Por ahora no expulsan a los senadores rebeldes

El bloque de senadores justicialistas decidió una suerte de castigo encubierto para el grupo de ocho legisladores rebeldes al decidir reflotar un viejo proyecto de reformulación de las 47 comisiones parlamentarias para achicarlas a poco más de la mitad.

Este mecanismo sería la puerta para desplazar de la presidencia de algunas comisiones consideradas estratégicas a varios de sus compañeros díscolos, como Cristina Fernández de Kirchner (Santa Cruz), Liliana Negre (San Luis) y Jorge Busti (Entre Ríos), que presiden Asuntos Constitucionales, Legislación General y Acuerdos, respectivamente.

La decisión fue adoptada luego de un almuerzo servido en el camping "Las clavelinas", que el gremio gastronómico posee en la localidad bonaerense de Ingeniero Maschwitz, el cual se prolongó en un debate hasta alrededor de las 18. Los senadores justicialistas ratificaron su apoyo al presidente de la bancada, José Luis Gioja; decidieron incorporar a la mesa de directiva a Luis Barrionuevo y a la santafesina Roxana Latorre, en cargos a decidir la semana próxima.

En el terreno de la disputa interna, los senadores resolvieron además proponer como representantes del bloque para la comisión de acción política del Partido Justicialista que debe regular la elección interna de los candidatos partidarios, al bonaerense Antonio Cafiero, al riojano Eduardo Menem y al propio Gioja. Los 31 senadores justicialistas presentes en la prolongada jornada de debate interno convinieron promover la reducción de 47 comisiones a 25, mediante un proyecto de resolución que será llevado al recinto la semana próxima.

En diálogo con los cronistas parlamentarios, Gioja dijo que la reestructuración de las comisiones de la cámara alta es un viejo proyecto que no será ejecutado para perjudicar a los senadores disidentes.

"Se respetarán las proporciones y los equilibrios internos del bloque porque no son épocas de andar aplicando el peronómetro", señaló Gioja.

El bloque también decidió ratificar su apoyo el gobierno del presidente Eduardo Duhalde y rechazar en cambio los proyectos de adelantar las elecciones generales impulsados entre otros por los ocho senadores rebeldes, entre los cuales se cuentan la puntana Liliana Negre -que responde a Adolfo Rodríguez Saá- la santacruceña Cristina Kirchner, el ex gobernador entrerriano Jorge Busti y el riojano Jorge Yoma.

Kirchner -secundada por Yoma- preside la vital Comisión de Asuntos Constitucionales, en la que hoy comenzó a circular hoy un dictamen que recomienda al plenario del cuerpo modificar la ley de acefalía y promover la caducidad de todos los mandatos legislativos

Otra disidente, la sanluiseña Negre, preside la también importante Comisión de Legislación General; Busti la de Acuerdos, en la que se discuten las designaciones de jueces, militares y diplomáticos; y el chubutense Marcelo Guinle es titular de la Comisión de Combustibles.

Uno de los rebeldes, el senador entrerriano Jorge Busti, lamentó que el justicialismo se transforme en "un partido stalinista o en un bloque de pensamiento único" y cargó en el presidente Eduardo Duhalde la responsabilidad de mantener "al peronismo de sus cauces" o llevarlo a "su atomización".

El legislador entrerriano también se refirió sobre la preocupación del Gobierno por mantener a todos los precandidatos del PJ en la estructura partidaria: "Si hubiera reglas de juego claras, y se pudiera participar, me parecería lógico que todos vayan por adentro", expresó. En ese sentido, afirmó que el presidente "Duhalde va a ser el responsable de mantener el peronismo dentro de sus cauces o ser el responsable de la atomización o disgregación del peronismo".

Por su parte, el senador peronista Jorge Yoma descalificó la posibilidad de que el bloque de senadores justicialistas lo sancione por diferenciarse de las decisiones políticas tomadas por el gobierno, al tiempo que pidió "convocar cuanto antes a elecciones generales para elegir un presidente que, desde el peronismo, reconstruya un proyecto de Nación".

El enfrentamiento político entre el gobierno y ocho senadores del bloque oficialista alcanzó un punto de máxima tensión cuando esos legisladores, entre los que se encuentra Yoma, votaron contra la derogación de la ley de subversión económica.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password