Crisis en el Gobierno por los anuncios económicos

El paquete económico anunciado por el ministro López Murphy produjo que el gobierno constituido sobre la Alianza entre la Unión Cívica Radical y el Frente País Solidario quedó reformulado de hecho, al renunciar todos los funcionarios frentistas, del titular de Interior, Federico Storani, y del ministro de educación, Hugo Juri, en oposición a las medidas económicas anunciadas por el ministro de Economía, Ricardo López Murphy.

El ministro de Desarrollo Social, Marcos Makón; Storani y su viceministra, Nilda Garré; la vicejefa de Gabinete, Graciela Fernández Meijide; y el secretario general de la Presidencia, Ricardo Mitre, entre otros, anunciaron su dimisión poco después de conocido el paquete económico.

La secretaria de Ciencia y Técnica, Adriana Puiggros, presentó la renuncia al cargo, en sintonía con el resto de funcionarios frepasistas que abandonaron el Ejecutivo que encabeza Fernando de la Rúa.

Las renuncias evidenciaron la segunda crisis gubernamental en 15 meses de gestión de la Alianza, cuyas bases se habían conmovido en octubre con la dimisión del ex vicepresidente Carlos "Chacho" Alvarez.

Storani hizo en los últimos días esfuerzos para que el plan de López Murphy se aproximara siquiera en parte a los postulados que la UCR y el Frepaso defendieron en conjunto para suceder al menemismo en el poder, pero hechos los anuncios, dijo uno de sus allegados, se sintió "derrotado", principalmente por el ajuste sobre la educación pública.

Fuentes gubernamentales dieron en cambio como estables en sus cargos al titular de Salud, el radical Héctor Lombardo, y al de Defensa, su correligionario Horacio Jaunarena y la ministra de Trabajo, Patrocoa Bullrich.

En cuanto a los funcionarios frepasistas, mantuvieron por la tarde, con excepción de Fernández Meijide, una reunión prolongada con su jefe partidario, y luego una fuente aclaró que el Frepaso seguía en la Alianza, pero no en el Gobierno.

La frase "nos vamos del gobierno pero no de la Alianza", se interpreta como un claro guiño a los radicales para resistir en conjunto las medidas económicas, calificadas como ultraortodoxas.

Dos legisladores frepasistas dijeron en la esquina de la Casa del Frente que "la crisis no es entre radicales y frepasistas, sino transversal", en alusión a las discrepancias que llevaron a Storani a dimitir y también a las protestas que se iniciaron hoy mismo entre el estudiantado universitario, impulsadas entre otros por la agrupación radical Franja Morada.

Otro disciplinado operador de Alvarez, el tucumano José Vitar, realizaba en tanto malabarismos para ocultar su desagrado por la eliminación de los incentivos del Fondo del Tabaco, que son vitales para la economía de su provincia.

Los esfuerzos por contener la ruptura del jefe de gobierno porteño, Aníbal Ibarra, y del presidente del bloque de la Alianza, Darío Alessandro, chocaban con un clima interno de generalizada irritación por las medidas económicas.

La estrategia que se imponía entre los frepasistas era resistir el paquete económico desde el Parlamento, para lo cual se habían entablado los primeros contactos informales con los dirigentes radicales que también cuestionan el nuevo ajuste.

Un legislador cercano a Alvarez dijo que la única posibilidad de mantener al Frepaso en el gobierno y la Alianza era la renuncia del ministro López Murphy en los próximos días, ante la supuesta inviabilidad política y social de su plan económico.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password