La Legislatura aprobó el ingreso de Elena Cruz

Luego de dos meses sin sesionar, los diputados de la ciudad de Buenos Aires protagonizaron anoche un prolongado debate, enfrascados en decidir si aceptaban o no que la legisladora electa Elena Cruz asumiera en su banca. Y tras un debate por momentos encendido, resolvió al cabo de más de siete horas aprobar el ingreso de Elena Cruz a la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires.

A pedido de la diputada Vilma Ripoll, la votación se llevó a cabo en forma nominal; esto es, cada legislador fue expresando uno a uno su decisión respecto a si aceptaba las impugnaciones presentadas en el recinto y rechazaba en ese caso el diploma de Elena Cruz, tal cual establece el artículo 24 del reglamento de la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires. Al cabo de esa votación, se decidió entonces, por diez votos afirmativos (para que rechazar el ingreso), 21 por la negativa y 3 abstenciones, aceptar que Cruz jurara.

Tras anunciar la aceptación del pliego de Cruz, la presidenta de la Legislatura, Cecilia Felgueras, anunció que "por una cuestión de conciencia y de profundas convicciones, no le voy a tomar juramento", tras lo cual se retiró, en medio de aplausos. Paralelamente, el vicepresidente primero del cuerpo, Cristian Caram, también había anticipado que no le tomaría juramento, por lo que finalmente lo hizo el diputado Ricardo Busacca, en medio de una fuerte rechifla.

La actriz había sido escrachada horas antes por militantes de Izquierda Unida que le tiraron huevos y agredieron a su marido, Fernando Siro.

En un primer momento, el cuerpo legislativo rechazó por 38 votos contra 9 y 2 abstenciones una propuesta del diputado radical Héctor Costanzo para que se debatieran las impugnaciones, a pesar de haber vencido los plazos legales, a la vez que se multiplicaban las intervenciones de aquellos que cuestionaban el ingreso de Cruz por sus declaraciones en favor del ex dictador Jorge Rafael Videla.

Beatriz Baltroc, reelecta por la lista de Miguel Bonasso, dijo que "permitir el ingreso de Elena Cruz significará oscurecer para siempre una banca de la Legislatura", a la vez que el ucedeísta Julio Crespo Campos opinaba que Cruz "cumple con los requisitos legales, pero carece de idoneidad para defender la democracia".

Por su parte, el legislador demócrata progresista Oscar Moscariello señaló ayer que "en un Estado de derecho no es válido quebrar, fracturar o limitar la legitimidad emergente del voto popular porque es anticonstitucional, y Elena Cruz, aunque no nos guste, fue elegida por la gente".

Moscariello remarcó que "la voluntad popular que la colocó en una banca sólo puede ser quebrada mediante una sentencia judicial firme. Unicamente se podría impugnar a un legislador por participar en golpes de Estado o en crímenes de lesa humanidad condenados por las convenciones contra la tortura y el genocidio, pero no por verter opiniones reprochables".

Fallido candidato a la Jefatura de Gobierno por el radicalismo, el vicepresidente primero de la Legislatura, Cristian Caram, advirtió que las impugnaciones que pesaban sobre la actriz habían caducado ante la decisión de los diputados de no sesionar durante dos meses, debido a la campaña electoral. Así las cosas, aclaró que los lagisladores ahora deberían debatir "la validez del título y del derecho de la señora Elena Cruz para ingresar a esta Legislatura".

A su turno, la diputada de Izquierda Unida Vilma Ripoll, apoyó su rechazo a la presencia de Cruz en el cuerpo en el relato de lo sucedido con una mujer durante su cautiverio en la época del Proceso. Luego lo emparentó con los supuestos dichos de Elena Cruz respecto a que "las madres se ponían detrás de sus bebés para defenderse".

Previamente, Ripoll había justificado la agresión de militantes de su coalición contra el matrimonio Cruz-Siro, señalando que la misma se produjo luego de que el actor "le pegara una trompada a una chica embarazada". Según la legisladora de IU, al escrache organizado por su agrupación "se sumó la gente, porque refleja la opinión del pueblo de la ciudad de Buenos Aires.

Elena Cruz fue agredida por militantes de izquierda en momentos en que en la Legislatura porteña discutía la posibilidad de habilitarla para integrar ese cuerpo tras sus polémicas expresiones en defensa del ex dictador Jorge Rafael Videla.

Cruz fue detectada por militantes de fuerzas de izquierda mientras aguardaba en un bar del barrio de San Telmo la definición de los parlamentarios en cuanto a si sus declaraciones en respaldo del ex militar la inhabilitan para integrar ese cuerpo.

Cruz y su esposo, el actor Fernando Siro, se encontraban en un local de la esquina de Belgrano y Perú tomando un café con la prensa cuando fueron vistos por varias decenas de manifestantes que repudiaban su posible asunción en el Parlamento metropolitano.

"Si Dios quiere, juro hoy. Le he pedido asistencia a la Policía", había manifestado Cruz segundos antes de que un huevo arrojado por un militante de izquierda impactara en su cabeza.

Cuando la actriz y su esposo intentaron salir del bar para dirigirse a la Legislatura, ubicada en Diagonal Sur y Perú, varios militantes se arremolinaron sobre ellos y los agredieron a golpes. Según pudo verse en medio de empujones y corridas, a Cruz le pegaron con un cartel en la cabeza y Siro resultó cortado en la cabeza, por lo que tuvieron que volver a ingresar al bar en el que se refugiaban de los militantes.

"Cuando Siro y Cruz intentaron salir del café comenzamos a tirar huevos. En ese momento, el actor se enfrentó con una compañera y, como consecuencia del entredicho, la militante tiene un corte en el labio y Siro otro en la frente", dijo uno de los protagonistas del incidente. Agregó que el sector "no justifica la violencia, pero tampoco que una defensora de los genocidas asuma como legisladora".

Los militantes, que portaban una gran bandera y carteles de esa corriente política, aseguraron que el escrache procuró respaldar "desde afuera a los legisladores que, en el recinto, están decididos a evitar una injusticia".

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password