Repudio contra los legisladores porteños

La placa que donó la Legislatura porteña para homenajear a las víctimas del atentado a la AMIA, que fue colocada en la plaza seca de la entidad, será cubierta durante 24 horas para "repudiar" la decisión de diputados metropolitanos de no sancionar a su par Mirta Onega.

El acto de protesta comenzará a las 19 en la sede de la mutual israelita, en Pasteur al 600, para dar una "señal de repudio" a los legisladores y "ver si recapacitan durante el verano y toman nuevas actitudes cuando retomen sus tareas".

El acto de la AMIA es en repudio a la actitud de los legisladores porteños que no sancionaron a la diputada Onega por los dichos antisemitas contra el empleado de la Legislatura Juan Carlos Cohenca. El titular de la AMIA, Abraham Kaul, señaló que hoy "vamos a cubrir con un manto la placa que la Legislatura colocó en nuestro edificio en homenaje a los caídos por el atentado antisemita".

"La placa quedará tapada durante 24 horas, hasta el próximo año, para que todos los legisladores que la vean por televisión recapaciten", afirmó. El dirigente consideró que la Legislatura "debe sancionar todo acto de discriminación y castigar a quienes lo provoquen, porque debe respetarse el derecho de todas las minorías".

En mayo pasado, Norberto Cohenca -un empleado de la Legislatura- denunció que Onega lo había tratado de "judío de mierda" y que lo había querido echar. A su vez, el diputado Jorge Giorno organizó la realización de una cámara oculta que incriminó a la legisladora. En base a ese elemento, una comisión investigadora de la Legislatura determinó que por sus expresiones antisemitas a Onega le correspondía una suspensión de 180 días.

Pero el 11 de octubre pasado el caso de la legisladora quedó sin sanción, cuando en el cuerpo no se obtuvieron los votos necesarios para aprobar su suspensión.

Ante esa decisión, los legisladores Ariel Schifrin, Milcíades Peña, Norberto Laporta, Martín Borrelli, Fernando Melillo y Fernando Cantero acusaron a sus pares de tener una "actitud corporativa".

"El dictamen a favor de suspender a la diputada Onega chocó contra una reacción corporativa inaceptable", enfatizaron los diputados.

Kaul sostuvo que "desde el poder político no se adoptó una sanción contra una diputada que discriminó a un argentino por sus creencias religiosas".

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password