Ley Bases: Qué tendrán en cuenta los diputados para resolver sobre lo que llega del Senado

En la Cámara baja adelantaron que, atentos a lo que dice la Constitución y el reglamento, están en condiciones de aprobar las medias sanciones de la Cámara alta, modificarlas en parte o parcialmente, o persistir con la versión original.

La diputada nacional radical Soledad Carrizo dio detalles del proceso que le corresponderá seguir a la ley Bases y el paquete fiscal en su vuelta a la Cámara de Diputados.

El proyecto de ley aprobado por el Senado con sus cambios, retomará su tratamiento en la Cámara de Diputados en los próximos días, lo cual significa que la ley ya ha sido aprobada y no puede ser desechada, explicó la secretaria Parlamentaria del bloque radical.

“Tomando en cuenta las modificaciones que sufrió la ley, tenemos varias opciones”, comenzó Carrizo, a saber: 1) Aprobar todo tal como ha sido resuelto en el Senado. 2) Aprobar solo algunos de sus cambios y rechazar otros. 3) Insistir en la media sanción tal como fue aprobada en la sesión del 29 de abril.

Si los cambios en el Senado fueron aprobados con mayoría absoluta

(más de la mitad de los senadores), los diputados necesitan esa misma mayoría para insistir con su proyecto original y rechazar esos cambios. Si fueron aprobados con dos tercios en Senado, necesitan alcanzar esa misma mayoría. Depende de los artículos y capítulos; en algunos casos se aprobaron con mayoría absoluta, en otros con mayoría especial.

¿Qué pasa con los artículos o capítulos rechazados?

Se puede insistir sobre los artículos o capítulos que el Senado desechó.

Soledad Carrizo explicó que “el impedimento que establece la Constitución para volver a tratar solo refiere a los ‘proyectos desechados totalmente’. Si la Carta Magna no indica ‘artículos, capítulos o títulos desechados’, ‘proyectos desechados parcialmente’, no podemos inventar nosotros esa distinción”.

Recordó la diputada que el artículo 81 de la Constitución Nacional expresa que: “La Cámara de origen podrá por mayoría absoluta de los presentes aprobar el proyecto con las adiciones o correcciones introducidas o insistir en la reacción originaria”.

“Entonces, por definición, según la RAE, ‘adiciones” es la acción y efecto de añadir (agregar) ‘correcciones’ la acción y efecto de corregir (enmendar)”, planteó la diputada nacional en un largo posteo de la red social X, donde concluyó que “de esta forma, desde el Congreso de la Nación podemos aprobar la ley Bases y el paquete fiscal con las modificaciones, con eliminaciones o persistir con la versión original”.

Un éxito legislativo de un valor superior a lo que fue sancionado

Justo al cumplir seis meses de gestión, el Gobierno pudo festejar la aprobación en el Senado de sus leyes más deseadas. La importancia de Guillermo Francos, el papel de Victoria Villarruel y la colaboración incidental del senador Lousteau.

Por José Angel Di Mauro

No es la ley que Milei quería; con solo pensar en los 664 artículos del proyecto original, cuando el paquete fiscal estaba dentro de la iniciativa presentada el 28 de diciembre pasado y las empresas a privatizar figuraban en un anexo (y eran 44)… Aquel proyecto que eliminaba las PASO y nominaba diputados por circunscripción; y que recuperaba el martillo y la toga en la Justicia…

No es la ley que había entusiasmado al presidente. Pero es la ley posible.

Eso es lo que terminó aprobándose en la que fue la sesión más larga del Senado en estos 40 años de democracia. Veintiún horas y media, sin cuarto intermedio duró el debate de la ley de Bases y el paquete fiscal. Solo para comparar, poco más de 12 se extendió la sesión en la que se aprobó la legalización del aborto, en diciembre de 2020, aun con pandemia. Casi 18 horas fueron las de esa dramática sesión por la 125, la del voto “no positivo” de Julio Cobos.

Le corresponde a Guillermo Francos el mérito inobjetable de haber conseguido los votos para aprobar las leyes fundamentales de esta gestión. Pero no menos valor le asiste por haber convencido al presidente de que tal era la importancia de conseguir la aprobación, que el contenido de lo que fuera a aprobarse sería secundario.

Porque Milei podría gobernar tranquilamente sin la ley de Bases; le alcanza con el decreto 70/23, dicen los que no lo quieren bien. Lo cierto es que, como ya hemos dicho y repetido en este espacio, no era inocuo lo que pudiera suceder con esta ley. Su rechazo podía marcar el principio del fin del experimento libertario.

El Gobierno de Milei venía de vivir lo que muchos consideraron “la peor semana de esta gestión”. Por el escándalo del Ministerio de Capital Humano, por las internas terribles en el seno del Gobierno; pero sobre todo por la derrota legislativa en la Cámara de Diputados y, más aún, los dos tercios de los presentes alcanzado al contabilizar la votación. Una semana pésima, con el dólar y el riesgo país en alza, en la continuidad de otra semana casi tan mala, en la que fue eyectado el jefe de Gabinete Nicolás Posse.

Esta que pasó, en cambio, las piezas encajaron. Y uno tras otro, el Gobierno enhebró éxitos módicos: la aprobación de los proyectos en el Senado, por lejos el hecho más rimbombante; pero también la inflación más baja en dos años, con un dígito inimaginable para esta altura del año cuando amanecía esta gestión; la renovación del swap con China, y en el mismo orden, la aprobación del desembolso de otros 744 millones de euros para la Argentina por parte del FMI. Y por si fuera poco, el presidente cerrando la semana en el G7, codeándose con los presidentes de los principales países de Occidente. Una semana soñada, qué duda cabe.

Javier Milei con Joe Biden en el G7, en Italia.

¿Qué importa si para cantar victoria el gobierno aceptó resignar la derogación de la moratoria previsional, o dejar de lado las privatizaciones de Aerolíneas, RTA y el Correo? Lo importante era mantener los proyectos vivos y evitar a como diera lugar que la oposición alcanzara los dos tercios en artículos clave. Ambas cosas se lograron, pero para eso fue que a instancias de Guillermo Francos se extirpó de la lista de las empresas privatizables a esas tres tan emblemáticas, o el capítulo de las moratorias. Eran partes de los proyectos en los que la oposición tenía serias posibilidades de alcanzar los dos tercios y blindar esos artículos. El Gobierno hizo política, ni más ni menos.

Atrás quedó el verano en el que la oposición dialoguista se quejaba porque dialogaba con un Martín Menem desempoderado, y un presidente señalando con un dedo al “nido de ratas”, mientras con la otra mano aferraba un bidón de nafta. A instancias de su flamante jefe de Gabinete, el Gobierno hizo política, repartiendo partidas, obras, modificando artículos y hasta dando cargos. Terminó de entender que el fin bien justifica los medios.

Propios y extraños recuerdan el efecto muy contraproducente que tuvo para el Gobierno de Raúl Alfonsín -en los albores de esta democracia- el rechazo del proyecto de democratización sindical, también conocido como Ley Mucci, que la gestión alfonsinista había presentado apenas 11 días después de asumir, y que fue rechazada en el Senado por apenas un voto el 14 de marzo de 1984. No son pocos los que sostienen que esa madrugada “le picaron el boleto” a ese gobierno radical. Ese presidente que había llegado al poder sorpresivamente, con una catarata de votos y parecía predestinado a sepultar al peronismo, se demostró falible entonces. ¿Cómo no iba a ser importante que el presidente Milei tuviera esta ley?

La aprobación no estuvo exenta de dramatismo, pues en vísperas de la votación, los santacruceños José María Carambia y Natalia Gadano anunciaron no solo que votarían en contra, sino que tampoco darían quórum. Dos semanas antes se los contaba a favor, parte de los 38 votos que el oficialismo soñaba reunir, luego de haber hecho una concesión en materia de regalías mineras, elevándolas de 3 a 5%. Sin esos senadores, el triunfo por desempate todavía era posible, mas no el quórum… Sorpresivamente el destino de la sesión quedó en manos de Martín Lousteau, demonizado las últimas semanas por el mundo libertario y sus satélites (trolls y periodistas afines). Autor del dictamen de minoría, tenía lógica que el presidente del radicalismo diera quórum, pero había que confirmarlo y para eso Victoria Villarruel lo convocó esa noche a su despacho, para escuchar de primera mano qué pensaba hacer, y el exministro de Economía de Cristina Kirchner le aclaró que estaría sentado en su banca al día siguiente, despejando temores.

Otro mérito del nuevo jefe de Gabinete fue haber logrado habilitar a la vicepresidenta para ser parte de las negociaciones, pues había sido “congelada” por Karina Milei, que le desconfía. El rol de VV fue decisivo no solo por los tres desempates que le tocó protagonizar el miércoles pasado.

El protagonismo de Lousteau no se limitaría en la sesión a dar quórum. También pasó a ser clave que votara en la ley Bases. Ya había dicho que estaba en contra, pero muchos especulaban con que se abstendría, para no quedar pegado al kirchnerismo al votar. Sin embargo un fantasma comenzó a sobrevolar el Senado luego de que los santacruceños llamaran a no boicotear la sesión: si Unión por la Patria decidía abstenerse y Lousteau hacía lo mismo, la sesión se caía por falta de quórum. Por eso es que nadie (y sobre todo los trolls) le reprochó al exembajador en Washington que hubiera votado en contra.

Tampoco sufrirán el escarnio los dos santacruceños, que luego de votar en contra en general, salieron presurosos del recinto. De haber estado presentes en los minutos siguientes, en la votación en particular le hubieran volteado a Milei la delegación de facultades. El oficialismo compensó ese gesto manteniendo la cláusula de las regalías, aunque les puso un condicionamiento nuevo que el propio Carambia objetó, pero igual terminó votando: que el 5% rija solo para los emprendimientos que se hagan a partir de la promulgación de la ley.

Toda la atención y tensión estaban puestas el miércoles en la ley de Bases, pero los principales traspiés los tuvo el Gobierno en la otra ley, que es la que desvela ahora de cara a lo que vaya a suceder en Diputados.

Quedó claro en la reunión del jueves pasado que Francos mantuvo con los principales referentes de los bloques oficialista y dialoguistas: “Hagan lo que quieran con la ley de Bases”, dicen que les dijo, pero pidió que refloten en el paquete fiscal Ganancias y Bienes Personales del paquete fiscal, cuyos proyectos fueron rechazados en el Senado.

Con todo, el diputado radical Fernando Carbajal -disidente de la conducción de Rodrigo de Loredo– ya encendió las alarmas al advertir que Diputados “no puede insistir con Ganancias, Bienes Personales y la moratoria previsional, porque fueron desechados” por el Senado. Sus propios correligionarios dicen que eso no es así, y sostienen que desechar parcialmente un proyecto es una corrección que puede ser revisada por la Cámara de origen, insistiendo con la misma.

Lo cierto es que se abre un abanico de opiniones muy diversas sobre lo que está por venir y no puede descartarse que lo que pueda resolverse termine en manos de la justicia. Puede que la Cámara baja decida insistir con lo que aprobó en abril, para satisfacción del Ejecutivo que debió ceder mucho en el Senado, pero eso afectaría la relación con los senadores que apoyaron las normas. ¿Con qué garantías podrían negociar en el futuro en ese caso? Ese es uno de los interrogantes que se plantean, pero hay más. Si Diputados reflota Ganancias y Bienes Personales, que fueron rechazados por el Senado, ¿no podría ser objetado en el futuro por los jueces?

El artículo 81 de la Constitución es claro en ese sentido, pues indica que “la Cámara de origen podrá por mayoría absoluta de los presentes aprobar el proyecto con las adiciones o correcciones introducidas o insistir en la redacción originaria, a menos que las adiciones o correcciones las haya realizado la revisora por dos terceras partes de los presentes”. Si puede insistir con la redacción original, eso indica que puede reponer artículos rechazados por la otra Cámara.

Ahora bien, en el caso de la moratoria previsional, el Gobierno la sacó del proyecto antes del debate… para evitar que fuera neutralizado el tema por la oposición con los dos tercios. ¿Vale el artilugio de reponerla al insistir la Cámara de origen con la sanción original? Se viene un gran debate que tal vez tenga que terminar resolviendo la Corte Suprema.

 

Di Tullio contra el oficialismo: “Consiguieron dictamen porque nos robaron senadores en cada una de las comisiones”

La senadora bonaerense resaltó la postura de UP: “Nuestro bloque priorizó el sentido de la Patria y la no disolución nacional”, y apuntó contra la ministra de Seguridad por los incidentes ocurridos: “Bullrich siempre necesita infiltrados”.

La senadora nacional Juliana di Tullio (UP) se refirió a la reciente aprobación de la ley Bases en la Cámara alta y apuntó contra el oficialismo: “Consiguieron dictamen porque nos robaron senadores en cada una de las comisiones”.

En diálogo por Radio 10, la bonaerense expresó: “La Ley Bases necesitaba de este escenario inventado, (Patricia) Bullrich siempre necesita infiltrados”, y apuntó: “En la plaza el miércoles estaba una parte importante del pueblo argentino expresándose en contra de esta ley y de pronto aparecen los infiltrados de siempre, que nadie sabe quiénes son, que nadie los detiene”.

En relación a las personas que aún permanecen detenidas, la senadora aseguró: “La gente que está reclamando no incendia autos ni bicicletas, ese no es el pueblo2, y pidió que “investigue otro fiscal, porque nada puede salir bien de la dupla Stornelli-Bullrich. Esto no está ajeno a las acusaciones de ´golpistas´ que recibimos los senadores opositores. No podemos olvidarnos que Stornelli es un fiscal que espió ilegalmente y estuvo en rebeldía con la Justicia. Si quieren que les creamos y que se sepa la verdad, entonces corran a Stornelli”.

Di Tullio también criticó las prebendas otorgadas a ciertos senadores: “Llegaron con prebendas que se publicaron en el Boletín Oficial. A una senadora con una Embajada en París y a otro con un cargo en una hidroeléctrica. No está bien, no es normal. Hay que volver a poner las cosas en su lugar”.

La senadora subrayó que su bloque actuó con integridad: “Nuestro bloque priorizó el sentido de la Patria y la no disolución nacional. Consiguieron dictamen porque nos robaron senadores en cada una de las comisiones. No es todo lo mismo, quiero que quede claro que hay 33 senadores y senadoras que hicimos lo que teníamos que hacer. Le dijimos no a la Ley de Bases, no somos lo mismo que Camau (Espínola) o (Edgardo) Kueider”.

Además, destacó el papel del peronismo: “La gente espera del peronismo que la representemos, la defendamos y seamos la oposición que el pueblo se merece”, y cerró: “Todos tenemos voluntad de cambio, quienes estamos vivos tenemos voluntad de cambio. Pero ese cambio no se expresa en dejar de comer cuatro veces por día, ni en dejar de ser clase media para pasar a ser pobre. No poder pagar tarifas, quedarse sin remedios, sin laburo. No creo que la gente haya votado eso”.

Se realizará en el Senado de la Nación una jornada internacional sobre violencia contra niñas, niños y adolescentes

El evento es organizado por la legisladora Gabriela Valenzuela junto a la Fundación Red por la Infancia y se llevará a cabo el próximo 27 de junio a las 16.

La senadora nacional Gabriela Valenzuela (UCR – Corrientes) y la Fundación Red por la Infancia llevarán adelante la “Jornada Internacional sobre Violencia contra Niñas, Niños y Adolescentes: Intercambios Globales” donde participarán miembros del Inspire Working Group, especialistas internacionales en la materia y representantes de los tres poderes del Estado argentino.

La misma se realizará el día jueves 27 de junio, en el horario de 16 a 18 horas en el Auditorio Emar Acosta del Edificio Alfredo Palacios, ubicado en Hipólito Yrigoyen 1702 5º piso de la Ciudad de Buenos Aires.

En el encuentro expondrán especialistas internacionales sobre la problemática, incluyendo autoridades de la Organización Mundial de la Salud y la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito.

A su vez, será parte de las exposiciones el ministro de Justicia y Derechos Humanos de la Provincia de Corrientes, Juan José López Desimoni, quien desarrollará la visión sobre políticas públicas provinciales ligadas al tema, y por su parte la legisladora nacional hablará sobre los avances y desafíos legislativos al respecto.

Este encuentro tiene como objetivo analizar la situación actual de la violencia contra la niñez en la región y el mundo, para fortalecer el trabajo en red de los Estados, la Justicia y las organizaciones del tercer sector y garantizar el cumplimiento de los derechos de las niñas, niños y adolescentes.

Sobre la Fundación Red Por la Infancia

Dirigida y fundada por Paula Wachter, especialista de trayectoria y compromiso con la lucha en la protección y prevención de violencias contras las infancias. Dicha fundación tiene como objetivo promover un abordaje integral sobre las violencias que sufren mujeres, niñas, niños y adolescentes cada día.

En esa búsqueda, se orienta a generar cambios sistémicos a través de la producción de conocimiento sobre la temática; el acompañamiento integral a víctimas y sus familiares; el monitoreo legislativo y la propuesta de políticas públicas en coordinación con los distintos niveles de Estado (nacional, provincial y municipal).

Inspire Working Group

El Grupo de Trabajo INSPIRE está copresidido por la Organización Mundial de la Salud y el Instituto de Estudios de Seguridad, quienes también forman parte de la Secretaría del IWG junto con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC); UNODC, Joining Forces, CPC Learning Network y la Alianza Global para Poner Fin a la Violencia Contra los Niños (End Violence).

El Grupo de Trabajo de Implementación de INSPIRE y la Comunidad de Práctica contribuyen a las acciones relacionadas con INSPIRE para prevenir y responder a la violencia contra los niños por parte de todas las organizaciones miembros, incluidas agencias bilaterales y redes internacionales.

El papel es proporcionar liderazgo y orientación estratégica en la implementación de intervenciones relacionadas con INSPIRE; armonizar el trabajo de los miembros para lograr un impacto colectivo; identificar oportunidades emergentes de apoyo a la implementación y necesidades de capacidad, y generar, recopilar y compartir nueva evidencia sobre lo que funciona para abordar la violencia contra los niños. Los miembros de su comunidad de práctica incluyen representantes de agencias de la ONU, agencias bilaterales, asociaciones profesionales internacionales, ONG/OSC nacionales, grupos de base, organismos gubernamentales y fundaciones filantrópicas y academia.

Representantes internacionales presentes

  • Alexander Butchart, Jefe de la Unidad de Prevención de la Violencia, Determinantes Sociales de la Salud, Organización Mundial de la Salud.
  • Alessandra Guedes, Directora de la Oficina de Investigaciones Sobre violencia de género y violencia contra niños, Innocenti UNICEF.
  • Christine Kolbe-Stuart, Especialista Protección niñez, UNICEF.
  • Matthew Watson, Jefe de Asesores Senior en Protección infantil USAID.
  • Muary Mendenhall, Asesor Senior en niños en condición de especial vulnerabilidad infantil, USAID.
  • Rebecca Smith, Jefa Global de Programas de protección infantil, Save the Children y Coordinadora global de Joining Forces, alianza de OSC frente a ONU,
  • Alexandra Souza Martins, Coordinadora Global de programas para eliminar la violencia contra los niños en UNODC,
  • Wadih Maalouf, Coordinador Global de Programas, UNODC,
  • Arturo Harker Roa, Director del Instituto IMAGINA y Profesor Asociado, Universidad de los Andes.
  • Begoña Fernández, Directora de Datos y Evidencia, Together for Girls.
  • Chrissy Hart, Directora de políticas públicas, Together for Girls.
  • Deogratias Yiga, Impact and Innovations Development Centre (IIDC).
  • Greta Massetti, Subdirectora del Centro de Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos, CDC.
  • Jennifer Hegle, Directora de Investigación CDC.
  • Hope Wambi, Jefa de Programas Raising Voices.
  • Jody van der Heyde, Coordinadora Senior de políticas públicas, Institute for Security Studies South África.
  • Nicolás Makharashvilli, Director, Safe Futures Hub: Solutions to End Childhood Sexual Violence, SVRI.
  • Sabrina Hermosilla, Jefa de Investigación Niñez y Familia, CPC Learning Network, Columbia University.
  • Paula Wachter, Fundadora y Directora Ejecutiva de Fundación Red por la Infancia.
  • Elizabeth Ward, Directora de la Alianza de Prevención de Violencia Jamaica.
  • Consuelo Laso, Directora de Programas de Prevención de Violencia, Plan International.

Lousteau explicó por qué dio quórum para tratar la Ley Bases: “No darlo es permitir que sigan negociando prebendas”

El senador radical cuestionó la sesión maratónica y se refirió a los santacruceños que no dieron quórum y se ausentaron en la votación: “En todo este proceso de amagues algunos se llevaron cosas”. También apuntó contra Milei: “Elige ser conservador fiscal con los millones de jubilados y degenerado fiscal con los ricos entre los más ricos”.

El senador radical Martín Lousteau quedó, una vez más, en el centro de la escena política esta semana tras la maratónica sesión en el Senado, en la que se aprobaron la Ley Bases y el paquete fiscal, por haber habilitado la misma al dar quórum y votar en contra de sendas iniciativas que, de todas maneras, volverán a Diputados por los cambios introducidos.

El presidente del Comité Nacional de la UCR fue uno de los principales protagonistas en la jornada que comenzó el miércoles y terminó cerca de las 8 de la mañana del jueves. Primero, porque bajó al recinto para conformar el quórum que habilitó la sesión, y luego, porque fue el único de los 13 senadores radicales que votó en contra de la Ley Bases, que terminó 36 a 36 y fue aprobada por el voto de la vicepresidenta Victoria Villarruel.

En una entrevista en Radio Con Vos, el porteño cuestionó la sesión maratónica sin cuarto intermedio: “Es un muy mal método para legislar porque si a las cinco de la mañana por algún tema y por sobre todo por cómo quiso imponer el oficialismo la votación, se arma quilombo y discusión técnica por algo, llevas más de 20 horas sentado, debatiendo, pensando y no funciona bien la cabeza y los ánimos están desacerbados y hay exageraciones políticas”.

“Sobre todo, pasa cuando te mandan una ley gigante, complejo. Te mandan eso, estás a las 5 de la mañana y cómo pretenden votarlo cuando te mandan algo de 225 artículos título por título, capítulo por capítulo y no te dejan ni corregir alguna parte que no estás de acuerdo”, criticó.

Lousteau explicó su decisión de bajar al recinto para habilitar la sesión: “Si no daba quórum, era la chance de darle una semana más a los que negocian cosas para llevarse cosas y después sentarse a la semana siguiente. El no quórum, en general, es dilatar. Y lo vimos”.

También hizo referencia a los senadores santacruceños María Carambia y Natalia Gadano, quienes el día anterior a la sesión anunciaron que no darían quórum, lo que puso en peligro el número que necesitaba el oficialismo para habilitar el debate: “Hubo algunos que no dieron quórum, pero a la hora de votar la ley, te levantaste y te fuiste. Estuviste amagando con que estabas en contra de las cosas, pero después te levantaste y habilitaste las cosas. Lo que hubo en todo este proceso de amagues es que algunos se llevaron cosas”.

“Entonces, no dar quórum es darles las llaves a algunos para seguir negociando prebendas”, resaltó y agregó: “Yo no estoy para obstaculizar, estoy para mejorar lo que hay y por eso tenía mi propio dictamen”.

Además, defendió su pertenencia a la UCR y aseguró que hay “un montón de radicales que no son ni diputados ni senadores”. Lousteau también explicó su posición en contra de la del resto de los senadores de la UCR, y dijo por qué eso no se contradice con su cargo dentro de la estructura partidaria: “Soy presidente del Comité Nacional, y la mayoría está en contra de la ley. La Convención nacional, que preside Gastón Manes, está en contra. Hay un montón de radicales que no son diputados ni senadores. No hay un solo radicalismo”, sostuvo y afirmó: “Antes había una mesa de trabajo de JxC, hoy esa mesa no está y cuesta mucho poder armarla”.

Asimismo, valoró el trabajo que hicieron sus compañeros de bloque en el Senado, así como el del titular de ese espacio, Eduardo Vischi, aunque se diferenció al afirmar que no mira las leyes en forma aislada, sino que lo hace “en el contexto de la realidad”.

Al respecto, el economista advirtió que hay “una recesión monumental. Veo caída del 33% de las jubilaciones, 21% de los salarios del RIPTE, el 31% de la caída de los salarios, una caída estrepitosa de los comercios, de industria. Miro las leyes que mandan, el Gobierno solo mandó dos megas leyes y usó 25 DNUs”, y aseguró que tanto la Ley Bases como el paquete fiscal y los DNUs que firmó el Gobierno “no hay nada ni para los jubilados, ni para la educación, ni para reconstruir la obra pública, ni para las PyMES”.

“Con Bienes Personales, beneficia a los más ricos entre los más ricos. Y, por otro lado, para la clase media, le da inestabilidad por el Impuesto a las Ganancias. Y para los jubilados no hay nada. La baja para Bienes Personales cuesta lo mismo de la suba mínima que les dio diputados a jubilados. El presidente habla de degenerados fiscales, y él elige ser conservador fiscal con los millones de jubilados y degenerado fiscal con los ricos entre los más ricos”, fustigó.

Entra varias de las críticas que mencionó respecto a los proyectos del Gobierno, afirmó que los beneficios por Bienes Personales “va hasta 2038, mucho más allá de lo que debería hacer Milei. Es el blanqueo más generoso de la historia y menos controlado”, y reiteró que hay “prebendas para grandes empresas”, y hasta contó que habló con empresarios y que le aseguraron que “no habían pedido tantos beneficios”, respecto al RIGI.

Respecto de su coincidencia con el kirchnerismo en la votación de la Ley Bases, Lousteau alertó por la “megapolarización”, y afirmó que cuando vota, lo hace pensando solo “si está bien o mal” el proyecto”. “No miro para el costado, igual que no acepto presiones, ni de un lado ni del otro. Tengo un deber que es estudiar las cosas, leerlas, y después tomar una decisión e informar por qué tomé esa decisión. Yo no estoy en contra de la privatización, estoy en contra de la privatización mal hecha”, sostuvo.

En respuesta a quienes le recriminaron haber votado junto a los senadores kirchneristas, recordó: “Estuve dos años entero solo en el Senado en pandemia peleándome con Cristina por un montón de cuestiones…No sabemos quién tiene votos y quién no tiene votos. Lo veremos el año que viene. Lo que vemos hoy es producto de esta polarización, estamos asistiendo a una polarización más grande que antes. La gente a la que le gusta Milei, son muchos, y los que lo odian, son muchos. Muchos de cada lado”.

Para cerrar, advirtió por el nivel de discusión política que se está dando tanto a nivel legislativo como en general: “El debate de la Ley Bases y el DNU se convirtió en simbólico. Si no te gustan, sos kirchnerista, si te gusta, ayudas al Gobierno. ¿Podemos mirar qué hay adentro?”.

Tras las críticas, el senador Kueider salió a defenderse y apuntó contra UP

A través de su cuenta de “X” el entrerriano planteó: “Pensar diferente, consensuar, son palabras que hace rato no existen en el vocabulario del sector político del que me alejé hace casi dos años creando un bloque aparte”.

Tras las críticas recibidas por su apoyo en general a la ley Bases y el paquete fiscal, el senador entrerriano Edgardo Kueider salió a defenderse en sus redes sociales y apuntó contra Unión por la Patria y, sin mencionarla, le contestó a la ex vicepresidenta Cristina Kirchner que reposteó un mensaje en su contra.

“Soy peronista, pero antes que eso, soy entrerriano y quiero lo mejor para la provincia que represento. Por eso apoyé la Ley del gobierno nacional – en general – con modificaciones y exclusiones en todos sus capítulos, que logramos a través del diálogo”, comenzó su tuit el senador.

Así, sostuvo que “ninguno de los temas que componían las consignas de un sector que desde hace años alimenta la lógica de amigo-enemigo fueron incluidos en el texto. Y los que quedaron, los voté en contra”.

Kueider aclaró que votó en contra del “de ganancias y bienes personales. Evitamos el cierre de los organismos de ciencia, tecnología y la cultura, la privatización de Aerolíneas Argentinas y los medios públicos. Eliminamos el capítulo previsional, y modificamos muchos otros artículos que consideré nocivos”.

En ese marco, apuntó: “Pensar diferente, disentir, consensuar, son palabras que hace rato no existen en el vocabulario del sector político del que me alejé hace casi dos años creando un bloque aparte”.

El entrerriano, junto con Carlos Espínola (Corrientes), abandonaron el bloque Frente de Todos en 2023 y formaron la bancada de Unidad Federal junto con la cordobesa Alejandra Vigo.

“Discutir y mejorar proyectos de ley con todos los sectores es la función institucional que tiene un legislador. Es la vocación que debe recuperar el peronismo para volver a representar a sociedad”, manifestó.

Cómo votó cada senador la cuestión Ganancias, que resultó rechazada pero en Diputados podrán insistir

Al no haberse caído por los dos tercios de los votos, el oficialismo buscará que en la Cámara baja se reponga la versión original.

Como señalaban los pronósticos, la restitución del impuesto a las Ganancias para la cuarta categoría resultó rechazada en la votación en particular del paquete fiscal en el Senado. Fue con 41 votos en contra y 31 a favor. Sin embargo, al no haber alcanzado los dos tercios de los votos (con todos los presentes debían ser 48), el oficialismo buscará que en la Cámara de Diputados se reponga la versión original. Así también lo confirmó tras la sesión el jefe de Gabinete, Guillermo Francos.

El título V del proyecto de Medidas Fiscales Paliativas y Relevantes se votó cerca de las 7 de la mañana de este jueves. De los 41 votos negativos, 30 fueron de los senadores de Unión por la Patria Daniel Bensusán, Lucía Corpacci, María Teresa González, Claudia Ledesma Abdala, Marcelo Lewandowski, Carlos Linares, Florencia López, Juan Manzur, José Mayans, Gerardo Montenegro, José Neder, Jesús Rejal, Antonio Rodas, Fernando Salino, Sergio Uñac, Eduardo “Wado” de Pedro, Juliana di Tullio, Martín Doñate, María Eugenia Duré, Anabel Fernández Sagasti, Silvina García Larraburu, Nora del Valle Giménez, María Celeste Giménez Navarro, Alicia Kirchner, Sergio Leavy, Cándida López, Oscar Parrilli, Maria Inés Pilatti Vergara, Mariano Recalde y Silvia Sapag.

También se opusieron los radicales Maximiliano Abad, Daniel Kroneberger y Martín Lousteau; y los senadores de Unidad Federal Carlos “Camau” Espínola y Edgardo Kueider.

Desde la Patagonia, votaron en contra los santacruceños José Maria Carambia y Natalia Gadano (Por Santa Cruz); las chubutenses Andrea Cristina y Edith Terenzi (Cambio Federal); la rionegrina Mónica Silva (Juntos Somos Río Negro); y la pampeana Victoria Huala (Pro).

Por su parte, en los 31 votos a favor estuvieron tres senadores de Unión por la Patria: Guillermo Andrada (Catamarca), Sandra Mendoza (Tucumán) y Carolina Moisés (Jujuy), que fueron los mismos que en la ley de Bases acompañaron el título del Régimen de Incentivo a las Grandes Inversiones (RIGI).

Además de los siete senadores libertarios Bartolomé Abdala, Ivanna Arrascaeta, Ezequiel Atauche, Vilma Bedia, Bruno Olivera Lucero, Juan Carlos Pagotto y Francisco Paoltroni, votaron positivamente los integrantes del bloque Pro Luis Juez, Carmen Álvarez Rivero, Alfredo De Angeli, Martín Göerling y Guadalupe Tagliaferri.

Por la bancada de la UCR, votaron a favor Pablo Blanco, Flavio Fama, Eduardo Galaretto, Mariana Juri, Carolina Losada, Stella Maris Olalla, Rodolfo Suárez, Mercedes Valenzuela, Eduardo Vischi y Víctor Zimmermann.

La lista se completa con Carlos Arce y Sonia Rojas Decut (Frente de la Concordia Misionero); Juan Carlos Romero (Cambio Federal), Alejandra Vigo (Unidad Federal), Beatriz Ávila (Por la Justicia Social) y Lucila Crexell (Comunidad Neuquén).

 

Las repercusiones desde el Congreso tras la aprobación de ley Bases y el paquete fiscal

Cómo reaccionaron el oficialismo y la oposición luego de la aprobación en el Senado de la ley de Bases y el paquete fiscal.

El oficialismo celebró a través de las redes sociales la aprobación en el Senado de la Nación del proyecto de ley Bases y el paquete fiscal tras una maratónica sesión que se inició el miércoles 12 y finalizó cerca de las 7 de la mañana del jueves. En tanto, la oposición más dura reforzó sus críticas a ambas iniciativas y apuntó contra los senadores que votaron a favor.

Del lado del oficialismo, Bertie Benegas Lynch escribió: “El haber votado tanto tiempo a caníbales del derecho y de las libertades, hasta 2025 quedará un mapa legislativo al borde del delirio antropófago. Espero que, si vuelve a Diputados con cambios, estos sean superadores. LA LEY NO LA NECESITA EL GOBIERNO DE MILEI, LA NECESITA LA GENTE”. “Ley Bases aprobada en general. Gran primer paso, ¡vamos Argentina!”, escribió brevemente el libertario José Luis Espert.

Desde el bloque Unión por la Patria, la diputada Vanesa Siley anticipó que “en el juicio por traición a los senadores que entregaron la Argentina por prebendas vergonzosas y baratas, se va a usar como primera prueba el Boletín Oficial del día de la fecha”.

“Esta Ley no tiene nada que ver con lo que merece nuestra Patria. No hay ni una coma, ni un artículo en favor de los trabajadores, de las pymes, de los jubilados, de nuestras industrias. Pulveriza las autonomías provinciales y el federalismo”, disparó la vicejefe del bloque en el Senado, Anabel Fernández Sagasti, y sumó: “Pero no están inventando nada nuevo: es la tercera vez en 40 años que el mismo plan económico busca arruinarle la vida a los argentinos”.

“Váyanse a la mierda todos los que votaron a favor. Son unos vende patria”, escribió Natalia Zaracho y, en otro posteo, se refirió a los incidentes fuera del Congreso: “Para estos delirantes cualquiera que se manifieste contra la ley que armaron para saquear el país es un terrorista. Reprimen diputados, jubilados y pibes, desfilan con gases por el Congreso porque la ley que están votando adentro atenta contra el pueblo”.

Itaí Hagman planteó que “el gobierno tuvo que ceder una parte considerable de su proyecto original y veremos en la votación en particular qué cosas terminan quedando y cuáles no”, y apuntó: “El oficialismo igual va a festejar. Va a festejar como lo hizo Macri en 2017 con la reforma previsional creyendo que por ganar una votación en el congreso gana la batalla en la sociedad. No es así”.

“Este gobierno antipopular y deshumanizante va a encontrar inevitablemente el límite de un pueblo que está sufriendo las consecuencias de sus políticas. Se le puede mentir a algunos mucho tiempo y a muchos pocos tiempos, pero no a todos todo el tiempo”, cerró.

“¿Qué van a hacer los gobernadores garcas que mandaron a votar la Ley Bases para que vuelva ganancias y ahora no van a tener esa platita?”, preguntó el diputado Leonardo Grosso y respondió: “Ah ya se, rematar lo que queda con el RIGI”.

Desde el radicalismo, el senador Víctor Zimmermann destacó que “tras 16 horas de intenso debate, con serios incidentes en inmediaciones del Congreso Nacional, en el Senado logramos aprobar la Ley Bases, con muchas de las modificaciones que propusimos desde el bloque UCR”.

El presidente del bloque en Diputados, Rodrigo de Loredo, anticipó: “Celebramos la votación de la Ley Bases en el Senado. Vamos a garantizar el tratamiento que viene en Diputados con celeridad. Valoramos el trabajo y el aporte cualitativo y cuantitativo de los legisladores de nuestro espacio en todas las instancias de este proceso”.

Por el lado del bloque Pro, el diputado Diego Santilli celebró: “El cambio le ganó al caos. Aprobada la ley Bases”. “Felicitaciones a los senadores que eligieron el crecimiento y desarrollo de la Argentina, votando a favor de la sanción en general de la Ley Bases. Resta conocer el articulado definitivo para tratarlo en Diputados”, María Eugenia Vidal.

“¡APROBAMOS LA LEY BASES EN GENERAL! A pesar de las trabas que pusieron algunos sectores y con el voto afirmativo de Victoria Villarruel, la Ley Bases se aprobó y Argentina está un paso más cerca de volver a ser un país normal”, destacó el senador misionero Martín Goerling.

“Hace años que vivimos esta violencia afuera del Congreso cada vez que hay que votar una ley que incomoda y amenaza los intereses de los golpistas de siempre. Le agradezco a los Senadores que votaron positivamente la Ley de Bases. Argentina necesita clarificar su futuro”, expresó Ricardo López Murphy (HCF).

La correntina Sofía Brambilla felicitó a los senadores “que eligieron una Argentina de crecimiento, desarrollo y trabajo votando a favor en general de la LEY BASES”.

El titular del bloque CC-ARI, el diputado Juan Manuel López, apuntó: “Me reservo la opinión del Senado. Pero un dato dice mucho, juntaron 2/3 para rechazar un artículo que introdujimos en Diputados para revisar 2 puntos del PBI de gasto tributario, de beneficios fiscales a sectores económicos que no compiten (ej: celulares). El Senado Corporativo”.

Por el Frente de Izquierda, Nicolás del Caño criticó: “Con un empate agónico, gracias al cambio de votos por embajadas y otras cosas, logran con el voto de Villarruel aprobar la Ley Bases. Con una feroz represión a la gran cantidad de trabajadores que hoy se movilizaron a pesar de las conducciones. Abajo todo el plan de Milei”.

Su par Myriam Bregman alertó: “Cuando se empiecen a aplicar los cambios en la legislación laboral, muchos trabajadores y trabajadoras van a preguntar qué hicieron sus dirigentes sindicales para evitar que se vote esto. Esta ley nefasta no debería tratarse en Diputados”.

“Aprobaron por penales la Ley Bases, resignando puntos centrales para el gobierno, comprando votos a cambio de embajadas y mostrando traiciones varias. El pueblo trabajador no olvidará a los colaboracionistas”, manifestó Christian Castillo.

Francos afirmó que en Diputados insistirán con “recuperar Ganancias” y habló de un posible “Pacto de Mayo” el 9 de julio

Luego de la aprobación de la ley Bases y el paquete fiscal en el Senado, el jefe de Gabinete celebró que “una fuerza tan minoritaria en ambas cámaras” haya podido avanzar con las leyes.

Tras la aprobación de la ley de Bases y el paquete fiscal en el Senado, proyectos que ahora deberán tratarse con modificaciones en la Cámara de Diputados, el jefe de Gabinete, Guillermo Francos, celebró el paso y -en referencia a cuestiones que resultaron rechazadas- afirmó que buscarán “recuperar” los artículos sobre restitución del impuesto a las Ganancias y los cambios en Bienes Personales. También sostuvo: “Vamos a insistir en las privatizaciones, presentaremos proyectos concretos”.

“Hoy estamos en una Argentina de libertad que solo se construye a partir de la predisposición de cada sector a colaborar. Es emblemático haber dado una muestra de que una fuerza tan minoritaria en ambas cámaras puede lograr la sanción de una ley tan importante. Es demostrar que tenemos recursos en ambas cámaras para lograr la transformación de la Argentina”, expresó.

El funcionario consideró que “no es algo menor para quienes miran al país desde afuera para invertir y apostar en él. El presidente (Javier Milei) participará del G7 llevando la aprobación de una ley que nos pone en otro lugar institucional”.

En diálogo con Radio Mitre, Francos fue consultado por la realización del “Pacto de Mayo”, que estaba previsto para el 25 de ese mes, pero se postergó por el trámite de ambas leyes. Ahora, el jefe de Gabinete le puso como eventual fecha “el 9 de julio en Tucumán, el Día de la Independencia, ojalá podamos hacerlo”. “Independencia es sinónimo de libertad. Y en Tucumán porque hemos trabajado codo a codo con el gobernador (Osvaldo Jaldo), quien a pesar de ser de un signo político opositor entendió el momento político de la Argentina”, destacó.

En ese sentido, agregó que “hay varios gobernadores que han trabajado en esto. Tengo que destacar a varios que han trabajado más allá de su signo político. Todos los de Juntos por el Cambio han apoyado el proyecto”.

Guillermo Francos y Osvaldo Jaldo

Por otro lado, Francos observó: “Nos hablan de falta de gestión. Y me pregunto si falta de gestión es haber sacado a la Argentina de la hiperinflación y los peligros que estaban por desatarse. Cuando uno habla reformas del Estado, es gestión. Reordenar el Estado, disminuir su personal, terminar con el déficit, obtener superávits gemelos. Solucionar los problemas del Banco Central, no sólo con la famosa bola de Leliqs, sino también con el reordenamiento del pago de la deuda externa, cumpliendo con todos los vencimientos gracias a la gestión de (Luis) Caputo y (Santiago) Bausili.

Sobre los incidentes en las afueras del Congreso, el funcionario opinó este jueves que “estas son las cosas que generan indignación en la gente hacia la política. Hay que comenzar a identificar a estos grupos y ponerlos a disposición de la Justicia”. “No tengo dudas que hay vinculaciones y movilizaciones que son incitadas por la violencia que generan posiciones intransigentes de sectores del kirchnerismo. Veía la soberbia con la que se expresaban los senadores kirchneristas. Estaba claro que querían demorar la sesión”, apuntó contra la oposición más dura.

 

El desempate de Villarruel en la ley de Bases

Siendo las 23.15 del miércoles 12 de junio, y tras un extenso debate la titular del Senado, Victoria Villarruel, procedió a desempatar la votación por la ley Bases que resultó 36 a 36 y argumentó su voto afirmativo por “esos argentinos que sufren, que esperan, que no quieren ver a sus hijos irse del país”.

Con un rechazo a los cambios en Ganancias, el Senado aprobó el paquete fiscal

El segundo tema debatido en esta maratónica sesión del Senado consiguió la aprobación en general con 37 votos a favor y 35 en contra. A la hora de la votación en particular, hubo varios artículos que se aprobaron por unanimidad y 2/3, como así también hubo rechazos en artículos del blanqueo.

Concluida la azarosa votación en particular de la ley de Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos, que demandó más de 3 horas, y ya bajo la presidencia de Bartolomé Abdala, la Cámara alta inició el debate del otro proyecto propuesto por el Ejecutivo: el de Medidas Fiscales Paliativas y Relevantes, más conocido como paquete fiscal. El proyecto tuvo numerosas modificaciones que obligan su vuelta a Diputados.

La iniciativa fue aprobada en general a las 5.36 por 37 votos a favor y 35 en contra, cuando la sesión llevaba ya más de 19 horas. El oficialismo se impuso con los votos propios, los de toda la UCR, el Pro, Unidad Federal, los misioneros del Frente Renovador de la Concordia, y los monobloques de Beatriz Ávila, Lucila Crexell y Mónica Silva.

El debate en particular se extendió poco más de dos horas y en su transcurso hubo coincidencias bastante amplias que impedirán una modificación de los diputados en varios artículos. Hubo también varios rechazos, entre ellos el capítulo de Ganancias. Sin embargo, éste no fue por los dos tercios, con lo cual el oficialismo podría insistir en Cámara baja con la redacción original.

La votación en particular

El Régimen de Regularización Excepcional de Obligaciones Tributarias, Aduaneras y de Seguridad Social, más conocido como moratoria, fue acompañado por los senadores de UP, por lo que fue aprobado por unanimidad, con 72 votos.

Para el segundo título, denominado Régimen de Regularización de Activos, Guadalupe Tagliaferri pidió suprimir el artículo 19, que permitía el blanqueo de extranjeros. También Martín Lousteau solicitó incorporar otras modificaciones, en tanto que el senador de Unión por la Patria Fernando Salino propuso en el artículo 48 que los familiares de narcotraficantes quedaran fuera del blanqueo. El senador Juan Carlos Romero acompañó algunas de las propuestas.

El miembro informante aceptó las sugerencias del artículo 19; como así también en los artículos 32, del 35 al 40 y también en el 48. El resultado fue la aprobación unánime, con 72 votos, con lo que las modificaciones quedaron firmes para que Diputados no pueda cambiarlas.

Precisamente el presidente del bloque UP, José Mayans, intervino para señalar que acompañaban la moción y señalar que era importante ratificar esas modificaciones con los 2/3, de modo tal de no poder ser revertido en Diputados.

En el título correspondiente al Impuesto sobre los Bienes Personales, Lousteau propuso modificaciones en el artículo 55, para que aquellos que hubieran blanqueado no puedan entrar a un régimen de bienes personales. También sugirió modificar la tabla que figura en el artículo 70, para que no sea tan abrupta ni tan definitiva la baja de bienes personales, y agregó cambios en el artículo 71, entre otros.

El libertario Ezequiel Atauche agradeció las sugerencias, pero no las aceptó. En este caso UP no acompañó el título y los artículos fueron rechazados. Ante la sorpresa del miembro informante, se anunció el resultado de la votación: 35  votos afirmativos y 37 en contra.

Tras el rechazo, se pasaron a votar entonces los artículos que iban del 44 al 61 bis, correspondientes al dictamen de Lousteau, pero eso tampoco prosperó. La propuesta de Lousteau solo tuvo 3 votos afirmativos (el del autor, de Guadalupe Tagliaferri y de Maximiliano Abad), pero hubo 69 votos en contra.

Al debatirse el impuesto a la transferencia de inmuebles, UP anunció que lo rechazarían, y el resultado fue 38 a 34.

A la hora del debate del Impuesto a las Ganancias, se dio la particularidad de que varios senadores pidieron votar artículos por separado, fuera de la votación por títulos que se estaba practicando hasta entonces. El senador Pablo Daniel Blanco pidió votar el artículo 88 de manera particular, en tanto que la chubutense Edith Terenzi pidió votar el 77, que incluía derogaciones. Asimismo proponía eliminar un inciso para que continuaran exentas de pagar impuesto a las Ganancias las horas extras, en una medida destinada a los trabajadores marítimos de su provincia: gente que está embarcada 24×24, razón por la cual cobran de esa manera. Y solicitó también eliminar otro inciso para mantener el beneficio de la exención de Ganancias para los trabajadores de la salud que hacen guardias.

Su comprovinciana Andrea Cristina también pidió votar separados y a favor los artículos 78 bis y 79 bis, mientras que Guadalupe Tagliaferri pidió hacer lo mismo con el 78 bis y Lousteau el 78.

Atauche no aceptó ninguno de los cambios sugeridos y ante la confusión se pasó en limpio qué artículos serían votados luego: el 77, 78 bis, 79 bis y 88.

El problema fue que al votarse el título V, con la excepción de esos artículos, el rechazo alcanzó 41 votos, contra solo 31 afirmativos.

Cuando se disponían a votar en particular el resto de los artículos, Tagliaferri advirtió que “votar artículos de un título que no está más es rarísimo”. Así y todo, la diputada Cristina pidió “votarlos igual, para comparar el número de votos”, y luego especificó señalando que si lograban sumar los 2/3 en esas votaciones podían blindar esos artículos para su tratamiento en Diputados.

Ante la polémica en ciernes, el secretario parlamentario, Agustín Giustinian, le dio la razón a Tagliaferri. “Votar artículos de un título que ya no está… pierde coherencia. Habiendo sido rechazado el título, no tiene coherencia votar el artículo”.

Cristina insistió: “Quedaron estos cuatro artículos sin votar, no veo cómo no se pueden votar”. Guadalupe Tagliaferri hizo la siguiente interpretación: “Si se tratara de una ley que fue rechazada, y de esa ley hubieran quedado artículos afuera para votar por separado, no tiene sentidos ya votarlos. ¿De qué ley va enganchado ese título sino?”.

“Devino abstracto votar esos artículos”, fue la conclusión, que encontró anuencia en José Mayans: “Se cayó el título completo; coincido con Tagliaferri. Es ridículo votarlo”. Pero la senadora Terenzi insistía al señalar que uno de los artículos, el 77, refería al impuesto a las Ganancias, por lo que se justificaba votarlo.

Edgardo Kueider se puso de su lado: “Creo que hay que votar los artículos porque no los hemos votado. Actuamos como cámara revisora, hay una chance de que si hubiéramos votado artículo por artículo hubiera tenido una votación diferente”.

Pero el senador Fernando Salino no coincidió: “¿De qué título y capítulo? Ese es el riesgo de este tipo de votación. No podría pasar eso de artículo por artículo porque no elegimos ese método de votación”.

Al frente del Cuerpo, Bartolomé Abdala insistía en tratar de que alguien hiciera una moción y finalmente fue Mayans el que propuso dar por concluida esa votación. Fue aprobada a mano alzada.

Llegó el turno del título sexto, sobre Régimen Simplificado para Pequeños Contribuyentes, y ahí la senadora Alejandra Vigo pidió tratar el artículo 100 aparte. Salino pidió modificar el 92, el 93 y el 94, pero Atauche rechazó todas las modificaciones. Se aprobó ese título por 37 votos a favor y 35 en contra. El artículo 100 no tuvo la misma suerte: tuvo 30 votos a favor, 40 en contra y 2 abstenciones.

El título séptimo, de Régimen de Transparencia Fiscal al Consumidor, fue aprobado por 38 votos a favor y 34 en contra, en tanto que el título octavo, de otras medidas fiscales, se votó por artículo, luego de que el senador Blanco pidiera el retiro del artículo 111. Su comprovinciana Eugenia Duré también se sumó en el pedido, que encontró la anuencia de La Libertad Avanza y fue retirado al tener el apoyo de solo 7 senadores, contra 64 rechazos: 2/3 holgados. El artículo 110 también tuvo más de 2/3, con 70 votos afirmativos y una abstención.

Y ya sobre el final se dio la última polémica con el artículo 112, ese que se había negociado con los santacruceños, y para el cual habían otorgado un aumento en las regalías mineras para las provincias del 3 al 5%. Antes de poner a consideración el artículo, Atauche anunció una modificación, señalando que se mantenía el 3% para los emprendimientos mineros ya vigentes, y el 5% regía para los nuevos emprendimientos.

El senador José María Carambia, que en vísperas de la sesión había sorprendido anunciando su rechazo a la ley de Bases y el paquete fiscal, presentó una moción para que quedara como estaba. Pero ante la posibilidad de quedarse sin nada, terminó sumándose a la propuesta de Atauche, pues ese artículo tuvo 69 votos a favor, ninguno en contra y una abstención.

El debate

En el inicio del tratamiento del proyecto Ezequiel Ataucheofició como miembro informante y como tal leyó las características del paquete fiscal, detallando puntualmente cada uno de los puntos de la propuesta oficial. Habló en primer lugar del Régimen de Regularización de Obligaciones Tributarias, Aduaneras y de la seguridad Social, con el fin de lograr el pago voluntario de las obligaciones detalladas.

En segundo lugar detalló los alcances del Régimen de Regularización de Activos, y luego el mecanismo de regularización y el Impuesto Especial de Regularización. Explicó la vuelta del impuesto a las Ganancias a la cuarta categoría, que atribuyó a un reclamo de los gobernadores, que pasa a llamarse Impuesto a los Ingresos Personales. Luego pasó a detallar el Régimen Simplificado para Pequeños Contribuyentes, que alcanza a los monotributistas, donde se mantiene la existencia del monotributo social.

A continuación expuso Martín Lousteau, autor del dictamen de minoría, quien dijo que le cuesta encontrar en este Gobierno propuestas que mejoren la situación de la mayoría de los argentinos. “Los argentinos están haciendo un esfuerzo enorme y están pasando la motosierra por su estilo de vida”, señaló. Pero haciendo hincapié en el nombre de la norma, se preguntó sobre lo “paliativo” para quién es el alivio. “Lo que nos tenemos que preguntar hoy es cómo se van a repartir las cargas de ese esfuerzo”, dijo, asegurando que el oficialismo “privilegia a los más fuertes en detrimento de los más débiles”.

A su juicio, “el paquete fiscal tiene una lógica muy similar al RIGI: más privilegios y la pregunta es para quiénes. Al que evadió le da todo; a los más ricos les da todo; al contribuyente cumplidor no le da nada”.

Definió al blanqueo como “el más generoso de la historia”, y sostuvo que les da 15 años de estabilidad tributaria en la baja del impuesto. “Hay plata para muchos evasores recurrentes, pero muchos jubilados van a volver a pagar ganancias”, advirtió.

Para Lousteau, “este Gobierno elige la austeridad y la responsabilidad fiscal cuando mira a los jubilados; pero después opta por ser populista a la hora de mirar a los más privilegiados de la Argentina”.

Celebró que se hubiera atendido algunos reclamos para el blanqueo: sacar a los hermanos y extender el plazo a 10 años. ¿Pero dónde está la trampa?, se preguntó. “Que todavía pueden blanquear sociedades que son propiedad de funcionarios. Los funcionarios pueden hacer que sus sociedades blanqueen dinero”, dijo. Recordó que también pidieron que aquellos que ya entraron a blanqueos anteriores no puedan entrar a este nuevo blanqueo, “porque sino es una tomadura de pelo para el buen contribuyente”, explicó, recordando que en Argentina hay un blanqueo casi por lustro.

Luego dio detalles de su dictamen, que incorpora una moratoria amplia, pero “calibrada” para que sea más justa. “Pagan más los que más blanquean”, ejemplificó, preguntándose por qué no cobrarle 10% al que va a blanquear 10 millones. Eliminaron también lo que definió como “una irregularidad enorme que tiene este blanqueo que pueden blanquear extranjeros”.

Asimismo se le dan beneficios enormes a los cumplidores, contó. El dictamen también corrige inequidades para quienes tienen grandes patrimonios y se fueron a vivir afuera. Además coparticipa el 30% del impuesto PAIS con las provincias.

Con todo, Lousteau adelantó su voto a favor del paquete fiscal: “Porque creo en el equilibrio fiscal y porque los gobernadores están demandando para sus provincias, que han tenido una enorme caída en la coparticipación, pero también voy a debatir en particular para incorporar todos estos cambios”.

A continuación habló otro radical, el fueguino Pablo Daniel Blanco, quien recordó haber firmado el dictamen en disidencia. Así lo hizo por su inquietud referida al artículo 88 sobre impuesto a las Ganancias. No quedaba allí claro que su provincia estuviera exenta de ese gravamen. En el debate en comisión el funcionario que expuso asumió el compromiso de modificar el tema y finalmente quedó salvada la situación, quedando su provincia continuando con los beneficios de la ley 19.640 y no va a tributar Ganancias. Otro de los motivos de su disidencia era la postura adquirida por los representantes de la Patagonia respecto de la aplicación del impuesto a las Ganancias. Muchos solicitaban un porcentaje adicional, que fue concedido y tendrán así un adicional del 22%. “Razón por la cual en mi caso particular creo que la solicitud de los representantes patagónicos estaba subsanada con ese diferencial”, expresó.

El tercer punto de su disidencia, también resuelto, era la redacción del artículo 111, incluido a último momento en la discusión en Diputados, que tiene que ver con la presentación del proyecto de Presupuesto de 2022, donde el entonces ministro de Economía Sergio Massa agregó un apartado donde había una serie de beneficios fiscales que sumaban alrededor de un 4% del PBI, y el ministro en su momento dijo que era una sugerencia que hacía el Poder Legislativo para ver de qué manera restringiendo ese beneficio podía bajar el déficit fiscal. Se apuntaba a eliminar el régimen de promoción de Tierra del Fuego, que él defendió enfáticamente, refutando los argumentos contrarios al mismo. “Me parece que este articulo (el 111) si bien no dice Tierra del Fuego, todo indica que se dirige a esa provincia. Por eso solicitaría la posibilidad de sacarlo del tratamiento de esa ley”, reclamó.

A su turno, el senador Daniel Bensusán criticó el paquete fiscal: “Nada tiene de paliativo”, dijo, y sugirió que se aplicaba para mejorar la situación de las provincias, cosa que negó, pues “paralelamente a que se reincorpora la cuarta categoría hay una rebaja muy considerable en Bienes Personales y favorece a no más de 150 mil personas que son los que más capitales tienen en la Argentina, en detrimento de todos los trabajadores que se van a ver afectados si se aplica esta ley”.

“De este paquete fiscal no hay un beneficio en la coparticipación de las provincias”, aseguró, criticando también que deje de regir un beneficio para los profesionales de la salud que hacen guardias, por ejemplo.

La senadora del Pro Guadalupe Tagliaferri valoró la vocación del presidente Milei por el equilibrio fiscal, pero se preguntó qué hay después de eso. Y qué hay de la micro. “Yo creo que un paquete fiscal sí es un proyecto cuyo rumbo son potestad del Poder Ejecutivo -señaló-. La oposición no le puede marcar el rumbo económico a un Ejecutivo, pero no se puede usar cualquier herramienta”.

Recordó sus planteos en comisión respecto de que los extranjeros pudieran blanquear en nuestro país. También dijo que le parecía que las empresas blanquearan como si fueran testaferros. “Yo voy a acompañar, pero no voy a acompañar estas cuestiones”, aclaró.

Respecto del impuesto a las Ganancias, recordó haber votado en contra de su eliminación, pero aclaró que no le parecía “ni justo ni equitativo” que hubiera provincias que tuvieran un piso de Ganancias distinto, en referencia a los trabajadores de la Patagonia.

La cordobesa Alejandra Vigo adelantó su acompañamiento en general, planteando objeciones por ejemplo hacia el blanqueo de extranjeros, y se refirió puntualmente a la vuelta del impuesto a la cuarta categoría. Admitió que ese tema no resulta simpático, pero valoró la importancia de su restauración para las arcas provinciales. El último año la pérdida en por el impuesto a las Ganancias fue p ara las provincias de entre el 40 y el 60%. Por eso, dijo sorprenderse de que “muchos senadores están poniendo adelante la cuestión política, diferenciándose de sus provincias”.

El formoseño Francisco Paoltroni confesó las contradicciones que sentía con respecto al paquete fiscal, particularmente en el tema Ganancias. Cargó contra el gobernador de su provincia, Gildo Insfrán, ya que “en Formosa no se genera trabajo; los trabajadores van al sur en busca de empleo y ahora los va a agarrar ahí el impuesto a las Ganancias”.

“Todos entendemos que votar esto es super necesario, pero en la provincia de Formosa tenemos una complejidad mucho más profunda”, enfatizó. Así y todo, adelantó su voto positivo a todo el paquete fiscal, a la espera de que “pronto empecemos con la recuperación económica tan esperada por el pueblo argentino. Seremos potencia”.

“Este paquete de medidas fiscales viene a complementar la ley de Bases y un esfuerzo atacando fundamentalmente el componente del gasto del presupuesto para tratar de achicar el déficit fiscal y equilibrar las cuentas públicas”, señaló a su turno el radical Víctor Zimmermann.

Sobre el final del debate, el puntano Fernando Salino (UP) se mostró muy crítico con el paquete de medidas fiscales. “Se habla de recaudar, recaudar y recaudar… A fin de 2026 por la baja de Bienes Personales se dejan de recaudar 2.900 millones de pesos. Las provincias pierden 1.600 millones de pesos. San Luis, mi provincia, pierde 37.000 millones de pesos; habría que preguntarle al gobernador de qué está orgulloso”, comentó.

“Nosotros no vamos a grabar el ingreso de los trabajadores, y por eso no vamos a acompañar el impuesto a las Ganancias”, anticipó, advirtiendo que “el aguinaldo, que estaba excluido de Ganancias, queda incorporado; los jubilados quedan incorporados a Ganancias; 1.500.000 trabajadores más tienen que pagar Ganancias, y 125.000 grandes contribuyentes de Bienes Personales dejan de tributar eso. Esto marca claramente cuál es el objetivo”.

Por los incidentes en las afueras del Congreso, se suspendieron cinco comisiones en Diputados

En agenda estaba dos plenarios de las comisiones de Legislación Penal y Seguridad Interior, una reunión de la Comisión de Familias Niñez y Juventudes, una de Población y Desarrollo Humano y el encuentro de Peticiones, Poderes y Reglamento.

Mientras en el Senado de la Nación se desarrollaba la Sesión Especial por la ley Bases, del otro lado del Salón de Pasos Perdidos en Diputados estaba en agenda diez reuniones de comisión a desarrollarse a lo largo de este miércoles, pero solo se llevaron a cabo la mitad, debido a que las demás fueron suspendidas por los incidentes en las afueras del Congreso de la Nación.

Los incidentes en los alrededores del Parlamento se iniciaron cerca de las 12.30 del mediodía, momento en el que se desarrollaba la reunión de la Comisión de Mercosur y la de Vivienda y Ordenamiento Urbano en Diputados. Luego, a las 14 se reunió la de Derechos Humanos y Garantías.

A medida que se acrecentaba la violencia puertas afuera, incluso diputados del bloque Unión por la Patria resultaron heridos y reprimidos con gas pimienta que luego debieron ser derivados al Hospital Santa Lucía, a las 15 se inició el plenario de Seguridad Interior y Legislación Penal al alcanzaron a emitir dictamen de mayoría y uno de minoría de UP sobre regulación de armas de fuego y prórroga del Programa nacional de entrega voluntaria de armas de fuego –Ley N° 26.216–. por el plazo desde 1° de enero de 2024 hasta el 31 de diciembre de 2025.

También alcanzaron a exponer dos invitados, Raúl Oscar Panero, presidente de Asociación de Legítimos Usuarios de la provincia de Córdoba y presidente de la Federación de Legítimos Usuarios de Armas Argentina; y en medio de la exposición de Julián Alfie, Director Ejecutivo del Instituto de Estudios Comparados en Ciencias Penales y Sociales (INECIP) e integrante de la Red Argentina para el Desarme; la reunión se suspendió.

Pasó lo mismo con las comisiones de Familias, Niñez y Juventudes; un plenario de Legislación Penal y Seguridad Interior que iba a debatir sobre el secuestro de armas de fuego; la de Población y Desarrollo Humano a la que estaban invitados Marcos Lavagna, director de INDEC; Manuel Vera, director de CIPPEC; Mariano Fagalde, de RENAPER.

La última reunión del día correspondía a la Comisión de Peticiones, Poderes y Reglamento que iba a debatir por la modificación de los artículos 65 y 116 sobre la competencia de la Comisión de Presupuesto y Hacienda.

En la votación en particular, Villarruel definió sobre emergencias y facultades delegadas 

El primer título de la ley de Bases resultó con otro empate, por 35 a 35. Lo mismo pasó con el título sobre reforma del Estado, que contiene los artículos sobre privatizaciones, organismos públicos y fondos fiduciarios.

Tras aprobarse en general, el Senado llevó a cabo la votación en particular de la ley de Bases. A propuesta del senador Juan Carlos Romero, la misma se realizó por títulos, de modo de agilizar el trámite. 

El primer título, que declara las emergencias en materia administrativa, económica, financiera y energética por el plazo de un año, recibió 35 votos a favor y 35 votos en contra. Los dos ausentes fueron los senadores santacruceños José Carambia y Natalia Gadano. Al repetirse el mismo número tras una nueva votación, la vicepresidenta Victoria Villarruel desempató a favor. 

Además, a través del artículo 1ro., el único del título I, se delegan facultades al Poder Ejecutivo Nacional en los términos del artículo 76 de la Constitución Nacional. El Gobierno deberá informar “mensualmente y en forma detallada al Honorable Congreso de la Nación acerca del ejercicio de las facultades delegadas y los resultados obtenidos”, reza el texto. 

Al pedir modificaciones que el libertario Bartolomé Abdala, miembro informante del oficialismo no aceptó, el senador de Unión por la Patria Daniel Bensusán dijo que de aprobarse habría que “ponerle candado al Congreso por un año” y que tal como está redactado “es anticonstitucional”.

Minutos antes de la medianoche se votó el título II referido a la reforma del Estado, con las bases de las delegaciones legislativas, las privatizaciones, las reformas en procedimiento administrativo y Ley de Empleo Público. Nuevamente, Abdala no aceptó modificaciones pedidas por Edith Terenzi (CF) y Anabel Fernández Sagasti (UP). Otra vez el tablero marcó 35 a 35 y, luego de rectificar, la vicepresidenta desempató a favor del título. 

Sin empate, el título III sobre contratos y acuerdos transaccionales resultó aprobado con 37 votos a favor y 33 en contra. 

En el título IV, sobre promoción del empleo registrado, el radical Martín Lousteau señaló que se contempla una “moratoria para lo no registrado”, entonces propuso incorporar “más incentivo” para quienes tienen empleados registrados y la creación de un programa en la AFIP. Pero Abdala no aceptó modificaciones. El primer resultado fue de 35 a 35, pero en la segunda votación salió aprobado con 37 votos a favor y 33 en contra.  

Al momento de tratar el título V de modernización laboral, más conocido como reforma laboral, los senadores Edith Terenzi (CF), Pablo Blanco (UCR) y Mariano Recalde (UP) pidieron votar por separado el artículo 96 sobre la derogación del Estatuto del Viajante. “No comprendo cuál es el motivo de esta derogación, se trata de un sector muy pequeño, no afecta al sistema, pero sí están en juego más de 50 mil familias”, dijo Terenzi al pedir su eliminación. 

Abdala opuso resistencia, insistiendo con que se había aprobado la moción para votar por títulos. Pero ante el reclamo de Blanco y el asentimiento de Romero, se aceptó abrir la votación a ese artículo en particular, que terminó rechazado por 52 votos en contra y 18 a favor. Al superar los dos tercios, es casi imposible que Diputados pueda reponerlo. En tanto, el título sí se aprobó con 37 votos positivos y 33 negativos. 

Al pasar al título VI, referido a energía, el senador Oscar Parrilli (UP) cuestionó la reforma de la Ley de Hidrocarburos, al considerar que “no solamente va a perjudicar a las provincias, sino a todos los argentinos” porque “le va a dar la política energética a las empresas petroleras”. “Es lo más catastrófico que se haya visto”, agregó. Sin embargo, el título se aprobó por 37 votos positivos y 33 negativos. 

Cuando se llegó al título VII, sobre el Régimen de Incentivo a las Grandes Inversiones (RIGI), Abdala hizo una corrección sobre la modificación al artículo 165 que había anunciado más temprano, para aclarar que aplicará a “las grandes inversiones en proyectos de los sectores de foresto-industrial, turismo, infraestructura, minería, tecnología, siderurgia, energía, petróleo y gas”.

Lousteau pidió reemplazar todo el título por el de su dictamen, al considerar que el RIGI propuesto desde el oficialismo “es enormemente abierto, aplica a beneficiar inversiones que de todas maneras ya estarían viniendo a la Argentina. Le vamos a estar regalando plata a sectores que no lo necesitan, que solo van a aumentar la rentabilidad”. “El RIGI acumula regímenes de promoción”, agregó. 

“Afuera los carteles de que ‘la Patria no se vende’, con este RIGI la Patria se regala”, lanzó la riojana Florencia López (UP), quien dio una larga argumentación en contra de este punto. Luego le siguió Terenzi, que alertó por la ausencia de contemplar la cuestión ambiental. 

Por su parte, la cordobesa Carmen Álvarez Rivero (Pro) dijo extrañar “la amplitud de la redacción original” del artículo 165, para pedir que “no excluyamos ningún sector” del RIGI. 

El rionegrino Martín Doñate (UP) se quejó de que “entre gallos y medianoche” se incorporó al sector del turismo y “esto va a hacer pelota a las economías regionales”, advirtió, al afirmar que “es obscenamente inconstitucional por la inequidad tributaria”. 

Más adelante, el oficialista Juan Carlos Pagotto (LLA) propuso modificaciones en los artículos 219, 220 y 221 para “mayor énfasis en la defensa de los derechos del Estado” sobre jurisdicción y arbitraje. Pero a continuación, Abdala dijo que no aceptaba cambios y se pasó a votar, resultado aprobado por 38 votos positivos y 32 negativos. En este título hubo tres votos a favor desde Unión por la Patria: el catamarqueño Guillermo Andrada, la tucumana Sandra Mendoza y la jujeña Carolina Moisés. El resto de UP votó en contra -como todo lo anterior- y junto a ellos, rechazaron también el RIGI, Lousteau y el entrerriano Edgardo Kueider (UF). 

Eliminado el título VIII, correspondiente a la parte previsional, se avanzó sobre el tema del tabaco, introducido a último momento en Diputados a instancias de la oposición dialoguista. Carolina Moisés (UP) propuso mantener el precio base para que las consecuencias nocivas del tabaco en la población generen un precio base que unifique la propuesta comercial. “Hay una combinación de factores e intereses”, aclaró la jujeña, que remarcó que el tabaco es una de las producciones agropecuarias que más mano de obra genera.

“No podemos pensar el tema del tabaco solamente desde una óptica impositiva, como por la ventana nos lo quiso meter la Cámara de Diputados; tenemos que mirarlo desde una óptica productiva”, sugirió, y agregó: “Lo que a nosotros nos interesa es generar un equilibrio y que todos paguen lo que corresponde”, proponiendo que la tasa impositiva se suba al 75% y que se estipule un precio salud lo suficientemente alto para desalentar el consumo, y producir un precio salud de equilibrio fijo de $912.

El senador Juan Carlos Romero no anduvo con rodeos y consideró que “lo peor que nos puede pasar es meternos en este lío de modificar lo que vino de la Cámara de Diputados”, alertando sobre lo complejo que es el tema, donde hay “dos lobbys: las multinacionales y las compañías chicas”.

Desde el oficialismo, Pagotto consideró que el texto de Diputados “carece de técnica legislativa” y reclamó redactar bien la norma. Si bien compartió los dichos de los otros dos senadores, se quejó porque los diputados “metieron por la ventana” el tema. Aclaró también que no proponía que hubiera evasión del impuesto, pero estimó que el tema debería ser resuelto por la justicia y no el Congreso. “Estoy de acuerdo con que se vuelva al impuesto histórico del 75%”, dijo y, adhiriéndose así a la propuesta de Moisés, llamó a votar “a conciencia”.

A su turno, Lousteau estimó que entre lo que hizo Diputados y la situación actual, la novedad es el fallo de la Corte Suprema. Dijo no estar de ninguna de las dos partes y él se mostró a favor de que exista un precio mínimo para que fumar sea más caro. Pero discrepó con Moisés, porque consideró que el precio era la mitad de lo que debería ser. “El riesgo de la media sanción que viene de Diputados es que haya oferta barata de todo el mundo y tornar en abstracto la cuestión de fondo” establecida por la Corte, a su juicio. “Esa media sanción tiene riesgos”, resumió.

Por último intervino el miembro informante, quien admitió que ese tema no lo habían propuesto ellos y por respeto a la otra Cámara dijo no aceptar las modificaciones propuestas.

Los senadores de UP anunciaron su abstención, tal cual terminó siendo la postura de ese bloque en Diputados -“como no estamos ni con uno ni con otro”, justificó José Mayans-, y el resultado final favoreció lo propuesto en la Cámara baja con 33 votos a favor, 10 en contra y 27 abstenciones.

La moción de la discordia

Antes de concluir el debate en particular de la norma, se trató una moción de Lousteau para incorporar al proyecto dos títulos de su dictamen: el título 10, de emergencia presupuestaria del sistema universitario, y el 11, reponiendo el Fondo Nacional de Incentivo Docente. Y también garantizar el derecho a la información, considerando la esencialidad de la educación.

Si bien Bartolomé Abdala valoró la intención de la propuesta de su par radical, rechazó sumar ambos títulos a la ley, advirtiendo que la norma ya había sido votada en general y no se podían sumar artículos a la legislación. Fue una larga discusión en la que Lousteau insistía en que se debía votar la moción y Abdala no lo consideraba necesario. “Tenemos que continuar con el dictamen de mayoría, porque es lo que se votó. Por eso no puedo darle curso”, planteó la titular del Cuerpo.

Luis Juez (Pro) se sumó a la postura del oficialismo, considerando que “no se pueden incorporar títulos del dictamen de minoría al de mayoría”. Lousteau insistió en que así como se puede modificar el dictamen de mayoría, él quería incorporar “dos cosas que son importantes”. Y chicaneó: “Todos los que no quieren votar, no les interesa que en la ley Bases esté la educación”.

Juan Carlos Romero planteó que lo correcto era votar el dictamen de mayoría; si el mismo cae, se pasa a votar el de minoría. “Es casi pedir un tratamiento sobre tablas del tema”, explicó.

Abdala leyó el artículo 175 del reglamento que le daba la potestad de aceptar o no como miembro informante una propuesta de ese tipo. Pero Lousteau insistió en que no querían votar nominalmente “porque se quieren esconder”. Intervino el secretario Parlamentario, Agustín Giustinian, para ratificar que no podía darse ese tratamiento, y Victoria Villarruel se mostró de acuerdo y el tema se dio por terminado.

En última instancia intervino José Mayans, quien sostuvo que el miembro informante debía decir “rechazamos” y ser votada la moción. “¿Cuál es el temor que tienen, si están teniendo mayoría en todo?”, preguntó, pero Abdala le dijo que no tenía dudas en mantener su postura. “Una ley en general no me la podés cambiar en particular. Esta bancada no está dispuesta a aceptar esto”, dijo.

Así se pasó al último título, de disposiciones finales, pero en plena votación Lousteau puso como ejemplo lo sucedido en Diputados con el tema tabaco, agregado justamente en pleno tratamiento en particular. Las discusiones siguieron largo rato, e incluso Juliana di Tullio se negó a votar el último tema para que se atendiera el reclamo de Lousteau. “No puede frenar la votación”, le dijo la vicepresidenta, que ante la postura de Di Tullio consideró su postura como una abstención. “No puede frenar la sesión”, insistió Villarruel.

Finalmente se consideró abstención el no voto de Di Tullio, y el resultado del título fue de 36 votos positivos contra 32 negativos.

Sin embargo el tema no terminó ahí. Di Tullio tomó la palabra reclamándole a la titular de la Cámara que ella había pedido que detuviera la votación hasta resolver lo que el senador Lousteau había planteado. “No puede usted dejar este antecedente en esta Cámara. Esta es una violación al reglamento y a sus deberes, y ni le cuento el secretario Parlamentario. No puede desoír una moción de un senador. Lousteau hizo una moción de orden y usted puso a votar otra cosa”, se quejó.

Mayans pidió que le cuenten a Milei “cómo terminan las tres versiones de Terminator”

El jefe del bloque UP narró las tres películas de la saga Terminator, por los dichos del presidente de la Nación que se comparó con el personaje de ficción, e hizo reír a la mayoría de los presentes.

Promediando el debate por la ley Bases en la sesión del Senado de este miércoles, el jefe del bloque de Unión por la Patria, José Mayans, hizo reír a la mayoría de los senadores presentes tras narrar las películas de la saga Terminator por los dichos del presidente Javier Milei y pidió que alguien le diga “cómo terminan las tres versiones de Terminator”.

“Nosotros no estamos de acuerdo con esto… menos darle a este que dice que es Terminator, pero me gustaría que le cuenten cómo terminan las tres versiones de Terminator”, arrancó Mayans y procedió a explicar de forma graciosa: “El primero termina con la cabeza aplastada, se ve que no vio bien la película porque, en realidad, el Terminator era el depravado de la película. No la entendió o le contaron mal la versión de la uno que termina con la cabeza achatada. Alguien que le cuente cómo terminó el Terminator primero, ese que Sarah Connor, una mujer, le revienta la cabeza”.

“El segundo Terminator, el T-1000, termina derretido en una… cuéntenle cómo terminó el segundo Terminator. El tercer Terminator, que es la modelo avanzada que es la mujer que no sé si es Karina (Milei) o quién o cómo es el guion acá, los dos terminan matándose entre los dos y terminan aplastados la mujer Terminator y el varón Terminator”, contó.

Y reiteró chistosamente: “Cuéntenle un poco cómo es el cuento de los Terminator a este muchacho… alguien que le diga ‘presidente no hable más de los Terminator porque todos terminaron mal’…”.

“Hasta Sturzenegger… digo Schwarzenegger hasta de la casa lo echaron, fue gobernador y la señora hasta lo echó, terminó mal también. Un desastre los Terminator. No quiero apostar a eso yo… no se puede creer que una persona desquiciada así esté conduciendo el país”, cerró Mayans su relato que hizo sacarle lágrimas de risa a más de uno en el recinto.

Los radicales Víctor Zimmermann y Eduardo Vischi riendo al escuchar el relato de Mayans

Villarruel desempató la votación por la ley Bases: “Por esos argentinos que sufren, mi voto es afirmativo”

La votación en general resultó 36 a 36. La titular del Cuerpo se refirió a los graves incidentes ocurridos durante toda la jornada de la sesión en las afueras del Congreso de la Nación para argumentar su voto positivo.

Siendo las 23.15 de este miércoles y tras un extenso debate la titular del Senado, Victoria Villarruel, procedió a desempatar la votación por la ley Bases que resultó 36 a 36 y argumentó su voto afirmativo por “esos argentinos que sufren, que esperan, que no quieren ver a sus hijos irse del país”.

“Habiendo nuevamente empatada la votación, procedo a desempatar”, arrancó diciendo Villarruel, mientras los senadores de Unión por la Patria comenzaron a gritarle que no puede dar discursos, pero a la vicepresidenta poco le importó, elevó su tono de voz y continuó: “Hoy vimos dos argentinas, una Argentina violenta que incendia un auto, que arroja piedras y que debate el ejercicio de la democracia”.

“Y otra Argentina la de los trabajadores que están esperando con profundo dolor y sacrificio que se respete la votación que en noviembre del año pasado eligió un cambio, eligió que en Argentina realmente se barajara seriedad de nuevo y se cambiara una situación que se perpetuó en el dolor por muchos años”, relató en referencia a los graves incidentes ocurridos a los alrededores del Congreso de la Nación durante toda la jornada de sesión.

“Por esos argentinos que sufren, que esperan, que no quieren ver a sus hijos irse del país para esos argentinos que merecen recuperar el orgullo de ser argentinos y pensando siempre en todo por Argentina mi voto es afirmativo a la orden del día 37/24”, remató.

Con el desempate de Villarruel, el oficialismo logró aprobar en general la ley de Bases en el Senado

Al cabo de un debate de más de 12 horas, el proyecto de ley recibió 36 votos positivos y 36 negativos, y definió a favor la vicepresidenta. Luego siguió el proceso de la votación en particular. El texto vuelve con cambios a Diputados. 

Foto: Comunicación Senado

Por Melisa Jofré

Al cabo de un debate de más de 12 horas en el Senado, el oficialismo logró aprobar en general el proyecto de ley de Bases, tras un empate en la votación con 36 votos positivos y 36 negativos, que definió a favor la vicepresidenta Victoria Villarruel. Tras ello, se abrió el proceso de la votación en particular

El tablero primero marcó 37 votos positivos y 35 negativos, pero a viva voz la santacruceña Natalia Gadano avisó que su voto había salido mal. Tal como establece el reglamento, al tratarse de un empate, se pasó a votar nuevamente, saliendo 36 a 36. Y luego la vicepresidenta desempató. Previamente argumentó su decisión, lo que provocó los gritos y quejas de la oposición, pues su rol es del conducir.

El texto volvió así a la Cámara de Diputados con numerosas modificaciones. Además de las que se dieron para la firma del dictamen, las últimas fueron informadas durante la jornada en dos oportunidades por el miembro informante, el libertario Bartolomé Abdala. Entre los principales, hubo cambios en el Régimen de Incentivo a las Grandes Inversiones (RIGI); se quitaron de la lista de privatizaciones a Aerolíneas Argentinas, Radio y Televisión Argentina y el Correo Argentino; y se sacó el capítulo que eliminaba la moratoria previsional y creaba una nueva “prestación proporcional” para quienes no tuvieran los aportes necesarios. 

El escenario de empate se había vislumbrado durante este miércoles, con el rechazo ya anticipado de los 33 senadores de Unión por la Patria, el anuncio del radical Martín Lousteauque defendió su dictamen de minoría– y la rebelión de los santacruceños José Carambia y Natalia Gadano

El bloque “Por Santa Cruz” había llamado a no dar quórum el día anterior, y así lo hizo al inicio de la sesión. También se mantuvieron ausentes durante el debate y no estuvieron anotados en la lista de oradores. Además, mientras transcurría la reunión, Gadano denunció haber recibido una amenaza contra sus hijos

La Libertad Avanza, con un bloque de 7 miembros, alcanzó el quórum con los 13 senadores de la UCR, los 6 del Pro, los 3 de Cambio Federal, los 3 de Unidad Federal, los 2 del Frente de la Concordia Misionero y las monobloquistas Beatriz Ávila (Tucumán), Lucila Crexell (Neuquén) y Mónica Silva (Río Negro). Pese a votar en contra, Lousteau garantizó el comienzo de la sesión con su presencia. Todos los demás fueron los 36 votos que finalmente recibió a favor la ley. 

Desde los palcos estuvieron desde la primera hora, siguiendo atentamente el debate, el vicejefe de Gabinete, José Rolandi, y la secretaria de Planeamiento Estratégico Normativo, María Irrazábal Murphy, funcionarios que llevaron adelante negociaciones sobre la letra chica de las leyes. 

La jornada arrancó a las 10.15 y el punto más caliente se dio por la tarde, cuando los senadores de Unión por la Patria intentaron -sin éxito- pasar a un cuarto intermedio para que una comitiva de legisladores bajara a la calle a observar el operativo de seguridad, a raíz de la represión que se desató en la Plaza de los Dos Congresos, y en la que incluso estuvieron involucrados diputados de UP, quienes recibieron gases lacrimógenos por parte de efectivos. Villarruel y Eduardo “Wado” de Pedro tuvieron un duro cruce por esto. 

Llegada la noche, desde la Oficina de Prensa del Presidente felicitaron el accionar de las fuerzas de seguridad frente a los incidentes que se produjeron con manifestantes de movimientos sociales, organizaciones referenciadas en el kirchnerismo y la izquierda. 

Ante la posibilidad del empate, el presidente Javier Milei retrasó su salida hacia Italia para la medianoche, de modo que Villarruel estuviera presidiendo la sesión al momento de la votación y no a cargo del Poder Ejecutivo, cuestión que hubiera colocado a Abdala en ese lugar. Igualmente, el presidente provisional iba a poder desempatar. Pero LLA supo que lo mejor era la primera opción.

Al comienzo de la sesión tomaron estado parlamentario los pliegos de los candidatos a la Corte Suprema Ariel Lijo y Manuel García Mansilla. Antes del debate, que tuvo 47 oradores, hubo un breve homenaje al exsenador fallecido recientemente Guillermo Pereyra.

Luego de la votación en particular de la ley de Bases está previsto que comience el tratamiento del otro proyecto impulsado por el Ejecutivo: el paquete fiscal. 

La ley de Bases, o también llamada “ley ómnibus” en sus orígenes, ingresó el 27 de diciembre a Diputados. El 6 de febrero, tras arduas jornadas, se cayó y volvió a comisiones. Finalmente, el pasado 30 de abril tuvo media sanción una versión más acotada de aquel primer texto y también respecto del dictamen del verano. Para ello, el oficialismo contó con el apoyo de la oposición dialoguista. Ahora, recibió más modificaciones en el Senado, con lo cual vuelve a la cámara de origen, que tendrá que aceptar o descartar los cambios.

El largo y espinoso camino parlamentario que tuvo la ley hizo que el Gobierno nacional retrasara el llamado “Pacto de Mayo” entre la Nación y las provincias, que Milei había propuesto en la Asamblea Legislativa del 1ro. de marzo para realizarse el 25 de mayo. 

 

Villarruel a Wado: “No me haga entrar en su historia personal”

En medio del pedido de moción por parte de UP, el senador Wado De Pedro le indicó a Victoria Villarruel que “usted es la vicepresidenta de la Nación de un sistema democrático y republicano”.

En medio de la discusión entre el oficialismo y la oposición por el pedido de moción para crear una comisión para conversar con las autoridades del operativo de seguridad por los incidentes, el senador nacional Eduardo “Wado” De Pedro (UP – Buenos Aires) tuvo un duro cruce con la vicepresidenta de la Nación, Victoria Villarruel.

“Senador no me haga entrar en su historia personal”, le dijo la titular de la Cámara alta al legislador de UP, luego de que este le señalara que “usted reivindica un régimen distinto”. Cabe recordar que, durante la última dictadura militar en 1976, el padre del senador fue asesinado en la calle y su madre desaparecida.

Asimismo, Villarruel le negó a De Pedro el pedido de moción para constituir la comisión. Previo a esto, Bartolomé Abdala, en su rol de autoridad del Senado, había dado luz verde a la moción. Esto generó gritos e interrupciones entre el oficialismo y UP.

El cruce seguía y la presidenta del Senado señaló que “esa moción no existe y si quiere retirarse puede hacerlo libremente”. “Usted es la vicepresidenta de la Nación de un sistema democrático y republicano”, aseveró De Pedro, mientras se le era cortado el micrófono.

Así las cosas, Villarruel aceptó votar el cuarto intermedio por UP que fue rechazado por los senadores.

 

En la antesala a la votación de la ley Bases, una senadora santacruceña recibió amenazas contra la vida de sus hijos

En la previa a la sesión especial, la senadora Natalia Gadano había anunciado su rechazo a la ley Bases. En la acusación mencionó a la vicepresidenta Victoria Villarruel. La captura con las amenazas.

En medio del debate en el recinto de la Cámara alta por el tratamiento de la ley Bases, la senadora nacional Natalia Gadano (Por Santa Cruz) denunció que recibió amenazas contra la vida de sus hijos. La acusación se difundió a través de una historia de Instagram.

Asimismo, la santacruceña arrobó en la publicación a la vicepresidenta de la Nación, Victoria Villarruel, acompañado por la frase “¿Esto es libertad?”. El martes pasado, la legisladora había anunciado junto su compañero de bloque, José María Carambia, que no apoyan a la ley Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos.

“Hago pública la amenaza que recibí respecto de la vida de mis hijos, con nombre propio de cada uno de ellos. Espero que quienes se hacen llamar libertarios, recapaciten y cesen en la ola de violencia personal que recibo por cumplir con mi deber en democracia”, expresó la senadora de Santa Cruz.

Del mismo modo, amplió que “hago responsables por cualquier hecho que ponga en riesgo mi seguridad y la de mi familia, a quienes promueven o validan mensajes de odio y violencia por motivos políticos”. Gadano ya había manifestado estar bajo presión en las negociaciones de la ley y ahora denunció amenazas contra sus hijos.

Por la noche, el interbloque de Unión por la Patria repudió las amenazas contra la senadora santacruceña, solidarizándose con ella e instando al Gobierno nacional a “terminar con las agresiones, las descalificaciones y los discursos de odio que son el caldo de cultivo para que surjan este tipo de expresiones alejadas totalmente de la convivencia democrática”.

“Esta clase de hechos deben ser condenados de manera contundente por todas las fuerzas políticas”, agregaron, considerando “absolutamente inconcebible que, a más de 40 años de la recuperación del orden constitucional, se produzcan amenazas para intentar cambiar el sentido del voto de una representante de las provincias”.

Por los incidentes afuera, UP pidió pasar a un cuarto intermedio pero fue rechazado

El bloque radical asintió en enviar a cuatro legisladores para chequear lo que está ocurriendo en las afueras del Palacio Legislativo, pero sin frenar la sesión. Hubo fuertes cruces entre UP y el oficialismo.

En medio de los incidentes en las afueras del Congreso, el senador nacional Eduardo “Wado” De Pedro (UP – Buenos Aires) pidió votar por un cuarto intermedio de 30 minutos para que una comitiva salga del recinto y hable con las autoridades del operativo de seguridad. Sin embargo, fue rechazado.

Asimismo, la vicepresidenta de la Nación, Victoria Villarruel, había rechazado el pedido de moción del senador kirchnerista para constituir una comisión que “salga del recinto y frene la represión”. Para la titular de la Cámara alta, se trató de un intento de frenar la sesión y por ello aseveró que “quien quiera ir a la plaza, se retira y punto”.

La disputa por la creación de la comitiva y el posterior pedido trunco de un cuarto intermedio generó cruces entre los miembros de Unión por la Patria contra el oficialismo, el Pro y el radicalismo. El jefe del bloque radical, el correntino Eduardo Vischi, adhirió a la postura de la oposición sobre enviar senadores a la calle, pero sin moción de orden.

En línea con su bancada, el senador nacional Maximiliano Abad (UCR – Buenos Aires) amplió que “tenemos que ser más operativos por este tema”, y agregó que “tenemos responsabilidades en cualquier operativo de seguridad”. Del mismo modo, la senadora Carmen Álvarez Rivero (Pro – Córdoba) pidió chequear la situación vía telefónica para no frenar la sesión.

En tal sentido, la senadora nacional Guadalupe Tagliaferri (Pro – CABA) añadió: “Me parece bien que uno o dos senadores vayan a ver la situación en la calle porque no me parece seguir el debate como si nada, pero tampoco hacer un escándalo afuera para frenar la sesión”.

Lejos de consensuar, el jefe de bancada de Cambio Federal, el salteño Juan Carlos Romero, ironizó contra el pedido de UP: “Esto es insólito porque quieren hacer el mismo show mediático que hizo Máximo Kirchner en Diputados”. “¿Quieren ir a la plaza? Vayan y déjennos seguir debatiendo”, enfatizó.

En ese momento, Vischi pidió la palabra y anunció que los senadores nacionales Víctor Zimmermann, por el radicalismo, y Bruno Olivera Lucero (LLA – San Juan), por el oficialismo, serían los elegidos para acompañar a dos legisladores del interbloque opositor para supervisar al operativo de seguridad en las afueras del Congreso de la Nación.

A todo esto, habían transcurrido más de 30 minutos y no estaba claro cual era el pedido hecho por UP ya que hubo varias interrupciones y pedidos de palabra. Fue en ese momento que el jefe del interbloque de Unión por la Patria, el formoseño José Mayans, aseveró que “el Congreso está militarizado” y exigió votar por un cuarto intermedio: “Por 15 minutos no vamos a paralizar el tratamiento”.

Los ánimos se caldeaban entre el oficialismo y la oposición, y nuevamente tomó la palabra la vicepresidenta de la Nación, quien consideró que los pedidos de moción “no existen” y remarcó que quien quiera retirarse de la sesión para ir a la calle podía hacerlo. La presidenta del Senado volvió a señalar que se trataba de un intento de hacer caer la sesión.

Mesurado, el jefe de bancada del Pro, el cordobés Luis Juez, afirmó que “lo podemos resolver sencillamente porque esto no obstaculiza para nada la sesión”, y también propuso enviar a un grupo de senadores a chequear en la calle el operativo. “Genera un marco de sensibilidad”, agregó.

Tras cruzarse con Victoria Villarruel por la moción, De Pedro tomó la palabra para continuar su intervención, y aclaró que, basado en el artículo 140 inciso 2 del reglamento de la Cámara de Senadores, pidió un cuarto intermedio de 30 minutos para poder enviar a la comitiva a la calle.

En esa línea, la senadora nacional Anabel Fernández Sagasti (UP – Mendoza) recordó la denuncia sobre los 5 diputados nacionales heridos por las fuerzas de seguridad en las calles del Congreso, y manifestó: “No queremos parar la sesión, queremos cuidar a los argentinos”. También le contestó al oficialismo: “No nos hagan chicanas de que queremos parar la sesión”.

Nuevamente, Tagliaferri le pidió a la senadora nacional Juliana di Tullio (UP – Buenos Aires) que no la interrumpa y le enrostró a la oposición el tiempo que llevaba este debate: “Si estamos todos preocupados porque no mandamos ya a las 4 personas”. “¿Quieren ir a ver lo que pasa afuera o quieren votar para suspender la sesión?”, ironizó.

Asimismo, la vicepresidenta del Senado, la santafesina Carolina Losada, cuestionó los minutos que llevaban los cruces y amagó con ir afuera a ver lo que pasaba. Finalmente, la moción por el cuarto intermedio de 30 minutos se votó y fue rechazada.

 

Un intenso debate signado por los incidentes en el exterior del Congreso

En el inicio de la sesión y sobre el final del debate de la ley de Bases, el miembro informante detalló las modificaciones aceptadas por el Ejecutivo. El quórum se alcanzó rápidamente y promediando la jornada el oficialismo y sectores dialoguistas rechazaron hacer un cuarto intermedio por la violencia en los alrededores del Parlamento.

Trece horas de debate llevó la ley de Bases impulsada por el Gobierno nacional hasta su votación en general. Una norma que ha sufrido numerosas modificaciones; las más recientes de las cuales se conocieron en el arranque de la sesión este miércoles. El debate se extendió hasta pasadas las 22.30, tras lo cual se dio paso al tratamiento en particular, para posteriormente comenzar con el paquete fiscal, la otra iniciativa que también tendrá cambios. Ambas leyes volverán así a la Cámara de Diputados, donde la ley ómnibus comenzó su camino en enero pasado.

Pasadas las 10 y media de este miércoles arrancó formalmente el debate de la ley de Bases, con las palabras de Bartolomé Abdala como miembro informante. “Esta ley está basada en el Poder Ejecutivo”, observó, pero remarcó la incorporación de sugerencias y aportes realizadas por todos los sectores, lo que lo llevó a asegurar que “esta es una ley del Congreso, motivo por el cual somos optimistas en que va a ser acompañada”.

“Este dictamen ha sido modificado en más de 30 o 40 sugerencias que fueron incorporadas y que muy gentilmente y democráticamente el bloque oficialista aceptó y acompañó”, destacó el senador puntano.

Y tras hacer un repaso del texto del proyecto, leyó las modificaciones que fueron incorporadas al dictamen trabajado en comisiones, entra las que se destacan la eliminación de Aerolíneas, Correo Argentino y RTA como privatizables. Y se eliminó el título 8° previsional, anunció también.

A continuación fue el turno del radical Martín Lousteau en defensa de su dictamen de minoría y explicó los motivos de su rechazo al proyecto porque: “Hay poco y nada en la ley Bases que le cambie la vida a los jubilados, a la clase media, PyMES”. Así, destrozó el RIGI al alertar que “el régimen es más generoso y diferencial que cualquier régimen que exista en cualquier parte del mundo. Es una gran distorsión de todos los mercados”.

La senadora de Unión por la Patria Lucía Corpacci coincidió con Lousteau y aseguró que “nadie quiere poner palos en las ruedas”, sino que todos los senadores quisieron “con muy buena voluntad, mejorar una ley que vino con errores tremendos y dejar en claro que el presidente tiene todas las herramientas para gobernar, como él quiere gobernar porque el DNU está vigente y todo lo tratado en la ley Bases está contemplado en el DNU”.

Corpacci afirmó haber votado facultades delegadas y aseguró volver a votarlas cuando el país lo necesite, pero señaló: “Dale facultades delegadas a un Gobierno que hace de la crueldad hacia los otros una forma de comunicación, a alguien que se cree que viene de un futuro apocalíptico y que es un Terminator. ¿Voy a darle facultades delegadas a alguien que dice que es un Terminator y que viene a exterminarnos?”, ya alertó: “Es peligroso darle facultades delegadas durante un año para que haga lo que quiera, que se pelea con los socios comerciales del país, no puedo dárselas”.

Sobre la reforma del Estado, la catamarqueña advirtió que la reforma el Estado “no son para agilizarlo, sino para beneficiar a las empresas que tienen juicios y demandas”, criticó la promoción del empleo registrado porque “es una entrega de los trabajadores y beneficios para las patronales”, y celebró la eliminación de las privatizaciones de Aerolíneas, Correo Argentino.

El radical y secretario de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, Víctor Zimmermann, sostuvo que todas las gestiones que se inician “tienen que tener un voto de confianza” y planteó: “Estas dos normas se van a aplicar de forma complementaria al esfuerzo que está haciendo el pueblo”.

El desafío es achicar el déficit, evitar la emisión monetaria y lograr equilibrio fiscal y cómo recuperamos los recursos del presupuesto nacional y ayudamos a las provincias. El chaqueño destacó la modernización laboral y el RIGI, pero insistió con la creación de un RIPY, un programa de incentivos para las PyMES, productores del norte, para pequeños emprendedores y acceso de financiamiento.

Zimmermann enumeró las propuestas “concretas” que su bloque hizo como en modernización laboral, la incorporación del artículo 91 bis que los bloqueos a las empresas sean considerados como despidos, modificación en el artículo 87, hicimos agregados importantes en la lista de empresas a no disolver, sobre todo en ciencia y técnica, se garantiza el financiamiento para esos organismos, “agregamos en el artículo 163 sobre el RIGI las competencias y facultades de los gobiernos provinciales, modificaciones en el artículo 196 sobre la liquidación del sentido cambiario”, y cerró: “Esta ley le va a aportar mucho al Gobierno argentino para que tenga herramientas y poder revertir la difícil situación económica y social del país, porque sabemos la debilidad de representación que tiene y sabemos de la importancia de la norma y tenemos que enriquecerla”.

El senador Martín Doñate la emprendió contra sus pares dialoguistas al advertir que “mansamente le levantan la mano en silencio a un presidente que les dice que son ratas, que son indignos, que son miserables, que son excremento, que los va a aplastar. Y vienen a entregarles superpoderes a este personaje que no está en condiciones emocionales de llevar adelante los destinos de la Argentina y los desafíos que tiene para el futuro”.

“Denme la suma del poder público, ratas’, les dice, y se lo aceptan. Y habla de que viene inspirado por Moisés desde el pasado, y desde el futuro, empoderado por Terminator y que además las mujeres que trabajan en los comedores dándole de comer a los pibes con hambre, son pasibles de ser condenadas penalmente. Mientras que reivindica y pone como héroes a los que lavan guita, los que la fugan y los que no pagan impuestos… Ese es el presidente al que le van a dar hoy una herramienta para que ponga la Argentina en venta. ¡Irresponsables!”, acusó.

Muy dura también la fueguina de UP Cristina López  fue durísima contra el presidente, al que tildó de “enfermo mental”. Y llegó al punto de llamar a “pensar seriamente en un juicio político” contra Javier Milei, “porque no está capacitado mentalmente”.

Le contestó la tucumana Beatriz Ávila, quien anticipó su apoyo al proyecto de ley Bases y reivindicó el tratamiento intenso que tuvo en la Cámara alta, pero sobre los dichos de quien la había precedido en el uso de la palabra dijo estar “en contra de cualquier tipo de agravios o calificativos, vengan desde el sector que vengan”.

“En esto tenemos que ser muy cuidadosos en las palabras que empleamos”, señaló, y sobre las críticas a la actual administración, cargó contra el Gobierno anterior al decir que “dejaron el país con la inflación más alta del mundo; dejaron el país sin reservas en el Banco Central; con un déficit primario del 2,4% del PBI; con más de 35.000 PyMEs quebradas; en la mayor pobreza e indigencia; con 8 millones de trabajadores en negro…”.

Desde el Pro, el entrerriano Alfredo de Angeli afirmó que “el pueblo está pidiendo esto”, al mencionar el triunfo de Milei por el 56% en las elecciones. “La verdad que queremos un cambio, y creo en el cambio porque el otro modelo ya fracasó”, expresó, aunque admitió: “Yo sé que va a ser muy doloroso este cambio, no va a ser fácil, pero para eso está esta casa, para seguir mejorando las leyes”. “El presidente está pidiendo esta ley y el apoyo para el cambio que necesitamos los argentinos, para sacar a la gente de la pobreza, para que haya más PyMEs trabajando. No es que se le van a quitar derechos a los trabajadores”, defendió el aliado del oficialismo.

A su turno, el radical Pablo Blanco recordó que durante el gobierno anterior él tampoco acompañó las emergencias y facultades delegadas en la Ley de Solidaridad Social. El fueguino, que se mostró como uno de los más reacios al contenido de la ley, pero que definió su voto a favor en general, le respondió al bloque de UP: “Yo no soy traidor porque tenga una opinión distinta al senador de Río Negro (en alusión a Martín Doñate), yo no vendo la Patria”.

El legislador reveló que ya es consciente de le están “organizando una bienvenida para cuando vuelva” a su provincia. “No le tengo miedo a ninguno, y tampoco a las pancartas y redes” que agitan desde “un sector político específico, que le miente a la gente”, denunció. Además, subrayó que “desde el primer día” planteó “el rechazo a la privatización de Aerolíneas Argentinas, los medios nacionales y el Correo. Hoy me encuentro con la satisfacción de que no van a ser tratados, con lo cual logramos el objetivo”. “Este fueguino al que llaman traidor se dedicó a insistir para que esto sea dejado de lado”, agregó.

Por más de 40 minutos, el interbloque Unión por la Patria disputó contra Victoria Villarruel un pedido de cuarto intermedio para interpelar a las autoridades del operativo de seguridad por los incidentes en las afueras del Congreso. Finalmente, se votó pero fue rechazado.

La senadora nacional por Salta Nora Giménez anticipó su rechazo a la Ley Bases diciendo que “primero fue la ley ómnibus. Después el DNU 70/23, del que nunca pudieron justificar ni la necesidad ni la urgencia. Luego los 10 puntos anunciados por el presidente Milei, convocando al Pacto del 25 de Mayo en Córdoba, y ahora la ley Bases y Puntos de Partida para… yo diría, dolorosamente, la destrucción de la Nación Argentina”. Luego agregó que “la historia se repite y hasta aparecen los mismos actores. De un lado Caputo, ministro de Economía de Macri; Sturzenegger, como el gran ideólogo; Cavallo, como el asesor estrella. Del otro lado, la gente, el pueblo argentino, que son los que sufren y padecen los resultados de la economía de mercado y el mal llamado superávit fiscal”.

Cuando la ley Bases arribó a la Cámara alta, la senadora del Pro Guadalupe Tagliaferri  era uno de los votos que estaban en duda por su oposición a varios puntos del proyecto. Sin embargo, confirmó su apoyo en la votación general y anticipó que tendrá disidencias en la particular. Asimismo, cuestionó la postura inicial del oficialismo con relación al tratamiento de ambos proyectos de ley: “A la luz de lo que estamos viendo, no hacia falta un tratamiento exprés porque nos encontramos con un Gobierno que sigue discutiendo cosas que se pueden seguir modificando”.

Uno de los temas que la senadora porteña defendió fue la moratoria previsional que terminó quedando afuera del proyecto. “Mi obligación en el Congreso es pedir las modificaciones en voz alta porque está mal votar a libre cerrado”. Del mismo modo, agregó: “Que necesitemos reformas no quiere decir cualquier reforma porque no hubo cambio para que la industria local desapareciera”

“El cambio serio es discutir seriamente, no el parche de cambiar si las mujeres pueden cobrar o no una jubilación”, enfatizó, y concluyó: “Cuando desprecias la gestión desprecias a los argentinos y al sistema previsional no lo regula el Estado”.

Una de las figuras cuyo voto estaba puesto en duda en la previa de la sesión era el del radical Maximiliano Abadquien sin embargo confirmó que votaría en general a favor, pero en su discurso adelantó su rechazo en particular a las facultades delegadas.

En su mensaje en el recinto, señaló que “para pedir facultades delegadas hay que tener madurez en el Gobierno; y este Gobierno permanentemente se caracteriza por los conflictos y los insultos. Además, no tiene Presupuesto… y no porque no se lo hayan votado, sino porque no lo mandaron”, señaló.

Sesión Pública Especial en el Senado de la Nación, el 12 de Junio del 2024, en Buenos Aires; Argentina. Fotos: Charly Diaz Azcue / Comunicación Senado.-

Al caer la tarde, fue el turno de la senadora rionegrina Mónica Silva, quien fundamentó su voto positivo hacia la ley Bases, que a su juicio “contiene aspectos que son de interés para mi provincia y otros que no comparto”. En ese sentido señaló que cuando el miembro informante del oficialismo se expresó y detalló las modificaciones, se encontró con que “muchas de las cosas a las que yo me oponía ya no están”.

“Celebro que ya no esté el título 8, que derogaba la moratoria previsional establecida en el Congreso en marzo de 2023, y quitaba la posibilidad de jubilarse a una parte de la población que hace tiempo no puede tener sus aportes porque en la Argentina el empleo informal es más. Esto permite que 400 mil personas en este país y 9.940 en mi provincia tengan previsibilidad para pagar sus aportes y puedan recibir un beneficio jubilatorio”.

También valoró la modificación del artículo 7°, que quita de las empresas a privatizar a Aerolíneas Argentinas, RTA y Correo Argentino. “Esto me parece que es producto de un trabajo de diálogo que hemos hecho muchos miembros del Senado”, dijo, destacando también la exclusión de la CONEA de la posibilidad de privatización.

Esta ley, agregó Silva, “contiene aspectos beneficiosos para mi provincia2, y citó el caso de los hidrocarburos, como también el RIGI. “Si nuestro país fuera previsible, no sería necesario un régimen de inversiones como el previsto por la ley. Pero tenemos una historia de incumplimientos por el cual es difícil conseguir la credibilidad extranjera”, señaló, para valorar también “el proceso de conversaciones y análisis que hemos tenido para modificar muchos artículos para no perjudicar a las cadenas productivas locales”.

El presidente de la Cámara baja, Martín Menem, pasó por el Senado y saludó a su comprovinciano Juan Carlos Pagotto.

Cerca del final de los oradores particulares, la vicejefe del bloque UP, Anabel Fernández Sagasti, explicó el por qué se opone a ley Bases. En primer lugar, mencionó que está en contra de todas leyes ómnibus en general porque “siempre traen gato encerrado”. Además, ironizó que “se pusieron de moda desde la época de (Mauricio) Macri”.

Asimismo, indicó que “en las formas está el kit de la cuestión porque es que está hecho a propósito”. En tal sentido, amplió: “No es nada nuevo, lo decían los romanos 100 años Antes de Cristo. Las leyes ómnibus son para que no se sepa muy bien de que se trata, ni cuantos derechos me van a sacar y ni cuantos recursos les sacan a las provincias”.

Para terminar, agregó que “están institucionalizando tremendas injusticias”, señaló que “nunca vi una ley que tire al vacío tantos derechos” y apuntó contra los bloques provinciales y el radicalismo: “Hablan con la izquierda y votan con la derecha”.

A la hora del cierre de los jefes de bloques, el salteño de Cambio Federal Juan Carlos Romero sostuvo que la oposición “tantos años acostumbrada a imponer el número y no acordar nada, que les cuesta entender… Aquí hubo quejas de que hay artículos que se corrigieron con los senadores… Pero eso es política, eso es diálogo, absolutamente legítimo. Ojalá algún día podamos con la oposición recibir aportes y compartir algunas visiones, a pesar de que a veces parece que estamos en las antípodas”.

Romero observó que el Gobierno lleva seis meses sin tener ni una ley, y volvió a dirigirse a la oposición y su queja de los proyectos que manda el Ejecutivo, señalando que “tenemos la oportunidad de corregirla, como hicieron los diputados. Espero que ellos tengan en cuenta los aportes que hizo el Senado; ¿por qué debo pensar que van a  insistir con su sanción?”.

En su mensaje, criticó fuerte a la oposición, de la que dijo que de los últimos 20 años, “gobernaron 16 y sabotearon 4”. Se quejó también por los incidentes registrados en el exterior y defendió el accionar policial. “¿Creen que si no hubiera estado la policía ahí estaríamos aquí, o estarían los piqueteros aquí sentados?”.

En el principio de los cierres de cada bancada, el jefe de bloque radical, Eduardo Vischi, defendió el capítulo con la reforma laboral (impulsado por el radicalismo en la Cámara baja) y consideró que “la ley marca una impronta que puede servir para ir hacia un derrotero mejor”.

También, destacó la labor que tuvieron desde el Poder Ejecutivo: “Se trabajó muchísimo y la UCR desde el primer momento demostró iniciativa de cambio y voluntad de acompañar esta ley”. “Este es un debate histórico de un gobierno que lleva seis meses y propone cambios importantes”, afirmó.

En el final de su intervención, el correntino Eduardo Vischi advirtió que “nos genera dudas respecto a la idoneidad de este gobierno con los cambios”, y aclaró que “primero se debe trabajar en la igualdad y después retirar al Estado de manera prudente”.

De igual manera, el titular de bancada del bloque Pro, Luis Juez, apuntó contra el kirchnerismo y explicó: “¿Cómo no le voy a dar instrumentos a un presidente? No soy un miserable. Debemos darle herramientas a un gobierno, después vemos si funciona”.

Además, defendió a la ley Bases y sostuvo que “ninguna ley por sí misma es perfecta”. Volvió a apuntar contra UP y cargó que “hay un sector que le dice ‘no te vamos a dar nada’ y es la historia de la Argentina que si no gobierna el peronismo no dejamos gobernar a nadie y le ponemos el reloj de arena para ver cuando se van”.

Por último, el cordobés Luis Juez enfatizó que “este gobierno se merece una hoja de ruta”, y remarcó que “los argentinos se merecen que el presidente Javier Milei tenga una hoja de ruta”.

En contraposición, la titular de bancada de Unidad Ciudadana, Juliana di Tullio, se refirió a los incidentes en las calles del Palacio Legislativo y responsabilizó a la ministra de Seguridad de la Nación: “Patricia Bullrich siempre necesita infiltrados para justificar la represión”. “No es normal lo que sucedió hoy en las calles”, subrayó.

Por otro lado, mencionó lo ocurrido con la senadora santacruceña Natalia Gadano y aseveró que “se normalizaron las extorsiones”. Agregó, en tal sentido, que “es un día complicado”, y le apuntó al oficialismo y a sus aliados: “Para ustedes, está mal que la gente esté en la calle, pero está bien que se canjeen votos”.

Para cerrar, Di Tullio fue tajante: “No me pidan facultades delegadas para el que sumo cinco millones de pobres o que dice que es un topo que ama destruir el Estado”. También, aseveró: “Ni loca voto el RIGI. No soy estúpida. No es serio que nos digan que no queremos inversiones extranjeras, queremos defender a la industria nacional”.

El presidente del interbloque Unión por la Patria, José Mayans, dio su discurso de cierre a las 22 de este miércoles. Arrancó comparando la actual gestión con la del general Pedro Eugenio Aramburu, y consideró a Milei como un resultado de las redes sociales. Esas redes, dijo, tomaron vida propia y ahora pueden llegar a influir en democracias como la de Estados Unidos. “Crearon el monstruo pero no lo pueden controlar”, sintetizó.

Recordó las promesas de campaña de Milei y la emprendió luego contra el gobierno de Mauricio Macri. “Ahora construyen un relato de que iba a estallar una inflación del 17 mil por ciento y no hay nada que diga que eso es cierto”, comentó. “Aparte dicen ‘generar empleo’, como si el problema del Gobierno anterior hubiera sido el empleo”, y resaltó que en cambio el desempleo en diciembre pasado era de 5,7%. “Con pandemia, con guerra, con sequía, era un Gobierno que genera 1.245.000 puestos de trabajo, de los cuales más de 500 mil eran registrados”, sostuvo.

“Hoy en la Argentina, para no ser pobre, tenés que ganar mil dólares”, remarcó, afirmando que Milei llegó sin programa de gobierno porque “nunca pensó que iba a ser presidente”. Por eso, interpretó, “le colocaron atrás a (Federico) Sturzenegger y a (Luis) Caputo, porque ese programa era para (Patricia) Bullrich”, y diagnosticó “el fracaso del plan económico avalado por algunos que no reconocen el desastre que está generando este Gobierno en materia económica”.

“Tenemos un presidente que no cree en la Constitución, que no cree en el sistema democrático de Gobierno… Como las juntas militares, no quieren el Parlamento”, comparó. Además, afirmó que el presidente “ve a las provincias como una categoría inferior. No se siente en un país federal”, y recordó la supresión del Fondo Docente, el Fondo de Salud, las cajas previsionales, la inversión pública, los subsidios y la coparticipación, “que cayó de forma brutal”. Y enfatizó: “Esta es la Cámara que tiene que defender a las provincias”.

“Tampoco le vamos a dar poderes especiales para que haga cualquier cosa con las empresas del Estado… Yo no me engaño con este cambio que quieren hacer -dijo-. Porque ahí Karina (Milei) le  habrá dicho hagan todos los cambios que quieran, después los vamos a reventar todos en Diputados. Eso es lo que va a pasar, nosotros no le creemos porque no es una persona de fiar. No lo vamos a hacer porque no somos irresponsables”.

Mayans concluyó su intervención calificando al proyecto como “Bases para la entrega nacional”.

Cerró el debate, pasadas las 22.30, el jefe del bloque libertario Ezequiel Atauche, quien sostuvo que “este país en algún momento tuvo un rumbo y lo perdió”. “Alguna vez Argentina fue un faro de luz, un faro de libertad, después nos extraviamos. Y hasta diciembre del año pasado seguíamos extraviados”, señaló, asegurando que “fuimos potencia y tenemos la capacidad para volver a serlo”.

Habló luego de la herencia recibida por este Gobierno, y aseguró que en la gestión anterior la pobreza subió 40,1% y la indigencia 9,3%; los salarios perdieron 6,2%, “mientras la actual oposición se quedaba callada. Las  jubilaciones también perdieron valor, y no escuché a nadie reclamar absolutamente nada”, remarcó, asegurando que “estábamos a 48 horas del default… Fernández dejó su gestión con la cifra más alta de inflación desde 2001: 211%”.

“Nosotros detuvimos ese camino al abismo y hoy tenemos una inflación que está rondando menos de 5 puntos mensuales, con alimentos bajando, con créditos”, aseguró Atauche.

El presidente del bloque de La Libertad Avanza sostuvo que “íbamos hacia una catástrofe económica y social. Y así llegamos a estos seis meses de Gobierno, en los que algunos senadores no nos quieren y están buscándole el pelo al huevo para detener este camino virtuoso”.

Atauche dijo que el Gobierno fue claro desde el principio, respecto de que este sería “un camino muy duro que tuvimos que emprender todos los argentinos”. Y enumeró a continuación las cosas prometidas y emprendidas, como el freno de la emisión.

“Esta ley Base tiene como objetivo que las familias, los empresarios, los emprendedores vuelvan a tomar el camino y el rumbo que habíamos perdido. Massa y Fernández cuadruplicaron la inflación y todos los economistas nos decían que nos íbamos a una hiper. Y aquí estamos, con 5 puntos de inflación”, resaltó.

En otro pasaje recordó los meses pasados sin la aprobación de leyes para este gobierno, y siguió destacando los “logros” de esta gestión económica. “Así llegamos a esta ley, que llegó por fin a la Cámara de Senadores”, dijo, destacando que “escuchamos a todos los bloques, inclusive a los de Unión por la Patria, porque había muchas cosas que ustedes querían y que están ahí adentro”.

El Senado ingresó los pliegos de Ariel Lijo y García-Mansilla para la Corte Suprema

Los pliegos de los candidatos fueron girados a la Comisión de Acuerdos y se deberá convocar a una audiencia pública para que se presenten. Tienen que ser aprobados por dos tercios en el recinto.

En la antesala al debate por la ley Bases, el Senado de la Nación dio ingreso este miércoles a los pliegos de los candidatos Ariel Lijo y Manuel García-Mansillaque el presidente envió el pasado 28 de mayo- para ser designados en el seno de la Corte Suprema de Justicia de la Nación y se le abre otra batalla al oficialismo en esa cámara. En la actualidad, el máximo tribunal está integrado por Horacio Rossatti (presidente), Carlos Rosenkrantz, Juan Carlos Maqueda y Ricardo Lorenzetti.

El expediente fue girado a la comisión de Acuerdos, que preside Guadalupe Tagliaferri (Pro), que deberá fijar la fecha para la Audiencia Pública y enviar una copia del pliego y de los antecedentes a todos los senadores. En la reglamentación no se precisa el tiempo que tiene para la convocatoria de la audiencia, lo que puede generar alguna especulación política. Luego deberán ser aprobados por la cámara por dos tercios.

Dicha tarea no le será sencilla al oficialismo, debido a que La Libertad Avanza cuenta solamente con 7 senadores. Aun reuniendo a todos los bloques de la oposición, menos a Unión por la Patria, llegaría a 39, con lo cual el aporte de la bancada peronista/kirchnerista es indispensable.

Los pliegos llevan las firmas del primer mandatario y del ministro de Justicia, Mariano Cuneo Libarona. En el caso del juez federal Lijo, es para ocupar el cargo dejado por Elena Highton de Nolasco en noviembre de 2021, y en el del catedrático, para reemplazar a partir del 29 de diciembre al juez Maqueda que cumple 75 años y no ha presentado ningún pedido para permanecer en el cargo.

En la presentación de los pliegos, el Gobierno destacó la importancia de “contar con un tribunal completo, especialmente en un contexto donde cada decisión requiere el consenso de al menos tres miembros”. En este sentido, el Ejecutivo calificó como “crucial” avanzar con ambas designaciones “para garantizar el adecuado funcionamiento del sistema judicial argentino”.

En el pliego se explica también que en el proceso de selección de Lijo ha recibido el “respaldo por parte de instituciones, organizaciones no gubernamentales, asociaciones profesionales y la ciudadanía en general”. Y se subraya que la base del apoyo es la “idoneidad, la extensa trayectoria en el Poder Judicial de la Nación y su labor como docente universitario”.

Sobre la postulación de ambos candidatos, realizada el pasado 20 de marzo, el Gobierno señaló que “Lijo actualmente ejerce como juez federal de la Nación y se ha destacado en su prominente carrera judicial en el ámbito penal, mientras que el Dr. García-Mansilla es un prestigioso académico con una sólida formación en derecho constitucional y se desempeña como Decano de la Facultad de Derecho de la Universidad Austral”.

Lousteau explicó por qué rechaza la ley Bases

El senador radical planteó que “hay poco y nada en el proyecto que les cambie la vida a los jubilados, a la clase media, PyMES”, sostuvo que “tiene más vicios que virtudes”. Además, apuntó contra el RIGI y alertó: “Es aprobar una legislación que es a favor de los más poderosos”.

“Voy a votar en contra de la ley Bases”, adelantó el senador nacional Martín Lousteau (UCR) en la sesión de este miércoles tras una larga exposición en la que criticó fuertemente el proyecto de ley Bases del oficialismo porque “hay poco y nada en el proyecto que les cambie la vida a los jubilados, a la clase media, PyMES”, defendió su dictamen de minoría y apuntó contra el RIGI.

El radical remarcó que “estamos debatiendo la primera de las dos iniciativas del Gobierno”, y aclaró: “Porque el miembro informante dijo que no se le aprobó ninguna ley a Milei, pero este Gobierno solo mandó dos leyes y 25 DNU”.

El porteño denunció que “en conversaciones con funcionarios mientras se debatía esto yo dije que era una ley muy difícil de tratar y me respondieron que está hecho a propósito para que sea difícil para ustedes tratarla”, y cuestionó: “Mientras tenemos dos megas leyes que son muy difíciles de tratar y por eso lleva tiempo tratarlas bien, hay 25 DNU”.

“Lo que estamos tratando ahora es la denominada Ley Bases y Puntos de Partidas para la Libertad de los argentinos, pero ¿para quién es esa libertad y para quién no?”, preguntó.

Así, planteó: “Es importante pensar qué está pasando. Si es cierto que este Gobierno recibió una herencia desastrosa y que parte de lo que está pasando es por culpa de esa herencia. También es cierto que el Gobierno decidió abordar esa herencia de determinada manera y parte de lo que pasa es cómo decidió abordar la herencia y las dificultades”.

“Había muchos precios desalineados y el Gobierno decidió alinearlos todos de golpe, entre ello hizo una mega devaluación seguida de una abrupta apreciación que hizo que perdiéramos la competitividad de devaluación muy rápido. Esa devaluación lo que hizo fue generar más inflación y se liberaron precios como los de las naftas, transporte, energía, prepagas, alimentos, medicamentos y todo eso hizo que cayera el poder adquisitivo”, criticó el radical.

El senador continuó detallando que “los salarios registrados cayeron 21% perdieron uno de cada cinco pesos, las jubilaciones perdieron 33% uno de cada 10 pesos, el mínimo vital y móvil perdió 30%. Además, producto de la inflación, políticas de tasas de interés y de la política de depreciación cambiaria paulatina los ahorros de todos los argentinos perdieron poder adquisitivo si lo tenían en plazo fijo, en dólares”.

“Estamos viendo una caída que el Banco Mundial estima para este año del PBI del 3,5%, una pérdida de 95 mil puestos de trabajo de empleo registrado, estamos viendo una caída de 20 mil puestos de trabajo en el sector público, hay una caída de más de 250 mil cuentas sueldo, hay un aumento estimado de la pobreza en 4,5 millones de personas en el país; la recesión que estamos viviendo tiene la magnitud de la del 2001, la clase media está tratando de mantener su prepaga, su auto y escuela, mientras que en todo el resto están pasando una motosierra por su economía”, alertó.

En tanto, Lousteau criticó: “El gobierno sostiene que esta ley Bases es un punto de despegue y es lo que hace falta para que el país crezca definitivamente, pero ya lo dijo con el DNU que está vigente y no pasó nada de eso, pero si pasó que aumentó la nafta, aumentaron las prepagas y desapareció el desfinanciamiento universitario”.

Hay poco y nada en la ley Bases que le cambie la vida a los jubilados, a la clase media, PyMES”, remarcó y sumó: “Queremos tener equilibrio fiscal, pero no que lo paguen los jubilados. Queremos una reforma del Estado, pero no eliminando la educación pública. Queremos más auditorías para saber cuánto gasta el Gobierno, pero no dejando de cuidar a los que no tienen para comer. Queremos abrir las puertas a las grandes inversiones, pero no a costa de regalarles el país”.

El porteño afirmó: “Este proyecto tiene más vicios que virtudes”, y apuntó contra el RIGI: “En esta ley a las grandes empresas se les da todo y ahora y para siempre, a los jubilados se les dice que tienen que esperar. A las empresas grandes hay menos impuestos y estabilidad tributaria por 30 años y en el paquete fiscal para los más millonarios hay menos impuestos y estabilidad por 15 años, pero los jubilados que aportaron 30 años no saben ni si quiera cuánto van cobrar el mes que viene. Hay plata para los más ricos, pero para los mayores que aportaron y no llegaron a 30 años en la media sanción se sacaba la posibilidad de que accedan a una jubilación”.

“En la propuesta del oficialismo no hay ninguna sola medida para los jubilados, PyMES, ni clase media, ni educación ni para la salud”, ratificó.

El porteño recordó que hace tiempo solicitó que se incorpore las actualizaciones de los haberes de los jubilados y que presentó un proyecto de ley que no se trató nunca en comisión. “En el dictamen tienen una recomposición a los jubilados. Muchos dicen que es cara, pero fíjense lo que dice la OPC que tiene el mismo costo fiscal que la baja de los impuestos a los bienes personales”, manifestó.

“El Gobierno se llena la boca hablando de eliminar las jubilaciones de privilegio, pero solo la de presidente y vice para adelante”, apuntó y comparó: “En mi dictamen abordamos todas las jubilaciones de privilegio”.

A su vez, disparó: “Es un Gobierno que se llena la boca hablando de Alberti y Roca para poner cuadros, renombrar cosas, por todos lados, pero para redactar las leyes, pero la educación no entra nunca, Roca y Alberdi para redactar leyes”.

“¿La educación no forma parte de la ley Bases?”, preguntó y recordó: “Por eso propusimos que se incluya un capítulo que garantice el financiamiento de las universidades, pero nos dijeron que no”, por lo que cuestionó: “El Gobierno dice que resolvió el tema del financiamiento, pero lo único que hizo fue actualizar una parte muy pequeña que son los gastos de funcionamiento y se olvidan de los docentes, de los investigadores, de la maestranza. Nosotros incluimos todo un capítulo para garantizar y financiar la educación en particular los gastos de funcionamiento y los sueldos docentes. Hacemos de la educación un servicio esencial para que los chicos no pierdan clases”.

En esa línea, siguió enumerando: “Otra ausencia en la propuesta del Ejecutivo es la falta de preocupación infraestructura del país, nos acabamos de enterar que lo van a incorporar con otra redacción de menor amplitud un capítulo que identifique cuáles son las obras públicas pronto a terminarse porque es más caro dejarlas caer que terminarlas”.

“Hay 6 mil obras públicas paradas. Hay plata para regalarles a las empresas, pero no para terminar las obras. Propusimos que las que tenían 75% se terminaran porque ya vimos lo que implica abandonar la obra pública. El oficialismo parece no entender que cuando se abandona la obra pública cuando en vez de planificarla, decide abandonarla y después tenemos más costos”, enfatizó.

El radical comentó: “Pedimos siempre sumar estas cosas, pero siempre la respuesta fue no. Si no pueden considerar a los jubilados, a las PyMES, a la educación, a la obra pública, tengan la decencia de no darle plata a los que más tienen. Casi todo lo que hay en la propuesta de ley Bases destila una construcción de privilegios para muy pocos, la concepción de que el Estado tiene que estar para defender a los más grandes y ausentarse de cuidar a los más débiles”.

“Este es un proyecto que no pudo ser defendido por los funcionarios que vinieron y cuando tratamos los temas específicos no hubo casi ninguna voz de expertos que defendieran la ley Bases”.

El porteño advirtió que “esta ley refuerza una casta de privilegiados que tienen mucha capacidad de presión sobre los gobiernos”, y señaló que “así están pensadas casi todas las cosas como la Reforma de la Ley de Procedimiento Administrativo, hay cosas disfrazadas como la gratuidad de los trámites, existe la posibilidad de que hoy los grandes laboratorios cuando tengan que escribir sus nuevos medicamentos y desarrollos en ANMAT no paguen, cuando tengan que inscribir nueva propiedad intelectual en el IMPI no paguen, que cuando hacen un gran desarrollo inmobiliario no paguen propiedad, ¿todos los argentinos tenemos que pagar por todo eso?”.

“Hay otras cosas que operan en la misma dirección como el pago previo de multas, silencio administrativo, la confianza legítima, la revocación de actos administrativos, la eliminación de audiencias públicas o la no protección ambiental. Todo esto favor a quienes tienen más poder que otros en su relación con el Estado”, agregó.

También indicó que “la Ley de Procedimiento Administrativo pedimos que se trajera aparte porque es la columna vertebral de cómo opera nuestro Estado y valía la pena debatirlo de otra manera y propusimos modificar eso que se trajo”.

“Así está pensado el RIGI, la reforma del Estado, la intervención sobre el sistema tecnológico, la cultura, el banco de datos genéticos, porque el artículo 3 puede modificar las funciones, las misiones, responsabilidades legales, no se pueden disolver, pero se los puede transformar en cualquier cosa”, enumeró y advirtió que “así está hecha la media reforma laboral que favorece a aquellos que no registran a trabajadores, disminuye en tema de dinero a quien despide por discriminación y ceden en ciertas formas a los gremios”.

El senador consideró: “Todos coincidimos que Argentina tiene que traer grandes inversiones, pero este RIGI como está planteado da más de lo que las empresas piden, no es para desarrollar sectores estratégicos, dar estabilidad y menos impuestos durante un tiempo muy largo a sectores que sí lo necesitan, sino que lo hace para todos, no sabemos cuál va a ser el impacto fiscal, cómo va a afectar al que ya está produciendo y competir deslealmente con alguien nuevo”.

Este régimen es más generoso y diferencial que cualquier régimen que exista en cualquier parte del mundo. Es una gran distorsión de todos los mercados”

Lousteau precisó que “se les baja ganancias, dividendos, se les permite utilizar los créditos de IVA para pagar cualquier impuesto, se les baja créditos y débitos, sacan retenciones, bajan ingresos brutos, se les permite no traer los dólares cuando exportan a la Argentina y le dan acceso al dólar oficial, pueden importar cualquier cosa a cualquier costo y sin control, se les da la prioridad sobre los recursos estratégicos por 30 años. Solamente a los que invierten más de 200 millones, a los que ya invirtieron nada”.

“Los que invirtieron antes tienen competencia desleal y las PyMES argentinas van a seguir teniendo una carga desmedida en comparación con las grandes empresas y van a tener que competir con importaciones sin controles ni aranceles”, cuestionó y agregó: “Hay países que atraen grandes inversiones, pero no lo hacen de esta manera. Tenemos que aprender de ellos”.

“No se puede pasar de espantar las inversiones a regalarles todo. En el medio hay todo, formas de abordarlos con más rigurosidad. Ese es el tipo de libertades que da la ley Bases”, analizó y alertó que “aprobar el RIGI es aprobar una legislación que es a favor de los más poderosos. Se les da triple garantías a los que ingresan al RIGI”.

Muchos de esos cambios no son de fondo, son cosméticos. Queremos un RIGI que no sea un enclave y desconectada de la producción, fue una de las críticas más fuertes y se resolvió con que tiene que presentar un plan de desarrollo de proveedores locales, pero el que lo aprueba es el Gobierno que tiene 45 días. Se deja abierta la importación para cualquier cosa que compita con lo local. No veo que eso resuelva el problema de fondo”, manifestó el senador.

El presidente de la UCR afirmó: “Queremos impulsar un cambio que tenga mayor justicia en esa orientación de ese cambio”, y procedió a explicar su dictamen de minoría: “Tiene delegaciones administrativas, pero no para hacer cualquier cosa; permite privatizaciones, pero exigiendo cuestiones adicionales para evitar errores del pasado; tiene una reforma a la Ley de Procedimiento Administrativo, pero corregidas para evitar los excesos de las grandes empresas contra el Estado, tiene un capítulo de energía, uno para estimular las grandes inversiones, pero sin beneficios abusivos y dar prioridad sobre recursos a las empresas por sobre la gente; contiene una reforma laboral más ambiciosa e integral; en la previsional además de incluir recomposición de jubilaciones, no eliminamos la moratoria previsional sino que la reemplazamos por un régimen más definitivo y prestación previsional”.

Lousteau recordó: “Nunca voté las facultades delegadas porque implica darle al gobierno un poder muy grande para que haga cualquier cosa sin debatir con el resto de la sociedad y se conjuga con no tener un presupuesto y ya vimos lo que pasa.  No le daría facultades delegadas y emergencias a un presidente que diga que viene a destruir el Estado”.

“¿Esto corrige los errores del pasado? ¿hacia dónde vamos con estas iniciativas?”, preguntó y cerró: “Yo pienso que pasamos de un Estado que hacía mucho y mal, a uno que hace poco y mal. La ley Bases le da al Gobierno carta libre para hacer cualquier cosa, está pidiendo un cheque en blanco para que decida hacer lo que quiera”.

“Voy a votar en contra de la ley Bases como está porque hay muchas cosas por corregir y cambiar de la ley”, adelantó y finalizó: “Gestionar mejor no es apagar el Estado, Argentina necesita desburocratizar su Estado, pero eso no es romperlo ni dejar de gestionar. Necesitamos un Estado que brinde seguridad, justicia, salud, educación, jubilaciones, infraestructura de calidad, necesitamos las dos cosas, no una sola”.

El Gobierno aceptó una decena de modificaciones antes de ir a la votación

Las mismas incluyen la eliminación del título previsional y la eliminación de las empresas Aerolíneas Argentinas. Correo Argentino y RTA.

El miembro informante del oficialismo, Bartolomé Abdala, anunció este miércoles las modificaciones aceptadas por el oficialismo para la ley de Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos.

Tales eran las medidas modificadas que el presidente del bloque UP, José Mayans, pidió una interrupción para pedir una copia de las modificaciones, que Victoria Villarruel le aseguró tendrían en breve tiempo.

Y más tarde intervino la senadora rionegrina Silvina García Larraburu para pedir que el texto volviera a comisión “para analizar responsablemente todas estas propuestas”. Le contestó la senadora del Pro Guadalupe Tagliaferri, que dijo llevar 4 años en el recinto y haber visto por ejemplo cuando la senadora kirchnerista María de los Angeles Sacnun “pasó una hora hablando de modificaciones, además por Zoom, así que la senadora no tiene argumento para plantear que no hagamos esto ahora”. Obviamente Abdala aclaró que no aceptaban la vuelta a comisión.

Terminaron siendo una decena las modificaciones, la primera de las cuales propuso incorporar dentro del artículo 3° la prohibición de disolver los organismos vinculados a la cultural.

El artículo queda así redactado: “Facúltase al Poder Ejecutivo nacional a disponer, en relación con los órganos u organismos de la administración central o descentralizada contemplados en el inciso a) del artículo 8° de la Ley 24.156 que hayan sido creados por ley o norma con rango equivalente: a) la modificación o eliminación de las competencias, funciones o responsabilidades dispuestas legalmente cuyo mantenimiento resulte innecesario; y b) La reorganización, modificación o transformación de su estructura jurídica, centralización, fusión, escisión, disolución total o parcial, o transferencia a las provincias o a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, previo acuerdo que garantice la debida asignación de recursos.

Quedan excluidos de las facultades del presente artículo las universidades nacionales, los órganos u organismos del Poder Judicial, Poder Legislativo, Ministerio Público y todos los entes que de ellos dependan”.

A continuación, se aclaran cuáles son los organismos que no podrán disolverse por parte del Poder Ejecutivo: Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET); la Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud Dr. Carlos G. Malbrán; la ANMAT; el Instituto de la Propiedad Industrial (INPI); el INCAA; el ENACOM; la Autoridad Regulatoria Nuclear; la CONAE; La comisión Nacional de Energía Atónica; la Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria; la Comisión Nacional de Valores; el INCUCAI; la UIF; el INTA; el INTI; el Banco Nacional de Datos Genéticos; la Administración de Parques Nacionales; el SENASA; el Instituto Antártico Argentino; el Instituto de Investigaciones Científicas y Técnicas para la Defensa; el Centro de Investigación Tecnológica de las Fuerzas Armadas; el Instituto Geográfico Nacional; el Instituto Nacional de Prevención Sísmica; el Servicio de Hidrografía Nacional; el Servicio Meteorológico Nacional; el Instituto Nacional de Agua; el Servicio Geológico-Minero Argentino; el Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero; el CENARD; la Superintendencia de Seguros de la Nación; la Superintendencia de Riesgos de Trabajo; la Agencia Nacional de Promoción de la Investigación; el Desarrollo Tecnológico y la Innovación, y aquellos organismos vinculados a la cultura.

En los casos de reorganización, modificación o transformación de la estructura jurídica, centralización, fusión o escisión de los organismos relacionados con la ciencia, la tecnología y la innovación, se garantizará el financiamiento para la continuidad de las funciones de dichos organismos en el marco del Plan Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación 2030.

En el artículo 6° se propone incorporar a la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) como organismo excluido de la facultad de intervenir.

En tercer lugar, en el artículo 7° se propone eliminar del Anexo a Aerolíneas Argentinas, Correo Argentino y RTA.

Se propone también incorporar el artículo 63 bis, que dice: “A los fines de lo establecido en el artículo 63, se entenderá que resulta económica y financieramente inconveniente para el interés público la suspensión o rescisión de los contratos de obra pública que se encontraran físicamente ejecutadas en un 80% a la fecha de la sanción de la presente ley, o que cuenten con financiamiento internacional para su concreción. En caso de que dichos contratos se hayan visto suspendidos, su ejecución se reanudará previo acuerdo firmado entre comitente o contratante y contratista, el que deberá ser aprobado por la autoridad competente y contratista, el que deberá ser aproado por la autoridad competente en razón de la materia y deberá ser suscrito dentro de 90 días desde la publicación de la presente ley”.

En el artículo 175 a través de las modificaciones de los 3 primeros párrafos se propone “morigerar el procedimiento de aprobación de VPU para evitar que, por cuestiones de estricto rigorismo formal, se rechacen proyectos o la administración incumpla plazos de por sí, muy exiguos. Quedaría redactado de la siguiente manera: “Artículo 175.- Desde la presentación de la solicitud de adhesión y el plan de inversión por parte del VPU (o, en su caso, desde la presentación de cualquier información complementaria o aclaratoria requerida por la autoridad de aplicación al efecto), la autoridad de aplicación contará con un plazo máximo de 45 días siguientes para expedirse aprobándolos o rechazándolos. El plazo de 45 días antes de referido es esencial. El acto administrativo de aprobación o rechazo de la solicitud de adhesión deberá ser notificado dentro de los 5 días hábiles posteriores a su emisión.

La autoridad de aplicación podrá solicitar información complementaria o las aclaraciones que resulten indispensables para analizar la viabilidad y factibilidad del proyecto en función de sus características e incluso podrá citar a una audiencia a mantener con los representantes del VPU. El plazo previsto en el primer párrafo del presente se suspenderá desde la fecha de notificación de la solicitud de información adicional hasta la fecha de presentación de la información complementaria o las aclaraciones requeridas (..)”.

Y después continúa el artículo 75° como está en el dictamen.

Por otra parte, se propone eliminar del dictamen el título VIII que contiene los artículos 227 y 228. Esto es, el capítulo previsional de la ley, que se eliminó a instancias de la senadora nacional por Córdoba Alejandra Vigo, quien además logró que se elimine también el art 228 que pretendía crear la “prestación de retiro proporcional” para aquellas personas que hubieran ya alcanzado 65 años y que no cumplan con los 30 años de servicios, pudiendo acceder a un haber mínimo equivalente a la PUAM mientras cumplan sus requisitos.

Una vez concluidos los oradores individuales, antes de que expusieran los presidentes de bloques, el miembro informante del oficialismo leyó una nueva tanda de modificaciones hechas en el dictamen que sería puesto a consideración más tarde.

Ahí Abdala anunció una serie de modificaciones agregadas, que en este caso tenían que ver con el RIGI. Allí señalaron la siguiente redacción para el artículo 165: El RIGI resultará aplicable a las “Grandes Inversiones” en proyectos de los sectores de agroforestal, infraestructura, minería, energía y tecnología que cumplan con los requisitos previstos en el presente título”.

También propuso una modificación en el artículo 174, inciso L, para especificar los alcances del plan de desarrollo de los proveedores locales Estableciendo un plan de desarrollo para los mismos que “deberá contener un compromiso de contratación de proveedores locales respecto de bienes y/u obras  para el desarrollo del proyecto equivalente como mínimo al veinte por ciento (20%) de la totalidad del monto de inversión destinado al pago de proveedores correspondiente al Proyecto, siempre y cuando la oferta de proveedores locales se encuentre disponible y en condiciones de mercado en cuanto a precio y calidad. Dicho porcentaje mínimo deberá mantenerse durante las etapas de construcción y operación”.

Asimismo modificaron los plazos establecidos en el artículo 196, señalando que “los cobros de exportaciones de productos del Proyecto Adherido al RIGI efectuados por los VPU quedan exceptuados en los porcentajes descriptos a continuación de la obligación de ingreso y/o negociación y liquidación en el mercado de cambios: A saber:

  1. Veinte por ciento (20%) luego de transcurrido dos (2) años contados desde la fecha de puesta en marcha del VPU;
  2. Cuarenta por ciento (40%) luego de transcurrido tres (3) años contados desde la fecha de puesta en marcha del VPU;
  3. Ciento por ciento (100%) luego de transcurrido cuatro (4) años contados desde la fecha de puesta en marcha del VPU.

Dichos fondos en los porcentajes referidos serán de libre disponibilidad.

Los VPU no estarán obligados a ingresar y/o liquidar en el mercado de cambios las divisas y/o cualquier contravalor correspondiente a otros rubros o conceptos (tales como aportes de capital, préstamos o servicios) vinculados al proyecto objeto del plan de inversión aprobado, contando con la libre disponibilidad de los mismos.

Las divisas exceptuadas de la obligación de ingreso y liquidación en los términos precedentes serán de libre disponibilidad para los VPU.

Por último, modificaron el artículo 205 para que las acciones, cuotas o participaciones sociales de los VPU adheridos al RIGI puedan ser objeto de negocios jurídicos de garantía. Así, el artículo 205 quedó redactado así: “Las acciones, cuotas o participaciones sociales de los VPU adheridos al RIGI podrán ser transferidos, directa o indirectamente, sin autorización previa de la autoridad de aplicación, debiendo informar de ello a ésta última dentro de los 15 días corridos siguientes de ocurrido”.

Abdala cerró diciendo que “el espíritu del RIGI es que todos los proveedores locales queden incluidos y las mayores inversiones beneficien a la República Argentina”.

Modif.OD 37-24 LB 19.30 (1)

Eliminaron de la ley de Bases las privatizaciones de AA, Correo y RTA, y todo el capítulo previsional

Lo anunció el miembro informante del oficialismo, Bartolomé Abdala, que resaltó que al de Milei es al primer Gobierno de la democracia al que no le aprobaron leyes en los primeros seis meses.

En su intervención como miembro informante del proyecto del Ejecutivo, el diputado puntano Bartolomé Abdala detalló el camino recorrido por el proyecto desde su presentación hasta la fecha. “Esta ley está basada en el Poder Ejecutivo”, observó, pero remarcó la incorporación de sugerencias y aportes realizadas por todos los sectores, lo que lo llevó a asegurar que “esta es una ley del Congreso, motivo por el cual somos optimistas en que va a ser acompañada”.

En una larga introducción en la que destacó las “cuantiosas horas que estuvimos escuchando a los senadores” y agradeció a todo el personal de las comisiones y de la casa que asistieron hasta altas horas de la noche a los senadores que trabajaron en las comisiones, remarcó que todo tuvo “el fin de tener una herramienta para poder ayudar al crecimiento del pueblo argentino”.

“Este dictamen ha sido modificado en más de 30 o 40 sugerencias que fueron incorporadas y que muy gentilmente y democráticamente el bloque oficialista aceptó y acompañó”, destacó el senador puntano.

El presidente provisional del Senado aseguró que “sabíamos que iban a tratar de poner palos en la rueda, que presentarían maniobras para dilatar el tratamiento de esta ley. Pero somos miles y millones los argentinos que estamos dispuestos a atravesar todas las vicisitudes y sobrellevar obstáculos con la confianza en nuestro Gobierno. No estamos solos, nos apoyan millones de argentinos que están esperando que la ley salga adelante”.

En otro pasaje, el presidente de la Comisión de Legislación General enfatizó que “ya han transcurrido seis meses y este Congreso no ha dotado a este Gobierno de ninguna ley”. En ese sentido aseguró que el de Javier Milei es “el único gobierno desde el regreso de la democracia al que no se le ha aprobado ninguna ley en este tiempo, vital para su plan de gobierno. Pareciera que la gran mayoría de quienes conforman la vieja política no entendieron, no ven que el mayor perjudicado es el pueblo argentino”.

Y en ese sentido detalló la cantidad de leyes que en estos 40 años de democracia tuvieron aprobados los presidentes durante los primeros seis meses de gestión: Alfonsín, 30 leyes; Menem, 7; De la Rúa, 1 ley; Néstor Kirchner, 14; Cristina Fernández de Kirchner, 11 leyes; Mauricio Macri, 4; Alberto Fernández, 5 leyes aprobadas… “A Javier Milei y Victoria Villarruel, cero leyes aprobadas hasta el presente”, cerró.

A continuación, se dedicó a detallar puntillosamente el contenido de la norma, reservando para el final las modificaciones importantes incorporadas, que excluyen de las empresas a privatizar Aerolíneas Argentinas, Correo Argentino y RTA, como así también elimina el Título 8 correspondiente a lo previsional.

Comenzó por las emergencias por un año, respecto de lo cual señaló que “no hay ninguna duda del estado que este Gobierno encontró al asumir, precedido por el peor gobierno de la democracia, que dejó una pobreza de casi 50%; inflación del 200%; camino a la hiperinflación; stock de deuda bruta de 425.294 millones de dólares”.

“Estamos acumulando hoy reservas”, enfatizó y destacó la baja de inflación que se está dando. “Le dimos prioridad al gasto, al equilibrioi fiscal… Sabemos que falta mucho, hay que salir del cepo. Necesitamos aumentar la base monetaria, y eso se hace con exportaciones, y eso se logra con esta ley que tiene RIGI”, señaló Abdala.

Al referirse a la emergencia, destacó la cantidad de emergencias que pidieron y tuvieron otras administraciones, desde Eduardo Duhalde a la fecha.

Al referirse a la privatización de empresas públicas, dijo que el objetivo de esta administración fue siempre “que las empresas no gasten más de lo que les entra. Y lamentablemente desde el primer semestre de 2023, el déficitoperativo de las 33 empresas públicas se multiplicó en 6 veces en términos reales. Perdieron 2.451 millones de dólares, casi 14 millones por día”.

En cuanto a la promoción de empleo, Abdala habló de la necesidad de salir del estancamiento, que hace que la registración formal solo alcance a 6 millones de personas. Habló de “décadas de informalidad; es lamentable afirmar que el modelo de 8 horas en nuestro país ya no es la regla. La mayoría no tiene los aportes correspondientes, no hay una política de empleo que esta ley puede llegar a permitir”. Y remarcó la necesidad de “generar la confianza para que el empleador se anime a tomar nuevos y más puestos de trabajo”. Y detalló que el BID ubica a la Argentina como “el país con el mayor costo no salarial de América Latina”.

Luego habló el senador libertario de la modernización laboral. “Tenemos que tener un estado del siglo XXI. Se agrega un registro único de registración laboral, con gran apoyo para los cientos y miles de PyMEs. Incorpora puntualmente a las obligaciones provenientes de la seguridad social”.

Destacó también que en Diputados se habían eliminado las sanciones a los bloqueos. “En esta propuesta se vuelven a incorporar”, aclaró.

Al hablar del RIGI, puso como ejemplo lo sucedido en su provincia, San Luis, durante la gestión de Adolfo Rodríguez Saá. La provincia durante ese tiempo “creció con reglas claras”, destacó. Y fue, dijo, “porque tuvimos este régimen de incentivo a los capitales. Fue dinero que se volcó a los sanluiseños”. Abdala trazó esa analogía en la comparación de lo que es el RIGI hoy, y cómo San Luis se benefició “para siempre”. Agregó que “con halago nos decíamos que San Luis era otro país; con el RIGI queremos decir que Argentina es otro país”.

Sostuvo que con el RIGI se buscará “que venga el dinero que hoy no está en Argentina, tenemos que competir con otros países. Me sorprendió mucho que los argentinos no han estado de acuerdo con esta política. No nos sorprendería que otros países lo cuestionaran, pero no que lo hagan los argentinos”.

Las modificaciones

A continuación leyó las modificaciones que fueron incorporadas al dictamen trabajado en comisiones. Por ejemplo en el artículo 3°, donde se estableció la prohibición de disolver los organismos vinculados a la cultura, como así también las siguientes instituciones: CONICET, el Malbrán, la ANMAT, Enacom, ARN, CONAE, CNEA, CONEU, CNV, Incucai, UIF, INTA, INTI, el Banco Nacional de Datos Genéticos; APN, SENASA, CENARD, entre otros.

Del artículo 7° se eliminaron Aerolíneas, Correo Argentino y RTA como privatizables. Y se eliminó el título 8° previsional.

Abdala concluyo resaltando el “enorme y valioso apoyo que tiene esta ley de Bases, no solo de los senadores, sino de los gobernadores, PyMEs, emprendedores que quieren movilizar la economía, los productores, comerciantes, empleadores que quieren generar nuevos puestos de trabajo, los jóvenes en busca de oportunidades; los estudiantes, todos los ciudadanos que día a día sueñan con una Argentina mejor”.

Y concluyó pidiéndoles a los senadores aprobar la ley Bases. En nuestras manos está la posibilidad de dar un paso firme por la Argentina de las oportunidades”.

El Senado homenajeó al exsenador Guillermo Pereyra tras su fallecimiento

Fue a pedido de la rionegrina Mónica Silva, al cual la presidenta del Cuerpo accedió a realizar un minuto de silencio, pese a que se había acordado en Labor Parlamentaria no realizar ni cuestiones de privilegio ni homenajes.

Previo al inicio del debate por la ley Bases y el paquete fiscal en la sesión de este miércoles en la Cámara de Senadores, la rionegrina Mónica Silva solicitó hacer un homenaje al exsenador nacional Guillermo Pereyra por su fallecimiento, pese a que en Labor Parlamentaria se acordó no hacer ni homenajes ni cuestiones de privilegio para no retrasar el debate.

“Me disculpo porque dijimos en Labor que esto no lo íbamos a hacer, pero el 28 de mayo pasado falleció el exsenador entre el 2013-2019 Guillermo Juan Pereyra representante de la provincia de Neuquén y del Movimiento Popular Neuquino y un gremialista apoyado por mucha gente. Su velatorio fue algo impactante y verdaderamente quería pedir un minuto de silencio si les parece”, expresó Silva.

La titular del Cuerpo, Victoria Villarruel, asintió de forma afirmativa y dijo: “Si les parece nos ponemos de pie para un minuto de silencio por el senador Pereyra”.

Pasado el minuto de silencio, el salteño Juan Carlos Romero en nombre de su bloque pidió la adhesión en acompañamiento del homenaje “con quien fuéramos compañeros aquí en el Senado”.

Se sumó al homenaje el presidente previsional Bartolomé Abdala (La Libertad Avanza) en nombre de todo su bloque y envió un “respeto afectuoso a la familia de Pereyra”.

El exsenador Pereyra falleció a la edad de 80 años luego de haber sufrido un accidente cerebrovascular en la madrugada del martes 28 de mayo.

Con números muy ajustados -y la certeza de contar con el quórum- el Senado define la suerte de la ley de Bases y el paquete fiscal

El clima se enrareció con la rebelión de los santacruceños, que llamaron a no dar quórum. Las últimas concesiones oficiales y la confianza de La Libertad Avanza de tener garantizada la aprobación.

Finalmente llegó el día D… del tratamiento de la ley de Bases en el recinto del Senado. Un destino que el oficialismo imaginaba inminente, cuando los diputados dieron media sanción a ese proyecto y el paquete fiscal, pero que se retrasó a partir de la postura de los senadores contraria a consagrar a ese Cuerpo como una dependencia donde cumplir un mero trámite. Y tras semanas de debate en comisiones, llega la hora de la verdad.

Una instancia que el Gobierno consideraba aliviada luego de que se consiguiera en dictamen correspondiente, pero que con el correr de los días se fue complicando. La aprobación en Diputados de la reforma de la movilidad jubilatoria, en la madrugada del miércoles pasado, hizo su aporte, con el simbólico 2/3 que la oposición logró concretar esa noche.

A partir de entonces el clima comenzó a enrarecerse, y si bien el oficialismo había decidido tomarse su tiempo para ir acercando posiciones en los artículos más ríspidos que quedaban, lejos de aliviar tensiones, las cosas se complicaron.

Los 2/3 conseguidos en la Cámara baja hace una semana parecieron generar un efecto contagio en el Senado, donde propios y extraños observaron que allí era mucho más posible conseguir esos números. Y la oposición más dura comenzó a ilusionarse con anotar esa mayoría especial a la hora del debate en particular, cuestión de blindar la mayor cantidad de artículos posibles para evitar que Diputados pueda insistir con lo aprobado originalmente.

Más allá de que el presidente Javier Milei se mostró nuevamente ácido para con los legisladores, prevaleció en el oficialismo la convicción de que la ley debe ser aprobada “sí o sí”, más allá de los cambios que vayan a hacérsele. Así las cosas, en los últimos días cobró fuerza la versión de que el Gobierno accedería a quitar de la lista de empresas privatizables Aerolíneas Argentinas. En ese sentido, el dictamen declara como sujetas a privatización a Aerolíneas Argentinas SA, Energía Argentina SA, Radio y Televisión Argentina SE, Intercargo SAU; y a privatización/concesión a Agua y Saneamientos Argentinos SA, Correo Oficial de la República Argentina SA, Belgrano Cargas y Logística SA, Sociedad Operadora Ferroviaria SE (SOSFE) y Corredores Viales SA.

No satisfecha con “salvar” a Aerolíneas, la oposición intentará hacer lo propio con Radio y Televisión Argentina y el Correo. En esas cosas el oficialismo no estaría dispuesto a ceder.

Pero en las últimas horas dejó de preocuparse solamente por la votación en particular y comenzó a centrarse en la general. Sobre todo desde que los santacruceños comenzaron a hacer trascender que no estaban del todo convencidos de votar a favor. No era suficiente el aumento en las regalías mineras, del 3 al 5%, que el ministro Guillermo Francos les concedió luego de que José María Carambia anunciara que estaba preparando un dictamen en minoría.

Sin Carambia ni su compañera de Por Santa Cruz Natalia Gadano, los 38 votos seguros de la votación en general pasaban a ser 36 y dejaba en las manos de quien presida la sesión la posibilidad de desempatar.

Pero este martes los santacruceños no solamente confirmaron los rumores que ya estaban circulando, sino que también convocaron a no dar quórum, votando en cambio primero el proyecto de los jubilados.

En ese marco, el senador Martín Lousteau cerró la jornada garantizando su presencia para alcanzar el quórum, lo cual confirmó al oficialismo la certeza de que podrán dar inicio a la sesión, como así también se animan en el oficialismo a asegurar que tienen la votación en general ganada, con 36 votos y el desempate de quien presida en ese momento.

Al respecto se supo este martes por la noche que el presidente Javier Milei está dispuesto a retrasar el tiempo que pueda el viaje a Europa previsto para este miércoles, cuestión de que Victoria Villarruel pueda presidir la sesión el mayor tiempo posible. Beneficios de contar con avión propio y ya no tener que viajar en avión de línea.

Más tiempo del previsto

La sesión está prevista para las 10 de la mañana y se prevé un trámite lo más rápido posible, a partir del hecho de que acordaron no hacer homenajes ni cuestiones de privilegio. Pero ese tiempo ahorrado se perderá por el pedido de que los proyectos se debatan por separado y no como en Diputados, cuando lo único que se hizo separado fueron las votaciones.

Así las cosas se debatirá primero el proyecto de ley de Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos, que cuando sea aprobada en general y particular, dará inicio al debate del proyecto de Medidas Fiscales, Paliativas y Relevantes. Tras la apertura de los miembros informantes, habrá un máximo de 10 oradores por bloque o interbloque, y luego los discursos de cierre.

El mismo esquema se repetirá con el otro proyecto, aunque en este caso en lugar de 10 senadores por bloque, serán 5.

El proyecto de ley de Bases declara la emergencia pública en materia administrativa, económica, financiera y energética, por espacio de un año; luego se delegan en el Poder Ejecutivo Nacional las facultades vinculadas a materias de administración y de emergencia, por el mismo plazo.

En la votación en particular se procederá a hacerlo por capítulo, y así es que se avanzará con la Reorganización administrativa; privatizaciones; Reforma del Estado; Empleo Público; concesiones y una reforma laboral. Hay además una suerte de nueva Ley de Hidrocarburos, y la creación del Régimen de Incentivo para Grandes Inversiones (RIGI), uno de los temas en los que la oposición se muestra más renuente.

En el caso del paquete fiscal, las mayores prevenciones pasan por la regularización de activos, y la restitución del impuesto a las Ganancias para la cuarta categoría son el eje de las principales discrepancias.

Se espera que la sesión se extienda unas 6 o 7 horas para la primera votación en general, tras lo cual se dará inicio a la votación en particular, en caso de que la primera votación resulte favorable a la ley. El debate en particular durará unas 3 horas más y luego será el turno de la ley de Medidas Fiscales, que demandaría un tiempo más acotado.

Trascendió el pedido de designación de Crexell en Francia

Este martes comenzó a circular el envío del pliego al Senado para nombrar a la senadora neuquina como delegada ante la UNESCO.

En vísperas del debate previsto en el Senado para debatir la ley de Bases y el paquete fiscal, claves para un gobierno que a seis meses de haberse iniciado todavía no tiene ni una sola ley aprobada, trascendió el envío del pliego de una senadora clave para la aprobación de ambas leyes en un cargo diplomático.

Se trata de la neuquina Lucila Crexell, quien es contabilizada como uno de los votos favorables con los que espera contar el oficialismo, y que ahora es impulsada por el Gobierno para el cargo de embajadora extraordinaria y plenipotenciaria ante la UNESCO, en Francia.

Senadora desde 2013, Crexell transcurre el quinto año de su segundo mandato, y la semana pasada ya había trascendido su designación acordada con el Gobierno.

Este martes comenzó a circular un documento con fecha 6 de junio de 2024, en el que se da cuenta del pedido de la Dirección General de Asuntos Jurídicos al Senado de la Nación para efectivizar el acuerdo correspondiente.

Sin embargo, ante la consulta efectuada por parlamentario.com, las fuentes del Senado consultadas aclararon que dicho expediente aún no había ingresado.

Como sea, la designación es un hecho, pues finalmente la propia Lucila Crexell lo confirmó ante una consulta periodística. Allí explicó que “esto es una negociación que viene desde mucho tiempo antes. Tengo un acuerdo con (el diputado nacional del radicalismo) Pablo Cervi, que es mi suplente; fuimos juntos en la lista de senadores. El año pasado existía una posibilidad de que yo pudiera ir a un organismo internacional. Estábamos trabajando con Patricia Bullrich. Cuando Patricia pierde ese acuerdo se cae… Bah, no es que se cae el acuerdo, nos quedamos sin la posibilidad de hacer ese cambio en las gestiones. En abril se retoma una posibilidad y me ofrecen un lugar en UNESCO”.

Senado: Definieron cómo será la sesión del miércoles

En principio, se acordó que la sesión será sin cuarto intermedio y los dos proyectos se debatirán de manera separada. Esa metodología, distinta de la elegida en Diputados, haría extender el debate.

Con dos días de antelación, se realizó este lunes por la tarde la reunión de Labor Parlamentaria clave para definir el modo como se desarrollará este miércoles la sesión especial en la que debatirán la ley de Bases y el paquete fiscal.

Con ese objetivo, la presidenta del Cuerpo, Victoria Villarruel, se reunió al caer la tarde de este lunes con los jefes de bloques.

Este miércoles se tratarán en el recinto de la Cámara alta los dos proyectos impulsados por el Gobierno que, luego de que logren su aprobación -como se buscará-, volverán con modificaciones a Diputados. Según trascendió, la sesión que se iniciará este miércoles a partir de las 10 de la mañana será sin cuarto intermedio y con el fin de acotar su extensión, habrá listas de oradores de un máximo de 10 por bloque.

Pero más allá de ese acuerdo hay un factor que extenderá el debate más de lo previsto en un principio. Es que los dos proyectos se debatirán de manera separada, a diferencia de lo sucedido en Diputados, donde el debate fue conjunto y las votaciones por separado.

Se estableció respecto del debate en general que cada interbloque tenga 20 minutos, 10 por orador y 20 minutos por cierre, con excepción del senador José Mayans. En lo posible, el número de oradores será de 20 senadores por cada orden del día, correspondiendo 10 al interbloque del Frente de Todos y 10 al resto de los bloques políticos.

Para el debate en particular, habrá 5 minutos para quien realiza la propuesta y 10 para los informantes.

La votación en particular se hará por capítulos a excepción de aquellos temas que generan mayor discrepancias. Primero se debatirá entonces el proyecto de ley de Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos. Se votará en general y luego se debatirá en particular.

A continuación, comenzará el debate del proyecto de Medidas Fiscales Paliativas y Relevantes. Luego vendrá la votación en general y luego en particular.

La sesión se extenderá no menos de diez horas, y con ese objetivo se acordó no hacer homenajes, ni cuestiones de privilegio. Así y todo, lo más probable es que la ley de Bases se vote en general a media tarde, para luego arrancar con el debate en particular. Ya de noche arrancará el debate del paquete fiscal.

Buena parte de la sesión será presidida por Victoria Villarruel, pero promediando la misma la titular del Senado dejará su lugar al presidente provisional del Senado, Bartolomé Abdala, debido a que cuando salga del país Javier Milei rumbo a Europa la vicepresidenta quedará al frente del Poder Ejecutivo.

Además de Villarruel y el secretario Parlamentario Agustín Giustinian estuvieron los senadores Bartolomé Abdala, Carlos Espínola, Mariana Juri, Edith Terenzi, Mónica Silva, Pablo Daniel Blanco, Juan Carlos Romero, Andrea Marcela Cristina, Juliana di Tullio, José Mayans, Anabel Fernández Sagasti, Carlos Arce, Vilma Bedia, Luis Juez, Ezequiel Atauche, Natalia Gadano, Eduardo Vischi y Lucila Crexell.

La Libertad Avanza llega a la discusión en el Senado tras haber cedido en numerosos cambios en la redacción de ambas iniciativas, sin embargo algunos artículos todavía generan resistencias y podrían ser rechazados. En los cálculos más optimistas, muchos de ellos no saldrán negativamente por dos tercios, con lo cual la Cámara baja podría insistir con su versión original por mayoría simple.

Sin embargo, sí corren riesgo de sufrir un golpe por holgada mayoría el artículo sobre empresas a privatizar en la ley de Bases, a raíz de la fuerte oposición a la inclusión de Aerolíneas Argentinas. También subió la presión sobre el Correo Argentino. En el dictamen, el oficialismo no aceptó quitarlas y así, en caso de que se mantengan, corre riesgo todo el listado. El oficialismo deberá definir si cede en ese punto.

Otro tema que en el “poroteo” anticipaba como derrota para LLA era la restitución del impuesto a las Ganancias, previsto en el proyecto de Medidas Fiscales Paliativas y Relevantes. Pero finalmente el tema fue acordado y están los votos garantizados para que prospere ese articulado.

Los dictámenes de ambos proyectos lograron las firmas con disidencias de la oposición dialoguista hace casi dos semanas atrás. Mientras que el pasado viernes el radical Martín Lousteau presentó sus dictámenes de minoría. No obstante, los primeros en votarse serán los de mayoría.

Los gobernadores de JxC se expresaron a favor de la ley Bases y el paquete fiscal  

A través de un comunicado, el jefe de Gobierno de CABA y nueve mandatarios provinciales señalaron que “cualquier dilación que pueda ocurrir en el trámite legislativo puede afectar no sólo a las finanzas nacionales, sino también a las provinciales”. Un dirigente radical denunció que el comunicado “es falso”.

En la previa al tratamiento en el Senado, los gobernadores que forman parte de Juntos por el Cambio respaldaron a la ley de Bases y el paquete fiscal y señalaron que “resulta indispensable darle las herramientas al gobierno nacional para avanzar con las transformaciones que votó mayoritariamente la sociedad argentina”.

Acompañaron con su firma el jefe de Gobierno porteño, Jorge Macri, y los mandatarios provinciales Alfredo Cornejo (Mendoza); Gustavo Valdés (Corrientes); Leandro Zdero (Chaco); Ignacio Torres (Chubut); Rogelio Frigerio (Entre Ríos); Carlos Sadir (Jujuy); Marcelo Orrego (San Juan); Claudio Poggi (San Luis); y Maximiliano Pullaro (Santa Fe).

El viernes pasado el gobernador Alfredo Cornejo se había reunido con el jefe de Gabinete, Guillermo Francos, para rubricar un acuerdo de colaboración para asegurar la asistencia financiera necesaria para la continuidad de obras públicas prioritarias en Mendoza.

A través de un comunicado en conjunto, afirmaron que “cualquier dilación que pueda ocurrir en el trámite legislativo puede afectar no sólo a las finanzas nacionales, sino también a las provinciales”.

“Necesitamos dar una clara señal a los mercados, al mundo y a los argentinos que nuestro país avanza hacia el equilibrio fiscal, apuesta a la inversión privada y moderniza su sistema laboral. Todos estos ejes han encontrado un consenso mayoritario entre el oficialismo y un sector de la oposición constructiva y dialoguista”, expresaron los mandatarios provinciales.

Por último, sentenciaron que “no hay más tiempo que perder”, y cerraron que “la mayoría de las provincias ha manifestado su apoyo a los instrumentos requeridos por el presidente de la Nación y el Gobierno Nacional”.

DOC-20240610-WA0072.

Sin embargo horas después el exdiputado nacional radical Emiliano Yacobitti -cercano al gobernador Pullaro- desmintió la veracidad de ese comunicado. Lo hizo a través de la red social X:

El senador Blanco confirmó que “Ganancias está superado y acordado con los patagónicos”

El senador de la UCR se opuso a la posibilidad de que haya un cuarto intermedio en la sesión del miércoles, opinó sobre Aerolíneas Argentinas y lanzó críticas contra el presidente Javier Milei y el Indec.

En la previa del comienzo reunión de labor parlamentaria para definir los detalles de la sesión especial que tratará la ley Bases y el paquete fiscal este miércoles en el Senado, el senador nacional Pablo Blanco (UCR – Tierra del Fuego) se refirió al capítulo sobre el regreso de la cuarta categoría del Impuesto a las Ganancias y confirmó que “está superado y acordado con los patagónicos”.

Durante el trabajo en plenario de comisiones, los senadores patagónicos remarcaron que la vuelta de la cuarta categoría del Impuesto a las Ganancias golpearía a los trabajadores por el contexto inflacionario que atraviesa la Argentina. “Con la inflación que hace que tengan una menor capacidad de compra y, por otro lado, con este impuesto que disminuiría sus ingresos”, había explicado.

Del mismo modo, advirtió que “en términos generales, por lo que se venía conversando estarán los votos para la aprobación general, pero la diferencia está en la votación particular”. “Hasta lo que teníamos el viernes, los números dan para la aprobación en general, porque los dichos del presidente Javier Milei muchas veces modifican los ánimos”, remarcó.

En tal sentido, opinó sobre la posibilidad de eliminar a Aerolíneas Argentinas del capítulo de privatizaciones y afirmó que “Sería una buena noticia que la quiten de las privatizaciones, porque me ahorraría un voto en contra”. En tal sentido, señaló que “el Poder Ejecutivo está aceptando una realidad, sino lo verá reflejado en la votación”.

Con relación a los tiempos de la sesión, el senador fueguino se opuso a la idea de que haya un párate en el medio y sostuvo que “debe empezar y debe terminar sin cuarto intermedio”. En ese sentido, recordó el tratamiento trunco de la ley ómnibus en la Cámara baja el verano pasado: “Debemos aprender de los errores que ocurrieron en Diputados”.

Consultado por anuncio del presidente de la Nación en relación a lo que hará si el proyecto de la fórmula de movilidad jubilatoria avanza, Blanco expresó que “ejercer el veto es facultad del presidente, como es facultad del Congreso insistir con el proyecto”.

Y cargó contra el jefe de Estado: “Cada vez que Milei habla demuestra que no está dispuesto a gobernar en un país con división de poderes”. “Él se cree que es el rey o el emperador de la Argentina”, enfatizó.

En el cierre, criticó al INDEC y a la política económica del Gobierno Nacional: “Quiero que los que hacen el índice de inflación me expliquen cómo da 5 puntos con los aumentos desmedidos de servicios que hay porque en mi provincia, el gas aumento alrededor del 1000%”, y cerró: “En el supermercado todos los días aumentan los precios y la realidad no refleja este 5%”.

Villarruel reúne a los jefes de bloques para organizar la sesión en la que se debatirá la ley de Bases

Este lunes a las 18 habrá Labor Parlamentaria en el despacho de la vicepresidenta. El miércoles también se debatirá el paquete fiscal.

De cara a una sesión clave para el oficialismo en el Senado, la vicepresidenta Victoria Villarruel encabezará este lunes desde las 18 la reunión de Labor Parlamentaria con los jefes de bloques, a fin de organizar cómo será el debate de la ley de Bases y el paquete fiscal.

Este miércoles se tratarán en el recinto de la Cámara alta los dos proyectos impulsados por el Gobierno que, luego de que logren su aprobación -como se buscará-, volverán con modificaciones a Diputados.

A raíz de un nuevo viaje del presidente Javier Milei (la octava salida del país en seis meses de gestión), Villarruel se encontrará en las próximas horas a cargo del Poder Ejecutivo. Eso no impediría que esté al frente de la sesión, aunque no la presidiría por completo, pues el mandatario viajará por la noche. De tal manera, es seguro que Villarruel no estará a la hora de la votación, y cuando ella ya no esté en el recinto, la sesión quedará a cargo del presidente provisional, el libertario Bartolomé Abdala.

De Labor Parlamentaria se espera que, además de estipular cuántas horas de debate podrían llevar ambos proyectos, se defina cómo será la votación en particular. En Diputados fue por capítulos.

La Libertad Avanza llega a la discusión en el Senado tras haber cedido en numerosos cambios en la redacción de ambas iniciativas, sin embargo algunos artículos todavía generan resistencias y podrían ser rechazados. En los cálculos más optimistas, muchos de ellos no saldrán negativamente por dos tercios, con lo cual la Cámara baja podría insistir con su versión original por mayoría simple.

Sin embargo, sí corren riesgo de sufrir un golpe por holgada mayoría el artículo sobre empresas a privatizar en la ley de Bases, a raíz de la fuerte oposición a la inclusión de Aerolíneas Argentinas. También subió la presión sobre el Correo Argentino. En el dictamen, el oficialismo no aceptó quitarlas y así, en caso de que se mantengan, corre riesgo todo el listado. El oficialismo deberá definir si cede en ese punto.

Otro tema que en el “poroteo” anticipa una derrota para LLA es la restitución del impuesto a las Ganancias, previsto en el proyecto de Medidas Fiscales Paliativas y Relevantes. A pesar de la exención del 22% para los trabajadores de la Patagonia, los senadores de esa región no están de acuerdo con la vuelta del impuesto.

Los dictámenes de ambos proyectos lograron las firmas con disidencias de la oposición dialoguista hace casi dos semanas atrás. Mientras que el pasado viernes el radical Martín Lousteau presentó sus dictámenes de minoría. No obstante, los primeros en votarse serán los de mayoría.

 

Diputados giró al Senado la media sanción del proyecto de fórmula jubilatoria

El texto fue aprobado con dos tercios de los presentes en la Cámara baja y obtendría también una mayoría holgada en el Senado. Sin embargo, Milei anticipó que lo vetará.

La Cámara de Diputados giró al Senado el proyecto con media sanción sobre una nueva fórmula de movilidad jubilatoria, consensuado entre la oposición dialoguista y Unión por la Patria, y aprobado la semana pasada en el recinto por dos tercios de los presentes con 160 votos positivos, 72 negativos y 8 abstenciones.

Aunque en la Cámara alta también se prevé que tendrá un holgado número a favor, y pese a lo que indica el artículo 83 de la Constitución Nacional respecto de las mayorías que pueden insistir con una ley si el Gobierno la observa, el presidente Javier Milei anticipó que vetará la norma en caso que el Congreso la sancione.

La iniciativa establece que los haberes se actualizarán mensualmente de acuerdo al índice de inflación y que “en ningún caso la aplicación de dicho índice podrá producir la disminución del haber que percibe el beneficiario”.

Además, estipula un aumento adicional en marzo de cada año del 50% de la variación salarial (RIPTE) por sobre la variación del IPC.

También una recomposición en los haberes del 8,1% para alcanzar a la inflación de enero, la más alta del año, que fue del 20,6%. A través del DNU 274/24, el Gobierno había previsto en abril un incremento de 12,5%.

En el caso de quienes perciban un solo beneficio, la ANSeS deberá garantizar el pago de un suplemento dinerario que tendrá carácter alimentario al efecto de que estos ingresos totales no resulten inferiores al último valor disponible de la Canasta Básica Total, multiplicado por 1,09, indica uno de los artículos.

Por otro lado, se instruye a la ANSeS a cancelar, con los recursos tributarios estipulados por ley con asignación específica a la seguridad social, la totalidad de las deudas que mantiene con las provincias cuyos sistemas previsionales no fueron transferidos al Estado nacional, como así también con los beneficiarios del SIPA que cuenten con sentencia firme, en un plazo de seis meses a partir de la promulgación de la ley, que podrán ser prorrogados por seis meses más.

 

 

Una mayoría holgada aprobará la movilidad jubilatoria cuando llegue al recinto del Senado

Tras los dos tercios alcanzados en la Cámara baja durante el debate de la ley previsional, todos los ojos se han fijado en lo que pueda suceder en la Cámara alta con la media sanción.

No hay dudas de que el proyecto que establece una nueva fórmula de movilidad jubilatoria, una recomposición mayor a la otorgada por el DNU 274/24 y un piso para el haber mínimo, y que obtuvo media sanción de Diputados el martes pasado, no tendrá dificultades en ser aprobado en el Senado. Lo máximo que podrá lograr el oficialismo será retrasar su aprobación.

Ya lo ha hecho la titular del Senado, Victoria Villarruel, con el DNU 70/23, cuyo tratamiento en el recinto resistió hasta que pudo. Tiene en ese sentido a su favor la potestad que le da el reglamento del Senado de ser quien determine el llamado a sesión.

Por lo pronto, tendrá que establecer los giros a comisiones, y hasta podrá convocar ahí el oficialismo a reuniones informativas, para no ir a dictaminar directamente. Con todo, el Senado podrá tomarse también sus tiempos para el análisis en comisión, tal cual lo hizo la oposición en Diputados. Decisiones todas que estirarán un poco los tiempos.

Por lo pronto, las comisiones a las que les correspondería este tema serían las de Presupuesto y Hacienda, que preside el jujeño Ezequiel Atauche, y la de Trabajo y Previsión Social, que encabeza la senadora del Pro Carmen Alvarez Rivero (Córdoba).

Pero tarde o temprano el proyecto llegará al recinto y allí tiene el oficialismo todas las de perder, a juzgar por lo sucedido en Diputados. El proyecto será seguramente convertido en ley y tiene todas las perspectivas de lograr en la Cámara alta también los dos tercios. Holgado.

Los conseguiría con los 33 votos de Unión por la Patria, más los 13 de la Unión Cívica Radical, que impulsó el tratamiento del tema en la Cámara baja. Con ellos solos ya se garantiza la aprobación. Ahora iremos por los dos tercios, que ya se superan con los 3 senadores de Unidad Federal (Carlos Espínola, Edgardo Kueider y Alejandra Vigo).

Pero hay más: los misioneros Carlos Arce y Sonia Rojas Decut, del Frente de la Concordia Misionero apoyarán. Y también José María Carambia y Natalia Gadano, de Por Santa Cruz. Todo esto teniendo en cuenta lo sucedido en la Cámara baja. Lo mismo corre para la rionegrina Mónica Silva. Con todos ellos ya se asegurarían los 54 votos.

Pero habría que sumar además a la neuquina Lucila Crexell, si se tiene en cuenta que el diputado del MPN Osvaldo Llancafilo también apoyó en Diputados. Habrá que ver si para esa votación Crexell sigue siendo senadora o, como las versiones anticipan, se irá a la Unesco a ocupar el cargo que el Gobierno le ofrecería. En ese caso, su banca estaría ocupada por un radical, así que el voto a favor de la media sanción de Diputados estaría garantizado.

Del otro lado se ubicarían los 7 senadores de La Libertad Avanza, más los 6 del Pro. 13 voluntades, a las que podrían agregarse los 3 senadores de Cambio Federal, si Juan Carlos Romero mantiene el alineamiento con el oficialismo que viene exhibiendo, y sus compañeras de bancada chubutenses, Andrea Marcela Cristina y Edith Terenzi votan en consonancia con la recomendación que podría hacerles el gobernador Ignacio Torres. Podría garantizarse eso para Cristina, que milita en el Pro, mas no es seguro que Terenzi, de la UCR, lo haga también.

En definitiva, el día que se vote en la Cámara alta, el proyecto aprobado en Diputados el martes pasado saldrá fácilmente con una muy holgada mayoría de entre 54 y 55 votos.

El fantasma de los 2/3 hizo su irrupción e inquieta al Gobierno

La moderación que había aceptado mantener los últimos tiempos y de la que hizo gala en el Cabildo cordobés, Javier Milei la perdió esta última semana en la que llenó de epítetos a la oposición a partir de un nuevo traspié legislativo. Que fue mucho más que una inocua media sanción. Deberá entender que su endeblez legislativa no puede ser compensada con vetos y decretos.

Por José Angel Di Mauro

El que avisa no traiciona, es la consigna que enarboló parte de la oposición dialoguista una vez aprobada en la Cámara baja la ley de Bases y el paquete fiscal. Si bien los proyectos tan reclamados desde el Poder Ejecutivo todavía continúan su peregrinar legislativo, a la espera de su tratamiento en el recinto del Senado, con su posterior y seguro retorno a la Cámara baja, cuando el último día de abril ambos proyectos consiguieron su aprobación por amplia mayoría a partir del apoyo de esas bancadas, algunas voces anticiparon desde el seno de las mismas que cumplido ese objetivo ahora comenzarían a trabajar con temas de su propia agenda.

Esto es, avanzarían con iniciativas tales como la nueva fórmula jubilatoria y los temas relacionados con la educación. Es lo que terminó sucediendo.

Recién al experimentar un fuerte traspié en la sesión del martes pasado en Diputados, el oficialismo más débil de la historia legislativa argentina pareció caer en cuenta de la adversidad que se le presenta delante en el Congreso de la Nación. Por cierto, no fue la del 4 de junio la primera derrota en las cámaras, pero sí la más dura, simbólicamente hablando.

Podría decirse que el primer traspié oficial fue en la sesión preparatoria de diciembre pasado en Diputados, cuando Unión por la Patria impuso el método por el cual se elegiría a los integrantes de las comisiones. Pero esa situación fue resuelta prontamente cuando La Libertad Avanza se alió con la oposición dialoguista y repartió con los más confiables las principales comisiones.

El segundo revés fue obviamente al devolver a comisión el 6 de febrero el proyecto de ley de Bases, cuando ya había logrado la aprobación en general, pero el debate en particular se le iba de las manos. Revirtió esa situación meses después, con la media sanción del 30 de abril pasado.

El golpe más duro hasta entonces lo vivió en el Senado, cuando la oposición rechazó el DNU 70/23; pero ese resultado no tendrá efecto real en tanto y en cuanto la Cámara baja no resuelva avanzar contra ese decreto, cosa que de momento no parece ser la idea.

Lo de la última semana fue impactante por la magnitud que revistió. Si bien la media sanción estaba cantada, lo que no esperaba el oficialismo era un resultado tan contundente en la votación, en la que la oposición alcanzó los dos tercios. Algo que ningún oficialismo puede permitirse nunca, por todo lo que ello implica. Contribuyeron a semejante traspié las ausencias: 7 del Pro, donde un sector se inclinaba por la abstención, pero se impuso la decisión de acompañar a La Libertad Avanza con el voto en contra. Se advierte un reproche a esa decisión en las ausencias, dos de ellas notorias: Silvia Lospennato y María Eugenia Vidal.

Eso no fue todo: los tres integrantes del bloque Independencia, nuevos aliados del oficialismo, pegaron el faltazo a la hora de la votación; también faltaron tres diputados alineados con los gobernadores del Pro Nacho Torres y Rogelio Frigerio.

No está bueno para ningún oficialismo acostumbrarse a perder en el Congreso. Ese resultado tiene que ser algo excepcional, y sin embargo es lo que sucederá cuando este proyecto de movilidad jubilatoria llegue a la Cámara alta, donde se superarán los dos tercios de los votos (52 senadores lo apoyarían). Lo que puede hacer la presidenta del Senado -y lo hará- será demorar el tratamiento de esa iniciativa. Pero inexorablemente sucederá, y cuando Javier Milei cumpla su promesa de vetarlo, ambas cámaras podrían rechazar tal decisión reuniendo los dos tercios cada una.

Esta última semana se demostró que pueden, y ese es el principal motivo de preocupación del Gobierno. Con todos sentados en sus bancas, La Libertad Avanza debería garantizarse la presencia de 85 diputados para bloquear toda posibilidad de dos tercios; contaría con 84. Debería garantizarse la anuencia de dos diputadas sanjuaninas que el martes se abstuvieron, para elevar ese número a 86.

Al presidente se le saltó la chaveta inmediatamente después del traspié. A través de las redes anunció el veto inexorable, e insistió con ello en dos apariciones públicas posteriores. Si solo eso hubiera hecho no era tan grave. Pero por el contrario, Milei acompañó su anuncio de veto con incalificables insultos contra los legisladores opositores. Les dijo “degenerados fiscales”, “chorros”, “casta inmunda” e “hijos de p…”. “Él es así”, justifican los mileístas moderados al ser interpelados por los opositores moderados. Esa argumentación comienza a cansar a quienes son los encargados de darle la gobernabilidad a este oficialismo carente de números en ambas cámaras y cada vez más enmarañado en materia de gestión.

Por caso, no entienden que el presidente se haya dedicado especialmente a pegarle a Miguel Pichetto, por su resistencia a votar la eliminación de la jubilación especial para presidentes y vices. En rigor, el excandidato a vice de Macri reaccionó porque “ya estaba acordado previamente que eso se eliminaba del dictamen”, explicó a este medio una fuente legislativa. Como eso no sucedió, intervino Pichetto. La situación obligó a todos a resolver sobre la marcha, y ahí por ejemplo se dio la curiosidad de que el bloque MID, satélite oficialista comandado por el expresidente del bloque LLA, Oscar Zago, votó dividido: dos contra el artículo 11 y una a favor. También votaron en contra Carolina Piparo y su cuñada Lorena Macyszyn, con quien forma un bloque de dos. Tanto Zago, como Piparo fueron entonces presas de la ira de los trolles libertarios, lo que hartó a la diputada, que se hartó de sus exsocios políticos a los que calificó de “enjambre de violentos, ignorantes e intolerantes”.

Milei sueña con tener una mayoría legislativa en 2025, pero a fuerza de internas e intolerancia, este gobierno no puede contener siquiera a los propios.

Pichetto es un diputado clave capaz de tender los puentes que necesita el oficialismo para tener gobernabilidad. Hasta ahora, actuó como tal. “Pero pareciera que el Gobierno no quiere dejarse ayudar”, advirtió un miembro de ese espacio del medio.

La moderación que había mostrado el presidente en sus últimas presentaciones desapareció por completo. Era obvio que reaccionaría mal ante el resultado adverso del martes, tal su naturaleza. Y como se sabía que era imposible que el oficialismo pudiera revertir una derrota ese día, hay quienes imaginan que el anuncio bien temprano del fuerte aumento a los diputados tenía como fin darle elementos al presidente para más tarde castigarlos con mayor dureza.

No faltan quienes especulan con que la ira presidencial contra los legisladores podría haber sido sobreactuada por el mandatario, a fin de tapar el escándalo creciente que involucra a su ministra preferida, Sandra Pettovello.

No pareciera ser un buen negocio para el Gobierno la irascibilidad presidencial. Los mercados se hicieron eco de todo el combo: el traspié legislativo en Diputados; la demora eterna con la ley de Bases; la ira presidencial; las internas infinitas en el oficialismo; la impericia expuesta en la gestión del Ministerio de Capital Humano y, en definitiva, las dificultades por conseguir resultados concretos, salvo el laudatorio éxito que está teniendo con la inflación.

Tanto ruido generó Javier Milei con sus improperios contra los legisladores, que comenzó a percibirse un malestar creciente en el Senado, donde aún falta la aprobación de la ley Bases. Ante esas perspectivas, cuando ya se especulaba con postergar una semana más el debate para asegurarse los votos de los artículos más ríspidos, la presidenta del Cuerpo oficializó la convocatoria a sesionar: será este miércoles a partir de las 10 de la mañana. A cara o cruz. Con un Congreso sitiado por manifestaciones varias convocadas por los más duros para presionar a los senadores.

Con el presidente de nuevo en el exterior, Victoria Villarruel no podrá presidir la trascendental sesión del miércoles en el Senado. La sesión quedará a cargo entonces del presidente provisional Bartolomé Abdala, que es justamente quien manejó el plenario que debatió la ley. Salvo por privarse de la conducción de la sesión por parte de la vicepresidente, la situación no tendrá consecuencias para el oficialismo, ya que el reglamento le permite al presidente provisional votar, y hacerlo dos veces si es necesario un desempate.

Mientras tanto en el Congreso la oposición en su conjunto se apresta a dar otras batallas. El martes la esperan a Sandra Pettovello en la Comisión de Acción Social y Salud Pública, adonde fue convocada aunque no tiene obligación de ir. No lo hará. Hay una recomendación que en tiempos de Cambiemos la entonces enlace parlamentario Paula Bertol le hizo a ese gobierno: los funcionarios deben ir a las comisiones, pero asegurarse antes tener el manejo de las mismas. La comisión convocante debe ser conducida por el oficialismo, o de lo contrario armar un plenario con una que sí presida el partido gobernante. El presidente de esa comisión es Pablo Yedlin, un diputado de UP razonable y de buen diálogo con todos, pero opositor al fin. Y la oposición más dura espera a la ministra “con cuchillo y tenedor”…

Ya tomó nota el Gobierno de su vulnerabilidad en el Parlamento. De que los 2/3 es una alternativa alcanzable para la oposición. Ese número no es solo capaz de revertir un veto (cosa inédita en estos 40 años de democracia); también puede posibilitar habilitar un juicio político. Procedimiento que, por cautela, por ahora nadie cita en público.

Desde el Congreso saludan a los periodistas en su día

Cada 7 de junio se celebra el día del periodista en honor al primer ejemplar de la Gazeta de Buenos Ayres de 1810 creado por Mariano Moreno. Los mensajes de los legisladores en redes.

 

Desde el Congreso de la Nación saludaron a los periodistas en su día que se celebra cada 7 de junio en honor al primer ejemplar de la Gazeta de Buenos Ayres de 1810 creado por Mariano Moreno.

La senadora nacional y titular del bloque Unidad Ciudadana, Juliana di Tullio, escribió: “Télam y los medios públicos vaciados y en riesgo de privatizar. Periodistas perseguidos y reprimidos. Desprecio y violencia hacia la libertad de expresión. Un especial agradecimiento a quienes ejercen el oficio con dignidad y dan todo en tiempos difíciles”.

Por su parte, el senador bonaerense Maximiliano Abad (UCR) expresó: “Voy a reivindicar siempre la enorme trascendencia que tiene la prensa libre para la democracia. Es la tarea del periodismo la que nos permite mantener viva la libertad de expresión. ¡Gracias a todos los periodistas independientes por su incansable compromiso!”.

El senador radical Martín Lousteau compartió: “Diario, TV, Radio, Streaming, Blog, portales, redes sociales. Hoy el periodismo se ejerce desde muchos lugares y en nuestro país contamos con una pluralidad de voces y miradas, fundamentales para el ejercicio de la libertad de expresión. Feliz día a todos los periodistas que trabajan con convicción y compromiso buscando siempre la verdad”.

“Mi reconocimiento en su día, a periodistas de todos los medios de comunicación, muy especialmente a cronistas parlamentarios de @DiputadosAR y @SenadoArgentina, con quienes compartimos la labor diaria”, saludó el diputado radical mendocino Julio Cobos.

El presidente de la Coalición Cívica y diputado nacional, Maximiliano Ferraro, posteó: “¡Feliz día del Periodista! En épocas de fakenews, deepfakes, bots y trolls, felicitamos a los periodistas de carne y hueso que ponen el cuerpo para investigar e informar con la verdad”.

El Senado convocó a debatir la ley de Bases la próxima semana

La Cámara alta oficializó este jueves la sesión especial en la que serán tratadas la ley de Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos y la de Medidas Fiscales Paliativas y Relevantes.

Finalmente la presidenta del Senado, Victoria Villarruel, oficializó este jueves por la noche la realización de la sesión especial de la Cámara alta en la que serán debatidos los proyectos de ley de Bases y el paquete fiscal. Será el miércoles 12 de junio a partir de las 10 de la mañana.

La fecha no sorprende, pues desde hace varios días que se barajan los días 12 o 13 de junio como probables para el tratamiento de ambos temas. Sin embargo en las últimas horas habían surgido dudas a partir de ciertos planteos que estaban haciendo algunos de los legisladores que están garantizando la aprobación en general.

Indudablemente influyó en los mismos el efecto generado por la derrota asestada por la oposición en Diputados con la ley de movilidad jubilatoria, pero sobre todo  por la airada reacción del presidente Javier Milei contra los que votaron ese tema.

En ese marco, algunos senadores comenzaron a deslizar la posibilidad de condicionar la aprobación de la ley de Bases al “no veto” de la ley previsional.

En este marco es que se decidió desde el oficialismo acelerar los tiempos o, mejor dicho, respetar lo establecido en un primer momento, teniendo en cuenta que quedan todavía algunos días para garantizar los votos en determinados artículos que están en la mira de la oposición para la votación en particular.

Más allá de tantas prevenciones, será el miércoles entonces la fecha elegida, bien temprano para dar tiempo al tratamiento de los proyectos de ley de Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos, y el de Medidas Fiscales Paliativas y Relevantes. Por una cuestión cuantitativa, no será seguramente una sesión de 30 horas, como en la Cámara baja, pero tampoco un trámite demasiado veloz.

Todos buscarán hacerse oír, mientras fuera del Palacio del Congreso habrá un operativo especial para prevenir desmanes que puedan provocarse en una jornada en la que las centrales sindicales y las organizaciones sociales han hecho ya sus convocatorias para rodear el Parlamento el día del tratamiento de las leyes clave para el Gobierno de Javier Milei.

F1717715395_DPP 35.24

UP pidió una sesión especial para interpelar a Pettovello en el Senado 

La fecha solicitada, en principio, era la indicada para tratar la ley Bases en el recinto del Senado. La petición de UP lleva las cinco firmas reglamentarias para exigir la sesión.  

El interbloque de senadores nacionales de Unión por la Patria presentó un pedido formal de sesión especial para este miércoles 12 de junio a las 11 con el fin de interpelar a la ministra de Capital Humano, Sandra Pettovello, por el conflicto con los alimentos guardados en depósitos hace más de seis meses.

La presentación formal fue dirigida a la vicepresidenta de la Nación, Victoria Villarruel, y lleva las firmas del jefe del interbloque, José Mayans; Juliana di Tullio; Anabel Fernández Sagasti; Antonio Rodas; y María Teresa González.

El temario que acompaña el pedido de sesión tiene al proyecto de resolución, firmado por los 33 miembros de UP en la Cámara alta presentado este jueves a primera hora, el cual pretende interpelar a la ministra en el marco del artículo 71 de la Constitución Nacional para que explique con sus palabras lo sucedido con los alimentos retenidos en depósitos de Villa Martelli y Tafí viejo (Tucumán) durante los seis meses de su gestión.

De igual manera, el bloque opositor del Senado le exige a la ministra que aclare la situación respecto a la acusación respecto a la existencia de maniobras ilegales para el cobro de sobresueldos en funcionarios del área a su cargo.

Así las cosas, el oficialismo barajaba la posibilidad de convocar a una sesión para el 12 de junio y tratar de una vez por todas la ley Bases y el paquete fiscal. En este caso, la oposición le ganó de mano y elevó el pedido a Villarruel con las firmas correspondientes.

 

Intendentes expondrán en el Senado sobre la situación del transporte público

A instancias de la senadora Vigo, los mandatarios locales detallarán la situación del transporte urbano de pasajeros en el interior del país.

Este martes desde las 15 se desarrollará una reunión informativa sobre la situación del transporte, de la que tomarán parte  intendentes de las ciudades más importantes del país e integrantes de la Comisión de Infraestructura, Vivienda y Transporte del Senado de la Nación.

La actividad tendrá lugar en el Salón Illia de la Cámara alta y se da a instancias de la senadora nacional por Córdoba Alejandra Vigo (Unidad Federal), quien abogó por el encuentro ante las autoridades de la comisión.

Participarán los intendentes Daniel Passerini (Córdoba), Pablo Javkin, de Rosario; la intendenta de Paraná, Rosario Romero; Jorge Jofré, de Formosa; Ulpiano Suárez, de Mendoza; Othar Macaharashvili, de Comodoro Rivadavia; Eduardo Tassano, de Corrientes; Armando Molina, de La Rioja; Marcos Castro, de Viedma; Mariano Gaido, de Neuquén; Gustavo Saadi, de Catamarca; Raúl Jorge, de Jujuy, Juan Pablo Poletti, de Santa Fe; Leonardo Stelatto, de Posadas, Rodrigo Buteler, de Cipolletti; Martín Pérez, de Río Grande;  Roy Nikisch, de Resistencia; Norma Fuentes, de Santiago del Estero; Pablo Grasso, de Río Gallegos; Emiliano Durand, de Salta; Francisco Azcue, de Concordia; y Damián Biss, de Rawson, Chubut.

En el encuentro, los mandatarios locales detallarán la situación del transporte urbano de pasajeros en el interior del país.

Quienes firmaron los dictámenes

Este jueves se difundieron las versiones finales de los despachos de la ley Bases y el paquete fiscal, los cuales lograron las adhesiones requeridas a última hora del miércoles.

A un mes de la media sanción en Diputados, el oficialismo en la Cámara alta se alzó con los dictámenes del proyecto de ley Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos y el proyecto sobre medidas fiscales, paliativas y relevantes. Este jueves circularon las versiones definitivas con todas las firmas requeridas.

El dictamen de la ley de Bases fue firmado -sin disidencias- por los libertarios Ezequiel Atauche, Bartolomé Abdala y Juan Carlos Pagotto; el jefe de Cambio Federal, Juan Carlos Romero; la monobloquista tucumana Beatriz Ávila; los cordobeses Luis Juez y Carmen Álvarez Rivero; los radicales Rodolfo Suárez y Mariana Juri; y la misionera Sonia Rojas Decut.

Además, con disidencias lo hicieron los radicales Eduardo Vischi, Flavio Fama, Víctor Zimmermann y Pablo Blanco; la chubutense Andrea Cristina (CF); la neuquina Lucila Crexell (CN); la cordobesa Alejandra Vigo (UF); la rionegrina Mónica Silva (JSRN); el santacruceño José Carambia (PSC); la porteña Guadalupe Tagliaferri (Pro); y el entrerriano Edgardo Kueider (UF). Este último escribió “en disconformidad”.

Por otro lado, en el dictamen del paquete fiscal suscribieron el presidente de la Comisión de Presupuesto y jefe del bloque libertario, Ezequiel Atauche; Juan Carlos Romero; y lo hicieron con disidencias parciales los radicales Víctor Zimmermann, Pablo Blanco y Flavio Fama; Guadalupe Tagliaferri, Alejandra Vigo, Andrea Cristina y Mónica Silva

Ley de Bases: finalmente el oficialismo consiguió las firmas para el dictamen

Hubo humo blanco al cabo de una jornada muy intensa en el Senado. Cuando el plenario pasó a un nuevo cuarto intermedio cerca de las 19, no había noticias positivas para el oficialismo, que una hora y media más tarde dejó trascender que había conseguido las firmas suficientes. Cambios clave y la presencia del jefe de Gabinete

Fotos: Comuni

Casi tres horas se extendió este miércoles el plenario que debatió la ley de Bases en el Senado. A  partir de las 15.33 el oficialismo retomó el cuarto intermedio de la semana pasada en el plenario de comisiones en busca de poder dictaminar el proyecto de ley Bases, pero ya en el arranque del encuentro el titular de la Comisión de Legislación General, Bartolomé Abdala, dejó entrever que no contaban con los números suficientes para poder dictaminar este miércoles, pese a la cantidad de cambios que introdujeron. Mientras tanto, continuaban extramuros las negociaciones. Promediando la tarde comenzó a circular para la firma el dictamen de La Libertad Avanza.

Las cosas se habían complicado y la situación parecía empantanada cuando cerca de las 19 se anunció un nuevo cuarto intermedio, sin precisar fecha. Mientras tanto, en la presidencia del Senado se encontraba una vez más el flamante jefe de Gabinete, Guillermo Francos… para seguir negociando. Señal de que las firmas no estaban todavía. Hubo más negociaciones en el y finalmente cerca de las 20.30 hubo humo blanco. Y la confirmación vino desde Casa Rosada. El vocero presidencial, Manuel Adorni, lo anunció a través de su cuenta de X. También el presidente de la Cámara baja, Martín Menem, confirmó por la misma vía.

El oficialismo descontaba que a lo largo de esta jornada podría alzarse con el dictamen de mayoría, contando con las firmas propias, las del Pro, más las de la mayoría de los miembros del radicalismo. Según pudo saber este medio, al caer la tarde les faltaba conseguir las firmas de Pablo Daniel Blanco y Maximiliano Abad, pero confiaban en conseguirlo. Además de los radicales, tenían las firmas de la cordobesa Alejandra Vigo y la rionegrina Mónica Silva.

Entre las firmas que finalmente permitieron el vuelco definitivo en favor del dictamen estuvieron las de Guadalupe Tagliaferri, de quien se especulaba que terminaría alineándose con Martín Lousteau, y la firma en disidencia del entrerriano Edgardo Kueider.

Si bien hace semanas antes había dicho que terminaría votando como lo confirmó este miércoles, el radical fueguino Pablo Daniel Blanco era  uno de los que ofrecían dudas, por su cantidad de objeciones. Sin embargo anunció su acompañamiento en su intervención de este miércoles en el plenario. Allí cargó duramente contra la ley, detallando todas sus críticas, pero finalizó diciendo que “yo represento orgulloso a la UCR y también debo escuchar –más allá de que no sean de mi zona- a los gobernadores de mi partido y las necesidades que ellos manifiestan… Así que bueno, estos son parte de los fundamentos por los cuales yo voy a acompañar en general esta ley Bases, porque me veo obligado por razones esencialmente partidarias, porque si fuera por mi propia decisión no acompañaría”.

A  lo largo de este miércoles se especulaba con que habría cuatro dictámenes: uno de La Libertad Avanza y sus aliados; otro de rechazo de Unión por la Patria; un tercero de Martín Lousteau y el último, del senador José María Carambia de Por Santa Cruz. Con ese diagnóstico no había chances para conseguir las firmas necesarias. Finalmente se produjo un vuelco cuando Carambia fue convencido al aceptársele una modificación en materia de regalías mineras.

Precisamente Carambia había anunciado a través de una nota que le envió al titular de la Comisión de Legislación General, que teniendo en cuenta que el dictamen elaborado por el oficialismo no incluía ninguna de las propuestas que él había solicitado, y considerando que él estima que “algunas cuestiones específicas del proyecto deben mejorarse”, estaba trabajando en la elaboración de “un dictamen propio que se presentará oportunamente integrando el texto original con las propuestas de cambios, modificaciones y agregados que considero relevante hacer respecto del proyecto ley de Bases”.

Según trascendió este miércoles por la noche, el Gobierno aceptó a través de Guillermo Francos una suba en la percepción de las regalías mineras provinciales del 3 al 5%. La nueva redacción del proyecto señala que “las provincias que adhieran al régimen de la presente ley y que perciban regalías o decidan percibir, no podrán cobrar un porcentaje superior al 5% sobre el valor boca mina del mineral extraído”. Con eso se aseguraron la firma de Carambia.

Entre las últimas modificaciones a las que habría accedido el oficialismo, en Ganancias -que figura en el paquete fiscal- se habría aceptado que los trabajadores de la Patagonia tributen diferente. Se incorporaría ahí un artículo donde se les permitiría a los empleados de esa región pagar una alícuota menor del impuesto. Sería del 22%.

Abdala sostuvo que “en la última sesión se ha debatido bastante, se ha seguido trabajando, hemos tenido bastantes sugerencias, expositores, concejos, muchas cosas han sido conformadas por esta comisión y por el mentor del proyecto que es el oficialismo, pero esta ley ya sufrió varios cambios de la media sanción en Diputados y creo que la cantidad de sugerencias que se han brindado con la creatividad sana de muchos senadores, esto habla de que estamos frente a una ley que indudablemente tiene la participación directa del Congreso. Esto no fue un mensaje de tipo dictatorial, sino todo lo contrario”.

“Se ha debatido, se ha hablado, se han escuchado las distintas sugerencias y es una ley que tiene mucha de la inteligencia de los que estamos acá presentes”, resaltó y comentó: “Se elaboró un borrador que fue consensuado por muchos de los bloques que se animaron a la elaboración de esta nueva ley, motivo por el cual, surgió un borrador que nos animamos a decir que lo vamos a hacer circular para la firma a los efectos de que este dictamen tenga la cantidad de firmas que exige la reglamentación para poder pasarla a sesión a esta ley que para el oficialismo es muy importante, necesaria. Le agradezco a los que nos acompañan”.

El debate

Pidió la palabra el jefe del bloque de Unión por la Patria, José Mayans (Formosa), quien destacó las jornadas de trabajo en comisión con la participación de expositores que “han aportado su conocimiento y visión de ambos proyectos de ley”, pero reclamó que “quedaron varios expositores y siguen solicitando por la envergadura de ambos proyectos”.

“Acá falta un gran acuerdo, un nuevo trato donde estén contempladas las distintas situaciones. Se habla mucho del Pacto de Mayo, ahora Pacto de Junio, pero no vemos un papel donde se hable de las cajas de las provincias previsionales no transferidas que el Gobierno dejó de enviar, no se habla del FONID, no se habla de la obra pública, no se habla del tema salud, y así son muchos los temas pendientes para poder hablar de una política federal”, criticó.

Mayans planteó que “es muy difícil generar diálogo en medio de todo lo que está pasando y con una ley que le da el poder absoluto al presidente que cambia para siempre el sistema con dos proyectos de ley que son de dominio que no tienen nada que ver con el sistema federal de Gobierno, ni republicano”.

Todos sabemos que es un despacho muy exiguo y se pretende que llegue al recinto, se vote, vaya a Diputados y lo ratifique así. El jefe de Gabinete vino a hacer un diálogo entre ustedes, porque el verdadero diálogo es cuando se habla con las fuerzas opositoras y se contempla la posibilidad de resolver los problemas de los distintos sectores y de las provincias, hablar con el Parlamento y no faltarle el respeto, eso es el verdadero diálogo. El proyecto de ley ha sido totalmente rechazado por todos y si no consiguen dictamen, hay gente que quiere seguir expresándose”, cerró.

A continuación, hizo uso de la palabra la senadora porteña Guadalupe Tagliaferri (Pro) quien cuestionó al oficialismo porque “en esta instancia, que ya hemos recibido un borrador del dictamen, deberían explicar las modificaciones que se hicieron a fin de que el dictamen que circulen estemos todos de acuerdo porque si no se entiende qué vamos a firmar, lo que vino con media sanción o esto que circuló en términos informales por los WhatsApp de los senadores”.

Tagliaferri sostuvo que “la ley evidentemente era mejorable, lo que hemos planteado tenía lógica”, y celebró que hayan ampliado la cantidad de organismos que no se pueden “disolver” que “pueden ser mejorados, pero no hacerlos desaparecer” desde el INTI hasta el Banco de Datos Genéticos. Pero consultó por la modificación en la cantidad de monotributistas anexados que pasaron de 5 a 3.

“Celebro que no era tanto mi planteo con el 163 la inconsistencia del 222 porque se invita a las provincias a adherirse. Yo creo en el RIGI, pero también en las empresas argentinas que a pesar de todo sostuvieron la bandera y se quedaron, no era digno que se quedaran por fuera de la posibilidad de tener incentivos”, expresó y consultó por el tiempo de 2 años como plazo para que las empresas puedan inscribirse al RIGI.

Abdala le aclaró sobre el monotributo que “fue una petición de un senador que se entendió razonable y se conformó y se incluyó”. Sobre el 163 y 222 agregó que “también corresponde a otra inquietud de otro senador que sugirió y se solicitó que se diera que las provincias tienen que buscar la adhesión de la presente ley”. Al referirse al RIGI y los beneficios a empresas nacionales explicó: “Las máquinas deben ser nuevas para poder pertenecer al sistema de beneficios y el Registro de Proveedores van a poder importar los insumos sin tener el pago de aranceles en la medida que sean para los proyectos aprobados en el RIGI y, en cuanto a los años, se pueden extender a cuatro años o por tiempo indeterminado”.

“Todo lo que se trabajó con los distintos bloques, incluso el Pro, fueron sugerencias que enarbolamos entre todos y por eso digo que es una ley del Congreso donde ha tenido la creatividad de muchos de nosotros”, ponderó Abdala.

La vicejefe del bloque UP, la mendocina Anabel Fernández Sagasti, hizo hincapié en el RIGI y en el artículo 167 que habla de proveedores: “El artículo es muy ambiguo y amplio y no creo que satisfaga las expectativas de las cámaras que vinieron acá de que la industria nacional pueda ser proveedora en las mismas condiciones que los artículos importados a tasa cero”, cuestionó: “¿Cuáles van a ser los requisitos que les van a pedir a los proveedores para la inscripción para las empresas nacionales? ¿200 millones de dólares? Puede tener muy buenas intenciones, pero lo deja librado a la reglamentación”, y planteó: “Creo que el texto es muy amplio, pero estamos a tiempo de corregirlo y hacer una reglamentación que proteja cabalmente a la industria nacional”.

Fernández Sagasti criticó que “esta nueva redacción no toca los dos temas centrales que es restringir el RIGI a las inversiones extractivas y se le sigue dando jurisdicción al CIADI. Son las dos situaciones gruesas y profundas que vemos con mayor preocupación. Deja en desprotección a la industria nacional y en competencia desleal y, encima, estamos hablando de un régimen que no puede ser cambiado por 30 años a las inversiones y estamos de acuerdo, pero no con la amplitud del proyecto ni con la competencia desleal”.

Por su parte, la cordobesa Carmen Álvarez Rivero afirmó: “Todas las modificaciones yo las entiendo como una derrota porque se mantienen todos los organismos que nos quitan fondos a las provincias”, y destacó la importancia del RIGI como fuente de inversiones y le pidió al oficialismo que “le demos firma al dictamen”.

La chubutense Edith Terenzi lamentó que “muchas de las sugerencias que propuse no fueron tomadas”, y manifestó su desacuerdo con no incorporar al Organismo Regulador de Seguridad de Presas y al Instituto de Nivología y Glaciología como “organismos a proteger”, con el artículo 7 sobre la eliminación del Fondo Fiduciario de Régimen de Recuperación para la Ganadería Ovina, por la idea de privatizar el Correo Argentino, Aerolíneas Argentinas y Radio Nacional, sobre el artículo 96 que deroga el estatuto del viajante, sobre el 174 del RIGI y el 207 porque “no hay ninguna variable ambientan a lo largo de todo el articulado ni aspectos ambientales”.

Abdala le aclaró que “ya hay una ley ambiental que cada provincia lo aplica, por lo que ningún proyecto puede desvirtuarse de lo que cada provincia exige”.

En su intervención, el neuquino Oscar Parrilli (UP) calificó de “meros maquillajes” las modificaciones en el borrador y “no cambia para nada el objetivo de fondo de los proyectos y cuáles serían las consecuencias para la economía del país”.

“Estamos en desacuerdo y vamos a rechazarlo porque estas ideas que se proponen no son nuevas en el país y ya se han implementado y el resultado ya sabemos cuál es. No es ninguna idea nueva. Una razón por la que nos oponemos es porque este proyecto no resuelve el problema fundamental que tiene la Argentina, la deuda externa y las políticas que impone el FMI”, expresó.

Parrilli apuntó: “Se está haciendo maquillaje a un proyecto de ley viejo, vetusto, que no sirve absolutamente para nada y lo único que va a hacer es agravar los problemas del país. No viene a fomentar las inversiones tampoco con el RIGI y no modifican lo sustancial del RIGI porque esta para cualquier tipo de actividad”.

El porteño Martín Lousteau (UCR) cuestionó: “Con respecto a las modificaciones en los aspectos más controversiales de la Ley Bases, la verdad es que los cambios que se le han hecho a la ley son meramente cosméticos, no hay cambios en profundidad de lo que se ha aceptado modificar”.

“Lo que van a hacer con el RIGI es que en cada área donde ingrese alguien a una actividad donde ya haya otros haciendo lo mismo va a haber distorsión de mercado enorme porque a unos les dan beneficios y a los anteriores no”, alertó el radical.

La bonaerense Juliana Di Tullio (UP) también criticó que “las modificaciones hacen todo lo contrario de lo que los expositores han pedido, el Gobierno desprotege la industria nacional. No quieren competitividad de igual a igual con capitales extranjeros, quieren destruir la industria nacional con el artículo 3 y el 188. Esta ley no ha recogido cambios sustanciales para mejorarla, esto es invotable. No hay cambios de los que se han sugerido, no cambió en nada”.

Al cierre el encuentro, el chaqueño Víctor Zimmermann expresó: “Todos tenemos el compromiso de trabajar para generar las condiciones necesarias para que la Argentina salga adelante. No existen leyes perfectas, tenemos que encontrar los consensos que la ciudadanía nos está reclamando”, mientras que el titular del bloque UCR, el correntino Eduardo Vischi, planteó: “Hay una Argentina que votó un cambio y esos que votaron deben hacerse responsables de lo que votaron. Lo que hoy debemos decidir es si le vamos a dar al Gobierno la posibilidad de tener una ley con la que pueda llevar adelante su proceso”.

Los senadores desistieron de volver a aumentarse los sueldos

A pedido de Victoria Villarruel, los presidentes de los bloques resolvieron retrotraer la medida que les hubiera proporcionado ganar casi $8 millones en bruto.

Tras el fuerte aumento en las dietas que se aprobó a mano alzada en abril pasado dentro del recinto de la Cámara alta, se conoció este miércoles que los senadores nacionales recibirían un nuevo incremento, con el cual alcanzarían los casi 8 millones de pesos -en bruto- de sueldo.

La suba se debía al acuerdo paritario de los empleados del Congreso, en el cual se estableció un reajuste acumulativo en el valor de cada unidad de módulo de un 2% para abril y un 7% para mayo.

Sin embargo y ante la previsible reacción adversa de todos los sectores, los senadores resolvieron dar marcha atrás con esa medida.

Según pudo saberse, fue a pedido de la titular de la Cámara, Victoria Villarruel, quien con el correr de la tarde recibió una nota firmada por todos los bloques del Cuerpo en el que le pedían que no se les modificara el salario actual.

La nota enviada por los senadores hace referencia al aumento aprobado el 18 de abril, ante lo cual expresan “claramente que en esta oportunidad no se modifique la dieta establecida mediante el régimen antes mencionado, hasta tanto se determine un nuevo sistema de liquidación en función de los varios proyectos que se encuentran pendientes de tratamiento en relación a este asunto”.

“En base a lo expuesto, solicitamos expresamente que la liquidación sea tal cual la realizada el mes anterior, sin contemplar los incrementos brindados al personal del Senado de la Nación”, concluye la nota.

El proyecto aprobado el 18 de abril estableció que “a partir del mes de mayo del presente año, los senadores nacionales percibirán un total de 13 dietas anuales” y que “cada una de las mismas será equivalente a 2.500 módulos más un adicional de 1.000 módulos por gastos de representación y 500 módulos de adicional por desarraigo”.

A partir de esa resolución, las dietas habían quedado en más de 4 millones de pesos netos y más de 6 millones en bruto. Ahora, mediante el incremento de los módulos, los sueldos de los legisladores iban a ascender a más de 5 millones de pesos netos y casi 8 millones en bruto.

Con esta nueva suba, las dietas de los diputados nacionales quedarían más retrasadas, dado que cuando en marzo pasado el presidente Javier Milei les exigió a Martín Menem y Victoria Villarruel dar marcha atrás con el aumento del 30% -que había sido por las paritarias del Poder Legislativo-, y luego de la resistencia de la vicepresidenta, ambos firmaron una resolución que terminaba con el “enganche” de los legisladores a las paritarias de los empleados. En el Senado, con el proyecto votado, eso se modificó, mientras que en la Cámara baja todavía no se resolvió cómo será la actualización. Menem había prometido que el acuerdo con las distintas fuerzas se buscaría luego de la aprobación de la ley de Bases, pero todavía no sucedió.

 

En su primer día como jefe de Gabinete, Francos fue al Senado para acelerar la ley Bases y el paquete fiscal

Tras la reunión en el despacho de Villarruel, que ya estaba pactada con anterioridad, el funcionario aseguró que hay “una posición con bastantes consensos” para poder lograr los dictámenes este miércoles. 

En su primer día como jefe de Gabinete, Guillermo Francos llegó este martes al Senado con la intención de acelerar los acuerdos en torno al proyecto de la ley de Bases y el paquete fiscal, durante un encuentro que mantuvo con presidentes de bloques en el despacho de la vicepresidenta Victoria Villarruel

La reunión estaba pactada con anterioridad a la noticia que se dio este lunes por la noche, con la renuncia de Nicolás Posse y el reemplazo de Francos, que dejó así el Ministerio del Interior -rebajado ahora a Secretaría-. 

De la cumbre, realizada con el objetivo de definir el destino de ambas leyes en la Cámara alta, participaron, además de Francos y Villarruel, el vicejefe de Gabinete, José Rolandi; la secretaria de Planeamiento Estratégico Normativo, María Ibarzabal Murphy; el presidente provisional del Senado, Bartolomé Abdala; y el secretario parlamentario, Agustín Giustiniani.

En tanto, estuvieron los jefes de bloques Ezequiel Atauche (LLA), Luis Juez (Pro), Eduardo Vischi (UCR), Juan Carlos Romero (Cambio Federal), Carlos Espínola (Unidad Federal) y Carlos Arce (Frente de la Concordia de Misiones). 

El flamante jefe de Gabinete, que más temprano había dado una conferencia de prensa en Casa Rosada y luego reunió a los ministros en el restaurante Pertutti, aseguró al salir del Senado que este miércoles tienen la expectativa de que los proyectos tengan dictamen. Las comisiones están citadas a partir de las 15.

“Hay un dictamen de comisión que se va a circular, en el que hay acuerdos aparentemente suficientes como para aprobarlo”, dijo en declaraciones a la prensa sobre la ley de Bases. “Ha habido reuniones en las que se han tomado muchos puntos que han planteado los senadores y también las distintas entidades que vinieron este mes”, agregó en referencia a los expositores invitados. 

El funcionario afirmó que el oficialismo y los bloques dialoguistas llegaron “a una posición con bastantes consensos”. No obstante, admitió que “nunca es posible encontrar coincidencias totales, siempre va a haber diferencias. El Gobierno acepta hasta donde le parece que puede aceptar y después lo otro se debatirá”. 

Consultado por uno de los pedidos de la oposición respecto de las privatizaciones de Aerolíneas Argentinas y Correo Argentino, Francos confirmó que el oficialismo hasta ahora no retiró esas empresas del listado. “Así está previsto en el dictamen, habrá que ver si en las aproximaciones finales lo acuerdan o no”, expresó. 

Luego de retirarse, la reunión continuó en el despacho de Villarruel, quien se encuentra además a cargo del Poder Ejecutivo por el viaje del presidente a Estados Unidos.

 

Mondino se presentará por primera vez en el Senado ante la Comisión de Relaciones Exteriores

La canciller hará su debut en el Congreso este martes. La reunión se realizará desde las 16 en el Salón Illia.

En medio de la crisis diplomática con España, país que recientemente retiró a su embajadora de Argentina, la canciller Diana Mondino hará su debut en el Congreso: se presentará en el Senado ante la Comisión de Relaciones Exteriores y Culto este martes. La reunión será desde las 16 en el Salón Illia.

Sin dudas, se espera que reciba por parte de los legisladores numerosas consultas sobre la política internacional del Gobierno, que ha tenido diferentes episodios destacados desde el arranque de la gestión de Javier Milei. Incluso con declaraciones de la propia funcionaria, motivo por el cual en la Cámara de Diputados también han pedido citarla.

La canciller asistirá en el marco de la tensión en la relación con España, desatada por los cruces entre Milei y el presidente español, Pedro Sánchez. Si bien los idas y vueltas comenzaron desde el año pasado, durante la campaña electoral, el clímax se alcanzó cuando el mandatario argentino desde la cumbre de Vox -partido de ultraderecha en España- acusó de corrupta a la esposa de Sánchez.

El conflicto escaló al punto que la embajadora María Jesús Alonso Jiménez primero fue llamada a consulta por el canciller español José Manuel Albares, para luego anunciarse su retiro definitivo, paso previo a romper relaciones diplomáticas.

Ante este hecho, Mondino intentó minimizar su impacto, al decir que los cruces entre los presidentes “son un tema interno, político” que no debería afectar la relación entre ambos países. “España es de una importancia monumental para la Argentina. Y eso es algo que no debería afectar el vínculo durante los próximos años”, sostuvo la funcionaria.

Asimismo, la canciller dijo que le “sorprendió” la repercusión que tuvo que Milei se refiriera a Begoña Gómez, la esposa de Sánchez. “Es una cuestión que me sorprendió, porque era un comentario en donde no se nombra a nadie en particular. No fue un agravio a España, ni siquiera un agravio a una persona. Pero cada uno interpreta lo que quiere”, subrayó al disertar la semana pasada en el Congreso Anual del Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas (IAEF).

Las relaciones con Brasil, Colombia, China, Israel y Estados Unidos también podrían entrar en el radar de preguntas que la esperan en la Cámara alta.

Ley de Bases y paquete fiscal: el oficialismo buscará cerrar acuerdos en una reunión clave en el Senado

El ministro del Interior, Guillermo Francos, y la vicepresidenta Victoria Villarruel se reunirán este martes con los referentes de la oposición dialoguista en la previa de las comisiones.

Victoria Villarruel y el jefe del bloque oficialista, Ezequiel Atauche (Foto: Comunicación Senado)

A casi un mes de la media sanción de la ley de Bases y el paquete fiscal en la Cámara de Diputados, el oficialismo en el Senado encarará este martes una reunión clave con los referentes de la oposición dialoguista. Claro está que no será el primer encuentro a puertas cerradas de negociaciones entre funcionarios y senadores, pero se anticipa como una cumbre definitoria de cara a la firma de los dictámenes, objetivo que se vio postergado para La Libertad Avanza durante tres semanas consecutivas.

La búsqueda de acuerdos se dio con una serie de traspiés cometidos por el Gobierno -incluidas desprolijidades internas-, que en un primer momento no incluyeron a la vicepresidenta Victoria Villarruel como intermediaria, pese a su llegada a los distintos bloques.

Este martes, la reunión se dará en el despacho de la presidenta de la Cámara alta, con ella como anfitriona y la visita del ministro del Interior, Guillermo Francos, que volverá a tomar protagonismo después de que las acciones del vicejefe de Gabinete, José Rolandi, no mostraran resultados. En paralelo, Francos es el que encabeza las negociaciones con los gobernadores.

Tanto desde los bloques “dialoguistas” como de las bancadas con terminal en sus fuerzas provinciales, los pedidos de modificaciones para acompañar las iniciativas ambicionadas desde Casa Rosada fueron aumentando con el correr de los días. El pasado jueves por la noche, luego de una nueva postergación del dictamen en comisiones, circuló un borrador de la ley de Bases que incluía cambios en el cuestionado Régimen de Incentivos a las Grandes Inversiones (RIGI), pero no tocaba la lista de empresas a privatizar, entre otros puntos.

Durante el último fin de semana hubo más intercambios de textos. En lo que correspondería al paquete fiscal, el oficialismo está dispuesto también a ceder modificaciones al blanqueo de capitales y el impuesto a los Bienes Personales. Sin embargo, sería inflexible en la restitución del impuesto a las Ganancias para los trabajadores de la cuarta categoría, un capítulo que, con el rechazo rotundo de los patagónicos, corre riesgo.

Con los 33 integrantes de Unión por la Patria plantados en el rechazo en general de ambos proyectos (a 4 de la mayoría), La Libertad Avanza -en extrema minoría en el Senado- deberá hacer todos sus esfuerzos para convencer al resto de los bloques. No obstante, si la oposición reuniera los dos tercios de los votos en contra para determinados capítulos, como podría ser Ganancias, el oficialismo sabe que la versión original no podrá ser sostenida en la vuelta a la Cámara de Diputados.

“Vamos a seguir trabajando para que el acuerdo de mayo sea una realidad en Argentina”, aseguró Javier Milei durante su discurso por el acto del 25 de Mayo en Córdoba, fecha en que había propuesto tener las leyes sancionadas y firmar el pacto con los gobernadores. A pesar de que los planes no salieron, el presidente fue más allá e hizo un nuevo anuncio: la creación del Consejo de Mayo, una vez que los proyectos salgan del Congreso.

Las comisiones fueron citadas para este miércoles. A las 15 será el plenario de Legislación General, Presupuesto y Hacienda y Asuntos Constitucionales, por la ley de Bases; y a las 17 está prevista la de Presupuesto para Medidas Fiscales Paliativas y Relevantes, conocida como el paquete fiscal.

Mayans cuestionó al oficialismo por la ley Bases y el paquete fiscal: “Levantaron el debate en comisión porque no lo pudieron sostener”

El jefe del bloque de UP criticó la media sanción de ambos proyectos: “Lo que votó Diputados es una cosa verdaderamente lamentable”, y apuntó contra Javier Milei: “Fue patético lo del presidente en su show”.

El senador nacional y jefe de la principal bancada opositora, José Mayans (Formosa), cuestionó al oficialismo por el tratamiento de los proyectos de ley Bases y el paquete fiscal: “Levantaron el debate en comisión porque no lo pudieron sostener”, y resaltó que se han propuesto más de 100 cambios de distintos bloques.

En declaraciones por Radio 10, Mayans apuntó: “Tenemos un relato construido por el oficialismo con el que ha ganado las elecciones, que es absolutamente mentiroso y, aparte de eso, tenemos un presidente que actúa en consecuencia de su relato y los resultados están a la vista. Esos resultados son Misiones porque la mayoría de las provincias tienen esas dificultades porque la canasta básica está en dólares y los salarios en pesos, esa es la realidad que tiene el país y mucha gente luego de la brutal devaluación pasó a la pobreza o a la indigencia”.

Al referirse a la ley Bases y el paquete fiscal señaló que “una ley es para 30 años y la otra es para 15 años, la mayoría de los expositores rechazan las leyes”, y remarcó que “hay gente de distintos bloques que han propuesto más de 100 cambios a las leyes”.

“Capaz el presiente no está enterado que el miércoles fue el propio oficialismo el que levantó el debate porque no lo pudo sostener, lo mismo pasó con la Ley Bases”, criticó.

En esa línea, el formoseño relató: “Ellos pensaban que el miércoles, yo sé por datos internos, que tenían una presión muy fuerte que antes del show de Milei en el Luna Park tenían que tener el despacho de comisión y eso alteró todo el trabajo del sistema del Parlamento. Cuando fuimos a la reunión de comisión, ni el oficialismo sabía cuál era el despacho que se iba a sostener y ante la pregunta de distintos bloques decían que iban a tener una respuesta para la tarde, pero vino el presidente de la comisión y la levantó porque no tenía ni el funcionario ni la respuesta”.

“Lo que votó Diputados es una cosa verdaderamente lamentable, es realmente grave lo que afecta esta ley a los distintos sectores del país”, cuestionó.

Sobre la ley Bases, Mayans rechazó la delegación de facultades “a una persona que dice que el Estado es una organización criminal e insensible”. En ese sentido, criticó el show que dio el presiente en el estadio Luna Park en la presentación de su libro: “Ese show que dio a la par con la gente en la calle de Misiones y de otras provincias reclamando lo básico para tener vida digna y él haciendo ese show, fue patético lo del presidente y después en Córdoba haciéndose el bueno de que ofrece diálogo cuando se comporta caprichosamente cuando las cosas no le salen como él quiere insulta al Parlamento, a los senadores, a los diputados, pero hasta ahora el diálogo no aparece”.

“No hay una sola acción que demuestre que va a respetar el sistema republicano de Gobierno porque lo que no quiere es el control del Parlamento y no hay indicios sobre el Presupuesto que tiene que presentar en septiembre, solo quiere su ley Bases y ley fiscal que (Mauricio) Macri lo apoya porque es un gran lavado del grupo Macri”, agregó.

El jefe de la bancada de Unión por la Patria planteó: “No tenemos respuestas del oficialismo respecto de las propuestas de cambio. La mayoría no comparte la delegación de facultades, después la información sobre los entes descentralizados que quieren hacer desaparecer, fondo fiduciario, sistema de seguridad social. Necesitamos una visión más seria y responsable porque el oficialismo no se presenta para debatir”.

“Lo que esperan los bloques hasta ahora es si el oficialismo va a aceptar o no las propuestas hechas por legisladores que hasta ahora estaban acompañando al Gobierno y no hubo respuesta”, manifestó y cerró: “Si nosotros accedemos a esto, ej Ganancias, después vamos a tener a todas las provincias como Misiones reclamando actualizaciones salariales y el Estado lo deja en manos de las provincias y se desentiende de todo”.

Ley de Bases: Nuevo intento del oficialismo para conseguir dictamen

Este viernes se convocó a una nueva reunión plenaria en el Senado. También fue convocada la Comisión de Presupuesto para seguir con el paquete fiscal.

Una semana después de haber entrado nuevamente en cuarto intermedio tras ver frustrada la posibilidad de tener dictamen, el plenario de comisiones de Legislación General, Presupuesto y Hacienda y Asuntos Constitucionales del Senado se reunirá por séptima vez el próximo miércoles 29 de mayo a las 15 para retomar el tratamiento de la ley Bases. Desde el oficialismo mantienen firme la idea poder dictaminar en esa reunión, y con tal objetivo, hasta entonces seguirán las negociaciones con los senadores que esperan convencer para aportar las firmas necesarias para alzarse con el dictamen de mayoría.

También la Comisión de Presupuesto y Hacienda, a cargo del jujeño Ezequiel Atauche (LLA), se reunirá ese mismo día. Será el cuarto encuentro de la misma por este tema, y la reunión están convocada para el término del plenario con la misma premisa respecto al proyecto de ley sobre medidas fiscales paliativas y relevantes, conocido como paquete fiscal. La idea es que sea a las 17, pero está sujeta a la duración del tratamiento de la ley Bases.

Según anticiparon fuentes libertarias, cuando se reanuden las reuniones tras los cuartos intermedios, se pondrán a circular los respectivos dictámenes.

El presidente de la Comisión de Legislación General (cabecera), Bartolomé Abdala, anunció el pase a un cuarto intermedio en el final de la reunión del último miércoles y rápidamente fue cuestionado por toda la oposición al no establecer una hora y fecha para retomar el debate.

Asimismo, en el último encuentro, los senadores de la oposición dialoguista (Unidad Federal y la Unión Cívica Radical) plantearon una serie de modificaciones que fueron tomadas por el presidente provisional de la Cámara alta, en función de preparar un borrador del despacho que finalmente sea dictaminado.

Ya sin invitados en lista, el oficialismo pretende llegar al miércoles con los acuerdos necesarios de modo tal que el proyecto de ley Bases y el paquete fiscal estén listos para ser llevados al recinto.

Será una semana de actividad intensa en el Senado, donde este martes la Comisión de Relaciones Exteriores y Culto del Senado recibirá por primera vez a la canciller Diana Mondino para que informe los lineamientos del Gobierno en política exterior. Será en un momento muy especial, por la fuerte discordia generada con el gobierno español.

Martín Menem acusó al kirchnerismo en el Senado de “obstruir” la ley Bases

El presidente de la Cámara de Diputados le solicitó al Senado “que devuelva la Ley Bases”, y apuntó: “Al kirchnerismo no le alcanzó con dejar a la Argentina devastada”.

El presidente de la Cámara de Diputados, Martín Menem, criticó con dureza a los senadores y los acusó de estar “relegando la mejora del país” al no tomar una decisión sobre el texto de la ley Bases que se encuentra demorado en el Senado.

En declaraciones radiales, Menem recordó que la iniciativa ya tiene media sanción en Diputados y aseguró: “Me gustaría que las cosas sean más rápidas”.

“Hace cinco meses que el poder Legislativo no le ha dado una ley al presidente. Esperamos que los senadores trabajen a toda máquina y nos puedan devolver la Ley de Bases para todos los argentinos”, afirmó el presidente de Diputados y apuntó contra el kirchnerismo, considerándolo como “un sector” que hay que dejar atrás.

“Parece que no le hubiera alcanzado con dejar a la Argentina en el estado como el que la dejaron. Dejaron devastado institucional, política, económica y financieramente todos los sectores del Estado”, afirmó Menem.

Al respecto, el diputado oficialista afirmó: “Habiendo perdido el poder en manos de un presidente outsider (el kirchnerismo) no se iba a perder la oportunidad de obstruir”, y manifestó: “No están pensando en la gente. Están pensando en el 2025 y saben que a medida que mejore la situación que se ha heredado, su espacio político tiende a achicarse”.

Según Menem, “están pensando con sus sesgos personales y se están olvidando que 45 millones de personas estamos en el mismo barco. Esta ley no es para Milei ni para ninguna fuerza política. Es para todos los argentinos y nos va a permitir salir de este agujero en el que nos han metido mucho más rápido que sin tenerla”.

“Todos los números estaban mal, todo donde tocamos hay un escándalo, es la catástrofe del kirchnerismo”, concluyó.

Bases: Cuáles son las modificaciones del dictamen respecto de lo aprobado en Diputados

Si bien se demora la firma del texto, parlamentario.com accedió al borrador que ya tiene elaborado el oficialismo del proyecto de ley de Bases que quiere llevar al recinto del Senado.

Pasados los 20 días de la media sanción conseguida en Diputados, al oficialismo le está costando más de lo que esperaba en el Senado, donde todavía no ha podido acordar con la oposición las modificaciones que tendrá el texto que logró finalmente aprobar en la otra Cámara el 30 de abril pasado.

Si bien esperaba esta semana conseguir firmar el dictamen, este miércoles se dispuso el que sería el último cuarto intermedio antes de la firma del dictamen. Mientras tanto, el borrador ya está listo y parlamentario.com accedió al mismo. A continuación detallamos todas las modificaciones que se plantean en torno al proyecto de ley de Bases aprobado por los diputados.

Previsiblemente las principales modificaciones están en el área referida al RIGI, pero también hay cambios al principio, en el Capítulo I denominado Reorganización administrativa, donde numerosos organismos fueron agregados a aquellos de los que el PEN queda facultado a disponer.

Reforma del Estado

En el artículo 3°, donde figuran las facultades para que el Poder Ejecutivo pueda disponer sobre la administración central o descentralizada, están organismos como el CONICET, la ANMAT, el INCAA, el Enacom y la CNEA, entre otros, agregándose a los siguientes organismos que no figuraban en el texto original: Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI); el Banco Nacional de Datos Genéticos (BNDG); la Administración de Parques Nacionales (APN); el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA); el Instituto Antártico Argentino (IAA); el Instituto de Investigaciones Científicas y Técnicas para la Defensa (CITEDEF); el Instituto Geográfico Nacional (IGN); el Instituto Nacional de Prevención Sísmica (INPRES); el Servicio de Hidrografía Nacional; el Servicio Meteorológico Nacional (SMN); el Instituto Nacional del Agua (INA); el Servicio Geológico-Minero Argentino (SEGEMAR); el Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero (INIDEP); y la Agencia Nacional de Promoción de la Investigación, el Desarrollo Tecnológico y la Innovación.

Y se agrega esta precisión: “En los casos de reorganización, modificación o transformación de la estructura jurídica, centralización, fusión o escisión de los organismos relacionados con la ciencia, la tecnología y la innovación, se garantizará el financiamiento para la continuidad de las funciones de dichos organismos en el marco del Plan Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación 2030”.

Reforma laboral

En la parte correspondiente a la reforma laboral, en el artículo 85, que incorpora como artículo 7° quáter de la ley 24.013 un texto donde se elimina una parte. Es donde se indica que “si conforme sentencia judicial firme, la relación laboral se encontrara enmarcada erróneamente como contrato de obra o servicios, de la deuda que determine el organismo recaudador, se deducirán los componentes ya ingresados conforme al régimen del cual se trate”. Allí se eliminó este agregado: “se establecerá un sistema de intereses menos gravoso y facilidades de pago”.

El Capítulo II, Modificaciones a la Ley de Contrato de Trabajo, agrega el artículo 87 bis y el 87 ter. En el primer caso, se sustituye el artículo 2 de la Ley de Contrato de Trabajo Nº 20.744 y sus modificatorias, por el siguiente: “Artículo 2° — Ámbito de aplicación. La vigencia de esta ley quedará condicionada a que la aplicación de sus disposiciones resulte compatible con la naturaleza y modalidades de la actividad de que se trate y con el específico régimen jurídico a que se halle sujeta. Las disposiciones de esta Ley no serán aplicables: a) A los dependientes de la Administración Pública Nacional, Provincial, de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires o Municipal, excepto que por acto expreso se los incluya en la misma o en el régimen de las convenciones colectivas de trabajo. b) Al personal de casas particulares, sin perjuicio que las disposiciones de la presente Ley serán de aplicación en todo lo que resulte compatible y no se oponga a la naturaleza y modalidades propias del régimen específico o cuando así se lo disponga expresamente. c) A los trabajadores agrarios, sin perjuicio de las disposiciones de la presente Ley serán de aplicación supletoria en todo lo que resulte compatible y no se oponga a la naturaleza y modalidades propias del Régimen de Trabajo Agrario. d) A las contrataciones de obra, servicios, agencia y todas las reguladas en el Código Civil y Comercial de la Nación”.

El artículo 87 ter sustituye el artículo 23 de la Ley de Contrato de Trabajo Nº 20.744 y sus modificatorias, por el siguiente: “Artículo 23. — Presunción de la existencia del contrato de trabajo. El hecho de la prestación de servicios hace presumir la existencia de un contrato de trabajo, salvo que, por las circunstancias, las relaciones o causas que lo motiven se demostrase lo contrario. La presunción contenida en el presente artículo no será de aplicación cuando la relación se trate de contrataciones de obras o de servicios profesionales o de oficios y se emitan los recibos o facturas correspondientes a dichas formas de contratación o el pago se realice conforme los sistemas bancarios determinados por la reglamentación correspondiente. Dicha ausencia de presunción se extenderá a todos los efectos, inclusive a la Seguridad Social”.

También se agrega el artículo 91 bis, que sustituye el artículo 242 de la Ley N° 20.744 y sus modificatorias por el siguiente: “Artículo 242.- Justa causa. Una de las partes podrá hacer denuncia del contrato de trabajo en caso de inobservancia por parte de la otra de las obligaciones resultantes del mismo que configuren injuria y que, por su gravedad, no consientan la prosecución de la relación.

La valoración deberá ser hecha prudencialmente por los jueces, teniendo en consideración el carácter de las relaciones que resulta de un contrato de trabajo, según lo dispuesto en la presente ley, y las modalidades y circunstancias personales en cada caso”.

Se agrega: “Configura grave injuria laboral, como objetiva causal de extinción del contrato de trabajo, la participación en bloqueos o tomas de establecimiento. Se presume que existe injuria grave cuando, durante una medida de acción directa: a) se afecte la libertad de trabajo de quienes no adhieran a la medida de fuerza, mediante actos, hechos, intimidaciones o amenazas; b) se impida u obstruya total o parcialmente el ingreso o egreso de personas y/o cosas al establecimiento; c) se ocasionen daños en personas o en cosas de propiedad de la empresa o de terceros situadas en el establecimiento (instalaciones, mercaderías, insumos y materias primas, herramientas, etc.) o se las retenga indebidamente”.

“Previo al distracto el empleador debe intimar al trabajador al cese de la conducta injuriosa, excepto en el supuesto de daños a las personas o cosas previsto en el inciso c), donde la producción del daño torna inoficiosa la intimación”, concluye.

En el ítem correspondiente a los colaboradores de trabajadores independientes, en el artículo 94 se modifica la cantidad con la que podrá contar el empleador: 3 en lugar de 5, como aprobó Diputados.

Régimen de Inversiones

Al llegar al capítulo correspondiente al RIGI, encontramos un recorte en el artículo 163. Es en el párrafo donde dice: “Sin perjuicio del ejercicio legítimo de las jurisdicciones y competencias locales, tanto la Nación como las provincias, por sí y por sus municipios, y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires que hubieran adherido al RIGI, deberán abstenerse de afectar, alterar, obstaculizar y/o distorsionar lo establecido en el presente Título”. El texto original agregaba a continuación: “será nula de nulidad absoluta e insanable y la Justicia federal deberá, en forma inmediata, impedir su aplicación”.

También desapareció este párrafo: “Lo expuesto aplica de manera plena respecto de todas las provincias, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y los municipios desde la entrada en vigencia de la presente ley independientemente de que dichas jurisdicciones decidan adherir o no al RIGI en los términos del artículo 222”.

En el artículo siguiente, el 164, donde figuran los objetivos prioritarios del RIGI, se eliminó el inciso i, que decía: “Fomentar el desarrollo de las cadenas de producción locales asociadas a los proyectos de inversión comprendidos por el RIGI”.

En el artículo 167 hay en cambio un largo agregado, que es el siguiente: “Asimismo, los proveedores de bienes o servicios con mercadería importada, podrán solicitar su inscripción al RIGI exclusivamente a los efectos de contar para ello con los incentivos y derechos previstos en el artículo 188 de la presente Ley respecto de las mercaderías, incluidos los insumos, que importen para la prestación que pretendan brindar a un VPU adherido al RIGI. Dichos incentivos aplicarán exclusivamente respecto de la mercadería que fuera importada con destino a la provisión de bienes o servicios a un VPU adherido, no pudiendo aplicarlo a mercadería que pretenda ser destinada a otros fines. Si se importare la mercadería con destino a la prestación en favor de un VPU y el proveedor no pudiera destinar dicha mercadería a la provisión en favor de un VPU adherido al RIGI, sea por no haber sido seleccionado para una licitación o por terminación del contrato que le dio origen a la provisión, o causa similar, el proveedor beneficiario deberá informarlo a la autoridad de inmediato y solicitar la desafectación del destino de la mercadería antes de poder utilizarla para otro destino”.

Señala a continuación que “a partir de su inscripción, los proveedores deberán facturar anualmente, en concepto de bienes vendidos y/o servicios prestados y destinados a los VPU inscriptos en el RIGI, un porcentaje en relación al total de su facturación no inferior al que establezca la Autoridad de Aplicación”.

Y continúa: “Al vencimiento de cada año calendario el proveedor deberá informar dicho porcentaje a la Autoridad de Aplicación, con carácter de declaración jurada, acompañando una certificación emitida por Contador Público matriculado. Si a la conclusión de cada año esta condición no se cumpliere, el proveedor quedará automáticamente y de pleno derecho suspendido en el uso de los incentivos del artículo 188, por el tiempo que se establezca en la resolución complementaria de carácter general que dicte la Autoridad de Aplicación. A partir de la segunda suspensión dispuesta, la Autoridad de Aplicación podrá disponer la baja definitiva del proveedor”.

Por último señala: “Durante la suspensión los bienes que hubieren sido importados con la franquicia del artículo 188, continuarán afectados al uso exclusivo para la prestación de servicios al VPU adherido, debiendo el prestador informar de ello a la Autoridad de Aplicación como sea requerido por la resolución complementaria. El incumplimiento de estas disposiciones hará pasible al prestador de servicios de las infracciones previstas en el artículo 209, con excepción de la prevista en su inciso ‘f)’”.

La siguiente modificación está en el artículo 174, inciso g, referido al monto de la inversión en activos computables. Se agrega allí: “Declaración jurada, sustentada en un estudio técnico, en el que se establezca que el VPU no distorsionará el mercado local”.

Se agrega en el inciso j, referido al “empleo directo e indirecto”, la frase “con integración local estimada”. Luego se agrega un nuevo inciso k, que señala: “Plan de desarrollo de proveedores locales”.

El artículo 175 agrega el siguiente inciso h: “La determinación por parte de la Autoridad de Aplicación de que el ingreso al RIGI por parte del VPU solicitante generaría una distorsión en el mercado local”.

También en el área del RIGI, en el artículo 196, correspondiente a Incentivos cambiarios, hay una variación. En el texto de Diputados dice, en el inciso a, “Veinte por ciento luego de transcurrido un año contado desde la fecha de adhesión al RIGI”, dice ahora: “Veinte por ciento (20%) luego de transcurrido un (1) año contado desde la fecha de puesta en marcha del VPU”. La misma modificación rige para los incisos b y c.

Lo mismo sucede con los incisos (i), (ii) y (iii). Y al final del artículo 196 figura este agregado: “Resultarán aplicables al VPU las disposiciones previstas en el presente artículo siempre que no sean más favorables las dispuestas en el régimen general de negociación y liquidación del mercado de cambio de las operaciones de exportación”.

No hay modificaciones en el área de la eliminación de la moratoria previsional, ni en las empresas pasibles de privatización. Allí figuran Aerolíneas Argentinas SA, Energía Argentina SA, Radio y Televisión Argentina SE e Intercargo SAU.

En tanto que pasibles de privatización o concesión, están Agua y Saneamientos Argentinos SA, Correo Oficial de la República Argentina SA, Belgrano Cargas y Logística SA, Sociedad Operadora Ferroviaria SE y Corredores Viales SA.

Mondino hará su debut en el Congreso: asistirá al Senado en medio de la crisis diplomática con España

La canciller asistirá a la Comisión de Relaciones Exteriores y Culto el próximo martes a las 16, donde se espera que reciba numerosas consultas sobre la política internacional del Gobierno y las relaciones con diferentes países. 

En medio de la crisis diplomática con España, país que recientemente retiró a su embajadora de Argentina, la canciller Diana Mondino hará su debut en el Congreso: se presentará en el Senado ante la Comisión de Relaciones Exteriores y Culto en una reunión que se realizará el próximo martes a las 16.

Sin dudas, se espera que reciba por parte de los legisladores numerosas consultas sobre la política internacional del Gobierno, que ha tenido diferentes episodios destacados desde el arranque de la gestión de Javier Milei. Incluso también con declaraciones de la propia funcionaria, motivo por el cual en la Cámara de Diputados han pedido citarla

La canciller asistirá en el marco de la tensión en la relación con España, desatada por los cruces entre Milei y el presidente español, Pedro Sánchez. Si bien los idas y vueltas comenzaron desde el año pasado, durante la campaña electoral, el clímax se alcanzó cuando el mandatario argentino desde la cumbre de Vox -partido de ultraderecha en España- acusó de corrupta a la esposa de Sánchez. 

El conflicto escaló al punto que la embajadora María Jesús Alonso Jiménez primero fue llamada a consulta por el canciller español José Manuel Albares, para luego anunciarse su retiro definitivo, paso previo a romper relaciones diplomáticas. 

Ante este hecho, Mondino intentó minimizar su impacto, al decir que los cruces entre los presidentes “son un tema interno, político” que no debería afectar la relación entre ambos países. “España es de una importancia monumental para la Argentina. Y eso es algo que no debería afectar el vínculo durante los próximos años”, sostuvo la funcionaria.

Asimismo, la canciller dijo que le “sorprendió” la repercusión que tuvo que Milei se refiriera a Begoña Gómez, la esposa de Sánchez. “Es una cuestión que me sorprendió, porque era un comentario en donde no se nombra a nadie en particular. No fue un agravio a España, ni siquiera un agravio a una persona. Pero cada uno interpreta lo que quiere”, subrayó al disertar en el Congreso Anual del Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas (IAEF).

Las relaciones con Brasil, Colombia, China, Israel y Estados Unidos también podrían entrar en el radar de preguntas que la esperan en la Cámara alta. 

Ley de Bases: el oficialismo no logró avanzar en el Senado y la discusión se retomará la semana que viene

Durante lajornada, desde LLA dejaron correr la expectativa de dictamen, pero la oposición dialoguista volvió a marcar la cancha con la catarata de modificaciones que plantea. El libertario Bartolomé Abdala prometió un borrador para este jueves. Paquete fiscal también demorado, sin día y hora de reanudación.

Foto: Comunicación Senado

El oficialismo en el Senado no pudo avanzar este miércoles con su intento de dictaminar sobre la ley de Bases y el paquete fiscal, expectativa que echó a correr durante la jornada, a raíz del acercamiento por parte del Poder Ejecutivo de borradores con las modificaciones solicitadas por la oposición dialoguista. Sin embargo, hubo senadores que admitieron -incluso en el plenario- no haber accedido a esos textos.

De este manera, las comisiones de Legislación General, Presupuesto y Hacienda y Asuntos Constitucionales pasaron a un cuarto intermedio para la semana que viene, entre martes o miércoles.

El conductor del debate, el libertario Bartolomé Abdala, luego de escuchar los cambios planteados públicamente por la oposición, anunció que los mismos serían “tomados” y “se irá preparando un borrador del dictamen y se van a hacer devoluciones”.

En medio de los anuncios de las autoridades del plenario, el senador fueguino Pablo Blanco (UCR) no ocultó su malestar ante Abdala por no especificar una fecha y hora y expresó: “Vamos a pasar a cuarto intermedio. ¿Hasta cuándo? Porque uno tiene que programar”. “¿Será para mañana, para la semana que viene, para el 20 de junio, para el 9 de julio? Y les queda el 17 de agosto también, la muerte de San Martín”, chicaneó sobre la postergación del Pacto de Mayo.

Ante las risas de José Mayans, titular del interbloque de Unión por la Patria, y la senadora Juliana di Tullio, el radical siguió: “¿Vamos a venir otra vez para que expliquen o van a hacer un dictamen con las modificaciones? Porque uno escucha que hay versiones de que anda dando vuelta un dictamen y yo no recibí nada”.

Asimismo, exigió “empezar a trabajar con temas sensibles” y pidió también ordenar la cuestión a partir de las modificaciones. “¿Vamos a analizar esta ley (borrador con los cambios pedidos) o vamos a seguir viniendo a escuchar lo mismo de cuarto intermedio en cuarto intermedio?”, consultó.

Cuando la reunión se dio por cerrada le tocaba continuar a Presupuesto y Hacienda, por el paquete fiscal, pero el jefe de La Libertad Avanza, Ezequiel Atauche, quien presiden esa comisión, anunció que se pasaba a un nuevo cuarto intermedio, aunque sin día ni hora. El día anterior, el radical Martín Lousteau había reclamado la presencia de funcionarios.

La oposición planteó la catarata de modificaciones que quiere 

Luego de un cuarto intermedio de dos horas, durante el cual el oficialismo comenzó a circular un borrador de dictamen entre la oposición dialoguista con cambios que fueron solicitados en las negociaciones de los últimos días, el plenario de comisiones se retomó y los senadores plantearon en público la catarata de modificaciones que quieren hacer a la media sanción de la ley de Bases. 

Uno de los legisladores clave, el entrerriano Edgardo Kueider (Unidad Federal) propuso eliminar del texto la facultad al Ejecutivo para la “disolución total o parcial” de organismos públicos, y sumar a las excepciones al INTI, el SENASA, el Banco Nacional de Datos Genéticos -sobre el que hay “amplio consenso”, destacó-, la CONADI y los institutos vinculados a la ciencia y tecnología, a la cultura y la educación (algo que se propuso en la votación en particular en Diputados y el oficialismo no aceptó). 

También se manifestó en contra de la privatización de Aerolíneas Argentinas. “No todos los organismos del Estado necesariamente tienen que dar superávit, porque el Estado no está para ganar plata cuando brinda determinados servicios”, aseveró y desafió: “El Estado, en la lógica de privatizar los organismos que no le generan ganancia, lo único que hace es sumarse a la crítica de que el Estado no sabe administrar. Si el Estado de hoy es un buen administrador, ¿por qué no ponerlo en práctica?”. Y sumó estar “totalmente en desacuerdo” con la privatización de Radio y Televisión Argentina. 

El senador Edgardo Kueider expresó sus cuestionamientos a una serie de artículos. (Fotos: Comunicación Senado)

Kueider sugirió que el capítulo de Procedimiento Administrativo “hay que tratarlo en una ley aparte, lo mismo el RIGI” porque “es un tema medular para Argentina”. “Así como está redactado, no lo veo nada factible de votar”, anticipó sobre el cuestionado Régimen de Incentivo a las Grandes Inversiones. En ese sentido, apuntó que “es para que solo se beneficien empresas extranjeras, que no van a dejar absolutamente nada por acá, o algunos eventuales puestos de trabajo, y cuando se termine el recurso no tenemos nada”. 

El entrerriano agregó observaciones en la reforma de la Ley de Empleo Público, promoción de trabajo registrado, trabajo agrario y el capítulo de energía. Por otro lado, rechazó que se elimine la moratoria previsional y propuso un nuevo esquema de “unidad de cuenta previsional”. 

A su turno, Víctor Zimmermann (UCR) coincidió en proteger a los organismos vinculados a la ciencia y técnica de la posibilidad de disolución; y excluir a los fondos fiduciarios para la infraestructura del transporte eléctrico y para la ganadería ovina (en la media sanción sólo está exceptuado el fondo de subsidios de consumos residenciales de gas). 

Además de pedir por la no privatización de Aerolíneas Argentinas, el chaqueño sumó al Correo Argentino, y dijo que en caso que igualmente esto suceda, se prevea garantizar los servicios que ambas empresas brindan en el interior del país.

Desde la UCR, espacio que logró introducir el tema de la reforma laboral, Zimmermann opinó que este capítulo es “insuficiente”, y solicitó agregar el tema de cuotas sindicales y que el bloqueo de planta sea tomado como motivo para despido. 

Sobre el RIGI, el senador afirmó que “tiene que quedar clara la competencia de las provincias” y a las empresas que inviertan hay que “exigirles que por lo menos un 20% de las ganancias se reinviertan en proyectos estratégicos de nuestras provincias”. Además, expresó que “a partir de los 10 años de implementación, los beneficios empiecen a ser decrecientes”. 

Por último, planteó que a la “Prestación de Retiro Proporcional” -que se crea por la eliminación de la moratoria previsional- se pueda acceder desde los 60 años para las mujeres, y desde los 65 para los hombres. En la media sanción, se prevé 65 años para ambos. 

Al tomar la palabra, la cordobesa Alejandra Vigo (Unidad Federal) pidió una modificación sobre el porcentaje obligatorio para el corte de combustibles con bioetanol y biodiesel. Otro cambio que pretende es que “se complete la vigencia de la moratoria actual y a partir de ahí entre en vigencia lo que se propone en la ley, modificando la edad de las mujeres” para que no sea desde los 65, sino desde los 60.

Cerca del final, el senador Martín Lousteau (UCR) resaltó que él plantea modificaciones en 40 artículos. “Hemos planteado qué cosas pueden generar efectos nocivos, que se pueden modificar o eliminar; qué cosas tienen redacción poco feliz, como admitió un funcionario, que pueden producir un efecto no deseado o incertidumbre o tienen orientación en las dos leyes que produzcan un efecto de agravar mas la situación, hundir la actividad económica o generar más pobreza”, repasó.

En esa línea, subrayó los puntos que más critica: “Blanqueo y Bienes Personales benefician a los más ricos; y el RIGI debería ser corregido”. “Si hablamos una ley Bases no podemos no incluir la movilidad de los haberes jubilatorios o la seguridad del financiamiento universitario y la educación”, insistió y añadió que “no podemos no incluir la financiación de la obra pública, que tiene 90% de grado de avance, entonces se va a echar a perder y perder el 90% del dinero”.

“Quiero entender cuál es la dinámica de trabajo -a partir de las modificaciones-”, reclamó y solicitó esclarecer la agenda del plenario.

Por último, el senador riojano Juan Carlos Pagotto (LLA) alertó por una serie de modificaciones en la redacción del artículo 219. “Hay que ser precisos en el lenguaje para que las leyes no caigan en interpretaciones de los jueces que no siempre son las adecuadas”, advirtió brevemente.

Cierre de lista de invitados

En el comienzo del plenario, durante la mañana, Abdala destacó que se hizo “una tarea importante escuchando a las distintas voces la semana anterior, que se trabajó con los referentes de los distintos bloques para poder ordenarnos y tener la mejor ley”.

La primera en hacer uso de la palabra fue la bonaerense Juliana di Tullio (UP), quien le consultó al puntano si habría expositores en el día de la fecha, a lo que el titular de Legislación General le aclaró: “Hoy habíamos convocado al debate. En el día de ayer el senador José Mayans se comunicó conmigo y me manifestó que había invitado algunas personas, pero no conozco cuántas son y cuál es la propuesta y, en función de eso, resolvemos. No estaba prevista esta comisión para escuchar expositores”.

Así, Mayans comentó: “Teníamos un listado de personas que nos llamaron que querían participar de la comisión y que querían expresarse. Sólo es el tema de cultura y después vemos si ampliamos. Es un grupo de dos expositores”. Abdala aceptó que sean dos los expositores, pero pidió prudencia con el tiempo de disertación y las preguntas porque “la intención del oficialismo es dictaminar y debatir sobre las modificaciones que se han hecho” -en línea con el deseo que tenían desde LLA-. 

De la vereda de enfrente, salió al cruce el salteño Juan Carlos Romero (Cambio Federal), que se quejó porque “es injusto, ayer hubo otras propuestas de convocar y se dijo que ya habían terminado el período de alocución. Salvo que el padrón del PJ es grande trayendo más y más expositores. Los otros bloques no tuvimos la oportunidad de encontrar en sus afiliados alguien venga a hablar. El tema es inicuo porque lo propuso al presidente y no al plenario y hoy resulta que vamos a tener un desbalance en la posibilidad de escuchar versiones distintas”, y planteó: “Ya todo se dijo, se expresaron ciento de personas. Esa injusto que solamente un sector tenga la oportunidad y los demás no”.

A continuación, expusieron en el Salón Azul el actor Jorge Marrale y el director de la multisectorial audiovisual Guillermo Tello, quienes solicitaron al Cuerpo que no deleguen facultades al Poder Ejecutivo y alertaron que el proyecto “pone el peligro todo el entramado cultural argentino”.

La senadora jujeña Carolina Moisés (UP) planteó que la ley Bases es una contradicción y una “amenaza” a la ley de financiamiento a los espacios culturales porque “muchos senadores y diputados que apoyaron esa ley ahora piensan en votar la ley Bases. Este tipo de propuesta destrozan toda una construcción social y la identidad cultural”.

“Todos sabemos la importancia que tiene la industria cultural”, manifestó Mayans y ponderó los festivales que se realizan en las provincias que “son fuentes de trabajo para las PyMEs porque son fundamentales para la economía”. El formoseño precisó que los entes autárquicos descentralizados “no influyen en el presupuesto”, y denunció que “quieren hacer desaparecer estos entes por una cuestión ideológica más que económica”.

“Esto de delegar facultades es decir que no vamos a cumplir con nuestro trabajo como legisladores para que haga lo que quiera de la administración central, de los entes descentralizados, del sistema previsional argentino, de las empresas públicas, de los fondos fiduciarios. Todo hace a la cuestión del desarrollo nacional y todo fue conquistado con años de lucha”, advirtió y señaló que “en el artículo 1, 2, 3, 4 y 5 se altera el sistema republicano de Gobierno porque se le faculta al presidente”.

Mayans insistió que con la delegación de facultades el Ejecutivo “va a hacer lo que quiera con el sistema nacional, va a destruir todo”, y ratificó: “Nuestro bloque no acepta darle facultades al presidente. Queremos tratar ley por ley”. “Vamos a trabajar para que la ley Bases sea rechazada porque no aceptamos las facultades especiales, no coincidimos con el RIGI salvo que haya cambios”, agregó.

Al hacer uso de la palabra, el pampeano Daniel Bensusán (UP) consultó sobre la existencia de algún borrador de dictamen con las modificaciones planteadas y cuestionó la delegación de facultades que plantea el proyecto porque “el expositor Andrés Gil Domínguez fue muy claro cuando planteó la inconstitucionalidad del artículo 1 y 2 porque tienen que tener una clara y precisa definición de las bases de lo que se quiere delegar y tiene que ser limitado en la materia porque el proyecto tiene bases amplias y genéricas”. “Le vamos a delegar facultades a un presidente que denosta a los gobernadores, intendentes, provincias”, cuestionó.

Bensusán indicó que “con los primeros tres artículos, el presidente puede hacer lo que quiere con el resto de la ley por más modificaciones que tenga. Es una gravedad importante la delegación de facultades al igual que los contratos intraseccionales de obra pública”.

Romero volvió a pedir la palabra para solicitar un cuarto intermedio hasta las 14 para que vengan funcionarios a explicar las modificaciones y luego debatir entre los senadores un “texto final” y poder dictaminar para “tener algo más nuevo de lo que vino de Diputados”. “Los funcionarios nos están trayendo los cambios propuestos por los distintos bloques”, afirmó Abdala. Sin embargo, retomado el cuarto intermedio, eso no sucedió y los despachos de ambas leyes volvieron a postergarse.

 

El actor Jorge Marrale alertó que la ley Bases “pone el peligro todo el entramado cultural argentino”

Fue ante un plenario de comisiones del Senado en la que también expuso el directo de la multisectorial audiovisual Guillermo Tello. Ambos les solicitaron a los legisladores que no deleguen facultades al Poder Ejecutivo: “Este proyecto de ley va a romper algo que funciona”.

Fotos: Comunicación Senado

Al retomar el cuarto intermedio por el debate del proyecto de ley Bases en el Senado, el oficialismo aceptó -a propuesta del jefe del bloque UP, José Mayans- la disertación de dos representantes del sector cultural: el actor Jorge Marrale y el director de la multisectorial audiovisual Guillermo Tello, quienes solicitaron al Cuerpo que no deleguen facultades al Poder Ejecutivo y alertaron que el proyecto “pone el peligro todo el entramado cultural argentino”.

Ante el plenario de comisiones que se reunió en el Salón Azul, el primer expositor fue el actor Marrale en representación de la SAGAI (Sociedad Argentina de Gestión de Actores Intérpretes) quien lamentó “profundamente que se nos haga costumbre tener que defender lo que logramos en más de 100 años de industria audiovisual argentina. Ser referentes en la región una industria de enorme valor agregado de creatividad y tecnología de punta, de empleos que mueven la economía en cada rincón del país. Una industria que nos da prestigio en el mundo entero y es generadora de divisas que ingresan al país y mueven la economía”.

“El proyecto de Ley Bases y Puntos de Partida para la libertad de los argentinos que tiene media sanción en Diputados pone en peligro, no solo al sector audiovisual, sino a todo el entramado cultural argentino. Lo que hace más de 40 años con gobiernos de muy diversos signos políticos fue una política de Estado, hoy parece ser moneda de cambio”, alertó.

Marrale advirtió: “Todos sabemos lo que se perdería, nuestra historia, identidad y futuro”, y señaló que la cultura nunca estuvo en contra de ningún desarrollo nacional. Todos queremos una Argentina más justa, más sólida y más pujante”, y preguntó: ¿A caso pensamos hacerla con menos cine, menos literatura, con menos bibliotecas populares, con menos teatro independiente?”.

Así, les preguntó a los senadores presentes: “¿Estamos de acuerdo en aceptar que la cultura es un bien estratégico para nuestro país? Quiero creer que sí”, y les sugirió mirar a los países del mundo y el valor estratégico que le dan a su cultura.

“Es en este Congreso donde fueron consensuados democráticamente organismos tan importantes de la cultura como el Instituto Nacional de Teatro, Instituto Nacional de la Música, Instituto Nacional del Cine, Fondo Nacional de las Artes, entre otros”, precisó Marrale y planteó: “¿Por qué tiene que quedar atados a la discrecionalidad del Poder Ejecutivo? ¿desfinanciar estos institutos no es lo mismo que cerrarlos?”.

El acto expresó: “Las personas que hacemos esta industria sabemos lo que estamos hablando y venimos explicando que con este proyecto de ley van a romper algo que funciona que seguramente puede ser perfectible, pero no destruido. Pusimos a disposición datos e información precisa y, aun así, no entendemos cómo este proyecto sigue avanzando”.

“Todos los sectores culturales estamos aunados en el mismo reclamo. Si es un problema ideológico, debemos decir que la cultura se construyó gracias a voluntades políticas que, pese a sus diferencias, comprendieron que hay un bien común y ese bien común es la patria”, manifestó.

Marrale indicó que la patria también se construye con actores, actrices, bailarines, músicos, directores de cine, montajistas de teatro, productores, escultores, editores, guionistas y escritores. “Jamás nos va a faltar el aliento para defender la cultura argentina”, cerró y solicitó al Cuerpo que no deleguen facultades al Ejecutivo Nacional y que queden en sus manos el tratamiento de ley por ley de cada asunto que resulte necesario para mejorar la cultura nacional.

Por su parte, expuso también Guillermo Tello, coordinador de la Multisectorial Audiovisual, que explicó que es una organización de segundo grado y “la red más grande de televisoras públicas argentinas y la más importante de Latinoamérica”.

Tello expresó su solidaridad con los legisladores por “el atropello que han sido llevado adelante porque la Bicameral de Comunicación tendría que haber elegido el directorio de la ENACOM. Vemos un atropello a los representantes de ambas cámaras cuando se define que se intervienen los ámbitos de comunicación empezando un camino de censura”.

También se solidarizó con los trabajadores de la agencia Télam y de medios públicos porque “vemos avanzar la dificultad de la toma de decisiones del Ejecutivo como parte de una censura sistemática al trabajo de la libertad de expresión que debe ser garantizada por la bicameral”.

Sobre el proyecto de ley Bases expresó: “Nos parece muy gravoso los artículos 3,4,5 y 6 del capítulo 1 sobre reorganización administrativa porque entrega en la potestad del Ejecutivo la posibilidad de hacer prácticamente lo que se quiera con los organismos centralizados de cultura y comunicación”.

Tello resaltó que el trabajo en comunicación y cultura le implicó en el Presupuesto Nacional de 2023 el 0,2% y remarcó que “representamos el 1,8% del valor agregado bruto”.

“A la hora de pensar la modificación que se está planteando con el RIGI allí hay una serie de beneficios para las inversiones que en el área de la producción cultural serían gravosas. Hace años venimos pidiendo que se atienda al sector cultural como industria”, apuntó y cuestionó que “no se puede plantear la incorporación de inversión dentro del territorio si beneficios dentro del territorio”.

El director de la multisectorial abogó para que haya políticas públicas que “impulsen la producción industrial y que garanticen la diversidad cultural en todo el territorio”, y manifestó que sin el Instituto Nacional del Teatro sería “imposible garantizar la diversidad cultural teatral en los pueblos más distantes”.

Así, reclamó que ambas cámaras deben ser las “responsables de garantizar esa diversidad cultural y de legislar para que efectivamente haya una identidad cultural argentina que sea sostenida y garantizada por el pueblo argentino”, y les solicitó que revean la posibilidad de no entregar facultades delegadas que “tiren por la borda más de 40 años ininterrumpidas de democracia y de consenso para lograr las leyes”.

Ante la pregunta del senador puntano Fernando Salino (UP), Tello informó que “los organismos descentralizados tienen una gran representación en las provincias y su fondo de fomento lo desarrollan las provincias. Sobre el Instituto del Teatro tiene más del 70% de sus fondos de distribución a las provincias”.

El oficialismo no logró dictaminar sobre paquete fiscal y aceptó convocar nuevos invitados a responder preguntas

Fue tras el pedido reiterativo de UP y la UCR, que fue recogido por el titular de la Comisión de Presupuesto y Hacienda. El tratamiento del proyecto pasó a un nuevo cuarto intermedio con fecha y horario a confirmar.

El oficialismo terminó este martes con un sabor amargo, tras haber experimentado en ambas cámaras sendos desaires. En Diputados, la oposición le infringió finalmente una derrota legislativa al forzar la sesión especial que había pedido para tratar el tema educativo. E inmediatamente después de concluida esa sesión en la que la oposición consiguió aprobar sendos emplazamientos para tratar proyectos relacionados al financiamiento universitario y la restitución del Fondo Nacional de Incentivo Docente, concluía en el Salón Azul del Senado una reunión de la Comisión de Presupuesto y Hacienda en la que no pudo conseguir dictamen. Contrariamente a lo que se proponía, el oficialismo seguirá esperando para tener listo el paquete fiscal para llevar al recinto, pues cerca de las 19 y tras casi 5 horas de debate el senador Ezequiel Atauche anunció un nuevo cuarto intermedio con fecha y hora a confirmar.

El primero en hacer uso de la palabra fue el vicepresidente de la comisión, el puntano Fernando Salino (UP), quien analizó: “Le estamos dando a la reglamentación un espacio que no tiene porque hay potestades que no se pueden tratar por esa vía”, y explicó que reglamentar “no es legislar, es hacer operativa la ley. No se pueden modificar cuestiones propias tan profundas como las que se plantearon a partir de la reglamentación”.

Al respecto, indicó que lo establecido en el artículo 35 “no se puede hacer ni poner en la ley. No puede decir cuáles van a ser las excepciones a un régimen que otorga facilidades, lo tiene que decir la propia ley. Tenemos que trabajar en la comisión para hacer la ley amplia y profunda para que la reglamentación sea un paso operativo nada más”.

Salino valoró que se siga trabajando, que se escuchen todas las voces, pero “deberían ser escuchadas muchas más que nos ayudarían en el tema que es complejo”.

Por otro lado, se refirió al blanqueo de capitales y cuestionó el monto de 100 mil dólares, que se paga en dólares y la base imponible se calcula en dólares: “Es una posición que no compartimos porque esta no es nuestra moneda. Es una cuestión de soberanía”. También criticó que “nada se dice sobre saber el origen de los fondos que, además de grave, es peligroso porque se dejan de lado controles, tiene que ver con el lavado de dinero, con el narco lavado y lo menos que se debería exigir es una explicación del origen de los fondos. Se sugirió una declaración jurada y en principio no fue contemplado”.

En esa línea, también cuestionó que “no puede ser el mismo tratamiento para quien nunca participó de un blanqueo y quienes sí”, pero destacó que se incluya en el artículo 47 a los hermanos que “es algo que falta”.

Foto: Comunicación Senado

“No compartimos el artículo 35 porque no se entiende el sentido del mismo, quiénes son los beneficiados. Esto es blanquear la figura del testaferro y no participamos de eso, no nos parece un tratamiento adecuado. Los funcionarios cuando explicaron parecen tener una voluntad, pero la ley dice otra cosa”, rechazó el puntano y sostuvo que “esto se soluciona trabajando poniendo en la ley lo que se quiera decir y cada legislador podrá coincidir o no. Las leyes no trasladan voluntades, sino una letra a la cual tenemos que atenernos todos y, en caso de diferencias, la justicia se va a tener a eso”.

Por otro lado, sugirió extender a 10 años la excepción de los funcionarios a la posibilidad de un blanqueo. “El blanqueo tiene que ver con bienes fuera del sistema, con quien ha evadido y hay un tratamiento similar a la moratoria, pero en una moratoria el contribuyente se auto determina. Se está facilitando las cuestiones para el blanqueo con bienes fueran del sistema con una serie de cuestiones que no compartimos”, manifestó.

El puntano cuestionó: “Es muy grave permitir blanquear a quienes han retenido dinero de los trabajadores y no lo han depositado y a esto se le da un trato exactamente igual que al resto de las cuestiones. Es un tratamiento demasiado ligero”.

Al hablar de bienes personales, Salino señaló: “El incremento del mínimo no imponible es del 786% hace que queden afuera del pago muchos grandes contribuyentes. Esto marca la tendencia de todo el proyecto y nos lleva a no acompañarlo porque en el impuesto a las Ganancias cada vez van a tributar más trabajadores, pero el impuesto a los bienes personales cada vez lo paguen una menor cantidad de grandes contribuyentes”, y anticipó que para fines del 2026 las provincias perderán de recaudación 1,6 billones de pesos por lo que alertó: “Esto no beneficia en nada a las provincias argentinas”.

En este sentido, indicó que uno de los puntos más graves es que por 5 años no están alcanzadas las incorporaciones al patrimonio: “Vemos difícil poder mejorar esta idea con un simple cambio, sino que requiere un cambio profundo”.

Sobre Ganancias, el senador de UP recordó que cuando se dictó el decreto 473/23 “al bajar el mínimo no imponible muchos trabajadores quedaron fuera de la obligación de tributar”. Así, señaló que el proyecto de ley dice que “el Ejecutivo puede aumentar el mínimo no imponible durante 2024, pero si el aumento no se produce, es mucho mayor el número de trabajadores que quedan alcanzados por el impuesto. Recién en 2025 está previsto que se aplique el IPC. Además, el aguinaldo que no estaba incluido, acá queda gravado”.

A su vez, Salino expresó su preocupación por el monotributo social porque “son 600 mil trabajadores los que se ven perjudicados. Lo más factible que suceda es que no tributen nada y esta posibilidad de acercarse a la formalidad, son trabajadores de muy bajos ingresos. Uno de los mayores perjuicios es que muchos dejen de tener su obra social”.

“Más de 1 millón de trabajadores van a quedar incluidos en el impuesto a las ganancias y 125 mil grandes contribuyentes se van a ver beneficiados con la reducción de los bienes personales”, advirtió y cuestionó: “Esto grafica una política y muestra bien hacia quiénes está dirigido este paquete fiscal y es fundamento suficiente para no acompañar. No representa ingresos tampoco ni beneficios”, cerró Salino y agregó: “Nos vamos a sentar para mejorar esta legislación que, en la situación que vive la Argentina, nos resulta difícil imponerlo”.

Foto: Comunicación Senado

A continuación, tomó la palabra la bonaerense Juliana di Tullio (Unidad Ciudadana) para consultar si se continuará con la modalidad de traer invitados, a lo que Atauche le respondió: “Desde la presidencia por ahora no vamos a admitir más oradores, vamos a continuar con el debate”.

De forma breve, el titular del bloque UP el formoseño José Mayans lo corrigió al jujeño y le aclaró: “Usted no puede decir que la presidencia no va a admitir, eso es muy arbitrario y muy propio de la visión que ustedes tienen del poder. Usted tiene que decir ‘voy a poner a consideración’ y ahí la comisión decide. Es importante el tema porque nos ayuda a tener una mejor comprensión desde distintos sectores”.

Luego, el senador radical Martín Lousteau pidió la palabra para manifestar: “Tenemos que legislar y entender bien la materia que estamos tratando porque estamos haciendo cambios significativos para la vida de los argentinos como estabilidad tributaria por 15 años. Si las preguntas que tenemos se zanjan técnicamente sin llamar a ningún especialista podemos dar tranquilos el debate, pero ¿eso va a ocurrir? Pero si las respuestas a las preguntas que tenemos no surgen de la comisión, funcionarios o expertos van a tener que venir”, pero aclaró: “No me parece correcto que traigamos 100 o 50 expertos porque es una materia tributaria. Vale la pena apelar a una lista corta porque es una cuestión técnica”.

Al tomar la palabra, el libertario Bartolomé Abdala (San Luis) explicó: “La ley tiene dos aristas claras, por un lado, un blanqueo y, por otro lado, una moratoria. Son particularidades diferentes, pero pareciera que nos sorprendemos cuando somos todos conscientes que todos los gobiernos han hecho este tipo de legislación y de oportunidades para la ciudadanía”.

El puntano aclaró que lo que se busca es “recaudar algo para llevar a las arcas vacías que encontró el Estado el 10 de diciembre y oxigenar a las PyMES que estaban bastardenadas con una economía que viene complicada desde hace tiempo con la inflación. La posibilidad de esta ley es enriquecedora y la gente la está esperando”, y solicitó que quienes no gobiernen acompañen esta ley que la gente está esperando.

El salteño Juan Carlos Romero (Cambio Federal) le enrostró al bloque opositor que el día del paro de la CGT, en el que UP no asistió a la reunión de comisión en la que disertaron funcionarios, se han “explicado largamente muchas dudas y hemos tenido respuestas de muchas de ellas. Acá se trata de saber si van a aceptar o si se puede hacer un texto modificado”, y cuestionó: “¿Qué nos puede venir a decir de nuevo la CGT acá, traer a las Madres de Plaza de Mayo?”, por lo que sugirió traer a dos o 3 funcionarios puntuales que terminen de aclarar dudas en torno a alunas modificaciones planteadas.

Tras la insistencia de Di Tullio y del senador Lousteau de traer expertos para que respondan preguntas técnicas sobre el paquete fiscal, el titular de la comisión afirmó: “Propongo que tras el debate llamemos a algún funcionario puntual del Ejecutivo a responder preguntas”. De la vereda de enfrente la bonaerense le planteó hacer un listado de pocos expertos y no solo invitar funcionarios.

A continuación, Di Tullio hizo consideraciones sobre el blanqueo que “habría que modificarlo, tengo muchas observaciones y es una herramienta de todos los Gobiernos que intentan evitar algunas cosas como captación de dólares, pero evitar dinero ilegal, o que se evite la elusión permanente, o que sean solo cinco años para atrás, evitar actos de corrupción”, y pidió prestar atención a los sujetos comprendidos en el artículo 53 y sugirió sacar cualquier suspicacia sobre los fideicomisos ciegos.

También expresó preocupación por el artículo 19 porque “nada indica en la redacción que no se pueda blanquear desde otro país. Yo lo evitaría, pero de no evitarse la trazabilidad sea seria y que el delito trasnacional no pueda blanquear en Argentina y no se convierta en un paraíso fiscal”.

Di Tullio calificó de “vergüenza” el capítulo sobre testaferros que va del artículo 35 al 40 y propuso eliminarlo por completo.

El secretario de la comisión, el chaqueño Víctor Zimmermann (UCR), sugirió que “no deberían poder blanquear aquellos que blanquearon últimamente y tiene que tener un plazo de 10 años como mínimo”. También sugirió sobre el artículo 28 de la base imponible de criptomonedas y criptoactivos para que “se pueda hacer una base imponible que tome la cotización al momento de la incorporación al blanqueo y no una fecha anterior como sugiere el proyecto”.

El chaqueño se refirió al artículo 32 sobre cuentas especiales de regularización y propuso que se incorporen las provincias para que “puedan tener una fuente de financiamiento propia”. Coincidió con sus pares de que los testaferros no pueden estar incluidos y no puedan blanquear y que el blanqueo de funcionarios sea de 10 años. Además, rechazó que se incorpore a los hermanos y descendientes.

Sobre bienes personales, sugirió que no se aplique el sistema especial y alícuota diferencial entre quienes tributan bienes y quienes tributarán producto del blanqueo, sino que “tiene que tener una tasa más alta”. Con respecto al impuesto a las Ganancias planteó que “se tenga en cuenta la deducción de los intereses de los Créditos UVA”, y expresó preocupación sobre la eliminación de la categoría del monotributo social.

Cuánto hablaron los senadores en el recinto durante 2023

Por quinto año consecutivo, el jefe del que hasta el año pasado era el interbloque oficialista encabezó el ránking de las sesiones realizadas a lo largo del último año. Siete fueron los senadores que no hablaron en el recinto en todo 2023.

Ya está dicho que el año 2023 será recordado como uno de los de menos actividad que se recuerden en el recinto de la Cámara alta. Y como otra prueba, además del número de sesiones en sí, vale el dato que aporta el trabajo que anualmente hace Parlamentario para su Indice de Calidad Legislativa: la cantidad de palabras que se emiten en el recinto. Nunca como esta vez, desde 2006 en que comenzamos estos informes, fueron tan pocas las palabras en el recinto. Apenas 227.112; menos que las 313.937 palabras de 2019, un año también de elecciones presidenciales en el que hubo muy pocas sesiones.

Con apenas una decena de sesiones en 2023, no sorprende entonces el número de palabras más bajo de por lo menos los últimos 18 años.

Aclaremos a continuación lo que siempre remarcamos al publicar estos informes: los datos registrados por el Indice de Calidad Legislativa permiten determinar el papel que individualmente tiene cada legislador durante las sesiones; una participación que va más allá de cómo vote. Pero no implican un juicio de valor respecto de su rol en la banca, que está claro que no depende de la extensión de sus discursos. No es mejor legislador aquel que desoye el mensaje de que “su tiempo ha concluido”. Pero tampoco es una cuestión para desdeñar.

En este contexto fue nuevamente José Mayans el más destacado, ubicándose al tope de la lista por quinto año consecutivo. Este año expresó 24.272 palabras, bastante menos que las 39.782 que lo pusieron al frente el año anterior. Desde que no está Miguel Angel Pichetto en la Cámara, Mayans tomó su lugar también en este rubro.

Por quinto año consecutivo, Mayans lideró el ranking.

El formoseño alcanza así el récord del radical Gerardo Morales, que también llegó a liderar cinco años consecutivos, entre 2007 y 2011.

Igual que en 2023, el segundo lugar lo ocupó la mendocina Anabel Fernández Sagasti, con 13.556. Así, presidente y vice del que fuera hasta el 10 de diciembre del año pasado el oficialismo en la Cámara alta lideraron el ránking.

Fernández Sagasti, la segunda que más habló en el recinto en el año.

E igual que en 2023, el tercer lugar lo ocupó el expresidente del bloque radical, Luis Naidenoff, con 9.904, en el último de sus 18 años consecutivos como senador. Muchas menos que las 21.219 que había expresado el año anterior.

Luis Naidenoff completa el podio en el Senado.

Los diez primeros lugares mostraron gran diversidad, pues solo cuatro correspondieron a oficialistas; hubo dos radicales, uno del Pro, uno de Cambio Federal y una de un interbloque.

El cuarto lugar correspondió a la santiagueña Claudia Ledesma Abdala, con 7.612, que tienen que ver con el hecho de que haya presidido la mayor parte de las sesiones. Pruebas al tanto, la titular del Senado hasta el 10 de diciembre, Cristina Fernández de Kirchner, solo sumó 3.052 palabras.

Claudia Ledesma Abdala presidió la mayor parte de las sesiones.

El quinto lugar fue para otra presidenta de bloque, Juliana di Tullio (Unidad Ciudadana) y el sexto para María Clara Vega, que concluyó sus cuatro años de mandato como senadora en diciembre pasado.

El séptimo lugar fue para el extitular del bloque Pro, Humberto Schiavoni, y el octavo para el salteño Juan Carlos Romero.

Con 6.132 palabras se ubicó noveno el radical Alfredo Cornejo, que era titular del interbloque del desaparecido Juntos por el Cambio. Hoy gobernador mendocino, fue uno de los que estuvo en campaña durante el año pasado.

Otro que habló mucho más que lo que acostumbraba es quien cierra la lista de los diez primeros, el entrerriano Edgardo Kueider, con 5.311 palabras, por ser titular del bloque Unidad Federal.

Muestra de la poca actividad del año pasado -y de que no se haya tratado siquiera el Presupuesto 2024- el extitular de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, el riojano Ricardo Guerra estuvo bien lejos de lo que acostumbraba. Se ubicó recién en el puesto 37°, con 2.374 palabras.

Los que menos hablaron

Siete fueron los senadores nacionales que por diversos factores no hablaron en todo el año pasado durante las sesiones. Dos más que el año anterior. Con algunos casos llamativos, como son los de Lucila Crexell y Mariano Recalde, habitualmente más presentes en las listas de oradores.

Cuatro de los de esta lista ya no son senadores: el sanjuanino Roberto Basualdo, el santacruceño Eduardo Costa, la misionera Magdalena Solari Quintana y el sanjuanino José Rubén Uñac.

Tampoco habló la actual senadora nacional tucumana Sandra Mendoza.

En el caso del radical Costa, no llamó para nada la atención: fue el cuarto año consecutivo en el que no pidió la palabra en el recinto. Para Uñac, fue su segundo año en blanco. Hoy su banca la ocupa su hermano Sergio.

El senador del Frente de Todos Matías Rodríguez (Tierra del Fuego) falleció el 18 de octubre de 2023. Figura en este ranking 53°, con 1.039 palabras. 

Otros actores

Además de Cristina Kirchner, contabilizada en este trabajo por presidir la Cámara más no ser senadora, debemos contabilizar a otros que figuran en las versiones taquigráficas de las sesiones del año.

Son varios: el presidente de la Nación saliente, Alberto Fernández, que expresó 14.746 palabras en su última apertura de sesiones ordinarias, y el presidente entrante, Javier Milei, que pronunció 48 al jurar. No fue contabilizado su primer mensaje como presidente de la Nación por haberlo dado fuera del recinto legislativo.

Victoria Villarruel le tomó el juramento a su compañero de fórmula.

Su compañera de fórmula y actual presidenta de la Cámara alta, Victoria Villarruel, pronunció 2.214 palabras, contabilizándose la sesión que encabezó el 13 de diciembre, cuando se definieron las autoridades del Cuerpo.

Por último tenemos al último jefe de Gabinete del Gobierno de Alberto Fernández, que en su única presentación del año expresó 21.442 palabras.

Los nuevos senadores

También contamos a los nuevos senadores nacionales, que al no haber habido sesiones extraordinarias en diciembre, no pudieron tallar más alto que lo que figuran.

Eso sí, están todos, pues aparecen al menos con el “sí juro” de rigor. Algunos, con mensajes más extensos, como la senadora fueguina Cándida López, que pronunció estas 16 palabras al jurar: “Por la Patria, por Malvinas, por Tierra del Fuego y por los 30.000 desaparecidos, ¡sí, juro!”. Dos más que la exgobernadora Alicia Kirchner, que dijo “¡Sí! ¡Y por Néstor, por los derechos humanos y sociales, por los santacruceños y las santacruceñas, sí, juro!”.

Otros tuvieron más participación por ser autoridades del bloque oficialista o haber tenido participación más central en la sesión del 13 de diciembre.

 

SUMA DE PALABRAS

Senadores                                                     Palabras
1°) Mayans, José Miguel Ángel 24.272
2°) Fernández Sagasti, Anabel 13.556
3°) Petcoff Naidenoff, Luis Carlos 9.904
4°) Ledesma Abdala, Claudia 7.612
5°) Di Tullio, Juliana 7.401
6°) Vega, María Clara del Valle 7.046
7°) Schiavoni, Humberto Luis Arturo 6.337
8°) Romero, Juan Carlos 6.168
9°) Cornejo, Alfredo Víctor 6.132
10°) Kueider, Edgardo Darío 5.311
11°) Lewandowski, Marcelo Néstor 4.929
12°) Andrada, Guillermo Eduardo 4.666
13°) Blanco, Pablo Daniel 4.593
14°) López Valverde, Cristina del Carmen 4.453
15°) Bensusán, Daniel Pablo 4.406
16°) Zimmermann, Víctor 4.321
17°) Lousteau, Martín 4.315
18°) Catalfamo, María Eugenia 4.270
19°) Snopek, Guillermo Eugenio Mario 3.997
20°) Yedlin, Pablo Raúl 3.971
21°) Tagliaferri, Guadalupe 3.959
22°) Corpacci, Lucía Benigna 3.879
23°) Pilatti Vergara, María Inés 3.690
24°) Martínez, Julio César 3.634
25°) Parrilli, Oscar Isidro 3.629
26°) Vischi, Eduardo Alejandro 3.479
27°) Vigo, María Alejandra 3.351
28°) Scarpin, Dionisio Fernando 3.200
29°) Juez, Luis Alfredo 3.086
30°) Rodas, Antonio José 2.843
31°) Duré, María Eugenia 2.830
32°) Fama, Flavio Sergio 2.758
33°) Tapia, María Belén 2.719
34°) Losada, Carolina 2.685
35°) De Angeli, Alfredo Luis 2.508
36°) García Larraburu, Silvina Marcela 2.452
37°) Guerra, Ricardo Antonio 2.374
38°) Avila, Beatriz Luisa 2.324
39°) Weretilneck, Alberto Edgardo 2.194
40°) Fiad, Mario Raymundo 2.081
41°) Giménez, Nora del Valle 2.078
42°) Alvarez Rivero, Carmen Silvia 2.044
43°) Giacoppo, Silvia del Rosario 2.011
44°) Closs, Maurice Fabián 1.896
45°) Linares, Carlos Alberto 1.720
46°) Juri, Mariana 1.640
47°) Rodríguez Saá, Adolfo 1.636
48°) Ianni, Ana María 1.613
49°) González, María Teresa Margarita 1.480
50°) Neder, José Emilio 1.352
51°) Montenegro, Gerardo Antenor 1.288
52°) Terenzi, Edith Elizabeth 1.134
53°) Rodríguez, Matías David* 1.039
54°) Torres, Ignacio Agustín 945
55°) Huala, María Victoria 824
56°) Leavy, Sergio Napoleón 681
57°) Torello, José María 668
58°) Kroneberger, Daniel Ricardo 667
59°) Olalla, Stella Maris 613
60°) Valenzuela, Mercedes Gabriela 610
61°) González, Gladys Esther 553
62°) González Riollo, Gabriela 472
63°) Espínola, Carlos Mauricio  213
64°) Sapag, Silvia  165
65°) Doñate, Claudio Martín 25
66°) Basualdo, Roberto Gustavo  –
  Costa, Eduardo Raúl  –
  Crexell, Carmen Lucila  –
  Mendoza, Sandra Mariela  –
  Recalde, Mariano  –
  Solari Quintana, Magdalena  –
  Uñac, José Rubén  –
Total                                                                 224.702

FUENTE: INDICE DE CALIDAD LEGISLATIVA

Los nuevos senadores

Senador  Palabras
1°) Pagotto, Juan Carlos 1010
2°) López, María Florencia 668
3°) Carambia, José María 275
4°) Abdala, Bartolomé 170
5°) Paoltroni, Francisco 162
6°) Atauche, Ezequiel 33
7°) Kirchner, Alicia 18
8°) Giménez Navarro, María Celeste 17
9°) López, Cándida Cristina 16
10°) Gadano, Natalia 7
11°) Abad, Maximiliano  2
  Arce, Carlos Omar  2
  Arrascaeta, Ivanna Marcela  2
  Bedia, Vilma Facunda  2
  Cristina, Andrea Marcela  2
  De Pedro, Eduardo Wado  2
  Galaretto, Eduardo Horacio  2
  Göerling Lara, Enrique Martín  2
  Manzur, Juan  2
Moisés, María Carolina  2
Olivera Lucero, Bruno  2
  Rejal, Jesús Fernando  2
  Rojas Decut, Sonia  2
  Salino, Fernando Aldo  2
Silva, Mónica Esther  2
  Suárez, Rodolfo  2
  Uñac, Sergio  2
Total                                                                 2.410

FUENTE: INDICE DE CALIDAD LEGISLATIVA

SEGUN PASAN LOS AÑOS

2023: 227.112 palabras

2022: 509.342 palabras

2021: 725.915 palabras

2020: 1.425.749 palabras

2019: 313.937 palabras

2018: 713.252 palabras

2017: 486.102 palabras

2016: 843.960 palabras

2015: 394.247 palabras

2014: 1.091.777 palabras

2013: 1.165.132 palabras

2012: 1.071.482 palabras

2011: 525.308 palabras

2010: 932.712 palabras

2009: 834.378 palabras

2008: 927.967 palabras

2007: 433.886 palabras

2006: 1.016.789 palabras

 

LOS PRIMEROS DE CADA AÑO

2023: José Mayans (24.272 palabras)

2022: José Mayans (39.782 palabras)

2021: José Mayans (71.608 palabras)

2020: José Mayans (103.489 palabras)

2019: José Mayans (14.719 palabras)

2018: Miguel Pichetto (41.348 palabras)

2017: Miguel Pichetto (25.808 palabras)

2016: Miguel Pichetto (44.908 palabras)

2015: Liliana Negre de Alonso (31.753 palabras)

2014: Gerardo Morales (81.266 palabras)

2013: Gerardo Morales (76.857 palabras)

2012: Aníbal Fernández (85.876 palabras)

2011: Gerardo Morales (37.378 palabras)

2010: Gerardo Morales (74.981 palabras)

2009: Gerardo Morales (64.156 palabras)

2008: Gerardo Morales (64.668 palabras)

2007: Gerardo Morales (42.205 palabras)

2006: Jorge Capitanich (98.702 palabras)

 

Cómo sigue el debate de la ley de Bases y el paquete fiscal

Ya está la agenda para la continuidad del trabajo en comisiones en torno a los proyectos que el oficialismo buscará dictaminar esta semana.

Cuando el presidente provisional del Senado, Bartolomé Abdala, en su rol de titular de la Comisión de Legislación General -cabecera del plenario que analiza la ley de Bases-, no dio precisiones el jueves pasado sobre cuándo se reanudaría la reunión que acababa de entrar en cuarto intermedio, se justificaba la cautela. Era bien tarde, habían sido casi 12 horas de discusiones en el Salón Azul, pero no menos intensas que las que se desarrollan fuera de ese ámbito. Y que continuarían a lo largo del fin de semana, pues la idea es acercar posiciones respecto de todos los artículos de los dos proyectos del Poder Ejecutivo que deben llegar más temprano que tarde al recinto.

Y cuando eso suceda, debería el oficialismo tener la certeza de que no haya sorpresas.

Este viernes se confirmó que el debate del paquete fiscal será lo primero que sea retomado. Será el martes, a partir de las 16, cuestión de que ningún senador tenga problemas de vuelos para llegar en tiempo y forma. Ese día y a esa hora el Salón Azul volverá a ser abierto, esta vez solo para la Comisión de Presupuesto y Hacienda que preside el jujeño Ezequiel Atauche.

Será la segunda reunión de esa comisión sobre el proyecto de ley de Medidas Fiscales Paliativas y Relevantes y el objetivo del oficialismo es tratar de emitir dictamen esa misma tarde/noche.

Este sábado parlamentario.com pudo confirmar cómo sigue el cronograma para la otra ley que reclama el Poder Ejecutivo. El miércoles, a partir de las 10.30 se volverá a reunir el plenario de las comisiones de Legislación General, de Presupuesto y Hacienda y de Asuntos Constitucionales, para retomar el debate del proyecto de Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos.

Concluidas las reuniones informativas desarrolladas a lo lago de la semana pasada, será el momento de comenzar a avanzar con el dictamen que se lleve al recinto. Tendrán todo el día para ponerse de acuerdo, aunque en rigor de verdad los acuerdos sean alcanzados en otros ámbitos.

Si surge algún imprevisto, continuarán al día siguiente. Pero la idea original es poder dictaminar el miércoles 22 y dejar listo el proyecto para llevarlo al recinto el miércoles 29. Será ese día, o el jueves 30, pero son las fechas a priori elegidas para jugar todas las fichas y definir la suerte de las dos leyes del Ejecutivo que, si sufren modificaciones, como todo indica, deberán volver a Diputados.

Chantania

El Gobierno sigue esperando por la ley de Bases, mientras ¿avanzan? las negociaciones en la Cámara alta, donde el oficialismo paga por el error de no haber negociado “en espejo” mientras lo hacía en Diputados.

Por Carlos Fara

Sigue el final abierto en el Senado con la ley Bases como era de esperar. La relación de fuerzas es distinta a diputados, todo el mundo quiere hacer valer su peso específico -sea grande o pequeño- y los que quieren ayudar tienen la gran oportunidad de “hacerse los difíciles” para sacar tajada. De todos modos, recuerden que si hay modificaciones y la Cámara baja decide insistir con el texto original, se termina la discusión.

Claro, el oficialismo tampoco quiere mostrar que “está para el cachetazo”, es decir, que acepta todo lo que le pidan con tal de obtener algunas reformas. Parte del problema consiste en no haber “negociado en espejo”, esto es, ir acomodando la ley en diputados al mismo tiempo que regulaba con los senadores. Son cuestiones de estrategia parlamentaria, que ahorran tiempo en un lado, pero lo hacen perder en el otro.

Aquí se presenta un detalle importante que se conoció en estos días: el Gobierno está moderando el ajuste por distintos medios, de modo de a) asegurarse un índice de inflación de un dígito de manera persistente y en constante caída, poniéndole un techo a los regulados, b) aminorar algo de la profunda recesión, y c) tener un poquito de mano suelta para seducir votos en la Cámara alta. Eso lo pondría más cerca de la aprobación y así tener su primer gran triunfo político. Pero todo penderá de un hilo hasta el final, porque si vuelve a la cámara de origen, siempre puede haber alguna tentación adicional.

¿Esto afecta al Pacto de Mayo, que podría ser en julio? No. Si no hay ley Bases, da lo mismo si se firma o no. Y si la hay, el pacto tampoco será relevante porque se trata de una lista de objetivos generales y no más. Firmar y sacarse la foto si no está la ingeniería política adecuada que sostenga la búsqueda de aquéllos, vuelve al acto irrelevante. Mucho más, si no están todos los actores políticos, sociales y económicos que realmente cuentan. Para ponerlo en otros términos: si hay ley sin pacto, no afecta la ecuación, pero viceversa sí, porque significará una victoria pírrica.

Mientras ocurre eso, el Fondo sigue llenando de elogios a la gestión económica. Sin embargo, como dijimos la semana pasada en esta columna, los técnicos del organismo están desconfiados respecto al esquema que están desarrollando el presidente y su ministro. Aunque no hayan figurado en la lista de los criticados por la máxima palabra oficial, los economistas auditores también creen que el valor del dólar se está retrasando y que eso podría producir una clásica crisis de estrangulamiento externo, tarde o temprano. Para retrucar en público, “jamoncito” fue al evento del Consejo Interamericano de Comercio y Producción -¿sucursal de “Make (Corporación) America Great Again”?- para dar otra muestra de su vocación docente.  Pero todo terminó un poco como lo que ya comentamos sobre la cena anual de la Fundación Libertad: sabor a poco, además de que no logró superar el record de asistencia de Macri en 2017.

Los chinos -que son todos iguales y están un poco cabreados- le han dicho a la canciller “nena, dame un poco más, un poco de satisfacción”, entonando las estrofas de Miguel Mateos: más swap a cambio de ciertas condiciones. O sea, “no existe algo como almuerzo gratis”. ¿Quién dijo eso? Ah, sí, Milton Friedman. Quizá los chinos sean libertarios y no comunistas.

Una de las noticias de la semana que trajo a colación una cara poco amable del ajuste económico fue el choque de trenes en Palermo. Podría ser que un exceso de ajuste mate, así como puede suceder con la corrupción. El gobierno aprovechó a ver si podía llevar agua para su molino, tratando de instalar el debate sobre una eventual privatización. Pero si “no-hay-plata”, es difícil recomponer los problemas de la infraestructura, y mucho menos si la tarifa debe seguir subsidiada. De esta crisis sale indemne porque 1) no hubo muertos, 2) solo lleva 5 meses, y 3) recibió una herencia negativa que dispensa sus errores. Sin embargo, tarde o temprano, todos los costos serán de esta administración, además de que las privatizaciones no dejaron un buen recuerdo en la mayoría social (hechas por Menem, especialmente reconocido por el presidente).

Una semana posterior al paro general de la CGT, cuando se va auscultando el efecto ciudad por ciudad y pueblo por pueblo, se afirma la relatividad de su impacto. Más allá de la opinión que cada uno posea sobre la central sindical, la metodología de la huelga o cómo está llevando a cabo Milei su gestión, queda clara la ausencia de energía social dedicada a otra cosa que no sea sobrevivir a la crisis. No queda espacio en la cabeza para mucho más, aun cuando muchas cosas del estilo presidencial y del contenido de sus políticas no satisfagan en absoluto. Atención a esto, porque puede ser una de las claves para comprender el grado de tolerancia social al ajuste. Quizá por eso, los gordos por ahora no se animaron a hacer definiciones sobre cómo llevar adelante un plan de lucha.

El que sí sigue luchando por seguir teniendo la hegemonía de esa confederación peronista llamada UP es el cristi / kirchnerismo. Como era de esperarse, no aparece ninguna fórmula política renovadora que alumbre una nueva etapa en ese espacio, ni nuevos nombres, ideas o metodologías. Lo único es una fecha para elección de autoridades. Ante la ausencia de líderes alternativos, con otro proyecto, con carisma, con habilidad y/o con fuerza, lo más probable es que UP pase a ser una unión por mantener el statu quo. La falta de bastones de mariscal en potencia, la lleva a CFK a incrementar su presencia pública para seguir bajando línea a la base y porque “santo que no se ve, no se venera”, como dicen en Venezuela.

En su última obra teatral, “Simón, el caballero de Indias”, Germán Rozenmacher pone al protagonista como fundador de un mundo de fantasías llamado Chantania. ¿Será allí donde habitan los economistas “chantas” a los que alude Milei cuando hablan de retraso cambiario?

Reanudan el martes el debate del paquete fiscal

Los integrantes de la Comisión de Presupuesto y Hacienda del Senado fueron convocados para las 16 del 21 de mayo, a los efectos de reanudar el análisis del proyecto de ley de Medidas Fiscales Paliativas y Relevantes, con la esperanza del oficialismo de emitir dictamen ese mismo día.

En una semana clave para las leyes que el Gobierno esperaba tener aprobadas para antes del 25 de Mayo, este martes se reanudará el análisis de las mismas en comisiones respectivas. Y retomarán precisamente ese día los planes que tenían para el jueves pasado, consistentes en reiniciar la discusión sobre el paquete fiscal inmediatamente después de concluido el desfile de invitados al plenario de las comisiones donde se discutió la ley de Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos.

Ese cronograma no pudo cumplirse ese día, pues lo que originalmente se esperaba pudiera quedar concluido a las 16, se extendió mucho más y recién concluyó bien pasadas las 10 de la noche. Recién para entonces terminaron de responder preguntas los integrantes de la última tanda prevista para esa jornada. Igual, alrededor de las 16, ya se había tomado la decisión de suspender la reunión de la Comisión de Presupuesto y Hacienda.

Este viernes el titular de la misma, el jujeño Ezequiel Atauche (LLA) convocó a los miembros de esa comisión para las 16 del martes 21 de mayo, en el Salón Azul, con el fin de reanudar la reunión que se inició el jueves 9 de mayo, oportunidad en la cual se realizó una sesión informativa a la que asistió el secretario de Hacienda, Carlos Guberman, entre otros funcionarios del área, quienes respondieron preguntas que fundamentalmente giraron en torno al blanqueo de capitales y la restitución del impuesto a las Ganancias a la cuarta categoría, en un encuentro al que no asistieron los senadores del interbloque de Unión por la Patria, quienes se adhirieron al paro general convocado por la CGT para ese día.

Cuando el jueves pasado el presidente de la Comisión de Legislación General, Bartolomé Abdala, anunció un nuevo cuarto intermedio, dijo que continuarían probablemente el martes, pero que eso ya sería informado a los presidentes de bloque. Finalmente se resolvió avanzar con el paquete fiscal ese día, con la esperanza de firmar dictamen y avanzar probablemente el miércoles con el mismo objetivo para el proyecto de ley de Bases.

Dependerá de lo que vaya a acordarse en los próximos días con los senadores cuyos votos son indispensables para el oficialismo para garantizar la aprobación en general primero y luego los artículos que vayan a merecer algunos cambios acordados en las negociaciones de los últimos días.

Con modificaciones en el RIGI, Francos se mostró optimista de que la ley Bases tenga dictamen la próxima semana

El ministro del Interior aseguró que están de acuerdo con muchos de los cambios que se proponen: “Algunos me parecen positivos”. A su vez, afirmó que están en conversaciones con gobernadores patagónicos por Ganancias.

Con más de 40 expositores que dieron su opinión respecto del proyecto de ley Bases y a la espera de que se retome el plenario de comisiones en el Senado el próximo lunes, desde el oficialismo tienen la confianza de emitir dictamen de mayoría la siguiente semana, pero no descartan modificaciones en el RIGI y en Ganancias.

En declaraciones en LN+, el ministro del interior, Guillermo Francos, expresó: “La ley Bases está hace 3 semanas en el Senado, sufriendo modificaciones e incluso mejoras”, y aseguró: “Algunas de ellas me parecen positivas. Estamos cerca. Hay vocación de tratarla”.

Creo que hay condiciones para que el dictamen salga por mayoría la semana que viene”, se mostró optimista y reafirmó que “va a ser un dictamen con modificaciones, por lo que va a volver a Diputados. En términos generales las normas que se trabajan mejoran mucho la redacción. Estamos de acuerdo con muchos de los cambios que se proponen. Creo que en Diputados va a acompañar”.

Francos consideró que “la ley va a tener un gran impacto en el mundo. Su no aprobación retrasa el crecimiento del país. En el momento que salga la ley, se van a decir un montón de inversiones”.

Respecto de cómo votará el principal bloque opositor opinó: “No sé si los 33 de UP están dispuestos a votar en contra. Algunos tienen un pensamiento distinto. Pensamiento que ha fracasado, pero ellos lo mantienen. Tal vez con el tiempo lo cambien”.

Al ser consultado por el RIGI, título que generó fuertes críticas, el funcionario sostuvo que “va a tener cambios positivos. Se clarificarán algunos aspectos que generaban preocupación en las provincias, otras saldrán por reglamentación”, y explicó: “Se trata de una norma para el incentivo de grandes inversiones. Se propone el RIGI, más allá de las ventajas, porque la Argentina no es un país confiable para el mundo”.

“El mundo no nos cree y por eso hay que generar confianza. Además, competimos con Chile y Perú que son confiables”, planteó.

Al respecto, Francos avizoró: “Yo creo que los senadores lo van a aceptar. Con modificación, que son lógicas. Hay obras mineras de gran magnitud. El presidente de YPF dijo que (el RIGI) es fundamental para la producción de petróleo y gas. Sobre todo, en Vaca Muerta”.

Por otro lado, habló del tema del impuesto a las ganancias y afirmó que están en “conversaciones” con los gobernadores patagónicos porque “la Patagonia tiene costos más altos que el resto del país. Argumentan que el impuesto a las Ganancias es injusto para ellos por las condiciones de vida y costos altos”.

Sobre la reforma laboral, expresó: “Creo que la CGT la entiende. En el fondo creo que están de acuerdo. Estas reformas los beneficia. Porque los informales pasan a convertirse, de a poco, en formales”.

Por último, se refirió al Pacto de Mayo, cuya fecha de firma se puso en duda en torno a la demora de la aprobación de la ley Bases y el paquete fiscal: “El presidente había pensado en esta fecha simbólica para hacer un pacto y afirmar valores, principalmente libertades económicas. Él decidirá cuándo se firma el Pacto. No es importante la fecha sino los beneficios que tiene para el futuro del país”.

“Estamos ante el peligro de convertir por ley la información en propaganda”

La cruda definición de la periodista Nancy Pazos al participar en el plenario de comisiones del Senado. 4 de cada 10 agresiones a la prensa vinieron del presidente o sus ministros, afirmó.

Cerca de las 20.30, al cabo de otra jornada extenuante del plenario de las comisiones de Legislación General, Presupuesto y Hacienda y de Asuntos Constitucionales, llegó el turno de la última tanda de invitados a exponer. Entre ellos, la última convocada era la periodista Nancy Pazos, que venía en representación de la organización Periodistas Argentinas.

Y ya al sentarse se hizo escuchar ni bien se sentó: “No pregunten nada, por favor, porque no da para más…”, señaló con humor, aunque cansada de tanta espera. Elogió a continuación a Rodolfo Llanos, presidente de la Unión de Emprendedores de la República Argentina, que había estado en el anterior panel: “Llanos creo que se llevó la banca, no, parecía un senador más. Dios mío, qué paciencia”. Y prometió, entre risas: “No voy a decir nunca más que los senadores no laburan, después de hoy”.

A la hora de exponer, la periodista leyó un texto muy crítico de la situación del periodismo en el país hoy. “Estamos ante el peligro de convertir por ley información en propaganda. Y ustedes, senadoras y senadores, pueden evitarlo. Lo que venimos a compartir con ustedes es una preocupación: la libertad de expresión está en peligro”.

Se refirió en primer lugar a las coberturas de actos y movilizaciones. “Nos disparan balas de goma. Más de 40 periodistas sufrieron esto mientras estaban trabajando. Lo denunciamos ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, y la ministra de Seguridad nos pidió disculpas por estos atropellos”, señaló.

Nancy Pazos aseguró que “estamos en peligro cuando el presidente, a quien conozco y respeto en lo personal, aclaro, dedica una catarata de mensajes para estigmatizar a colegas y medios que informan sobre lo que las autoridades consideran impertinente. Cuatro de cada diez agresiones a la prensa en los últimos tiempos tuvieron como autores al presidente o sus ministros”, aseguró, citando como fuente el Monitoreo de Libertad de Expresión de FOPEA.

Y remarcó: “La cifra resume la dinámica de la relación entre el nuevo jefe de Estado y la prensa”, afirmando que el presidente “descalifica, insulta, acusa y agrede verbalmente con asiduidad a periodistas y medios, sobre todo a mujeres”.

“Estamos en peligro cuando el Estado no paga a los medios las deudas contraídas, y elimina la pauta oficial, todo al mismo tiempo y sin dar posibilidades financieras de adaptarse al cambio de las reglas de juego que dominó la relación entre medios de comunicación y Estado durante las últimas décadas”, señaló, remarcando que las deudas impagas afectan a 328 medios.

En ese sentido reconoció que “no era transparente el reparto, pero sí su ejecución”, aclarando que cualquiera podía tener acceso a la información pública y tener el detalle de qué medio había cobrado cada peso. “Ya no. Ya no podemos acceder a esa información”, enfatizó, destacando que el Gobierno sigue gastando, pero “ahora es opaco y socialmente incontrolable”.

Luego puso el caso de Télam y sus 700 trabajadores, a quienes se les sigue pagando los sueldos, “pero hace 5 meses que el Estado ha preferido despreciar la recaudación que Télam  producía mensualmente, y dejó de producir información y dinero”.

Corrió entonces a los libertarios por derecha, advirtiendo que al no cobrar por los servicios que brindaba se generó una pérdida que estimó para estos 5 meses en 17 mil millones de pesos. “Todo a simple vista por un capricho, porque si pagan los sueldos, ¿por qué no siguen haciendo su trabajo?”.

Tras afirmar que lo que esos gastos generaban para el PBI eran ínfimos, Nancy Pazos consideró que “está claro entonces que no se trata de reducir el déficit, sino del peligro de paralizar la información federal que garantiza que un habitante de Tierra del Fuego sepa qué sucede en Jujuy, por ejemplo. Idéntico es el procedimiento en Radio Nacional y sus 52 emisoras provinciales, sin dirección, que se limitan a reproducir ahora a reproducir lo que indica un interventor desde Buenos Aires”.

A los senadores les advirtió: “Significa que ustedes están en peligro. Lo que representan, los intereses que defienden, no pueden llegar al resto de la población”.

Luego dijo que “en este palacio funciona un canal, en el cual nuestras colegas han sufrido actos de censura en plena emisión en vivo”, y citó el caso de la Asamblea Legislativa, donde los legisladores sesionaron “rodeados de un operativo sin precedentes; en este palacio tuvieron que ver por redes sociales la jura de ministros, sin acceso a la prensa”.

“La libertad de expresión es un bien social que esta ley debilita al legitimar estas prácticas. No se trata de reditar el debate sobre si está bien o mal privatizar, porque ese debate ya lo tuvimos en los 90 y los resultados están a la vista”, aclaró la periodista, que sostuvo a continuación que “no hay medio privado que pueda garantizar la federalización de las noticias. No es que un medio privado no quiera hacerlo; no puede”.

Y cerró: “El empresario tiene que hacer bien su trabajo, que es lograr rentabilidad; el político tiene que hacer bien su trabajo, que es lograr equidad. No delegar en el mercado el buen funcionamiento de la democracia. Esa es su tarea y eso les pedimos hoy a ustedes, senadores y senadoras: hagan su trabajo, no legitimen por ley el fin del periodismo federal y democrático”.

Villarruel se sumó a las negociaciones para cerrar los dictámenes, que firmarán la próxima semana

La titular del Senado se mete de lleno en las negociaciones del proyecto de ley Bases. La idea sería acercar posiciones en la Cámara alta dando lugar a las modificaciones. Habría fechas para dictaminar y sesionar.

Mientras se desarrollaba la reunión informativa del plenario de comisiones de Legislación General, Presupuesto y Hacienda y Asuntos Constitucionales de la Cámara alta para debatir la ley de Bases, se llevaban a cabo intensas negociaciones en el Senado de la Nación para ir corrigiendo el texto que finalmente llegaría en dos semanas al recinto de sesiones.

En rigor, la fecha ya estaría elegida, y tal cual indicó hace días parlamentario.com, sería entre el 29 y el 30 de mayo. Las dudas persisten en torno a cuándo se logrará emitir dictamen. Había una presunción de que este mismo jueves pudiera llegarse a avanzar con el paquete fiscal que estaba previsto tratarse inmediatamente después del plenario.

Sin embargo, lo que originalmente se pensaba que podía terminar a las 14.30, se prolongó en el tiempo -tal cual sucediera con las anteriores reuniones- y finalmente, pasadas las 16, se acordó levantar la reunión de Presupuesto y Hacienda y dejar la continuidad de las reuniones para la próxima semana. Sería el martes, posiblemente a las 14. La idea es tratar de dictaminar al día siguiente.

Este jueves sobre el mediodía la vicepresidenta de la Nación, Victoria Villarruel, recibió la visita del ministro del Interior, Guillermo Francos, el vicejefe de Gabinete, José Rolandi, y la secretaria de Planeamiento Estratégico, María Ibarzabal Murphy, para repasar cuestiones que tienen que ver con las negociaciones que se desarrollan con las dos leyes que llegarán al recinto en los próximos días afinando el lápiz respecto de las propuestas de la oposición. Posteriormente puso manos a la obra y se reunió, por separado, con los senadores Martín Lousteau y Maximiliano Abad, ambos del radicalismo.

“Por momentos está todo arreglado y tenemos el numero para sesionar, y por momentos eso desaparece”, graficó un senador libertario consultado por parlamentario.com. Eso muestra la dinámica de estas intensas negociaciones que finalmente el oficialismo espera llegar a buen puerto.

Hasta el momento, la titular de la Cámara alta no había sido parte de las negociaciones para acercar posiciones en los bloques dialoguistas respecto al avance del texto del Gobierno Nacional. A partir de la inclusión de Villarruel, la idea sería llegar al recinto el 29.

Al cabo de esta nueva reunión plenaria se anunciará un cuarto intermedio hasta el martes a las 14 horas, con más invitados, mientras se sigue negociando en los despachos para firmar dictámenes el miércoles 23.

La vicepresidenta Victoria Villarruel tomas las riendas en las negociaciones de la ley Bases.

Luego de una semana cargada de reuniones plenarias, el informe de gestión de Nicolás Posse (jefe de Gabinete), más de una treintena de invitados y con la posibilidad real de que el Pacto de Mayo se postergue -la ley Bases ya no estará sancionada para el 25 como anhelaba el Poder Ejecutivo-, los funcionarios de Casa Rosada recurrieron a la vicepresidenta para desentramar las negociaciones en el Senado.

Si bien serían muy pocos los votos que le faltarían al oficialismo para hacerse con la ley Bases y el paquete fiscal, la intervención de Villarruel “mostraría cierto afán de voluntad y daría lugar a las modificaciones solicitadas”, más que nada las de los espacios dialoguistas.

Las alarmas sonaron en el oficialismo cuando esta semana quedó en evidencia que la senadora Guadalupe Tagliaferri  (Pro) no era un voto afirmativo seguro a partir de la exposición de su invitado, José Tamboronea -empresario metalúrgico-, quien defenestró a la Cámara de Diputados por darle aval al RIGI.

A eso se le suma que el radical Martín Lousteau, la neuquina Lucila Crexell, la chubutense radical Edith Terenzi, los federales Edgardo Kueider y Carlos Espínola, la rionegrina Mónica Silva y los santacruceños José Carambia y Natalia Gadano, forman parte del rango de senadores que aún no definieron el sentido de sus votos. En estos nombres se enfocará el oficialismo para alcanzar los votos que permitan el avance de la ley Bases.

 

Estela de Carlotto pidió a los senadores que “intervengan” en defensa del Banco de Datos Genéticos

La titular de Abuelas de Plaza de Mayo expresó su preocupación por los artículos 3 y 6 de la ley Bases para “evitar el retroceso en materia de derechos adquiridos”.

En el marco del plenario de comisiones del Senado que analiza la ley de Bases, la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, junto al nieto recuperado Guillermo Pérez Roisinblit y al genetista argentino Víctor Penchaszadeth expresaron preocupación por los artículos 3 y 6 de la denominada ley Bases y les pidieron a los senadores que “intervengan en defensa” del Banco de Datos Genéticos y del CONADI.

“Una vez más estamos en el Congreso de la Nación para solicitar ayuda, compromiso y comprensión con el deseo de evitar el retroceso en materia de derechos adquiridos fundamentales que garantizan el bienestar de toda la sociedad. Venimos a pedirles a ustedes que honren los cargos para los que fueron electos  y como lo hicieron tantos a lo largo de la historia”, comenzó su disertación Estela de Carlotto.

Así recordó que “en este recinto se conquistaron consagrados en la Constitución Nacional y, en particular, se consolidó el derecho de verdad, memoria y justicia que tan alto ha sido que nos ha colocado en el mundo convirtiéndonos en los mayores referentes internacionales en materia de derechos humanos”.

En esa línea, relató que “con orgullo aquel 21 de agosto de 2003 con el impulso del entonces presidente Néstor Kirchner el Senado de la Nación anuló las leyes de obediencia debida y punto final junto al fallo de la Corte Suprema que las declaró inconstitucionales. Permitió la apertura de los juicios por delito  de lesa humanidad. Este mismo Congreso puso el freno al intento de favorecer a los genocidas con el beneficio del 2×1”.

“En tiempo récord y con apoyo de todos los bloques políticos promulgó una ley para evitar reducciones de las penas que resultaban una ofensa para la democracia”, contó.

Carlotto resaltó que “la república requiere del pleno funcionamiento de los tres poderes como lo hemos visto a lo largo del camino de construcción colectiva de memoria, verdad y justicia con políticas públicas llevadas a cabo por el Poder Ejecutivo que acompañan las leyes que sanciona el Congreso y con justicia para reparar las graves violaciones de derechos humanos”.

“Las abuelas de Plaza de Mayo llevamos 47 años de lucha ante la desaparición forzada de nuestros hijos y embarazadas comenzamos la búsqueda”, precisó y agregó: “Estoy muy emocionada y aparte vieja… le voy a dar a mi compañero para que siga”.

Fue Guillermo Pérez Roisinblit -nieto recuperado- quien continuó leyendo las líneas de la titular de Abuelas: “En plena dictadura la búsqueda era compleja y representaba mayor dificultad frente a los bebés que nacían en cautiverio y a quienes no podíamos reconocer. Nos preguntamos si nuestra sangre era útil para poder identificarlos”.

En tanto, narró que se desarrolló el índice de abuelidad, un  hallazgo científico que “posibilita la identificación de esos niños y la necesidad de almacenar los perfiles genéticos para garantizar su identificación. Eso se lo contamos a Alfonsín quien impulsó la CONADEP y había impulsado el juicio que llevó a la condena de las juntas militares por los crímenes de lesa humanidad, pero no se había ocupado de los desaparecidos y se comprometió a crear un Banco Nacional de Datos Genéticos. Ni bien recuperamos la democracia, las abuelas confiamos en el Estado para recuperar a nuestros nietos desaparecidos”.

“Ni bien se creó el Banco, el servicio de inmunología del Hospital Durand empezó a recibir muestras,  el Ministerio de Acción Social proveyó los insumos”, sumó.

En tanto, remarcó que el Poder Legislativo también se comprometió con la búsqueda de esos niños y en 1987 “este Congreso sancionó la ley de Creación del Banco Nacional de Datos Genéticos”.

“Vinieron años de retroceso en materia de memoria, verdad y justicia, pero no bajamos los brazos y seguimos reclamando al Estado por nuestros nietos y sus representantes para resolver los problemas de la sociedad”, expresó.

“Desde 1990 con la sanción de la Ley que incorporo al Derecho Interno Argentino a la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño y empezamos a solicitar la conformación de una Comisión Técnica Especializada para velar por los derechos a la identidad e impulsar la búsqueda de los niños y niñas desaparecidas. Con ese pedido fuimos al presidente Carlos Menem quien ordenó la Creación de la Comisión Nacional por el Derecho a la Identidad”, detallo.

Así, destacó que “es el único ámbito del Estado destinado a garantizar el derecho a la identidad se fue ampliando su objeto. La CONADI ha brindado respuestas a lo largo de estos años a más de 2 mil casos en los que se pudo establecer el origen biológico de personas”.

También recordó que en 2012 durante la presidencia de Cristina Kirchner se creó la Unidad Fiscal Especializada para casos de apropiación de niños durante el terrorismo de Estado.

“Desde Abuelas hemos trabajado con todos los poderes del Estado y con cada uno de los gobiernos constitucionales. En cada etapa con mayor o menor recepción nos han escuchado y hemos podido resolver problemáticas y generar instrumentos que hoy sirven para garantizar derechos más allá de la búsqueda de nietos”, planteó.

En tanto, señaló: “Nuestra preocupación es en torno a los artículos 3 y 6 que otorgan facultades delegadas al Ejecutivo para la disolución , modificación, intervención de organismos centralizados y descentralizados creados o no por ley. Nos preocupa el alcance que tiene sobre el Banco de Datos Genéticos y la CONADI , herramientas construidas por el Estado democrático para resolver los crímenes del terrorismo de Estado, más de 300 personas viven con su identidad falsificada”.

“Piensen en los innumerables organismos y dependencias que se construyeron para resolver problemas o promover derechos que quedaran a merced de la decisión inconsulta del Ejecutivo. Estos artículos eliminarían la división de poderes que establece el carácter federal y republicano del país”, se dirigió hacia los legisladores.

“El Banco de Datos Genéticos es un organismo reconocido a nivel mundial cuya ley ha sido modelo para la creación de otros similares. La CONADI fue creada en 1992, forman parte de las medidas adoptadas por el Estado argentino para el cumplimiento de los compromisos internacionales asumidos en materia de derechos humanos. Son auténticos logros de la democracia y debemos defenderlo porque nacieron de la demanda social y son garantía del derecho a la identidad. Se ha restituido la identidad de 137 nietos y nietas”, resaltó.

En esa línea, reiteró que “los artículos 3 y 6 ponen en riesgo infinidad de organismos que resultan fundamentales para el cumplimiento de compromisos estatales”, y al cierre le solicitó a los senadores que “estén a la altura de sus roles e intervengan en defensa”.

Guillermo Pérez Roisinblit es uno de los 137 nietos recuperados por la labor de Abuelas de Plaza de Mayo en conjunto a la CONADI (Comisión Nacional por el Derecho a la Identidad), quien afirmó que “antes de que me encuentren tenía otra identidad”. “Era literalmente otra persona y desconocía lo que hacía el Banco Nacional de Datos Genéticos”, afirmó.

Y siguió: “Estén atentos con lo que pueda suceder con este paquete de leyes. Traten de pensar en familias de más de 300 nietos y nietas que faltan, que son mis hermanos”. “Sin Banco y Conadi, ¿dónde quedan esos perfiles genéticos? 47 años llevan buscándonos y está funcionando ¿Por qué lo tenemos que desechar?”, cuestionó.

El genetista argentino Víctor Penchaszadeth acompañó a la referente de Abuelas de Plaza de Mayo para defender al Banco Nacional de Datos Genéticos ante la posibilidad de ser disuelto con la aprobación de la ley Bases. “El vocero del Poder Ejecutivo dice que no corre riesgo, pero no está excluido de la lista de organismos en cuestión”, señaló.

“La ciencia no es neutral, está nutrida de valores humanos”, comenzó el científico cuando intervino en la tercera jornada de la reunión plenaria que trata la ley Bases. Del mismo modo, amplió que “la apropiación de niños con supresión de identidad es un delito de lesa humanidad y Argentina ha firmado tratados internacionales que forman parte de nuestro acervo constitucional”.

Con relación a Estela de Carlotto y la ONG que recuperó 137 nietos, Penchaszadeth expresó que esas labores “fueron los primeros ladrillos de la construcción del derecho a la identidad, junto a la ciencia y la genética forense y he apoyado desde el principio”. “Sin ellas no se hubiera formado el Banco Nacional de Datos Genéticos y se ha incentivado al derecho a la identidad”, destacó.

Con respecto al proyecto de ley, cuestionó que “falta mencionar en el artículo 3 que el Banco Genético queda al abrigo del Poder Ejecutivo”, en alusión a que una potencial des financiación dejaría al organismo disuelto, pese a no ser cerrado con la aprobación de la ley.

“Los nietos recuperados son la memoria vigente y social avalada por la verdad y a los que piensen que esto no está en riesgo, les diría que lo piensen dos veces porque en el exterior se habla más del Banco Genético que acá porque forma de la cultura”, sumó el científico, quien concluyó: “No puede quedar en el pasado porque quedan más de 300 personas sin recuperar su verdadera identidad”.

Roisinblit es uno de los 137 nietos recuperados por Abuelas de Plaza de Mayo en conjunto a la CONADI.

La senadora neuquina Silvia Sapag (UP) anticipó que el sentido del voto de su bloque: “Los 33 la vamos a rechazar porque ningún artículo es bueno para la producción, el desarrollo o la salud y no son para la patria ni para sus habitantes”.

En relación a la disolución del Banco Nacional de Datos Genéticos, sumó que “todo queda patas para arriba porque esta ley viene a cambiar todas las relaciones políticas, comerciales, económica, simbólicas y todo lo construido en algo tan sentido por los argentinos no solo en los que la sufrimos sino en la conciencia nacional”.

“Somos mirados por el mundo por como hemos sabido resolver algo tan duro y creíamos que era un consenso general de todos los partidos, hasta que apareció un partido que no piensa así”, agregó Sapag, y cerró: “Es grande la preocupación porque creo que estamos en problemas”.

En tanto, el presidente del bloque de la Unión Cívica Radical, el correntino Alejandro Vischi también anticipó que su espacio político en la Cámara alta se pronunciará por la continuidad del Banco Nacional de Datos Genéticos.

Representantes de cámaras del tabaco se expresaron a favor del capítulo incorporado en la ley de Bases

Lucio Paz Posse enfatizó que actualmente “hay una pérdida enorme al Estado nacional y sobre todo a los productores”, mientras que Pedro Pascuttini reclamó “terminar con el festival de evasión de algunas empresas”.

Foto: Comunicación Senado

A favor del capítulo incorporado en la ley de Bases a instancias de la oposición en la Cámara de Diputados sobre impuestos internos al tabaco, representantes del sector se manifestaron a favor este jueves en el plenario de comisiones del Senado.

Lucio Paz Posse, de la Cámara de Tabaco de Salta, y Pedro Pascuttini, de la Cámara de Tabaco de Jujuy, pidieron resolver la situación de desigualdad tributaria, a partir de la negativa de Tabacalera Sarandí, de Pablo Otero -conocido como el “Señor Tabaco”-, de pagar el impuesto mínimo, afectando así a la recaudación y asegurando su poderío dentro del mercado.

El texto, que originalmente había sido contemplado por el Poder Ejecutivo, pero luego lo retiró y finalmente la oposición dialoguista logró sumarlo, aumenta la tasa del impuesto interno sobre los cigarrillos del 70% al 73% y elimina el impuesto interno mínimo.

“Los productores tabacaleros en Argentina son empresarios PyME y están atravesando una situación extremadamente delicada”, sostuvo Paz Posse, quien explicó que “del valor del paquete del cigarrillo el 78% son impuestos y además tenemos hoy un impuesto mínimo”. “La ley que hoy tenemos vigente es la ideal, pero lamentablemente por artilugios jurídicos de distintas industrias, que en su momento eran muy pequeñas y hoy tienen más del 50% del mercado, no se está cumpliendo”, apuntó.

El empresario detalló que “Argentina vende 1.800 millones de paquetes de cigarrillos por año, esto significa que el valor promedio hoy estaría en dos dólares, que son 3.600 millones de dólares que deberían recaudarse por la venta del cigarrillo. El 78% son presión impositiva, estamos hablando de 2.400 millones de dólares”.

“Si uno hace la proyección interanual, en el último año, tomando de marzo a marzo por ejemplo, no llegamos a los 600 millones de dólares. Esto es por la fuerte evasión fiscal a través de no solamente las medidas cautelares que presentaron para no pagar el impuesto mínimo, sino que se declaran ante la AFIP entre 120 y 300 pesos, y esos cigarrillos se están comercializando a 1.000 como mínimo”, señaló.

Para el representante de la Cámara de Tabaco de Salta “es fundamental legislar sobre la materia y resolver esta situación” porque “hoy es crítica la situación que viven los productores: ha incrementado la energía de una forma sideral, los costos de los repuestos, la mano de obra que viene rezagada y tienen los ingresos diezmados”.

“Dentro de la composición que recibe el productor, el 50% lo recibe por la venta del producto y el otro 50% era lo que recibía del Fondo Especial del Tabaco (FET), que hoy está diezmado de ingresos”, subrayó Paz Posse y agregó: “Es fundamental resolver la situación de fondo, porque hay una pérdida enorme al Estado nacional y sobre todo a los productores”.

Por su parte, Pedro Pascuttini, de la Cámara de Tabaco de Jujuy, expresó: “Estamos en una lucha que la llevamos hace varios años, de una pelea por un festival de evasión que algunas empresas tabacaleras realizan. Eso ocasiona daños y perjuicios irreversibles, no solamente para el erario nacional, sino para las provincias, economías regionales y productores tabacaleros”.

El expositor apuntó que “después de 2018 comenzó a menguar notoriamente la recaudación” del FET, el cual tiene recursos “destinados a cuidar a las familias, pagar los jornales de los trabajadores e invertir en las fincas”.

Pascuttini señaló que en Misiones, Salta, Jujuy, entre otras provincias productoras, la actividad “significa el segundo tomador de mano de obra después del Estado provincial”. A su vez, reclamó por un “fuerte control que se debe hacer en toda la cadena y actividad tabacalera”.

“El ‘Señor del Tabaco’ es la empresa Sarandí”, aseguró, pero alertó que “también hay ‘chicos’ que no tiene cautelares y hacen lo que quieren”.

Durante las preguntas, el senador libertario Juan Carlos Pagotto cuestionó lo incorporado por la oposición en Diputados. “Ustedes hablan de que con gran tino se introdujeron un par de artículos, pero esos artículos tienen una deficiencia de técnica legislativa, aparte de una direccionalidad. Acá evidentemente hay una puja de intereses entre dos sectores”, manifestó y pidió saber “quiénes son las empresas que pagan, porque han hablado de los que no pagan”.

“Soy partidario de hacer una ley completa, hay un proyecto integral que contempla a la salud pública, más allá del interés sectorial”, agregó el senador riojano.

Paz Posse respondió que “las dos empresas que hoy tributan son Massalin y Nobleza Piccardo, las dos que están cumpliendo con la ley actual”. “Yo no voy a criticar la técnica legislativa del texto agregado por Diputados, entiendo que en este contexto es conveniente”, afirmó y opinó que “las normas del sector están bien”.

Desde Unión por la Patria, el salteño Sergio “Oso”Leavy destacó que “realmente si hay una actividad que produce y genera muchas fuentes de trabajo es el tabaco. 130 jornales por hectárea y se siembra mucho”.

“Creo que tenemos que sacar una buena ley. Hay siete provincias productoras, 21 senadores que estamos muy preocupados por esto”, sostuvo, pero remarcó que a la ley “hay que mejorarla” y “sacarla con la menor posibilidad de errores”.

Leavy recordó que con la reforma tributaria de 2018, durante el gobierno de Cambiemos, se bajó el 75% de los impuestos internos al 70%; luego se mostró a favor de que “vuelvan a pagar el 75% para que recaude más el FET y la Nación” e “incluir en los impuestos que también pague el tabaco calentado”.

Ley Bases: Tras una última tanda de expositores, el plenario pasó a cuarto intermedio hasta el martes

Casi doce horas demandó una nueva jornada de debate de la ley de Bases en el plenario de comisiones del Senado. Cuarto intermedio hasta la semana que viene.

Foto: Comunicación Senado

Tras casi 12 horas de debate, concluyó este jueves a las 22.36 la que supuestamente sería la última sesión informativa del plenario de las comisiones de Legislación General, Presupuesto y Hacienda y Asuntos Constitucionales, pasando a un cuarto intermedio que en principio se informó sería hasta el martes, en una hora a determinar. “Ya se les informará a los presidentes de bloque”, aclaró el senador Bartolomé Abdala, que condujo la mayor parte de la reunión. Pasó así una nueva semana sin alcanzar el dictamen, ni de la ley de Bases, ni del paquete fiscal.

De  hecho, se había especulado con la posibilidad de que pudiera firmarse dictamen este jueves del proyecto de Medidas Fiscales Paliativas y Relevantes, que no llegó a tratarse siquiera en esta jornada. Es que se había calculado originalmente que el plenario podría concluir a las 14.30, aunque todos sabían que era una estimación voluntarista. Y ya para las 14, cuando recién concluyó la participación de los miembros del primer llamado a exponer, quedó claro que tenían para rato.

Luego de la visita este miércoles del jefe de Gabinete, Nicolás Posse, los senadores se reunieron en un plenario de Legislación General, Presupuesto y Hacienda y Asuntos Constitucionales desde las 10.59, en el Salón Azul.

Tras las medias sanciones en la Cámara de Diputados, el Gobierno confiaba en avanzar de manera exprés en el Senado, algo que se fue diluyendo con el correr de los días, mientras se vio que el trámite iba a demandar más de lo deseado por el oficialismo y, a la vez, se convocó a numerosos expositores. El Poder Ejecutivo no se encontró solamente con un reclamo de la oposición dialoguista de trabajar con el tiempo necesario, sino además con muchísimos pedidos de modificaciones. Éstos fueron receptados recién esta semana por los negociadores de Casa Rosada, quienes deben dar sus devoluciones y al tiempo volver a tener respuestas de los legisladores.

Para asegurarse los votos, el Gobierno sabe no tendrá otra salida que aceptar modificar la letra de ambos textos, lo que generará su regreso a la cámara de origen.

Entre los senadores de la oposición dialoguista hay severos reclamos respecto del Régimen de Incentivo a las Grandes Inversiones (RIGI) y la eliminación de la moratoria previsional, en la ley de Bases; y al blanqueo de capitales y la restitución de Ganancias, en el paquete fiscal, entre otros puntos.

Las exposiciones

A favor del capítulo de impuestos internos al tabaco, incluido a instancias de la oposición en la Cámara de Diputados, Pedro Pascuttini, de la Cámara de Tabaco de Jujuy, expresó: “Estamos en una lucha que la llevamos hace varios años, de una pelea por un festival de evasión que algunas empresas tabacaleras realizan”. Mientras que Lucio Paz Posse, de la Cámara de Tabaco de Salta, reclamó que “hoy es fundamental resolver la situación de fondo, porque hay una pérdida enorme al Estado nacional y sobre todo a los productores”.

A su turno, Daniel Rosatto, presidente de Industriales PyMEs Argentinos (IPA), enfatizó que “la industria nacional PyME está atravesando una situación muy grave, que tiene que ver con una profundización de esta recesión que estamos teniendo desde enero. Estamos perdiendo más de una PyME por día”.

El expositor explicó que “los costos de la producción hacen que nos seamos competitivos” y resaltó que en el país hay “la misma cantidad de PyMEs manufactureras que hace 20 años”. Yendo a la ley de Bases, cuestionó: “El RIGI habla de favorecer y dar incentivos a las grandes inversiones. ¿Cuánto invertimos las PyMEs en Argentina? ¿Qué representamos las PyMEs? ¿Cuántos puestos de trabajo podemos generar si nos dan las condiciones para poder producir?”.

“Estamos armando un proyecto de ley donde las PyMEs no figuran, no puede ser. No estamos en desacuerdo con que las grandes vengan a invertir, pero si vienen a invertir para que dejemos de producir las PyMEs, no es un buen negocio para Argentina”, advirtió Rosatto y comparó que “las grandes empresas generan 400 mil puestos de trabajo, las PyMEs 6 millones, y podemos generar más si nos dan las condiciones”.

Foto: Comunicación Senado

En la ronda de preguntas, la senadora de Unión por la Patria Juliana Di Tullio subrayó que en pandemia “se pagaron salarios” de las empresas con “un Estado presente para la industria nacional”, mientras que la ley refleja “un Estado presente para los capitales extranjeros”. “Porque a ustedes nadie los benefició como van a beneficiar a los capitales extranjeros. Nunca nadie se ha sido tan generoso, y encima por 30 años”, reprochó.

“¿Escucharon alguna vez al presidente desde el 10 de diciembre hasta hoy de hablar de un plan de desarrollo para las PyMEs?”, consultó, a lo que Rosatto respondió: “No. Desde que asumió, y antes de que asumiera, nunca se reunió con las PyMEs. Nunca hemos logrado poder tener una reunión y tampoco con el ministro de Economía”.

Al contestar a la intervención del senador de La Libertad Avanza Juan Carlos Pagotto, quien dijo que hay PyMEs “que no piensan lo mismo” que los expositores convocados por UP, Mauro González, presidente de la Confederación Federal de PyMEs, precisó: “Según datos concretos del INDEC, la actividad industrial cayó entre un 20% y 45% entre marzo de 2023 a marzo de 2024. Esto inevitablemente significa desempleo. La utilización de la capacidad instalada en la industria bajó entre un 10% y 20% en el mismo período. Esto repercute en los 120 mi despidos nuevos, que se han dado en este último tiempo, según datos de la Secretaría de Trabajo”.

“El impuesto PAIS para importar insumos nos aumentó el 17,5% y los impuestos al combustible, que repercuten en la producción, tuvieron también aumento”, agregó y aseveró que “la actividad hoy en el sector PyME es crítica y caótica, eso no quita a que se avance en este Régimen de Incentivo a las Grandes Inversiones y la agrave aún más”.

Daniel Rosatto y Mauro González, por el sector PyME (Foto: Comunicación Senado)

La titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, junto al nieto recuperado Guillermo Pérez Roisinblit y al genetista argentino Víctor Penchaszadeth expresaron preocupación por los artículos 3 y 6 de la denominada ley Bases y les pidieron a los senadores que “intervengan en defensa” del Banco de Datos Genéticos y del CONADI.

A continuación, Martín Reydó de la fundación FUNDAR habló sobre el RIGI y afirmó que el país necesita “un régimen especial para traer inversiones” porque “no hay patron de desarrallo sin inversiones”, pero alertó por el control de las inversiones porque “puede bajar la legitimidad social y política y haber reversión judicial”.
“El RIGI que se presenta en esta ley Bases es un problema grande por cómo está establecida porque genera demasiados incentivos fiscales aduaneros y cambiarios que no son necesarios; es un régimen horizontal y no favorece a ningún sector; no hay ningún requisito de integración socioproductiva y plantea desigualdad en la competencia entre las empresas”, detalló y alertó: “Esto va a terminar mal con reacción judicial y social”.

La titular de Monotributistas Asociados República Argentina, la contadora Noelia Villafañe, exigió modificar el titulo 6 del paquete fiscal y anunció que “van a hacer un daño gravísimo”. “El monotributo social es de inclusión y los artesanos del interior del país, a través de esto, tienen obras sociales para sus hijos”.
En contraposición, advirtió: “Con esto empujan a la clandestinidad y dejan a hijos sin sistema de salud”. “Termina siendo grave porque es como decirles ‘por ser los más pobres en el sistema quedan’”. “Les pido que no se elimine el monotributo social”, cerró.

En representación de trabajadores rurales habló José Voytenco, secretario general de la UATRE cuestionó la quita de multas al sector empresario por el empleo no registrado porque “no hace otra cosa que precarizar la actividad laboral rural y potencia el trabajo en negro, retrocede en el tiempo y es una merma de los derechos laborales”, y adviritó: “De avanzar con esta ley nos van a condenar a los trabajadores rurales”.

El presidente de la Unión de Emprendedores, Rodolfo Llanos, explicó que la demora de la ley Bases tiene un “impacto económico y operativo en las empresas de inversión y financiamiento; en el empleo y desarrollo; relaciones laborales; el impacto legal y regulatorio”.

Ya sobre el final de la reunión, la periodista Nancy Pazos, última oradora de la  jornada, leyó en nombre del colectivo Periodistas Argentinas un texto muy crítico que ella misma  había escrito sobre la situación del periodismo en el país hoy. “Estamos ante el peligro de convertir por ley información en propaganda. Y ustedes, senadoras y senadores, pueden evitarlo. Lo que venimos a compartir con ustedes es una preocupación: la libertad de expresión está en peligro”.

Aseguró que “estamos en peligro cuando el presidente, a quien conozco y respeto en lo personal, aclaro, dedica una catarata de mensajes para estigmatizar a colegas y medios que informan sobre lo que las autoridades consideran impertinente. Cuatro de cada diez agresiones a la prensa en los últimos tiempos tuvieron como autores al presidente o sus ministros”, aseguró, citando como fuente el Monitoreo de Libertad de Expresión de FOPEA.

Sobre el final del largo debate en el plenario, cerca de las 22 habló el presidente del interbloque UP, José Mayans, quien en un pasaje de su extensa alocución lanzó que “lo que votó Diputados es una vergüenza. Yo creo que hay dos grupos ahí… Algunos arreglaron por temas personales, y  el grupo Macri arregló por el blanqueo de capitales. Porque acá el capital que viene es sin trazabilidad, sin saber de dónde viene… Es un llamado al delito organizado y el narcotráfico”.

Y deslizó en ese pasaje la uniformidad de su bancada: “Somos 33 acá, con todas las operaciones que nos hacen todos los días”. Y cerró: “Facilitar esto es traición a la Patria”.

Ley Bases: última jornada con invitados y la incógnita sobre el dictamen

Está prevista la participación de 18 invitados para exponer ante el plenario. Luego de dos jornadas que se extendieron hasta bien entrada la noche, la reunión arrancará a las 10.30 de la mañana.

Cumplida la visita del jefe de Gabinete al Senado, se reanudará este jueves el plenario de las comisiones de Legislación General, Presupuesto y Hacienda y Asuntos Constitucionales, que se reunirá a partir de las 10.30 para escuchar a los invitados pendientes para exponer en torno al proyecto de ley de Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos.

Será la reanudación del cuarto intermedio al que se pasó el martes pasado, al filo de la medianoche, y para este jueves está prevista la presencia de 18 invitados, que expondrán en cuatro tandas de una hora, en un cronograma que incluye un tiempo de exposición de 7 minutos para cada uno y luego el tiempo de las preguntas de los legisladores.

Según el programa difundido, en la primera entrada participarán como expositores, a partir de las 10.30, Martín Reydó, de la Fundación Fundar; Alfredo González, presidente de CAME; Pedro Pascuttini, de la Cámara de Tabaco de Jujuy; Mauro González, presidente de la Confederación Federal de PyMEs, y Daniel Rosatto, presidente de Industriales PyMEs Argentinos (IPA).

La segunda tanda está prevista para las 11.30, con la presencia de la contadora Noelia Villafañe, titular de MARA,  Monotributistas Asociados de la República Argentina; José Voytenco, titular de UATRE; Rodolfo Llanos, presidente de la Unión de Emprendedores de la República Argentina, y Agustín Campero.

Para las 12.30 está prevista la participación de Tomás Karagozian; Gala Díaz Langou; Bengamín Naishtat (por el cine), y Hugo Ernesto “Cachorro” Godoy, titular de la CTA Autónoma Nacional.

Para el final -según el cronograma a las 13.30-, figuran Estela de Carlotto, titular de Abuelas de Plaza de Mayo; Elio del Re (ADIMRA); Nancy Pazos, por Periodistas Argentinas; Carlos Freytes (Fundar), y Sofía Frangie, del INTI.

Imaginando expositores que se ciñan a lo pautado y se cumplieran los tiempos, a priori la participación de los invitados concluiría a las 14.30. Lo más probable es que se extienda, como mínimo, una hora más. Las fuentes consultadas no dieron precisiones respecto de la posibilidad de que concluida la participación de los expositores se pase a debatir entre los legisladores para buscar el dictamen. No se descarta, pero en rigor, fuentes libertarias auguraban el martes la posibilidad de dictaminar recién la próxima semana, para sesionar recién el 29 o 30 de mayo. En definitiva, después del 25, fecha en la que el propio presidente Javier Milei parece haber aceptado ya que no tendrá las leyes aprobadas.

El jefe de Gabinete aseguró que no dejarán de entregar medicamentos para tratamientos oncológicos y de HIV

Nicolás Posse apuntó contra la gestión anterior: “Encontramos un nivel de desorden increíble en el área”, y afirmó que “se están regularizando a la mayor velocidad posible”.

En las últimas semanas se hizo de público conocimiento el faltante de medicamentos para pacientes con tratamientos oncológicos, inquietud que se coló en la sesión informativa de este miércoles en el Senado hacia el jefe de Gabinete de Ministros, Nicolás Posse, quien aseguró que no dejarán de entregarlos.

Fue la senadora porteña Guadalupe Tagliaferri (Pro) quien trajo al recinto la problemática al preguntar: “¿Cómo tenían previstos normalizar la entrega de medicamentos oncológicos y HIV?”, y explicó: “Se están quedando sin entregas. Dijeron que el banco de medicamentos estaba casi vacío y no habían iniciado el proceso de compra y que era responsabilidad de las provincias”.

Posse aseguró que “los medicamentos oncológicos y de HIV la administración no dejará de entregarlos”, y apuntó contra la gestión anterior: “Es otra área, y lamentamos la sensibilidad que tiene, en la cual encontramos un nivel de desorden increíble. Había más de 1800 expedientes demorados teniendo este tema a la sensibilidad que tiene”.

“Se están regularizando a la mayor velocidad posible entendiendo además que esos trámites no tengan irregularidades. En un alto porcentaje se encontraron inconsistencias y esperamos a fines del mes de mayo tener regularizados el 100% de los casos de pacientes oncológicos y pediátricos”, afirmó.

El jefe de Gabinete dijo que la vacuna contra el dengue estará “focalizada en zonas endémicas”

Al ser consultado por el tema por el senador radical Maximiliano Abad, el funcionario respondió que la vacuna “no sirve para prevenir la enfermedad” y “de momento la fabrica un solo laboratorio”. 

Foto: Comunicación Senado

Durante la sesión informativa de este miércoles en el Senado, el jefe de Gabinete, Nicolás Posse, fue consultado por el senador radical Maximiliano Abad sobre las acciones que se realizarán desde el Gobierno nacional contra el dengue, luego de la última epidemia. 

“Recién el 9 de mayo presentaron un programa integral contra el dengue 24-25. Pasaron 90 días desde que la Organización Panamericana de Salud alertó sobre este tema. Lamento mucho el tiempo perdido, pero lamento mucho más a las víctimas del dengue”, sostuvo el legislador. 

Y consultó al funcionario: “¿Cuál es el calendario para lograr la inmunización de los factores de riesgo? ¿Y cuáles son la cantidad de dosis que el Gobierno nacional está negociando para poder dar tranquilidad a nuestra población?”. 

Al responder, Posse expresó que “en la campaña 2024-2025 el Estado asume el rol de prevención en el lugar que corresponde: planificar, monitorear y coordinar acciones con las provincias y ellas a su vez con los municipios”. 

El jefe de Gabinete señaló que se buscará “trabajar en la prevención territorial” ya que “la clave en esta enfermedad es el control del mosquito, que es el vector de transmisión; el control de los lugares de reproducción, que generalmente se da en patios, hogares, fuentes de agua y obviamente avanza con la evolución de temperaturas y climas en distintos puntos del país”. 

Al apuntar que el estado “es mucho más crítico en el norte argentino”, afirmó que “la vacuna será focalizada en zonas endémicas y de alta incidencia de casos, siguiendo las recomendaciones de la Comisión Nacional de Inmunización”. 

“Esta vacuna no inmuniza contra el dengue, el dengue se vuelve peligroso al segundo contagio si el segundo contagio es con una cepa distinta, con lo cual la vacuna se aplica solamente en casos de personas que ya han tenido un contagio para evitar consecuencias graves en casos de contagiarse con una cepa diferente. No sirve para prevenir la enfermedad”, aclaró. 

Y agregó que “de momento es una vacuna que fabrica un solo laboratorio, con capacidad limitada y que se recomienda en un rango de edad bastante acotado y está terminando su etapa de comprobación”. 

 

“Una gran cantidad de obras públicas y rutas se encontraban paradas o con demoras de pagos de muchos meses”, explicó Posse

El funcionario aseguró que “hay obras que se van a rescindir, otras están en conversación para transferirlas a jurisdicciones provinciales o municipales”, pero remarcó que están trabajando en “ordenar este tema lo más rápido posible”.

Al ser consultado por varios senadores nacionales por el estado de las obras públicas en relación a las rutas nacionales, el jefe de Gabinete de Ministros, Nicolás Posse, explicó que “hay una gran cantidad de obras que se encontraban paradas o con demoras de pagos y actualización de precios de muchos meses”, pero afirmó que están trabajando en “ordenar el tema lo más rápido posible”.

“Las rutas que están neutralizadas es porque hay actos administrativos de neutralización de plazos y obligaciones contractuales acordadas entre las partes hasta que se resuelva su reinicio. Tiene que ver con no disponer con los fondos necesarios y dejar las obras en revisión tanto de su prioridad como su posibilidad de ejecución”, le contestó a la chubutense Edith Terenzi.

También explicó que “una gran cantidad de las obras están paralizadas por demoras en los pagos y actualización de precios. Todo el sistema está en revisión de prioridades con los interlocutores de cada una de las provincias”, e informó que “hay obras que se van a rescindir, otras están en conversación para transferirlas a jurisdicciones provinciales o municipales y el resto se encuentran en un proceso de reinicio o neutralización”.

Sobre las rutas nacionales de Entre Ríos la 12 y 14 detalló que allí “se trabaja con la concesionaria Caminos del Río Uruguay S.A que tiene a cargo distintos tramos de las rutas. El contrato fue prorrogado en abril esto debería tender a una normalización y en un nuevo llamado a licitación se incorporará los planes de obras para las mejoras de la traza que sean necesarios. Buena parte del sistema de rutas de concesiones no podía pagar el mantenimiento. Ha habido un desfasaje que atrasó todo el sistema”.

“Una gran cantidad de obras se encontraban paradas y ralentizadas o con inconvenientes de demoras de pagos y actualización de precios de muchos meses lo cual hace inviable la ejecución. Estamos trabajando en ordenar este tema lo más rápido posible”, afirmó.

Ante una consulta de la senadora radical Carolina Losada sobre el estado de las rutas 33, 178 y 11, Posse expresó: “Estamos escuchando este tema como un tema común, esto muestra el estado en el cual recibimos el país. Que el 40% solamente de las rutas estén en condiciones, se imaginan que no ocurrió en estos últimos cinco meses. El estado de la infraestructura es muy malo, son años de desatención, desfinanciamiento y falta de mantenimiento. Poner esto en orden nos va a llevar tiempo”.

Y precisó que “las obras de mantenimiento contratadas se encuentran priorizadas, en particular están previstas las obras en las rutas 33, 11 y 178”, además de que “se iniciará un proceso de transferencia actualizada con las autoridades provinciales para su culminación”.

Posse: “Evitamos una crisis que probablemente hubiese sido la peor de la historia”

En su mensaje inicial ante el Senado, el jefe de Gabinete resaltó que el Gobierno de Javier Milei logró alcanzar más rápidamente de lo que se esperaba el déficit cero, y destacó que al llegar al poder en diciembre el país se encaminaba a la hiper.

FOTOS: COMUNICACION SENADO

En su debut en el Congreso de la Nación, el jefe de Gabinete, Nicolás Posse, arrancó trazando un panorama de lo que encontraron al llegar al Gobierno, en diciembre pasado. “Encontramos un largo proceso de parche sobre parche que habían llevado al país a una situación de gran estabilidad, con inflación reprimida y otros desajustes de la economía”, señaló.

En una larga enumeración de datos económicos que hizo al principio de su intervención, el jefe de Gabinete destacó la tasa de inflación que había en diciembre pasado, de 1% diario, con una proyección anual de 3.500% y una inflación reprimida que se estaba transformando en una hiperinflación. A modo de ejemplo, la inflación mayorista del mes de diciembre era del 54%, lo cual a su juicio verifica estas proyecciones.

“Había un faltante de caja del Banco Central de 12 mil millones de dólares, y un vencimiento de deuda inminente de 800 millones de dólares, además de 50 mil millones con importadores”, continuó, para destacar a continuación que tal como se había anunciado en la campaña, el Gobierno se propuso “arrancar el problema de raíz”.

“Bajar lo más rápidamente posible la financiación, frenar el proceso hiperinflacionario que ya se había lanzado”, señaló, destacando el exceso del gasto y el déficit que esto genera y los mecanismos que luego se utilizan para financiarlo. Habló de “un desequilibrio del Tesoro de 5  puntos del PBI y a nivel del Banco Central de 10 puntos del PBI, más el faltante de caja que ya comentamos”.

Posse destacó que “había que ir a una macro ordenada y asumir un proceso de disciplina fiscal y monetaria como Argentina hace tiempo que no transitaba”. Recordó que la inflación de diciembre terminó muy alta: 25,5%. “Pero es casi la mitad de lo que se estaba proyectando a inicios del mes. A partir de entonces se inició un camino descendente de la inflación, con 20% en enero, 13% en febrero, 11% en marzo y ayer vimos el registro de abril, de 8,8%”, detalló, afirmando enfáticamente que “estamos claramente en un proceso descendente de la inflación”.

Para el jefe de Gabinete, “el equipo económico está mostrando convicción y aplicando las distintas correcciones al sistema de mercado y regulaciones que estaban trabando la economía, levantando trabas de manera consistente o ajustando, como hicieron ayer las tasas para acomodarlas a los nuevos índices inflacionarios”.

“El objetivo fue bajar el déficit; siempre hablamos de ir a déficit cero, y la sorpresa que tuvimos fue que si bien todos consideraban que llevar el déficit argentino a cero en diciembre de 2024 era una meta inalcanzable, no solo en enero alcanzamos ese déficit cero, sino que llegamos a superávit, y eso se ha mantenido desde entonces”, enfatizó.

“El Banco Central ha comprado más de 16 mil millones de dólares, reponiendo el déficit de caja y pagando todas las obligaciones desde que asumimos”, informó el funcionario, remarcando que “superávit fiscal significa que somos un país solvente. Es la primera vez que sucede desde 2008”.

Según Posse, “entre otras cosas, se evitó un default de 50 mil millones de dólares en documentos entregados a importadores, y como reflejo, siendo un país solvente, el riesgo país bajó de casi 3.000 puntos en octubre a poco más de 1.200 en el momento actual”.

“En resumen, evitamos, como dijo el presidente, una crisis que probablemente hubiese sido la peor de la historia, ya que combinaba lo peor del Rodrigazo; lo peor de la inflación de 1989, y lo peor de la crisis de los años 2001 y 2002… Con un adicional: los niveles de pobreza que tiene hoy la Argentina no existía en esos tiempos”, admitió el jefe de Gabinete.

Insistió Nicolás Posse en que nuestro país tiene “un serio problema de credibilidad; hemos prácticamente destruido la credibilidad de nuestro país, sobre todo ante nuestros propios ciudadanos y ante el exterior. Hoy, por algún motivo, los argentinos tienen medio PBI bajo el colchón. Nuestro principal deber es reconstruir esa credibilidad, primero dentro del país, y luego en el exterior, para encarar un proceso de desarrollo”.

 

NOTA EN DESARROLLO

Nicolás Posse brinda su primer informe de gestión

El jefe de Gabinete de Ministros de la Nación expone por primera vez en el Congreso de la Nación. Es una sesión que se calcula se extenderá entre 6 y 8 horas. En la previa, respondió 1.286 preguntas remitidas por los senadores.

Por primera vez en la era Milei, el jefe de Gabinete del Gobierno libertario se presenta en el Congreso. Para brindar el  informe número 139, la sesión comenzó a las 11.05, previéndose una extensión de entre 6 y 8 horas.

Nicolás Posse respondió en los días previos a su presentación 1.286 preguntas formuladas por los senadores nacionales, según puede observarse en el informe difundido en vísperas de esta presentación, que cuenta con 1.131 folios.

Entre ellas, una sobre la dolarización que promovía en la campaña el hoy presidente Javier Milei, ante lo cual respondió que “no está en la agenda económica, pero sí la libre competencia de monedas vigente como fase final para el proceso iniciado en diciembre con el saneamiento de la hoja de balance del Banco Central”. Señala además, basado en información del Ministerio de Economía, que “este régimen de ‘competencia de monedas’, requiere un marco macroeconómico disciplinado que incentiva a la autoridad monetaria a mantener la estabilidad del valor del peso y evitar así la emisión monetaria y consecuente inflación persistente que ha caracterizado a la economía argentina de los últimos veinte años”.

Aclaró que “la prioridad sigue siendo afianzar el proceso de desinflación y fortalecimiento de las reservas internacionales y el balance del banco central. En la transición hacia un nuevo régimen monetario, la política monetaria evolucionará para seguir anclando las expectativas de inflación y la política cambiaria se hará más flexible, al tiempo que se seguirán reduciendo las restricciones y controles cambiarios a medida que las condiciones lo permitan”.

Senado: Nicolás Posse se presenta finalmente en sociedad

El jefe de Gabinete dará este miércoles su primer informe de gestión en  una Cámara alta abocada enteramente al debate de la ley de Bases y el paquete fiscal. Expectativa por conocer el comportamiento público de alguien con muy bajo perfil.

Propios y extraños coinciden en que la figura del jefe de Gabinete del Gobierno de Javier Milei es bastante enigmática, al punto tal de que el público en general no le conoce la voz. Seguramente por ello es que el propio Nicolás Posse “rompió el hielo” en vísperas de su presentación al postear en sus redes sociales un video institucional en el que anticipa que ese miércoles se presentará ante el Senado.

La visita fue oficializada el viernes pasado y así Posse, de bajísimo perfil desde el comienzo del Gobierno, hará su debut ante el cuerpo que preside Victoria Villarruel, en cumplimiento con lo que establece la Constitución Nacional en su artículo 101. El mismo indica que “el jefe de Gabinete de ministros debe concurrir al Congreso al menos una vez por mes, alternativamente a cada una de sus Cámaras, para informar de la marcha del Gobierno, sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo 71”.

El jefe de Gabinete estará puntualmente a las 11 de la mañana en la Cámara alta, donde ya se ha elaborado un organigrama con los tiempos tentativos del debate, comenzando por el mensaje inicial de Posse, estimado entre 40 y 60 minutos. A continuación podrán hacer preguntas Lucila Crexell, el bloque Por Santa Cruz y Cambio Federal que tendrán 10 minutos cada uno.

Tras la primera tanda de respuestas de Posse, será el turno de la rionegrina Mónica Silva, los misioneros del Frente Renovador por la Concordia y Unidad Federal, también con 10 minutos cada uno.

A las respuestas del jefe de Gabinete le seguirá el turno del Pro, cuyos miembros tendrán 14 minutos para hacer preguntas.

Luego será el turno del oficialismo, que contará con 14 minutos. 26 minutos serán para la UCR, 32 para los miembros de Unidad Ciudadana y 34 para el Frente Nacional y Popular, ambos integrantes del interbloque Unidad Popular.

El orden para las preguntas podría invertirse, pero lo cierto es que el cálculo de estos tiempos da alrededor de seis horas y media. Aunque este martes el senador José Mayans calculó una sesión de 8 horas.

Siguiendo con los números, 1.286 son las preguntas que el jefe de Gabinete recibió y debió responder de parte de los senadores en la previa de esta sesión especial, según grafica el informe difundido este martes, de 1.131 folios.

Entre ellas, el jefe de Gabinete debió responder sobre la dolarización que promovía en la campaña el hoy presidente Javier Milei, señalando que “no está en la agenda económica, pero sí la libre competencia de monedas vigente como fase final para el proceso iniciado en diciembre con el saneamiento de la hoja de balance del Banco Central”. Señala además, basado en información del Ministerio de Economía, que “este régimen de ‘competencia de monedas’, requiere un marco macroeconómico disciplinado que incentiva a la autoridad monetaria a mantener la estabilidad del valor del peso y evitar así la emisión monetaria y consecuente inflación persistente que ha caracterizado a la economía argentina de los últimos veinte años”.

Aclara que “la prioridad sigue siendo afianzar el proceso de desinflación y fortalecimiento de las reservas internacionales y el balance del banco central. En la transición hacia un nuevo régimen monetario, la política monetaria evolucionará para seguir anclando las expectativas de inflación y la política cambiaria se hará más flexible, al tiempo que se seguirán reduciendo las restricciones y controles cambiarios a medida que las condiciones lo permitan”.

Ley Bases: El oficialismo ya piensa en una sesión posterior al 25

Independientemente de lo que vaya a suceder o no en Córdoba dentro de dos sábados, en La Libertad Avanza asumen que el dictamen se demorará más de lo previsto, pero revelará el resultado en el recinto.

El propio presidente Javier Milei aparece más sosegado a la hora de hablar de los legisladores en general y el Congreso en particular. Desde que usó la figura de “nido de ratas” para referirse al Parlamento y luego de que tras el aumento de sueldos en el Senado posteara en su cuenta de X un dibujo de roedores en las bancas, ha dejado de fustigar a los habitantes del Congreso, salvo alguna que otra excepción.

En el mismo tono se muestra el presidente de la Comisión de Legislación General del Senado, Bartolomé Abdala -que dicho sea de paso es también el presidente provisional-, quien se ha mostrado paciente en extremo durante el ya prolongado debate del plenario que analiza el proyecto de ley de Bases. En rigor, se repite en la Cámara alta la actitud de La Libertad Avanza adoptada en Diputados cuando el primer tratamiento de esa norma. Lo que entonces pretendía ser un trámite rápido se extendió conforme los pedidos de la oposición para convocar a invitados, mientras trataban de abrochar los votos necesarios para aprobar la ley.

Es lo que está sucediendo ahora en el Senado, donde ya no piensan que el dictamen vaya a salir esta semana. “Si sale el jueves, bienvenido… Pero sino, será la semana siguiente”, aclaró a este medio una fuerte libertaria que, para ese entonces, daba por descartado que el Pacto de Mayo igual se firmaría el 25, más allá de que no hubiera ley antes.

Después se enteraría, como el resto de los miembros de La Libertad Avanza, de los dichos del presidente que en un inédito modo zen dijo que si el Pacto (y las leyes) no sale en mayo, será en junio, o será en julio. Pero todo se va a hacer: el Pacto, las leyes y las reformas.

“Ya no hay apuro”, garantizó otra fuente de LLA en el mismo tono, que dejó claro no obstante que “la idea es garantizar que no se ‘achure’ la ley”. Y cerró con cierta displicencia: que Diputados vote cuando quiera.

En ese marco, en el oficialismo se especula con una sesión el 29 o el 30 de mayo. Esto es, después de la fecha elegida por Milei para suscribir el Pacto de Mayo, se haga o no se haga aquello. Lo que en el oficialismo buscan garantizar ahora no son fechas, sino los votos que les permitan respirar aliviados. Para eso es que han cedido cosas -cuando no imaginaban que tendrían que hacer modificaciones en el Senado- y terminarán de acordar en estos días.

El vicejefe de Gabinete José Rolandi se ha transformado en un visitante asiduo de la Cámara alta, y es quien lleva adelante parte de las negociaciones con la oposición que deberá darle los votos al Gobierno para que salga la ley. La búsqueda de acuerdos incluiría atender requerimientos de todos los sectores: a los patagónicos finalmente les concederían un beneficio especial con Ganancias, elevando el piso a $2.200.000 para trabajadores solteros y unos $2.600.000 para casados. Accederían a una demanda de Guadalupe Tagliaferri sobre el blanqueo de familiares y a Martín Lousteau una modificación en el RIGI. “Pequeña”, aclaran.

Con el presidente del radicalismo se reunieron días pasados el ministro del Interior y José Rolandi, en un encuentro del que no se fueron con ninguna señal concreta sobre cuál será la postura definitiva del exembajador en Washington. Generó discordia ese encuentro en el seno del bloque radical, pero en las últimas horas sobrevino la calma. El Gobierno contribuyó reuniéndose con la bancada del partido centenario, donde habría consenso mayoritario de votar a favor en general. Aunque por “mayoritario” no pueda considerarse también al  inasible Lousteau.

Confían en el  oficialismo que las modifiaciones permitirán traccionar la votación en general. Todavía no están los 37 que necesitan, pero cuando eso suceda, avanzarán hacia el dictamen. Mientras tanto, en las huestes de LLA dicen estar trabajando también en el bloque UP, cuyos principales referentes garantizan la incondicionalidad de los 33 senadores, al menos para la votación en general. En el oficialismo dicen estar trabajando para que sean 30. Podría haber alguna ausencia, dicen.

El dictamen estaría recién la próxima semana, y dependerá de la fecha saber cuándo, 7 días después, se abrirán las puertas del Senado. Ahí quieren ver en el oficialismo cuál es la postura de cada uno de los miembros del plenario, y si cuentan con 37 firmas de distintos senadores, que obviamente se transformarían en sendas votos a favor.

Para Gil Domínguez, las facultades delegadas en la ley Bases “ponen en juego el orden democrático y constitucional como lo conocemos”

El abogado constitucionalista remarcó que “el uso y abuso de los DNU y facultades legislativas de todos los gobiernos nos hizo llegar hasta acá”. Señaló, además, que en otros momentos ese uso y abuso fue “jugando dentro del sistema”.

Al momento de las preguntas en la reunión plenaria que trata la ley Bases en la Cámara alta, el senador riojano Juan Carlos Pagotto (LLA) cuestionó la postura del abogado constitucionalista Andrés Gil Domínguez respecto a las facultades legislativas y cargó: “Hubo delegaciones en otros gobiernos y no se ha llevado a la disolución de este Parlamento”.

Asimismo, Pagotto señaló que “hay una serie de delegación de facultades que vienen de hace muchísimo tiempo como las que cita el doctor Rodolfo Spisso que fue el único constitucionalista que ha cuestionado la delegación de facultades, las cuales son normas que regulan la convivencia de los argentinos día a día”.

Rápidamente, Gil Domínguez aclaró que “el doctor Spisso es uno de mis referentes y siempre fui critico de los decretos de necesidad y urgencia y las facultades delegadas”. “Tienen que tener un carácter híper restrictivo”, agregó el abogado.

En esa línea, criticó que “llegamos hasta acá porque ha existido una práctica de todos los gobiernos de uso y abuso de DNU y de uso y abuso de facultades delegadas”, pero consideró que “nunca hemos estado, hasta acá, en una situación de uso de DNU y facultades delegadas como se está proponiendo en este momento”.

Remarcó, en ese sentido, que “nunca hemos estado en esta situación”, y explicó que “se ha hecho uso y abuso jugando dentro del sistema, pero para intentar una reformulación indirecta del orden socio-económico constitucional para cargarse un Código Civil y Comercial a través de un DNU de forma permanente, nunca lo hemos visto”.

En el cierre de su nueva intervención, sentenció que “esta práctica gnómica que han tenido varios gobiernos con DNU y delegaciones legislativas nos lleva a discutir un uso y abuso como nunca lo hemos visto que llevado al paroxismo pone en juego el orden democrático y el orden constitucional como lo conocemos”.

Ley Bases: tras una nueva jornada de debate, el oficialismo ve cómo sigue postergándose el dictamen

Una veintena de expositores desfilaron por el Salón Azul del Senado, para exponer ante el plenario de las comisiones de Legislación General, Presupuesto y Hacienda y Asuntos Constitucional. Nuevo cuarto intermedio hasta el jueves.

Una nueva y larga jornada de debate se dio este martes en el Senado, donde se escucharon fuertes críticas a varios artículos de la ley Bases. (Foto: Comunicación Senado)

Por más que bien temprano el ministro del Interior, Guillermo Francos, dijera lo contrario, tenía claro el oficialismo desde el día anterior que este martes no se firmaría el dictamen de la ley de Bases. Con la cantidad de expositores que habían quedado pendientes el lunes, era evidente que pasarían el día exponiendo.

Y así fue. La reunión arrancó a las 14.27, y se extendió más de 9 horas (terminó a las 23.38). A pesar de que el presidente de la Comisión de Legislación General, Bartolomé Abdala, pidiera insistentemente limitar las exposiciones, casi nadie se circunscribió  a los 7 minutos previstos para cada orador. Promediando la noche el presidente provisional del Senado intentó señalando que el personal del Senado pedía dejar libre el salón a las 21, ya que debía acondicionarse todo para la sesión de este miércoles. Eso tampoco resultó.

El debate continuaba  las 21.30 cuando José Tamborenea, titular de ADIMRA Buenos Aires, tras pedirles a los senadores que votaran “a conciencia”, advirtió: “Créanme que voy a invertir hasta el último peso que me queda en mi vida si sale el RIGI, me voy a poner de lleno frente al Congreso y voy a crucificar a todos los diputados que lo votaron a favor. Porque no tienen idea de lo que hicieron, es un desastre”.

Ese fue el tenor de algunos pasajes de la cuarta jornada de debate de este plenario en el que el oficialismo se ilusionaba con alcanzar el dictamen el jueves pasado. Ahora piensa hacerlo este jueves, aunque no tiene muchas ilusiones. Cerca de la medianoche Bartolomé Abdala anunció un cuarto intermedio hasta el jueves a las 10.30, aclarando que quedaban todavía pendientes cuatro llamados y medio. Eran 14 los previstos para este martes y se alcanzó a hacer la mitad del décimo llamado.

Más allá de las informativas, la obsesión oficial es tener la certeza de que tendrá los votos para cuando el texto llegue al recinto, y en ese sentido sigue negociando fuera del Salón Azul en pos de las modificaciones que pueda realizar para conseguir las voluntades necesarias para sacar la ley.

Los oradores

El primer expositor de esta extensa jornada fue el abogado constitucionalista Andrés Gil Domínguez quien resaltó la división de poderes y el principio republicano y comentó que en 1994 “se intentó limitar constitucionalmente el ‘hiperpresidencialismo’ y reforzar el rol del Congreso”. Así, precisó que la delegación legislativa funciona si se cumplen con los requisitos previstos en el artículo 76 de la Constitución”.

El abogado señaló que “las bases establecidas deben ser claras, concretas, precisas, no pueden ser indeterminadas, vinculadas a la situación de emergencia que se quiere superar. Si no se cumple con estos requisitos o la ley es inconstitucional o los DNU serán declarados inconstitucionales”, y advirtió que “hay determinadas materias que no deben ser delegadas”.

“Si uno analiza el artículo 2 inciso a y b estamos lejos de cumplir con los estándares constitucionales y jurisprudenciales que conducen y determinan al instituto. La base del artículo 2 habla de habilitar la delegación legislativa para facilitar una mayor eficiencia y gestión del Estado en aras del bien común, es una base amplia e indeterminada que no está vinculada a un fin constitucionalmente previsto. Siempre se lo usó para limitar derechos, no para ampliarlos”, planteó.

Gil Domínguez señaló que hay una contradicción porque, por un lado, hay una delegación en materia administrativa, pero por el otro lado, se declara la emergencia administrativa “hay una doble delegación sobre la misma materia”. “Hay otros problemas en el resto del articulado”, precisó y cerró que “la delegación legislativa que se propone lo que implica es una habilitación al Poder Ejecutivo para que pueda hacer una reforma constitucional encubierta de lo que es el orden socioeconómico previsto en la Constitución y en los Tratados Internacionales”. En ese sentido, precisó que eso se ve explícito en el artículo 162 del RIGI y propuso que establezcan que “todos los decretos delegados deben ser aprobados en el plazo de 30 o 60 días para el Congreso y de no ser aprobados, serán rechazados”.

En segundo lugar, Guillermo Baudino (INTI Regional NOA) defendió al Instituto Nacional de Tecnología Industrial e indicó que “es una institución del Estado, federal e integrada”.

Asimismo, agregó que “permite tener un patrón de ensamble de todas las piezas que se fabrican en el país, controla todas las balanzas de exportación del país y el sello del INTI garantiza que se cargue un litro de nafta y sea un litro y no tres cuartos”.

A su turno, Alberto Baruj del CONICET indicó que el sistema de ciencia y técnica en el país consta de 17 organismos que fueron creados por leyes que tratan distintos temas como energía nuclear, producción agroalimentaria y agrobioindustrial. “El CONICET es el organismo transversal que provee recursos humanos, científicos y tecnológicos a todo el sistema que siempre puede mejorar y ser direccionado según las políticas de los gobiernos. Hoy está en vigencia la Ley 27.738 que marca el Plan de Ciencia y la Ley 27.614 que establece que el sistema es de interés nacional”, explicó.

“La modificación de todo este sistema tan complejo de manera brusca, sin mayor debate y análisis pone en riesgo toda la enorme inversión que hizo el país en construirlo y en permitir que actúe en post del desarrollo de nuestras capacidades. Hay un desarrollo federal del sistema que es incipiente y se ve amenazado por esta ley”, alertó y explicó que “la orientación de esta ley hacia la reprimarización y la extranjerización de muchos recursos lo que hace es prescindir de los actores locales y las capacidades”.

Baruj señaló que hay artículos que “ponen en riesgo el sistema”, como el 3 que “es un peligro muy grande para el sistema de ciencia y tecnología porque quedan expuestos a su disolución la mayoría de las instituciones. Podría desarmarse toda la estructura federal de los organismos de ciencia y técnica y el Ejecutivo quedaría facultado de cerrar los centros científicos, atómicos, estaciones experimentales del INTA”.

Así, propuso que a fin de preservar el sistema se incluya en el capítulo 3 una frase que diga “quedan excluidas de las facultades las universidades nacionales, los órganos u organismos del Poder Judicial, Legislativo, Ministerio Público y todos los entes que de ellos dependan los organismos del sistema nacional de ciencia, tecnología e innovación”. Por último, alertó por la modificación o disolución de los fondos fiduciarios que establece el artículo 5.

“El proyecto de ley no provee ninguna justificación para una intervención masiva de los organismos lo cual viola la arquitectura institucional plural que se ha construido a lo largo de décadas”, sumó.

Al ser consultado por la situación del organismo, Baruj afirmó que “el Plan Nacional de Ciencia y Tecnología sigue vigente”, y admitió que “no hay intención de reorientación, pero sí nos comunicaron que hay una intención de atraer inversión privada”.

Asimismo, agregó que “la ejecución presupuestaria de menos del 1% de su presupuesto real que no se ha actualizado en 2023”. Remarcó que “no tenemos una orientación clara hacia donde ir hoy”, pero aclaró: “Por supuesto que tenemos las herramientas”.

Al momento de las preguntas en la reunión plenaria que trata la ley Bases en la Cámara alta, el senador riojano Juan Carlos Pagotto (LLA) cuestionó la postura del abogado constitucionalista Andrés Gil Domínguez respecto a las facultades legislativas y cargó: “Hubo delegaciones en otros gobiernos y no han llevado a la disolución de este Parlamento”.

El abogado constitucionalista remarcó que “el uso y abuso de DNU y facultades legislativas de todos los gobiernos nos hizo llegar hasta acá”. Señaló, además, que en otros momentos ese uso y abuso fue “jugando dentro del sistema”.

Brevemente, Luciano Galfione, de la Fundación Pro Tejer resumió que “el sector textil lleva cinco meses de caída por más del 40%”, y explicó que “van 3.500 puestos de trabajo perdidos y 7.000 suspendidos”. “La verdad no la estamos pasando bien”, aseveró.

Por otra parte, el empresario Esteban Wolff defendió la reforma laboral implicada en la ley Bases y planteó desde su perspectiva que “tenemos una ley laboral obsoleta y abusiva que hace que los empresarios no quieran contratar empleo”.

A través de un breve relato, Wolff se presentó como emprendedor-empresario que va por su novena compañía. “Soy socio de una fábrica de helado en Garín, pero mi familia se fue de Argentina y yo creo en este país, pese a que me fundí por los juicios laborales”.

En esa línea, remarcó que “antes tenía 300 empleados, ahora tengo 30 porque le tengo terror y pánico a los juicios laborales”. En ese momento, citó una causa abierta de su empresa y sumó que “en 2020, un empleado de un año me ganó un juicio laboral y debí pagar 900.000 pesos y otros 14 millones de multa”.

“¿Qué empresa puede subsistir con una ley laboral deficiente e incoherente? ¿se imaginan la cantidad de emprendedores que cierran la persiana por un juicio laboral?”, cuestionó Wolff.  “En Argentina hay una empresa por cada millón de habitantes y podemos triplicar eso”, agregó.

En el cierre de su intervención a favor de la reforma laboral, el expositor invitado por el jefe de bloque Pro, Luis Juez, manifestó: “Necesitamos comprometernos, queremos condiciones para crear trabajo, podemos hacer historia, pero dependemos de ustedes”. “Necesitamos volver a poner a la Argentina de pie”, cerró.

Abdala recibió al presidente del Congreso de la República de Corea

El parlamentario de Corea, Kim Jinpyo, fue recibido por el presidente provisional del Senado, Bartolomé Abdala, que estuvo acompañado por las Sonia rojas Decut y Vilma Bedia.

 

 

 

El presidente de la Asamblea Nacional de la República de Corea, Kim Jinpyo, visitó este martes el Senado de la Nación donde mantuvo una entrevista con el presidente provisional Bartolomé Abdala, acompañado de legisladores de ambos países.

 

En un encuentro que se realizó en el Salón Eva Perón, Jinpyo y Abdala coincidieron en la necesidad de profundizar las relaciones bilaterales y hablaron de la importancia que tiene Argentina para realizar inversiones en distintas áreas.

 

También, acompañaron la visita del parlamentario oriental, las senadoras nacionales Sonia Rojas Decut (FR – Misiones) y Vilma Bedia (LLA – Jujuy) mientras que la máxima autoridad del Parlamento coreano asistió en compañía del embajador en Argentina, Lee Yongsoo.

 

Jinpyo expresó que “es la primera vez en 38 años que un presidente de la Asamblea Nacional de Corea visita la Argentina”, reveló que “hay muchas empresas coreanas interesadas en invertir”.

 

Los parlamentarios de los dos países pusieron de relieve “la importancia que tienen los recursos naturales y minerales” en la Argentina para concretar inversiones en diversas áreas, y entre ellas destacaron “el litio, informática y tecnología, y turismo”.

 

El Parlamento coreano es unicameral y está integrado por 300 miembros, de los cuáles 260 son elegidos a través de los partidos políticos y distintas regiones, y los 40 restantes son designados por su participación destacada en diferentes sectores.

 

La comunidad de la República de Corea en la Argentina es de alrededor de 22 mil ciudadanos y una buena parte de ellos se dedican principalmente a la fabricación de prendas de vestir para mujeres, según precisaron miembros de la delegación que acompañó a la máxima autoridad legislativa del país asiático.

Con la demora del Congreso por la aprobación de la ley Bases, el Gobierno no descarta postergar el Pacto de Mayo

Así lo afirmó el ministro del Interior, Guillermo Francos, quien se mostró optimista de poder contar con un dictamen final este martes y, de ser así, estima llevarlo al recinto la próxima semana.

Mientras el oficialismo en el Senado trabaja a contrarreloj para agilizar los trámites de la ley Bases y del paquete fiscal esta semana, el ministro del Interior, Guillermo Francos, deslizó este martes que dependiendo de ello “veremos qué hacer con el Pacto de Mayo” si el Congreso no aprueba ambos proyectos antes del 25 de este mes, el cual fue convocado por el presidente de la Nación para comprometer a la dirigencia en una serie de políticas de Estado.

“Con la ley estamos avanzando. Está tratándose en las comisiones y esperemos para hoy tener definido el dictamen final. He conocido que ha habido propuestas de modificaciones de distintos sectores y estamos tratando de conciliarlas entre todos. Creo que al final del día de hoy tengamos dictamen final”, se mostró optimista el funcionario.

“Sería nuestra intención llevar el dictamen a sesiones el martes o el miércoles, pero depende de los senadores. Somos muy minoría, son los senadores los que fijan el ritmo de las sesiones. Puede ser que algunos no estén proclives para terminar esto el 25 de mayo”, dijo en primera instancia el ministro en diálogo con Radio Rivadavia.

Y mencionó que tampoco le parece “tan importante” poder sacar la ley antes de esa fecha, la que eligió Milei para convocar a la política. “Si se termina, bien, y si no se termina veremos qué hacemos con el Pacto de Mayo, si lo hacemos en mayo, si lo postergamos o lo hacemos sin que esté tratada la ley”, remarcó.

“Son decisiones que se tomarán en el momento que sepamos cómo termina todo esto. Es una película de suspenso: si se aprueba o no se aprueba, se llega, no se llega. Son temas que no manejamos. Dependemos de la voluntad de los senadores. Veremos lo que pasa. Cuando sepamos qué fecha manejamos tomaremos la decisión, por ahora es ir al Pacto de Mayo”, agregó.

Francos afirmó que “hubo propuestas de poder incluir educación, a mi me parece que es un tema es claro a todos los sectores de la argentina y no me parece que se lo incluya porque esta previsto en la Constitución y no se respeta ni se respeta como estaba establecido a la luz de los resultados. Son tantas cosas que tenemos que cambiar en el país”.

El tratamiento legislativo de la Ley Bases quedó trabado luego de los intentos fallidos del oficialismo de sacar dictamen la semana pasada y esta semana desfilan por el Salón Azul del Palacio Legislativo más de 40 expositores de la sociedad para expresar sus puntos de vista sobre el potencial impacto de la norma.

El Gobierno, mientras tanto, negocia con los sectores dialoguistas de la oposición la introducción de cambios que permitan conseguir los votos para aprobarla en el recinto, aunque estas modificaciones obliguen a que vuelva a Diputados.

Pero en la agenda del Gobierno se metió también en las últimas horas la causa judicial que investiga la extorsión de un grupo de piqueteros contra beneficiarios de planes sociales, tras la denuncia que desde Capital Humano.

Al respecto, Francos pidió que la investigación “pueda culminar con la imposición de penas a los responsables” para que alguna vez se pueda “dar el ejemplo de que hay justicia en la Argentina”.

“Es una gran cantidad de delitos. De forzar a las personas, de abuso, de utilizar la pobreza como instrumento para beneficiarse políticamente. Es un Estado paralelo. Hay que terminar con ese tipo de cosas. Ya lo sabíamos, no es algo nuevo, pero ahora se comprueba, se aprieta a la gente a través de las necesidades, el hambre y los problemas para beneficiar a unos vivos, patoteros y mafiosos”, remarcó.

Por último, reiteró la convocatoria al Pacto de Mayo de la CGT. “Me parece que todos los actores sociales tienen que participar de lo que fue la intención del presidente, que es convocar a mirar una Argentina diferente para adelante. Esta Argentina no puede seguir más y tenemos que confiar entre todos en lo que establece la Constitución, teniendo perfectamente que la libertad es la que abre todos los caminos”, dijo.

“Hemos conversado mucho con los dirigentes gremiales y tenemos que buscar el camino de encuentro con ellos y poder llegar a mirar el país en conjunto, escuchar lo que tengamos que escuchar y que escuchen lo que también dice la sociedad. Para mí el paro de la semana pasada fue totalmente innecesario, después de un intento de juntarnos para conversar y analizar problemas, 24 horas después decreten un paro que pensé que iba a ser levantado porque no había una necesidad concreta, tengo la expectativa que podamos sentarnos en una mesa y conversar con ellos como lo hago habitualmente”, cerró.

Tenso cruce entre Daer y Atauche por el paro general

El senador de LLA acusó a las centrales sindicales de tener “indignación selectiva”, tras las dos huelgas en este gobierno. Además, Daer explicó porqué no hubo medidas de fuerzas en la gestión de Alberto Fernández.

Luego de las preguntas respondidas por los referentes de las centrales sindicales, Héctor Daer y Hugo Yasky, el jefe de bancada de La Libertad Avanza, Ezequiel Atauche, cargó contra la CGT y acusó de “tener indignación selectiva”, con relación a que durante la gestión presidencial de Alberto Fernández no hubo paros generales.

El presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda en el Senado había pedido la palabra y expresó: “Entre 2019 y 2023 la inflación aumentó cuatro veces porque fue del 53% al 211, la pobreza aumentó 7 puntos y el salario perdió 39 puntos reales”.

¿Dónde estaban ustedes? ¿Cuántos paros hicieron? ¿Dónde estaban escondidos? A nosotros (al Gobierno del presidente Javier Milei) nos hicieron uno a los cincos meses y el primero a los 45 días”, enfatizó el legislador jujeño ante la mirada de Daer y Yasky, quienes estaban a menos de un metro de las autoridades del plenario.

Siendo el momento más tenso del plenario, la respuesta de Daer no tardó en llegar: “No voy a aceptar que me falte el respeto. No se lo voy a permitir, sino me levantó y me voy”. “Decir que estábamos escondidos es una falta de respeto”, aseveró el referente de la CGT.

Daer y Atauche empezaron bien, sobre el final se trenzaron.

En medio de gritos y acusaciones, Bartolomé Abdala, titular de la comisión cabecera de la reunión, pidió orden y le cedió la palabra al sindicalista, quien apuntó contra Atuauche: “No se ponga nervioso senador. La huelga es un ejercicio de la democracia. Mi organización sindical hizo huelgas durante 45 días en la pandemia, pero usted estaría en Jujuy y no miraba televisión”.

Además, remarcó que “en la puja distributiva, hubo muchas huelgas, entre ellas la de mi organización sindical”, y explicó que “la CGT discute políticas porque estamos en contra de la pérdida de derechos y las agresiones de estos proyectos de ley”.

Recordó, en esa línea, que “el capítulo laboral del DNU 70/2023 iba sobre los derechos individuales, colectivos, la acción sindical y la destrucción de los sindicatos”. “¿Usted cree que no teníamos derecho a una medida de fuerza?”, le cuestionó a Atauche.

Con relación a los paros generales que no se realizaron en la gestión anterior, Daer aclaró que “no hubo acciones contra los derechos de los trabajadores”. “Si la quiere entender la entiende”, cerró.

Las centrales sindicales rechazaron la reforma laboral en la ley Bases

El secretario general de la CGT Héctor Daer criticó a la Cámara baja por dictaminar la reforma laboral sin debate con las centrales sindicales. Por su parte, Hugo Yasky señaló que “tenemos la oportunidad en el Senado de no entregar el país y nuestros derechos”.

El primer expositor en la reanudación del plenario de comisiones que debate el proyecto de ley Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos, fue el secretario general de la CGT, Héctor Daer, quien cuestionó en profundidad a varios artículos de la reforma laboral y apuntó contra la Cámara de Diputados por dictaminar el texto sin un debate con las centrales sindicales.

La crítica de Daer, puntualmente, fue dirigida al oficialismo y a los bloques dialoguistas. Cabe recordar que el tratamiento de la reforma laboral comprendió dos reuniones en la Comisión de Legislación del Trabajo, a cargo del diputado radical Martín Tetaz.

Así las cosas, uno de los referentes de la Confederación General del Trabajo, junto a Pablo Moyano y Carlos Acuña, apuntó contra el artículo 93 y señaló que “aparece una figura inédita que convierte trabajadores en colaboradores”, Agregó, además, que “esto no tiene antecedentes en el mundo, ni en este país”.

En profundidad, Daer sostuvo que las modificaciones a la legislación laboral “deben ser especificadas y marcar cuales son los límites y las precisiones”. También, añadió: “Se habla de empresa con hasta 5 colaboradores, pero el abanico que genera es totalmente desacertado”.

Por otro lado, planteó su postura respecto al trabajo informal a partir de una anécdota: “¿Qué hacer con el sector ‘uberizado’? porque la intención fue llevarlos a la Ley de Contrato de Trabajo”. “Hay más de 9.000 empresas con menos de 5 trabajadores y con esta reforma estamos ‘deslaboralizandolos’”.

De ese modo, afirmó que “estamos yendo a una informalidad legal y eso, es grave”, y agregó: “No solo lo mandamos a la informalidad, sino que le damos un paragua legal” en alusión a las empresas que no registren trabajadores en tiempo y forma de la legislación actual.

A su vez, criticó el articulado que trata del Fondo de Cese: “Entra en contradicción con el despido discriminatorio y la liviandad con la que se trató este tema es un absurdo”. “Esto termina siendo un desfinanciamiento de la seguridad social”, sumó Daer.

“Con esta reforma se pone un valor nominal para la jubilación porque rompe absolutamente todos los criterios de la seguridad social en nuestro país y agregan en el mismo pago los aportes convencionales, pero va a terminar siendo de muy difícil implementación”, añadió Daer.

Propuso, en tal sentido, “discutir el tema de fondo y no discutir términos vagos para que después se termine destruyendo la seguridad social de nuestro país”. Asimismo, remarcó que “acá hay una base normativa legal que ante una discriminación se le pone una tarifa, no para que cese, sino que se admite un despido arbitrario”.

Para ese momento, el presidente de la Comisión de Legislación General del Senado, Bartolomé Abdala -que además es el presidente provisional del Senado-, le remarcó que se habían cumplido los 10 minutos. Daer le respondió que “soy el secretario general de la CGT, deme unos minutos más”.

Referido a los cambios que propone el texto en relación al empleo público, señaló que “rompe con los preceptos de la Constitución Nacional y mandan a las personas a cubrir cargos tercerizados por el Estado, y ese sector tercerizado termina siendo desplazado”.

Antes del cierre, expresó que también “se suprime la cuota de solidaridad del empleo público que no es un invento nuestro, es un invento anglosajón”. “En Estados Unidos e Inglaterra, países liberales, existe la cuota de solidaridad”.

Con relación al regreso de la cuarta categoría del Impuesto a las Ganancias se dirigió a los gobernadores y manifestó: “Tengan en cuenta que con una inflación del 100% en 6 meses va a alcanzar al doble de los trabajadores que se establece ahora”.

En el final cuestionó al RIGI (Régimen de Incentivos a las Grandes Inversiones), se manifestó en contra de todas las privatizaciones de empresas estatales y señaló: “Argentina tiene los mejores metales del mundo y van a venir a explotarlo porque los necesitan con o sin ley. Nada se habla de educación, salud y los sectores vulnerables. Solo de equilibrar las cuentas fiscales. Me parece que Argentina está para más”.

La palabra de Yasky

Por su parte, el secretario general de la CTA y diputado nacional de Unión por la Patria, Hugo Yasky, se sumó a la crítica de Daer contra Diputados y aclaró que “fue una anomalía porque estábamos citadas las dos CTA, y la CGT y antes de eso llevaron el tema a sesión”.

En segundo lugar, contextualizó: “Tenemos un 42% de caída en construcción, un 21% en industria, un 13 % por retracción del consumo en recaudación, 24%en salarios del sector privado y 13% en los del sector público”, y sumó que “tuvimos un desplome histórico del Salario Mínimo Vital y Móvil, un 24% de deterioro en la jubilación mínima y 37% en el resto”. También afirmó que la indigencia “está en 13,5 que más de lo que teníamos en la pandemia (12%)”.

Enumeró, también, los puntos que consideró como perjudiciales a los trabajadores dentro de la reforma: “En las empresas con menos de cinco trabajadores, que comprende a 650.000, pasarían de estar registrados a informales; favorece el despido sin causa; permite el despido discriminatorio; y no hay un solo artículo que respete el artículo 14 bis de la Constitución Nacional”.

Además, sostuvo que “pasaríamos a ser el país con el periodo de prueba más dilatado del mundo”, con relación a la modificación que establece períodos de prueba superiores a los 6 meses; y consideró que “elimina la moratoria previsional y eso perjudica a 9 de cada 10 mujeres y a 3 de cada a 10 varones que se jubilan”.

“Vamos a un régimen absolutamente regresivo porque viola el principio de estabilidad laboral y se podrá despedir por actividad sindical”, siguió Yasky, quien agregó que “viola el 14 bis de la Constitución Nacional de proteger al trabajador con leyes en todas sus formas”.

También manifestó que la reforma “reduce la licencia por embarazo a 10 días antes del parto y rebaja el impuesto a los ricos y carga con impuestos a los trabajadores”.

Yasky indicó, a su vez, que “la modificación de Bienes Personales le significa una pérdida del PBI de 0,68% y la eliminación de la cuarta categoría de Ganancias es 0.50%”. “Se pierde más con el impuesto a los ricos que con el impuesto a los trabajadores”, afirmó.

En el cierre, criticó las medidas que implementan el RIGI y el cambio en Bienes Personales: “Si el capital repatriado es antes de diciembre del 2025 la alícuota será de cero. Esto habilita la llegada de fondos del narcotráfico y la trata de personas. Esta ley le extiende la alfombre roja a los narcotraficantes”.

Agregó, también, que “vamos a ver como se llevan nuestras riquezas a cambio de nada”, y señaló que “se pone en riesgo a la industria local, dando rienda a la importación”. “Tenemos la oportunidad en el Senado de no entregar al país y a nuestros derechos”, concluyó Yasky.

 

 

Con críticas al RIGI y mucha insistencia en torno a la reforma laboral, debatieron sobre la ley Bases y seguirán este martes

Tras la exposición de decenas de invitados, se pasó a un nuevo cuarto intermedio. Este martes escucharán a más invitados. Desde la oposición no K hay varios pedidos de modificaciones. Mientras se escucha a expositores, la discusión sobre la letra chica se encara por afuera.

Fotos: Comunicación Senado

Luego que el plan del oficialismo se viera frustrado la semana pasada en el Senado, donde tenía la intención de avanzar en tres días con los dictámenes de la ley de Bases y el paquete fiscal, se realizó este lunes un nuevo plenario de comisiones -que trata el primer tema- por el que pasaron decenas de invitados, pero no todos: el resto será escuchado este martes, a partir de las 14.

Mientras tanto, la discusión sobre la letra chica se desarrolla fuera del Salón Azul.

La Libertad Avanza deberá trabajar a contrarreloj si pretende dictaminar esta semana, cuando todavía no tiene resueltos todos los pedidos de modificaciones que plantearon desde la oposición no K. La eventual firma del dictamen no será este martes, como aventuraban algunos, pues continuará durante esta jornada el desfile de invitados.

Así se resolvió cerca de las 21, cuando pidió la palabra el jefe de los senadores de UP, José Mayans, que tras ponderar la exposición de los invitados, sugirió que “debería haber más gente del oficialismo acá para sostener el tema… Están tan apurados para sacar todo, y es un tema tan extenso…”.

A continuación, dando por descontado que continuarían con las exposiciones al día siguiente, advirtió sobre un problema que había habido con las invitaciones, “para que nosotros podamos coordinar mañana sobre el listado, porque hay algunos que dicen que no fueron invitados”.

El presidente de la Comisión de Legislación General, Bartolomé Abdala, aclaró que “en el caso que usted está pensando, nos dieron un teléfono que nunca respondió. Pusieron una persona con un teléfono equivocado”, dijo, a lo que Mayans aclaró que no le estaba haciendo ninguna objeción a su trabajo. “Al contrario, nada más le digo que podemos coordinarlo mejor para mañana”, repuso, sugiriendo dar por cerrada la jornada por este lunes.

Abdala sugirió pasar a un cuarto intermedio hasta este martes a las 14, pero pidió antes escuchar a una tanda más de expositores, a lo que Mayans aclaró que no tenía ningún inconveniente. “Si quiere hasta las 24, no tenemos ningún problema, señor presidente”, dijo, y entre risas replicó: “Me cambia la jugada, yo quedo como el malo de la película y queda bien usted”.

Intervino entonces Juliana di Tullio para aclarar que Abdala era el responsable de las invitaciones. “Yo lo que no quiero es que quede como la OIT no quiso venir, que quede constancia que no fueron llamados por el Senado de la Nación. Usted es el encargado”, le dijo.

“Ya fueron invitados para mañana. Si teníamos bien el número de entrada…”, contestó el presidente provisional del Senado. “No diga eso, háganse cargo”, replicó Di Tullio.

Cómo sigue el debate

La vuelta a la Cámara de Diputados ya se marca como un hecho, pero los avales tampoco están aún: hay senadores que avisaron que no trabajarán a “libro cerrado” y que debe darse el tiempo necesario para hacer los cambios de manera prolija. Más allá de la tarea de los funcionarios por algunos despachos, otros cuestionan la escasa defensa oficialista de las leyes.

Este lunes, el radical Martín Lousteau, uno de los más críticos al Régimen de Incentivo a las Grandes Inversiones (ley Bases) y el blanqueo de capitales (paquete fiscal), aseguró que vio muy “apurados” a Guillermo Francos y Eduardo “Lule” Menem, pero “hay temas para debatir en profundidad”.

Por su parte, horas antes del plenario, otro radical, el bonaerense Maximiliano Abad señaló que “el oficialismo escucha pero no se implementan los cambios”. “Si continúan con este formato, no va a haber dictamen esta semana. No busquen más culpables”, advirtió.

Unión por la Patria, con 33 miembros, está cerrado en el rechazo total y con cuatro senadores más que sume puede voltear las propuestas. Sin embargo, desde el resto de las bancadas hay una voluntad distinta, pero no sin puntos controvertidos y varias exigencias, entre ellas la negativa a la rapidez del trámite. El Gobierno sabe que, de hacer eso, correría riesgos.

Los expositores

El primer expositor en la reanudación del plenario de comisiones que debate el proyecto de ley Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos fue el secretario general de la CGT Héctor Daer, quien criticó a la Cámara baja por dictaminar la reforma laboral sin debate con las centrales sindicales. También, apuntó contra el artículo 93 y señaló que “aparece una figura inédita que convierte trabajadores en colaboradores”, Agregó, además, que “esto no tiene antecedentes en el mundo, ni en este país”.

Por su parte, el secretario general de la CTA y diputado nacional de Unión por la Patria, Hugo Yasky, afirmó que la implementación del RIGI “le extiende la alfombre roja a los narcotraficantes”. “Tenemos la oportunidad en el Senado de no entregar al país y a nuestros derechos”, añadió.

Luego de las preguntas respondidas por los referentes de las centrales sindicales, Héctor Daer y Hugo Yasky, el jefe de bancada de La Libertad Avanza, Ezequiel Atauche, cargó contra la CGT y acusó de “tener indignación selectiva”, con relación a que durante la gestión presidencial de Alberto Fernández no hubo paros generales. 

Siendo el momento más tenso del plenario, la respuesta de Daer no tardó en llegar: “No voy a aceptar que me falte el respeto. No se lo voy a permitir, sino me levanto y me voy”. “Decir que estábamos escondidos es una falta de respeto”, aseveró el referente de la CGT.

A su turno, el abogado Carlos Nielsen Enemark planteó que es un proyecto de ley “claramente elaborado por un sector interesado” y que “no observa lineamientos de interés común”. También indicó que se basa sobre “técnicas viejas”. “No es una modificación de las herramientas de la gestión de interés público, sino una modificación a favor del sector dominante para hacerse de recursos públicos a través de diferentes institutos jurídicos”, apuntó.

En esa línea, alertó que la ley va a generar “una adaptación y contramedidas en el Poder Judicial, va a generar más problemas que soluciones porque hay errores groseros de derecho, semánticos, inconsistencias y contradicciones”. Enemark precisó que contiene “49 errores que deben ser analizados”, y señaló que “no resuelve los problemas y tiene consecuencias patrimoniales para el Estado como importación a mayores plazos, judicializaciones, mayor incertidumbre, más burocracia”.

El abogado precisó que “no se sabe qué pasa con el silencio positivo, se incorpora el recurso sobre el reclamo, se genera una desprotección severa sobre los intereses públicos, las grandes empresas podrían actuar contra el Estado y serán beneficiadas. Tiene una matriz pensada para entregar los recursos del estado a sectores privados”, y cerró: “La incorporación de principios es una autoafirmación antidemocrática porque no se sabe qué contenido pueden tener. Es una modificación apresurada y sin trabajo en conjunto”.

Desde el sector metalúrgico de Córdoba expuso Gustavo del Boca presidente de la Cámara de Industriales Metalúrgicos, quien hizo hincapié en el RIGI y destacó: “Este esquema de incentivos es lo que necesitamos porque nos traerá inversiones que traerá trabajo”, pero señaló que debe ser “virtuoso y tener la industria nacional defendiéndola, no creando asimetrías que distorsionan nuestra capacidad de competencia”.

Del Boca indicó el esquema tributario, aduanero y cambiario que propone el RIGI “es lo que tendríamos para la industria argentina: más competitividad y con ello generar más divisas y recursos”. Sin embargo, resaltó que lo que plantea el proyecto “no alcanza a nuestras empresas”, y planteó: “Es mejor iniciar un camino de reducción de impuesto, que seguir permaneciendo en este esquema tributario inviable e injusto”.

“Lo importante es que el RIGI no genere distorsiones competitivas y eso va a ocurrir si fuera aplicado al mercado interno o las importaciones de manufactura de origen nacional”, manifestó y propuso que el RIGI sea restringido en sus beneficios solamente a proyectos de exportación y no incluya manufactura de origen industrial. “Aceptamos que se promuevan inversiones, pero se debe apoyar a toda la industria nacional y evitar la destrucción de muchas de ellas. Queremos competir de igual a igual”, cerró.

Su par Gastón Utrera propuso añadir un artículo que limite los incentivos del RIGI a proyectos de exportación y en casos de importación que esos beneficios sean en proporción a la participación de exportaciones en la actividad total. También propuso sumar un artículo que extienda los beneficios relacionados con la importación de grandes proyectos a los potenciales proveedores locales de las grandes inversiones. Por último, propuso un artículo de una cláusula transitoria que establezca que en un plazo de 120 días el Ejecutivo y las Cámaras que representan a las distintas ramas industriales propongan al Congreso un régimen de incentivos a la producción nacional para el abastecimiento de las empresas beneficiadas por el RIGI.

El docente universitario de la UBA y exsecretario de energía de la Nación Juan José Carbajales indicó que la ley “en materia de hidrocarburos rompe con una regla de cinco décadas que es prioridad de abastecimiento del mercado interno”. También destacó que es necesario el RIGI para que “en la economía y los costos de capital las empresas puedan cerrar las economías de sus proyectos”, pero indicó que “le falta flexibilidad para que los derechos de exportación sean móviles”, y “un capítulo de integración nacional, de desarrollo productivo local; uno de promoción de ciencia y técnica, la innovación tecnológica en materia ambiental y hacer este salto en la agenda de cambio climático, pero el proyecto de ley nada dice al respecto”., y cerró proponiendo mejorar las empresas públicas y no privatizarlas.

Con el debate legislativo respecto al financiamiento de las universidades nacionales, Piera Fernández de Piccoli, presidenta de la Federación Universitaria Argentina, cuestionó entre varios temas, que en el contenido del proyecto de ley Bases “no hay una sola mención a la educación”.

A su vez, manifestó su preocupación “por lo que este proyecto de ley no dice”, y remarcó que “nos preocupa lo que sí dice también”. “Se debe legislar teniendo perspectiva de todos los sectores y nos preocupa que nos digan que no hay plata para las universidades y se beneficie a los que más tienen”, agregó.

Respecto a la reforma laboral, sostuvo que “nos preocupa que se haga sin políticas de inserción laboral de las juventudes, es por eso que vengo a traer la voz del más de millón de estudiantes que se manifestaron en las calles el pasado 23 de abril”. Por último, afirmó que su mayor preocupación “son las ausencias y los silencios de esta ley Bases” y cuestionó que “las universidades no contamos con presupuesto actualizado porque los anuncios (del Ministerio de Capital Humano sobre dos aumentos del 70% cada uno) no cumplen ni la mitad de lo que las universidades necesitan”. “Discutir educación es discutir futuro”, concluyó.

El radicalismo repudió “agravios” de Luis Juez contra su presidente

El partido centenario emitió un duro comunicado contra el jefe del bloque Pro del Senado, por haber emparentado reiteradamente a Martín Lousteau con el kirchnerismo.

No fue la primera vez que lo hizo, pero el senador nacional Luis Juez volvió a pegarle con fuerza a su par del radicalismo Martín Lousteau, a quien parece tener en la mira por sus posturas críticas al Gobierno nacional.

El jueves, en el transcurso de la reunión de la Comisión de Presupuesto del Senado, donde comenzó a debatirse el paquete fiscal, fue entrevistado por TN y al mencionársele la ausencia de los senadores de Unión por la Patria, el cordobés “atendió” al presidente del radicalismo, al decir que los kirchneristas “están bien representados… El senador Lousteau está actuando con un nivel de representación del Frente de Todos que por ahí asusta… Pero bueno, cada uno se hará cargo de su conducta o su propia inconducta”.

Luego agregó, ya sin mencionar directamente al senador por CABA, pero aludiéndolo claramente, que “el kirchnerismo no quiere la ley, va a hacer lo imposible. Y otros están en un término medio. Como no se animan a decirlo públicamente lo que van a tratar es de demorar para tratar que el presidente no llegue con esta ley al 25 de Mayo. Las cosas hay que decirlas como son, después que cada uno se haga cargo de su propia conducta o su propia inconducta. Hay algunos senadores claramente que no son del kirchnerios, ni el peronismo, que intentan de alguna manera tener algún nivel de presencia y no encuentran otra forma que no sea poniendo alguna chicana, algún palo en la rueda”.

Ya recientemente le había recomendado Juez a Lousteau hacerse “tuitero del presidente”, si es que quería ganar más, por lo que esta vez salió a contestarle directamente la Unión Cívica Radical, que repudió los “agravios” del titular del bloque Pro del Senado contra su presidente. “Luego de tres reuniones de comisión en las que Juez ni siquiera participó, solo habló para agredir al presidente de la UCR, que cumplió con su tarea como senador de la Nación, estudiando las leyes, haciendo preguntas a los funcionarios del Gobierno y proponiendo alternativas”, expresó la UCR a través de un comunicado.

En el mensaje difundido a través de las redes, el radicalismo recordó que “estamos frente a una ley que va a marcar los próximos años en la vida y las posibilidades de desarrollo de todos los argentinos. Merece ser debatida en profundidad. Contempla uno de los blanqueos más generosos de la historia para beneficiar a aquellos que no pagan impuestos, mientras implica un aumento de impuestos a la clase media”.

“Son iniciativas que no incluyen una recomposición para nuestros adultos mayores que vienen perdiendo poder adquisitivo desde hace meses, ni garantizan el funcionamiento a la educación universitaria”, agregó el partido centenario.

Por último, desde el partido radical rechazaron y advirtieron “las peligrosas maniobras de disciplinamiento que se intentan desde el oficialismo o sus aliados contra cualquier actor que, en cumplimiento de su tarea y rol asignado por la ciudadanía, manifiesta disidencias o preocupaciones sobre el impacto de la iniciativa parlamentaria en debate”.

Con casi medio centenar de invitados, se reinicia el debate de la ley de Bases

Luego del cuarto intermedio dispuesto la semana pasada en el Senado, el plenario que analiza el proyecto que tiene media sanción reanuda su trabajo este lunes. Los convocados van desde Daer, a Andrés Gil Domínguez, Diego Golombek y Estela de Carlotto.

Luego del impasse dispuesto el jueves pasado, al cabo de la reunión de la Comisión de Presupuesto y Hacienda que comenzó a analizar ese día el proyecto de ley de Medidas Fiscales Paliativas y Relevantes, vuelve a reunirse este lunes el plenario de comisiones que debate la ley de Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos.

Será a partir de las 15, en el Salón Azul, y han sido invitados 46 representantes de diversos sectores que expondrán tanto sobre la ley de Bases, como también el paquete fiscal.

Según la nómina a la que accedió parlamentario.com, las comisiones de Legislación General, de Presupuesto y de Hacienda y de Asuntos Constitucionales escucharán este lunes a los siguientes oradores, que detallamos según los nombres de quienes los han invitado:

Héctor Daer (CGT); Hugo Yasky (CTA); María Eugenia Sconfienza (OIT); Luciano Galfione (Fundación Pro Tejer), y el abogado Carlos Nielsen Enemark, todos ellos invitados por la senadora Juliana di Tullio.

Convocados por el senador José María Carambia, estarán también Gustavo Fita (diputado provincial de Chubut, secretario general de la CGT de Comodoro Rivadavia); Sebastián Rodríguez (secretario de Asuntos Laborales de FUVA); y César Guatti (Instituciones Agropecuarias de la provincia de Santa Cruz FIASI).

Propuestos por la senadora Lucila Crexell estarán el consultor Juan José Carbajales y Mariano Llinas.

Los expositores propuestos por el bloque Pro son Eugenio José Maurette (abogado especializado en Derecho Laboral); Ezequiel Calcamani (Asociación de Emprendedores de Argentina); Gustavo del Boca (presidente de la Cámara Industriales Metalúrgicos y componentes de Córdoba, CIMCC), y  Gastón Utrera (Cámara Industriales Metalúrgicos y componentes Córdoba, CIMCC).

El presidente del interbloque UP, José Mayans, ha convocado a Carlos Brassesco (Unión Personal de Casas Particulares); Andrés Gil Domínguez (abogado constitucionalista), María Lucila “Pimpi” Colombo (secretaria General del SACRA); Paula Litvachky (CELS), y Josefina Vaca (investigadora FCE-UBA y consultora CEPAL).

Por la senadora Guadalupe Tagliaferri se ha convocado al contador Román Guajardo (presidente de la Unión Industrial Pyme –Región Rosario); Luis Manini (ADIMRA sector Petróleo y Gas), y José Tamborenea (ADIMRA Sector Energía).

A instancias del senador radical Martín Lousteau estarán Guillermo Durán (decano Ciencias Exactas UBA); Eugenio García Huidobro (abogado administrativista), y Martín Reido (Fundación FUNDAR).

El bloque Unidad Federal también tiene sus convocados, que son Sofía  Frangie (INTI); Noelia Villafañe (titular de MARA, Monotributistas Asociados de la República Argentina); Javier Martín (Parque Industrial Sauce Viejo); Enrique Bertini (ADIMRA Maquinaria Agrícola) y Mariano Guizzo (ADIMRA Sector Minería).

El senador salteño Sergio Leavi convocó a Guillermo Baudino (INTI Regional NOA).

El décimo llamado también corresponde al senador Mayans, e incluye a Alberto Baruj (CONICET- Instituto Balseiro); Andrea Ozamiz (secretaria General AFAUDI); Guillermo Moretti (vicepresidente de la UIA); José Voytenco (UATRE), y Carlos Freytes (FUNDAR).

El décimo primer llamado corresponde también a la senadora Crexel, y es para Agustín Campero y Tomás Karagozian.

Otra tanda de expositores convocados por Martín Lousteau incluye a Diego Golombek (Ciencia y Tecnología) y Vanessa Ragone (Cámara Argentina Industria Cinematográfica).

El décimo tercer llamado es de la senadora Tagliaferri, para Rafael Rofman (especialista previsional) y Benjamín Naishtat (CINE).

Y el décimo cuarto y último llamado corresponde a la senadora Di Tulliio, para Hugo Ernesto Godoy (CTA Autónoma Nacional); Estela de Carlotto (Abuelas de Plaza de Mayo); Elio del Re (ADIMRA) y Nancy Pazos (Periodistas Argentinas).

Fly me to the moon

El presidente piensa en Argentina como la Roma del siglo XXI, mientras le pide a su amigo Elon que invierta lo que quiera aquí. ¿Se vienen los cohetes a la Luna?

Por Carlos Fara

Un paro más. “Pero es un paro político”. Posible, aunque la situación socioeconómica está fatal. “Pero la dirigencia sindical está desprestigiada”. Absolutamente, lo cual no significa que todo lo que diga sea ilegítimo (recuerden el proverbio chino, “cuando el dedo señala a la luna, el idiota mira al dedo”). “Un paro general le complica la vida a todo el mundo y no soluciona nada”. Indiscutible y ese es el punto principal de la mayoría de la opinión pública: la utilidad (además de que los convocantes no gocen de simpatía masiva). El Gobierno no modificará nada por el paro, la ausencia de transporte vuelve engañoso al nivel de apoyo, y hay otros indicadores del malestar social que están más allá de la huelga general. Stop.

Lo más importante hoy pasa en el Senado, porque si la Ley Bases se cae, el Gobierno debería barajar y dar de nuevo: serían 5 meses sin leyes propias, y con parte de su programa que se diluye por ausencia de marco legislativo. Los primeros pasos dan cuenta del “pragmatismo ilustrado” que viene predominando en la Casa Rosada, y que le da más garantías de supervivencia política. En esa tónica realista, dejaría que se hagan las modificaciones requeridas en la Cámara alta, para no trabar el proceso ¿a cambio de nada?, así vuelve a Diputados -Cámara de origen- que si insiste con el texto original se termina la película. En todo caso, habrá demoras seguramente porque a) los senadores odian ser escribanos (y no son todos iguales como los chinos); b) los que ayuden a aprobar aprovecharán la ansiedad del Gobierno negociando condiciones especiales, y c) hay que contemplar que “los otros también juegan” y no se van a quedar de brazos cruzados ante la oportunidad de asestarle una terrible derrota política a “jamoncito”.

Hablando de embutidos, podría suceder algo interesante en el recinto. Ambos bandos comparten la misma incertidumbre sobre el resultado final. Naturalmente el cálculo de que a los “33 mineros” de UP solo necesitan sumar 4 para enterrar este proyecto libertario, es el más sencillo. Sin embargo, puede ser que algún minero se escape por algún ascensor que nadie previó y ya la cuenta no sea tan fácil. Da toda la impresión que la administración “Medialey” está agitando la caramelera a algunos gobernadores. Solo basta decir que ya se negociaron obras en Santa Fe, Mendoza y Tucumán, y seguro las habrá en varios distritos más. Eso pudiese hacer que los 37 se junten a favor más que en contra. ¿Y si quedasen 36 a 36 (siempre y cuando nadie tenga problemas de vejiga y deba ir al baño a la hora de votar)? Pues ahí desempataría “Julia Cleta” Villarruel, la autora de la denominación charcutera (qué caro te va a salir eso…).

En los análisis y trascendidos no se mencionan habitualmente dos herramientas que tiene el presidente de turno: 1) “votalo así que después ese artículo lo vetamos”, y 2) “votalo así, después eso lo arreglamos en el decreto reglamentario”. Porque estas películas no terminan ni en el Congreso, ni en la promulgación, salvo en los vetustos manuales de Instrucción Cívica de la escuela. Los lobbies actúan 24 x 7 y no pierden de vista ni la más “inocente” de las resoluciones ministeriales, que pueden dar vuelta la economía de un país con un chasquido de dedos (solo recuérdese la famosa 125 o la circular 1050 de la dictadura).

Paralelamente al trámite legislativo, el Gobierno sigue con una agenda pro mercado, que quizá no tenga tanto impacto, pero que marca una orientación y una dinámica. Solo como recordatorio de las últimas semanas: la baja de la edad de imputabilidad, la baja de aranceles de importación, la reactivación de los créditos UVA o la reducción de los registros de automotores, a lo que debe sumarse la definición presidencial sobre el caso Chocobar. Atención porque una sola pincelada no hace un cuadro, pero varias juntas con un determinado sentido conforman una obra (después se verá si es de arte).

Una de las preguntas centrales de este mundillo es si la caída de la economía ya tocó piso o no. Al menos los números de marzo son horribles, tanto por lo que se sabía de fuentes parciales, como lo que acaba de confirmar el INDEC. Claro que no hay mal que dure 100 años. En un mismo día de esta semana se conocieron tres datos de abril que indicarían algún freno a la caída en automotores, algún rubro de la construcción y maquinaria agrícola. Seguimos en el subsuelo, pero…

Por la negativa van tres:

1) el FMI cree que es muy temprano para confiarse en el rumbo de la Argentina, que es cierto que la inflación bajó más rápido de lo esperado, pero que la recesión es más profunda de lo imaginado; ergo el ajuste no parece muy sustentable (de plata fresca ni hablar muchachos, confórmense con que vayamos aprobando las revisiones trimestrales);

2) la baja de la tasa de interés desmotiva a que haya una liquidación de soja, porque los productores creen que ahora es un gran negocio financiarse en pesos y quedarse con la producción (ojo con el sector agropecuario que está muy fastidiado, ya lo hemos advertido hace unas semanas).

3) la recaudación se cayó en abril (quizá por eso Toto le puso el impuesto PAIS a la compra de divisas para remitir utilidades a las casas centrales de la multinacionales).

El presidente, además de la ausencia de liderazgos opositores con proyección a futuro y la fragmentación del espectro político, tiene a su favor que encuentra a una sociedad con el caballo cansado de tanto vivir en crisis, sin energía para resistir a lo que no le gusta, al menos por ahora. Eso le allana el camino para llevarse puesta a más de una estructura estatal con poca oposición sindical: se lucha, pero con poca fuerza. Dato clave para responder a la pregunta sobre la tolerancia social al ajuste.

Para Menem, Argentina estaba entrando al primer mundo. Para Milei, podríamos ser la Roma del siglo XXI, mientras le pide a Elon Musk que invierta lo que quiera aquí. ¿Hará cohetes que nos lleven a la Luna y a Marte? Fly me to the Moon,