neuquén para el establecimiento de la Estación de Espacio Lejano. Los mismos tienen como corolario el Acuerdo de Cooperación entre China y Argentina firmado en 2014 que cuenta con la debida aprobación del Congreso Nacional mediante la Ley N°27.123/15”, recordaron.

Sobre este tema, mencionaron que “su uso estrictamente pacífico fue incluso ratificado mediante un Protocolo Adicional por parte de la excanciller Susana Malcorra en 2016, durante la presidencia de Mauricio Macri. El mismo estableció que la Estación ‘se implementará exclusivamente con miras al uso civil en el campo de la ciencia y la tecnología, y la información resultante de sus investigaciones de ninguna manera podrá ser utilizada con propósitos militares'”.

En el texto, los senadores enfatizaron entonces que “es claro que la instalación de la Estación Espacial en conjunto con la República Popular China resulta de una decisión esencialmente soberana, que persigue fines estrictamente pacíficos y no de carácter militar, a la vez que abre nuevas oportunidades de conocimiento y cooperación para la comunidad científica argentina. Condiciones similares operan para la Estación DS3 Malargüe, construida y utilizada por la Agencia Espacial Europea en la provincia de Mendoza en el año 2012”. “De manera tal que la solicitud de inspección de la base por parte del embajador resulta parcial y sesgada”, subrayaron.

La bancada conducida por José Mayans acusó que “la política exterior sobreideologizada y dogmática ejecutada por el presidente Javier Milei y la canciller Diana Mondino prevé la adopción irrestricta de la agenda de defensa, seguridad e inteligencia de Estados Unidos, a cambio de apoyo económico y financiero en organismos internacionales y fondos de inversión donde Estados Unidos tiene fuerte injerencia”.

“Esto nos somete a involucrarnos en conflictos extrarregionales entre dos grandes potencias como lo son Estados Unidos y la República Popular de China, en fuerte detrimento de los intereses nacionales y de los principios de política exterior argentina que históricamente han velado por la paz, la neutralidad y la no intromisión en asuntos externos”, advirtieron los legisladores.

Por eso, consideraron que “las decisiones del Gobierno ponen en riesgo la seguridad nacional y provocan tensiones con importantes aliados en agendas comerciales y diplomáticas de interés para Argentina, como la causa Malvinas. La cesión de soberanía a cambio de apoyo económico o financiero no solo es poco efectiva, sino también indigno”.

“Nuestro país supo sostener relaciones maduras de mutuo beneficio con los Estados Unidos entre 2003 y 2015, periodo donde el comercio e inversión vieron su auge”, indicaron en referencia a los gobiernos kirchneristas.

Y concluyeron: “El siglo XXI deberá ser aquel que ponga fin a la imposición de agendas unilaterales que menoscaben la soberanía política y económica de los Estados. Las relaciones argentino-estadounidenses no pueden ser de sumisión sino que deben diseñarse bajo el concepto del beneficio mutuo, la no injerencia en los asuntos internos de los Estados y la soberanía política en la ejecución de la política exterior”.

 

 

El interbloque UP del Senado ya eligió sus nombres para integrar la Bicameral de DNU

La principal bancada opositora propone a cuatro miembros, pero en el oficialismo tienen la intención de que sean tres los representantes del peronismo/kirchnerismo.

Con la intención de apurar la conformación de la Bicameral Permanente de Trámite Legislativo, en medio de la polémica por el mega DNU de desregulación de la economía, el interbloque de Unión por la Patria en el Congreso ya presentó a sus integrantes para formar parte de la comisión.

Desde el peronismo/kirchnerismo presentaron cuatro nombres, pero en el oficialismo la intención es que este espacio tenga tres lugares. De acuerdo a la mayoría que se constituyó en la sesión preparatoria -entre La Libertad Avanza y todos los bloques opositores menos UP-, cuando se le dio la facultad a la vicepresidenta de conformar las comisiones, el reparto sería: tres para UP, uno para LLA, uno para la UCR, uno para el Pro, uno para Cambio Federal y el restante para un partido provincial.

El interbloque que comanda José Mayans envió igualmente cuatro nombres, los de la formoseña María Teresa González y el porteño Mariano Recalde, por el bloque Frente Nacional y Popular; y los de la mendocina Anabel Fernández Sagasti y la neuquina Silvia Sapag, por el bloque Unidad Ciudadana.

En la Cámara de Diputados, donde se adoptó otro criterio de reparto (D´hondt por bloques), Unión por la Patria también reclama tener cuatro lugares. La bicameral está compuesta por ocho diputados y ocho senadores, teniendo el presidente voto doble en caso de empate, por eso también será clave para el oficialismo quién la comande.